Thursday, October 15, 2020

Este jueves, un relato: "Hay un dios en mi sandwich", Hathor, la diosa egipcia del amor, pone un consultorio sentimental junto con Afrodita en Marruecos

 

 


Mi nombre es Hathor, diosa egipcia  del amor, la sexualidad, la alegría, la danza, el cuidado materno y protectora de mis consortes   a veces Horus y a veces  Ra en contra de sus enemigos. He cruzado entre los mundos   y descendido  a Duat,  el inframundo, para ayudar  a las almas de los  difuntos a  que pudieran salir al otro lado, a la plena luz del día en Aaru,  y me he sentido muy feliz por ello.

 

Auguste Mariette (Fr. 1821- Eg.1881)


 Templo en honor de la diosa Hathor, en Dendera, Egipto

 

Mi nombre es Hathor y soy la siempre bella y eterna diosa del amor que, lamentablemente,  ha sido molestada con la excavaciones que realizara el impertinente y ávido Señor Auguste Mariette en mi Templo allá por los años 1873-75 del Siglo XIX terráqueo.  Estoy furiosa y como no me place estarlo,  he decidido emprender un viaje re-creacional para superar esta crisis, alinear mis chakras, y volver a mi natural estado  de amor y alegría.   Supe que una colega mía andaba  de visita  por los mundos perdidos de Maraverso, así que decidí  viajar a verla  y compartir experiencias ya que también ella  era diosa del amor, pero griega. Como no tenía la dirección exacta, en el camino me perdí por  unos laberintos por donde andaban el dios Sobek y la faraona   Sobeknefaru, luego  llegué a un Museo, en donde me topé con la Momia Rasputelis,  Borlis Karloff y un desconcertado y solícito guardia con mate y pava.   Mi  brújula interior se había dañado, no cabía duda, así que tomé rumbo a  la  Estación Espacial de la Nasa, para alquilar un cohete  con tecnología de punta y la promesa de devolverlo en buen estado cuando hubiera completado el viaje de regreso. 

  

                                                     Cohete  alquilado por la diosa Hathor  a la Nasa para llegar a Maraverso

 

Finalmente, yo Hathor, llegué a Maraverso luego de ajustar en el GPS  un par de veces las coordenadas que me sopló mi amigo el Demiurgo de Hurlingam. Allí estaba bella como siempre Afrodita a la que abracé emocionada. Charlamos largo y tendido de todo lo divino y humano hasta la caída del sol y la salida  de la primera estrella de la Constelación del Pavo Real Supremo que  brilla en esos Cielos.  Como  volvimos a cruzarnos con los dos tuarégs desorientados que seguían por allí,  decidimos acompañarlos a Marruecos.  En el camino Afrodita y yo charla va, charla viene, tuvimos la brillante idea de poner un consultorio sentimental en Tánger porque, conversando con los tuarégs, descubrimos la gran necesidad que tienen los marroquíes de ser guiados en ese sentido.

 ¡Ah, sí!  Al cohete espacial todavía lo  están esperando los de la NASA.  ¿Y Afrodita y yo? ¡Nos la pasamos genial!. Yo recobré mi estado original,  en unos minutos   estamos por  salir de excursión a visitar la mágica ciudad azul de Chaouen pero  he de reconocer que ni ella ni yo queremos llevar ningún  sandwich para comer  en el camino por si se nos apareciera en él  un dios masculino de esos que suelen entrometerse en nuestros planes y estropearlos, de esos que no pueden dejar de alardear de sus cualidades de machos alfa,  que así   estamos felices  con nuestra nueva libertad adquirida, amor entre nosotras  puro, sincero,  completo, y una empresa más que floreciente que nos apasiona.


Chaouen


 Convocatoria de  Roxana B. Rodríguez desde su blog "Soñando uno de tus sueños" con el tema: "Hay un dios en mi sandwich" 

 

Imágenes tomadas de la RED

 

 

34 comments:

manouche said...

Ay una fila de hombres delante la NASA por ser eligido encontrar a su fantasma : ver juntas Hator y Afrodita !!!!!

Cayetano said...

Buena pareja de expertas en el tema del sexo. Solo falta que aparezca por allí Eris con la manzana de la discordia y que un mortal tenga que elegir a cuál de las dos hay que dársela, para que se líe la guerra de Troya entre ambas.
Un abrazo.

Albada Dos said...

Madre del amor hermoso, que post nos presentas. Brillante, con la pedagogía que acostumbras y la imaginación que nos ha llevado de tu mano a esto tan insólito.

Un abrazo

Francesc Cornadó said...

Hay que tener mucho cuidado, cuando las diosas antiguas se enfadan puede ser terrible. Los dioses antiguos son inclementes y no se andan con chiquitas.
Saludos
Francesc Cornadó

Fackel said...

Hathor debe tener cuidado y ser discreta con sus veleidades amorosas. Pues está al caer Akenatón y con su manía por imponer a todos un dios único, Aton, y eso puede ser la perdición incluso del Amor. Salvo que ella, Hathor, seduzca o bien a Akenatón -para mayor conflicto con Nefertiti- o a Tutankamon -pobre, ve a saber si no murió a causa de los hechizos de la diosa- pero lo mejor es que vaya viendo cómo cautivar al Dios único que está por llegar, el Sol.

Ester said...

Vaya dos que has juntado, como para irse de fiesta con ellas. Como siempre tus relatos con visos reales son geniales. Abrazucos

Campirela_ said...

Que buen consultorio has montado y que bonito lo has hecho , es una pasada porque la mezcla de tus conocimientos con esa gracia que le has puesto ha dado un resultado fantástico y si era poco a todo ello , has conseguido que nuestro amigo Demi sea parte de tu relato en fin me rindo a tus pies jaja. Gracias Myriam por este texto. Un besazo y muy feliz semana.

Ginebra Blonde said...

Siempre magistrales tus relatos, querida Myriam. Conjugando tu maravillosa imaginación, con una realidad que, como siempre, documentas “divinamente”. Y, con un final, liberador!

Muy buena aportación.
Ha sido un placer leerte…

Abrazo grande, y muy feliz día 💙

Charo Bolívar said...

¡Hola!
Me he reido mucho con tu relato y toda esa "odisea femenina" en busca de la belleza. Qué imaginación más prolífica! Creo que les haré una visita i igaul me quedo para servirles el te con menta.

Un abrazo

Pitt Tristán said...

Las diosas siempre acojonan bastante, incluso las de carne y hueso.

Saludos.

Neogeminis Mónica Frau said...

Divertidísima escapada con está diosa que se halla bastante desorientada en ese retorno que no termina de concretar. En medio del feliz divague me metí en el Link de la pederastia en Marruecos y lamentablemente se me fueron las risas. Besos Myriam. Siempre aprendo al leerte

Charly said...

Vaya viaje loco.
Las Diosas juntan pueden liarla parda.
Un placer leerte
Beso

M said...

Madre mía menudo par de diosas han llegado a poner patas arriba la NASA...
Tus relatos son para aprender mogollón, gracias por ese estilo tan genial que tienes para trasmitir y enseñar!

Cecy said...

Wow!! Que Diosas se han juntado, ya me gustaría andar entre ellas, solo para ver que hacen y no a la luz de todos.

Siempre disfruto de tus entradas.

Un abrazo Myriam :)

emejota said...

Ay qué graciosa! Cuanto me ha divertido tu ingenio . Si ambas desean seguir ejerciendo
de diosas que nunca se sometan a varón, pero que tampoco hagan caso de Eris por muy de moda que ande últimamente!, lo digo porque los romanos la conocían como Discordia! y ahora los astrólogos americanos la andan promocionando al andar cerca de un tal Marte.

Roxana B. Rodriguez said...

¡Que alucinante! Me encanta, tantas referencias tan bien enlazadas con tu relato. Te has lúcido.
Estoy seguro que con semejantes diosas, la NASA no va a extrañar su nave ja,ja,ja.
Gracias por sumarte.
¡Un abrazo!

Siby said...



Es una maravilla cuando
se juntan los dioses, tu
lo haz hecho de una forma
extraordinaria, me encanto.

Besitos dulces
Siby

el oso said...

Divertido y sorprendente relato con diosas , cohetes y demiurgos. Más el tipo de mate y pava!
Muy bello!
Besos

Gabiliante said...

Jajaja. Te has desmadrado. Te dan un poquito de manga ancha y te lanzas al espacio. Hasta el universo de Demi has incluido.
Diosas y dioses de tidas procedencias juntos y revueltos.
Al final tendrá que dar las gracias a ese que la desenterro
Besosss, Myriam

Rajani Rehana said...

Fabulous blog

Rajani Rehana said...

Please read my post

Colotordoc said...

Excelente relato. Definitavamente debe ir bien ese consultorio sentimental, no sólo los marroquíes lo necesitan...

Besote guapa

El Demiurgo de Hurlingham said...

Me agrada esa diosa, con sus atributos, como su amistad con Afrodita.
Y ahora resulta que tengo una amiga ilustre y legendaria.
Gracias por la mención.
Un abrazo.

Jorge M said...

Genial tu participación amiga Myriam, que combinación de aventuras dioses lugares e ingenio, que no devuelvan el cohete a la NASA jajja .
Un abrazo amiga.

Max Estrella said...

¡Menudo periplo! Y luego viene la tranquilidad de estar asesorando sobre amor a personas necesitadas de ello. En el fondo un poco como todos porque a veces se nos olvida.
Besos y abrazos

rodolfo said...

uno que es mortal ( de necesidad) también tengo el vicio de pasear por el país vecino, que he camelleado en numerosas visitas. Fue Tánger la primera en visitar y tuve la suerte de constatar que tus divinidades lo pasaban como es natural divinamente :-)

Myriam said...

HOLA A TODOS: gracias por vuestros cariñosos comentarios. Me alegro de que les haya gustado este "desmadrado" relato 😊 Besos y abrazos a cada uno y feliz fin de semana.

Tracy said...

Ha sido una gozada leerteporque has mezclado la fantasía con la realidad histórica y la otra realidad mitológica.
Me encantóMyriam.
Besos mil.

María Storm said...

Magistral tu entrada, me dejas sin palabras, mi querida Myr.

Besos enormes.

Pablo Fer Racines said...


Es un relato para disfrutar y para aprender mucho, me ha gustado tu recorrido desde Egipto a Marruecos.

Besos .

Myriam said...

SIBI, RAHANI Y PABLO: Sean muy Bienvenidos. Welcome. Abrazos, Hugs.

Tais Luso said...

Olá, Myriam, pois eu adorei essa sua postagem cheia de deuses e amores, nada mal nessa pandemia, um pouco de fantasia em nossas vidas. Muito didática essa mitologia meio complicada, mas você contou muito bem. Bem explicadinho...
Beijo, uma ótima semana, com saúde e cuidando-se!

Uuntulis said...

Ha sido interesante, me hubiera gustado alguna peripecia en su viaje donde las diosas se vean en apuro, buen aporte.

Saludos

Ele Bergón said...

Estas diosas pueden hacer de todo, que para eso lo son y viajar en el tiempo sin ningún problema. Viven en completa libertad.

Divertido relato.