Friday, April 20, 2018

La ruta de la seda (3) Dunhuang, Las cuevas Mogao, la historia de como WU llegó a ser Emperador y una biblioteca en manos de exploradores académicos del Siglo XIX- Tercera parte


Primera parte, aquí
Segunda parte, aquí

Monje busdista Wang Yuanlu (China, 1849 – 1931)
Estando encargado del mantenimiento de las cuevas Mogao,
descubrió la cueva 17 que estaba tapiada y contenía una   biblioteca llena de manuscritos
sobre la que se manejan actualmente dos hipótesis:
o bien era una biblioteca para almacenar los textos sagrados en desuso, o bien,
fue sellada en el siglo XI para proteger los manuscritos de las incursiones mongoles.
Wang vendió muchos  manuscritos tanto a Stein como a Pelliot

Digitalización de los manuscritos de las cuevas de Mogao en Dunhuang

Sutra de la virtud, manuscrito datado 500 de la Era Común

 Sjilá, Texto en hebreo con una oración penitencial
encontrado en la Cueva 17 y datado en el S.  VIII o IX

Austin Stein (Hung-Brit, 1862-1943, de familia judía asimilada)
Arqueólogo, profesor en Univ.  en India, explorador,
etnólogo, geógrafo,  especialista Sánscrito, Hinduismo y Budismo.
Políglota: hablaba con fluidez   húngaro, francés, alemán, inglés, sánscrito, persa y turco.
El doctorado lo recibió en 1883 por la Universidad de Tübingen.

Aurel Stein con su equipo incluido un perro en la cuenca Tarim al O de Dunhuang
Realizó de 1900 a 1930 y pico,  4 expediciones a Asia.
 La Biblioteca Británica  aloja  la Colección Stein de manuscritos 
chinos, tibetanos y Tangut,  tablas de madera Prakrit 
y documentos en  Saka (idioma iranio que se hablaba en el Reino de Khotan), 
también en Uyghur (idioma túrquico), Sogdian (otro idioma iranio de la región Sogdia
actual Uzbekistan)  y Turco Oriental, 
 resultado de sus viajes por Asia central.

   La copia impresa más antigua del Sutra del Diamante,  fechado 868
hallado por Aurel Stein en la cueva 17 de Mogao, 1907


Paul Pelliot (Francia, 1878-1945) Explorador,
Orientalista y  Sinólogo, especialista en chino mandarín.
 Políglota: En sus viajes exploratorios aprendió también
árabe, tibetano, mongol, turco, persa y sánscrito

Paul Pelliot en cueva 17, 1908 estudiando los manuscritos
para saber cuales adquirir

Mision Pelliot 1908

Sutra de Jesús,  restauración del original dat 900
que los cristianos  nestorianos introdujeron en  China (Din. Tang),
 a partir de las misiones del monje Alopén
a principios del Siglo VII.


 Sigue el viernes que viene la última parte

Wednesday, April 18, 2018

La luna lloró sobre Uagadugu para despúes reír en el balcón de los geranios de Katmandú, segunda parte (3)


Pero no todo es  hindú en Kathmandú (me gusta la rima, suena como la letra de una nana).  El budismo tibetano  aflora en sus mejores templos y monasterios. 365 escalones, conducen directamente a la plataforma principal del templo budista  Swayambhunath,  desde la cima de la colina al este, y una carretera de coches alrededor de la colina  sur, nos lleva  a la entrada suroeste. Emocionado y expectante -y con la lengua afuera-   accedo al interior del templo por la del este. Si quiero ascender el Kangchenjunga más adelante, mejor que me vaya entrenando desde ahora.

 Templo budista Swayambhunath [Suayambunat] (llamado templo de los monos,
porque estos abundan en las áreas sagradas y  además, amigos, he de reconocer que
me es más fácil recordar su nombre porque ese Swayyyyyyyyyypyf es imposible)
Este es  uno de los lugares de peregrinación más sagrados del Budismo, dat. 640 EC
Y es tan importante que incluso  algunos monarcas hindúes lo han visitado para rendir tributo
 y uno fue incluso más lejos, porque construyó toda una escalera.

Estupa Kaashti (actual)

Estupa Kaashti por  William Morris, 1950
con los ojos de Buda  por los 4 costados.
Solo la luz de la Sabiduría  puede sacar a esta gente de la oscuridad.  
Y los ojos de Buda -llenos de Sabiduría- traen la luz en los tiempos oscuros 
y conducen  a las personas al camino hacia la iluminación.
(aunque,  claro, cada uno debe poner lo suyo y querer hacerlo)

Monje budista

Templo budista Swayambhunath (de noche) o  Templo de los monos

En el budismo, Bodhisattva es el término sánscrito para cualquiera que haya generado Bodhicitta,  que es un deseo espontáneo y una mente compasiva para alcanzar "la Budeidad", esto es "la iluminación" en beneficio de todos los seres sintientes o sea humanos y animales.  Los bodhisattvas son un tema popular en el arte budista

Según cuenta la leyenda, uno de los Bodhissattvas más antiguo de nombre Manjusri,  asociado a la Sabiduría, tendría que haberse cortado  el pelo, pero él que meditaba mucho, mucho, muchísimo,  se lo dejó largo y hete aquí que se le llenó de piojos que se convirtieron en monos -monos iluminados, claro- por eso son sagrados.


Vistas Palacio Rani Mahal (Trad. El Palacio de la reina)
A orillas del rio Gandaki, tributario del Ganges, este  palacio fue construido en 1893 por S.A. 
el General Khagda Samsher Ran  como tributo póstumo a su adorada mujer Tej Kumari Devi, 
un año después de su muerte.

 Palacio Rani Mahal

Rey Mahendra (de la dinastía reinante Sha)
y su segunda mujer la Reina Ratna (de la din. reinante Rana)
[Reinaron en Nepal 1955-1972] como estamos en el año 1965
aquí y ahora los tengo reinando, pues.

Palacio Narayanhit, residencia real, construído por el Rey Mahendra
en 1962, diseñado por el arq. EEUU Benjamin Polk y construido 
sobre las ruinas del viejo palacio demolido por órdenes de este Rey en 1958.

A estas alturas, entre el norte de la India y Nepal,  había paseado y conocido bastante. Finalmente decidí instalarme en Katmandú. Extrañaba a mi amiga africana Pramila, y estaba deseando sembrar las semillas de geranios que me regalara, quería verlas florecer y alegrar mi vista cada mañana en el balcón.  También quería invitar al médico-cirujano británico Robert Winston  del que me había hecho amigo  desde el bendito día  en que me salvó del tigre de Bengala y me acompañó a visitar  Bengala Sur y  Sikkim.  Así mismo, deseaba conocer a su amigo el profesor de historia, Percival Spear.  En mayo  llegaría al campamento de base de Kangchenjunga. Me sentía feliz y lleno de planes, de alguna manera intuía que había  encontrado mi lugar en el mundo.  Así que ahora a buscar casa.


Mi balcón con los geranios de
Pramila Aiméé Faida




 Sí,  estas son las semillas que me regalara Pramila que habían florecido con ímpetu salvaje; había encontrado por fin la casa de mis sueños y el balcón tenía una de las vistas, para mi,  más bellas del mundo. Los geranios crecieron  regalándome su belleza y el recuerdo permanente de mi amiga africana porque cada flor al abrir por la mañana, guardaba en su interior la amplia sonrisa  de Pramila. ¡Tan lejos y tan cerca!  La casa era alegre, luminosa y  espaciosa, con suficiente lugar para invitar  a quien deseara. En mis planes está el que me vengan a visitar   Robert y Percival.   Mientras los espero,   los invito a ustedes,  amigos de la propietaria de esta revista voladora, que tan amablemente  me ha permitido contar al mundo mis peripecias viajeras,  a que me acompañen  en mi descanso por unas semanas  para recuperarme  de todas las emociones vividas. Pasen, pasen... Aquí  les ofrezco algunos platos típicos:







acompañados  con el típico Raksi, que es un aguardiente  destilado de arroz o de mijo









(Gracias Cayetano Gea, por el doble título  del relato)

Fotos de internet



Monday, April 16, 2018

¡Vamos, una sonrisita para empezar la semana!










En la zapatería

Una mamá (M) con su hijo (H) de 8 años en una zapatería…
M – Cariño… de verdad… yo creo que un 95 de talla de zapato es demasiado.
H – ¡Pues a mi me gusta!
M – Ya, pero es que mezclado con la ropa de Desigual que quieres que te compre vas a parecer un…
H – Había una vez… ♫ ♪ ♫ un circo… ♫
♪ que alegraba siempre el corazón…
M – Fijo que el niño abogado no me sale.


El castigo

En una familia de payasos el hijo de 6 años esta pataleando y llorando como un poseso.
El padre lo mira y le dice: “Si sigues así… el domingo no te llevo a ver al público”

La excusa

Un señor llega tarde a su casa pintado con lápiz labial y su mujer le dice:
- ¡Dónde te metiste!
El marido le dice:
- No me vas a creer, pero me he peleado con un payaso.


¡Feliz semana para todos!


                                                              Dedico esta entrada a Spaghetti



Friday, April 13, 2018

La ruta de la seda (3) Dunhuang, Las cuevas Mogao, la historia de como WU llegó a ser Emperador y una biblioteca en manos de exploradores académicos del Siglo XIX- Segunda parte

Cuevas Mogao, Dunhuang, Pcia Ganzu, China


Pagoda del Caballo blanco, Dunhuang


Monje busdista Wang Yuanlu, encargado del mantenimiento de las grutas,
quien descubrió la  cueva 17 que estaba tapiada y  contenía  una biblioteca llena de manuscritos.


 Mogao, cueva 16 foto por A. Stein, 1907 con manuscritos apilados
 cerca de la entrada a la biblioteca de la cueva 17

Buda, Dinastía Han
Foto por: kzaral, Creative Commons


Bodhisattva en seda, Cuevas Mogao, datado Dinastía  Tang


Cueva 275 con buda de Northern Liang (397-439) (Época de los 16 reinos o Estados)

bailarinas en Dunhuang


Sigue el viernes que viene

Fotos no asignadas, de la red


Wednesday, April 11, 2018

La luna lloró sobre Uagadugu para despúes reír en el balcón de los geranios de Katmandú, segunda parte (2)

Primera parte aquí
Segunda parte (1) aquí
 
En las colinas  norteñas de Bagdwar (Bag quiere decir tigre y dwar, puerta) nace el rio Bagmati que separa a  la ciudad de Katmandú, capital de Nepal de la aledaña Lalitpur (antigua Patán) alojadas en el valle de Katmandú, centro de la civilización nepalesa. Este rio tiene carácter sagrado  y aunque hoy está contaminado, ahí es dónde se purifican  vivos y muertos.  Así se procede:  Cuando muere una persona de religión hindú,  antes de  cremarla la sumergen 3 veces (para que después de pasar al otro lado pueda reencarnarse sin dificultad). Después  viene la cremación y  finalizada esta,    los hijos y otros familiares se zambullen en el agua, para resurgir purificados.

Vista del rio, foto de 1950-1955


Aquí vemos el rio Bagmati  y a sus orillas  el templo...


.... hinduista Pashupatinath, del Siglo V,  dedicado  al dios Pashupati, que es una encarnación del dios Shiva, Señor de los animales, que aunque venerado en toda India y Nepal, adquiere aquí consideraciones de dios nacional de forma extra-oficial, porque Nepal es un estado aconfesional.


 vista diurna  del mismo templo hindú

vista nocturna del mismo templo hindú

en éste templo se encuentra uno de los Lingam (falos) de Shiva:

Falo de luz, representación del dios Shiva, símbolo de su energía y potencia.
Vamos, como debe ser.

Dios Shiva en el Templo hinduista  Pashupatinath


Plaza Durbar, Katmandú.
 (Durbar es toda plaza en dónde hay un palacio real y templos).
[En esta plaza en particular se encuentra el Palacio real  de la dinastía Malla (1201–1769),
 y la dinastía Shah (1769-2008), antiguos reyes de Katmandú] 


 A la izq. Templo Traylokia Mohan Narayan Mandir, Plaza Durbar, Katmandú, dat 1680
[totalmente destruido en el terremoto de 2015]

Imagen del S. XIX
Festival hindú Yenia,   el más importante en Katmandú,
en honor del dios Indra y de la diosa Kumari, por el mes de Septiembre.
frente el complejo palaciego Hanuman Dhoka.



 Templo hindú Kasthamandap del SigloVII, dedicado a Gorajnat,
quien fue seguidor del guru Matsyendranath, 
fundador del Hatha Yoga, conocido por las asanas, que son posturas raras, bueno,
ya me entienden,  de esas que sólo ellos pueden hacer.  

Altar  dedicado a Gorajnat dentro del templo Kasthamandap
Este monje deificado creó la orden budista Nath, en la que sus monjes practican el Hatha yoga

Pintura de 1700 mostrando a una mujer  monja  Nath- Hatha-yogui enseñando

 Aquí vemos algunas Asanas:

 
Así me pongo cuando medito Ommmmmmmm


 fáciles ¿no?



  Esta última es la que mejor me sale ;-)

 Yo me había separado -con cierta tristeza- de mi amigo británico, el médico  Robert Winston, en Gongkok, la capital del estado Sikkim en la India, aquí muy cerca, a unos 600 km. El me había prometido que la travesía sería pintoresca y fácil, bueno, fácil en términos británicos,  porque no sé si se puede considerar lo que se dice fácil, o lo que los galos entendemos por fácil, pero debo decir en honor  a la verdad  que pintoresca lo fue y mucho. Además de todos los aromas posibles con los que mi delicada nariz se vio irremediablemente saturada. La primera parte la hice en un taxi colectivo  local en el que recorrimos, apretados como sardinas en lata,  unos  130 km  que hicimos en  casi dos horas  hacia  la Nueva Jalpaiguri en donde tomé el tren que me llevaría  a la intersección Raxual,  con 14 horas y media de traca-traca (ni les cuento como me quedo el trasero). Toda una experiencia. El tren estaba tan lleno  que era imposible ir al pequeñísimo servicio sin pisar a alguien -y siempre utilizando la técnica del codazo y la sonrisa pidiendo perdón,  única forma de que se movieran para darme paso- y lo peor de todo, sin que te robaran el asiento.  Así que las pocas veces que me vi obligado, para que no me pasara lo que cuando el tigre de Bengala, negocié con mi vecino cuidarnos mutuamente los lugares,  de manera que él se acostaba transversalmente para ocupar ambas plazas cuando yo me levantaba  y lo mismo hacía yo cuando le tocaba el turno a él.  Cada vez que nos deteníamos para que bajaran o subieran pasajeros, vendedores ambulantes  se arremolinaban   en las puertas ofreciendo  a gritos todo tipo de productos, algunos verdaderas chucherías.  En fin, al llegar a la famosa intersección Raxual, tomé otro taxi colectivo que me llevó, nos llevó a todos los que entramos  nuevamente apretujados como sardinas enlatadas a la ciudad de Kathmandú. Fueron 154 km, según me dijo el diligente conductor, que hicimos en 2 hs y media,  las más largas de mi vida, en las que para evadirme del malestar de tener a estas alturas la línea de mi trasero casi borrada, la columna vertebral sacudida y el estómago revuelto por los olores que inmisericordes machacaban mi pituitaria,  pensaba en mi amiga  Pramila Aimée Faida que había dejado allá en  Uagadugu, Alto Volga, en África y en nuestras largas charlas. ¡Cómo la extrañaba!  Casi de forma inconsciente, metí la mano en mi mochila y toqué el sobre con las semillas de geranios que me había regalado y una profunda emoción me embargó al evocar su amplia sonrisa.



Y ahora, antes de que me caiga desmayado, a buscar alojamiento, que ya tendré tiempo para saludar al sol, en sueños:





o de bailar con el dios Shiva:

Estatua de Shiva como Nataraja  "Sr de la danza",  dat Chola period  880-1279 EC
actualmente  en el Metropolitan Museum of art NYC


Continúa el miércoles que viene 

(Cómo ves, Cayetano, no puedo  abandonar los títulos de tu personaje Horacio Pereira que tan generosamente me ha cedido)