Thursday, April 18, 2019

Este jueves, un relato: "El lenguaje de las flores" que para mi es pura poesía, por eso "Nenúfares"


 


Roxana que nos convoca esta semana  eligió como tema "EL lenguaje de las flores" y nos da un listado para que elijamos una de las flores  en la que el significado que ella le asigna debe estar   en la entrada, ya sea como texto principal o nota.  En mi caso, como el lenguaje de las flores para mí es poesía, participo con un poema que escribí y publiqué en este espacio en 2009 bajo el seudónimo de Marianne Gambell. El significado  asignado por Roxana está en las notas al pie de página. 


 Nenúfares

 

Sostenidos en el lecho de tu río,

flotan nenúfares alegres y serenos.

Sostenidos en el lecho de mi río

flotan deseos y arreboles juntos.

Remolinos de pasión vierten las aguas

en la calma quietud de primavera

cuando la tarde esquiva nos descubre.

Grita el cielo su ternura,

canta el fuego, ruge el viento,

la nube de la duda se evapora,

danzan las olas en vaivén secreto,

se entremezclan las espumas

en la noche que se asoma.



© Myriam Goldenberg, publicado en este espacio anteriormente en 2009 y forma parte del Poemario mio pendiente aún de publicarse en papel: "Migraciones".


 Notas en referencia a la flor Nenúfar o loto:

En  el antiguo Egipto:   la flor nenúfar o loto (familia de las Nymfaeaceas)  era adorada en la antiguedad  especialmente en Egipto donde la  consideraban considerado un símbolo de la creación. Cultivaban el loto blanco en estanques y pantanos. Creían que esta flor  les daba fuerza y ​​poder por lo tanto fue ampliamente representada ornamentando templos como por ejemplo en los capiteles de las columnas,  y residencias tanto  en la arquitectura  como en la pintura,  evidencia arqueológica encontrada en por ej. . la Tumba de Ramses II, alr. 1500 aEC . Un motivo muy apreciado era el de  estanques de nenúfares  rodeados por hileras simétricas de acacias y palmeras. Horus se mostraba ocasionalmente en el arte como un niño desnudo con un dedo en la boca sentado en un loto con su madre. Las mujeres a menudo llevaban amuletos durante el parto, lo que representaba a Heqet como una rana, sentada en un loto.También extrajeron el perfume de esta flor y los nenúfares fueron utilizados en guirnaldas funerarias, ofrebdas l Templo o en adornos feneninos.

El número 1,000 en los antiguos números egipcios está representado por el símbolo del nenúfar blanco. El jeroglífico relacionado es: M12

En la antigua Grecia:  era un símbolo de inocencia y modestia. El nenúfar blanco fue  consumido por los Lotophagi de la Odisea de Homero.

En la India:  El nenúfar  blanco es la flor nacional de Bangladesh y flor del estado de Andhra Pradesh, India. El sello de Bangladesh contiene un loto que flota en el agua. El  nenúfar azul es la flor nacional de Sri Lanka.
 
El nenúfar tiene un lugar especial en la literatura  Sangam y en la poética tamil (Sur de la India) donde se considera un símbolo del dolor de la separación; se considera que evoca imágenes de la puesta del sol, la orilla del mar y el tiburón.

Para el significado de que le asigna Roxana "Pureza de Corazón" ver esta página explicativa que encontré en Internet y que  coincide en gran medida con la interprestación que de ella  da el Budismo.

En la  Naturaleza: Isla Mauricio, Océano éndico: El Jardín Botánico Sir Seewoosagur Ramgoolam (a veces acortado al Jardín Botánico SSR), comúnmente conocido como el Jardín Botánico Pamplemousses, cerca de Port Louis,  Isla Mauricio, y el jardín botánico más antiguo del hemisferio sur. Famoso por su largo estanque de nenúfares gigantes (Victoria amazonica). El jardín fue construido por primera vez por Pierre Poivre (1719 - 1786) en 1770, y cubre un área de alrededor  37 hectáreas.

En el arte impresionista:  Nenúfares de Claude Monet (Fr, 1840-1926) es una serie de aproximadamente 250 pinturas al óleo de  Claude Monet (1840–1926). Las pinturas representan el jardín de flores en su casa en Giverny, y fueron el foco principal de su producción artística durante los últimos treinta años de su vida, incluso cuando ya sufría de cataratas. 



Tuesday, April 16, 2019

Entrada Nro. 1419 y el año 1419 en la historia por esos mundos perdidos de Dios en los que el hijo del gran Timúr (Tamerlán), Sha Ruj manda una Embajada a China y hace florecer su arcas al controlar la Ruta de la Seda (5)





El gobernante del  Persianto Turco mogol  timúrida de Persia,  Sha Ruj  (1404–1447) -hijo menor del fundador de la dinastía del Khan Amir  Timúr (conocido también como Tamerlán)  envía una gran embajada a la corte del Emperador Yongle de China, Tercer Emperador de la Dinastía Ming.  Uno de los enviados persas, Ghiyāth al-dīn Nakāsh, lleva un diario de sus viajes por toda China, que pronto será ampliamente conocido en todo el Irán, Oriente Medio y Turquía, gracias a su inclusión en obras las  históricas de Hafiz-i Abru y Abdur Razzak. En dicho diario, el autor  escribe sobre la rica economía de China y los enormes mercados urbanos, su eficiente sistema de mensajería en comparación con el de Persia, la hospitalidad de sus anfitriones en las estaciones de mensajería para proporcionar alojamiento cómodo  y comida, y sobre  los productos de lujo y artesanía de los chinos.




El  Shah Ruj controlaba las principales rutas comerciales entre Asia y Europa, incluida la legendaria Ruta de la Seda,  permitiendo así que el comercio circulara por toda la región y como resultado,  se hizo inmensamente rico. Eligió tener su capital no en Samarcanda (actual Uzbekistán)  como lo había hecho su padre, sino en Herat (actual Afganistán). Esto se convertiría en el centro político del Imperio Timuúrida y la residencia de sus principales sucesores, aunque ambas ciudades se beneficiaron de la riqueza y el privilegio de la corte de Shah Ruj. 

El   Shah Ruj fue un gran mecenas de las artes y las ciencias, que floreció bajo su gobierno. Pasó su reinado centrándose en la estabilidad de sus tierras, así como en mantener relaciones políticas y económicas con los reinos vecinos. Los historiadores Thomas W. Lentz y Glenn D. Lowry afirman que a diferencia de su padre, Shah Ruj gobernó el imperio Timúrida  no como un guerrero-conquistador turco-mongol, sino como un sultán islámico. En las crónicas dinásticas fue  exaltado como un  hombre piadoso, de gran diplomacia y modestia;  un gobernante islámico modelo que reparó gran parte del daño físico y psicológico causado por su padre, el khan  Timúr.



Timúr (conocido también como Tamerlán) (1336-1405) fue el último de los grandes conquistadores nómadas de la Estepa euroasiática, y su imperio preparó el escenario para el surgimiento de los imperios  que usaron la  pólvora más estructurados y duraderos en los siglos XVI y XVII.

Timúr previó la restauración del imperio mongol de Genghis Khan (fallecido en 1227) y según  el experto en geopolítica  Gérard Chaliand, se veía a sí mismo como el heredero de Genghis Khan. Aunque no era un descendiente de Genghis Khan,  claramente trató de invocar el legado de las conquistas de este último durante su vida. Según la historiadora Beatrice Forbes Manz, en su correspondencia formal, Timúr continuó a lo largo de su vida  presentándose como el restaurador de los derechos de los Gengisidas, esto es, de los descendientes de Gengis Khan. Justificó sus campañas contra iraníes, mamelucos y otomanos como una reimposición del control mongol legítimo sobre las tierras tomadas por los usurpadores. Para legitimar sus conquistas, Timúr se basó en los símbolos y el lenguaje islámicos, se refirió a sí mismo como la "Espada del Islam" y fundó  instituciones educativas y religiosas. Él convirtió a casi todos los líderes del  Clan Borjigin al Islam durante su vida.  





Dos miniaturas persas  de un manuscrito de Zafaranama (c:a 1467), 
en una biografía de Timur, ilustrada por Kamāl ud-Dīn Behzād
alojada en la Biblioteca John Work Garrett de la Universidad John Hopkins.


Timúr derrotó de manera decisiva a los Caballeros Hospitalarios cristianos en el Sitio de Esmirna, en 1402,  llamándose a sí mismo  ghazi (guerrero por la fe de Mahoma). Como ressultado, la mayorñia dde la  población cristiana-que era ma mayoría en la ciudad- fue asesinada y  Timúr entregó luego la ciudad a los Aydínidas, ántiguos gobernates-  que formaron el Beilikato de Aynin (Emirato) que posteriormete, sería anexionado al Imperio Otomano-  ver la Timetable histórica  de Esmirna  aquí.

Al final de su reinado, Timur había ganado el control completo sobre todos los restos de los khanatos de  Chagatai, Il y Horda, e incluso intentó restaurar la dinastía Yuan en China.

Los ejércitos de Timúr eran multiétnicos  y fueron temidos en toda Asia, África y Europa. Los académicos estiman que sus campañas militares causaron la muerte de 17 millones de personas, lo que representa aproximadamente el 5% de la población mundial en ese momento.



Imperio Tumúrida en los tiempos del Khan  Timúr (Tamerlán)


(Por esa época Felipe II de Castilla  andaba enrollado con su Válido Âlvaro de Luna 
y el Duque Felipe II de Borgoña-entre otras actividades- coleccionaba manuscritos iluminados, 
llegado a poseer 600 en su biblioteca particular)



Sunday, April 14, 2019

De la Magdalena de "El color de Los Ángeles" de Eva Díaz a la Magdalena apócrifa -Nag Hammadi, BerCod 8502,1 y P Oxi L3525- pasando por la "Magdalena penitente" de Murillo (Sevilla, 1617-1682), Colección Arango


"La vio por primera vez cuando salía del sermón de las arrepentidas y descubrió en ella el color del pelo que buscaba para la Magdalena. Al principio creyó que era una doncella porque vestía con decencia, con un discreto traje de brocado de color de bronce, y estaba acompañada por una mujer de más edad que parecía una dueña por la toca que llevaba. Pero todo era un trampantojo, un hermoso bodegón de flores con afeites, disimulos y disfraces para engañar a los incautos. La muchacha era una mundaria de las que acuden arrepentidas sólo los domingos y fiestas de guardar al sermón que se les daba en la iglesia del convento de San Francisco. Y la que él creía que era la dueña era otra dama entregada al amor venal que cuidaba de la casa pública en la que ejercía la joven."

"Ese día era el sermón de la conversión de María Magdalena, así que Murillo pensó que la joven estaba destinada a ser pintada por él para inspirar el retrato de la santa. No dudó en seguirla, aunque lo hizo con mucho disimulo por que no vieran que el joven pintor del claustro chico de San Francisco, que tanta fama había adquirido en la ciudad, iba detrás de coimas y tusonas del torpe oficio!.  (El color de los ángeles, Pag 67)


Magdalena penitente, por Bartolomé Esteban Murillo, 
hacia 1655. Oleo sobre lienzo, 166 x 121 cm. 
Colección Arango, Madrid. 
Exposición Museo de bellas Artes de Sevilla, 2018-2019

Esta Magdalena de Murillo está representada con sus habituales atributos: la calavera, símbolo de la fugacidad y reflexión sobre el final de la vida; la cruz, signo de su devoción a Cristo y su sufrimiento y los evangelios, instrumento de meditación y oración,  y el perfumero o ungüentario.

Y aquí la cosa se pone interesante. La autora que sabe ponerse en la piel de Murillo, como si calzara sus zapatos, respeta la representación tradicional  del pintor  que responde a los cánones de la iconografía católica en lo que hace al objeto  de la  representación penitente de María, pecadora  (y para más INRI, por invento en entre otros, del Papa Gregorio VI, prostituta) que se ha  arrepentido.

 María de Magdala,  la Magdalena, con Judas Iscariote, de quien hablé  en esta entrada, son los dos personajes del círculo de discípulos de Jesús,  más vilipendiados del Nuevo Testamento. La diferencia entre ambos sin embargo estriba en que mientras la perfidia de Judas fue in crescendo de un evangelista canónico a otro,  como lo explico en mi entrada antes enlazada, la de María Magdalena pasó de prostituta a santa, gracias a su arrepentimiento, incluso fueron expulsados de ella nada menos que siete demonios  ( Lu Cap. 8, 2-3; Mc, Cap. 9) que a mi entender, representan los siete pecados capitales.  razón por la cual, fue la santa predilecta de la Contrareforma.

Existen otros textos  antiguos apócrifos (gnósticos) que han sido encontrados  en  Ajmim (1896) alojados en el Museo de Berlin, y en  Nag Hammadi (1945) alojados en el Museo Copto de El Cairo, Egipto. Estos textos describen a María Magdalena como la discípula más cercana de Jesús y la única que verdaderamente entendió sus enseñanzas. En los evangelios gnósticos, Pedro siente celos de  la cercanía de María Magdalena con  Jesús, más siendo ella mujer o más bien, por serlo.

 Estos son: 

El diálogo del Salvador,

Pistis Sofia

El evangelio de Tomas

El evangelio de Felipe

El evangelio de María Magdalena


El Canon del Nuevo Testamento fue compilado por los Padres de la Iglesia Primitiva y fue materia de debate sobretodo en los concilios ecuménicos de los siete  primeros siglos de la era común -y a pesar de que para el año 300  el cánon estaba practicamente consolidado-   las discusiones continuaron con respcto a algunos de los  libros ( ej. Epístolas a los hebreos);    de hecho, continuaron las discusiones hasta el Concilio de Trento en el Siglo XVI, cuando  el Antiguo Testamento (la Biblia Judía o Tanaj)  pasó a ser parte  de la Biblia Católica.  Pero sabemos que en el Primer Siglo de esta era, circulaban distintos libros entre los apóstoles (Como las epístolas paulinas, Los Hechos de los apóstoles, homilías, etc)  y en el  año 180, Ireneo confirma la utilización del Tetramorfos, esto es, los cuatro Evangelios Canónicos al mencionarlos directamente.   

Son estos padres tales como Ireneo de Lyon o Eusebio de Cesarea entre otros, quienes decidieron la figura de María Magdalena canónica que aún siendo uno de los seguidores predilectos de Jesús y quizás, la más despabilada (los 4 evangelios canónicos  mencionan estar muy cerca suyo,  fente a la Cruz a la hora de su muerte, como la primera en descubrir la tumba vacía, como la primera en ver a Jesús resucitado, etc)  pasa a  responder a una ideología determinada -la de pecadora, prostituta, endemoniada, arrepentida- que ellos decidieron que formaría  parte del dogma cristiano.

Por ello, no olvidemos al contemplar a una Magdalena como la de Murillo (de entre los muchos artistas que la pintaron), el sentido teológico y pedagógico  de esta obra, reproducido fielmente  -con  con  exquisita delicadeza-   en "El color de los ángeles" de Eva Díaz Pérez,  en donde la persona histórica carece de  relevancia para dar preeminencia al dogma. No en vano escribió -según lo cita Paul Lafond- Pacheco, maestro y suegro de Vélazquez: "El arte del pintor debe consagrarse al servicio de la Iglesia. Con frecuencia este gran arte produjo, en lo que toca a la conversión de las almas, efectos más directos y profundos que las palabras del sacerdote"-



Fuentes:

Díaz Perez, Eva,  El color de los ángeles, Ed. Planeta, España, 2017

Enlazadas en el texto, en especial Mary Magdalene
Herrin Judith, The formation of Christendom, Fontana Press, Oxford, UK, 1986.
Meyer Marvin Ed., The Nag Hammadi Scriptures, The  International Edition, Harper  Collins,  USA, 2008
Lafond Paul, Murillo, Ed. Casimiro, Mdrid, España, 2017

Contribución a la lectura colectiva virtual que hacemos bajo la conducción de Pedro Ojeda desde su blog: La Acequia   © Myriam Goldenberg


*****
 Para ti Pedro,  en una fecha que sé que te es muy significativa, va esta breve contribución en la que espero  no haberme enredado demasiado.


*****


Foto Tomada por Yolanda Delgado en la Excursión a Sevilla en Marzo 2019 
del Club de Lectura de Alumni UBU y de La Acequia de Pedro Ojeda.
De izq. a der. Myriam Goldenberg, Pedro Ojeda, 
El guia especialista en Historia de Arte y  Eva Díaz Pèrez



Thursday, April 11, 2019

Este jueves, un relato: acróstico "Alborada"

(Foto tomada de internet)


        
   La bella cautiva lo enamoró en su celdA;
          abríola y  atravesó a nado el cana
                         el joven sarraceno InhaB
           presa de un amor pleno, absolutO.
                                                          Rápido cual rayo  en noche de tormenta,
                                                          Antes del amanecer que despuntaba
                                                          Dejó  atrás su Tierra, su familia, su tribu.
                                                          Amelia, liberada -y contenta- lo seguía. 




Thursday, April 4, 2019

Este jueves, un relato: "El laberinto de los sueños rotos"

 
Convocatoria de Mónica  del blog Neogémenis.
 (foto mía)

Nada parecía prever el desenlace. Todo comenzó aquella tarde cuando los cinco amigos, dos chicas y tres varones post- universitarios, amigos desde la más tierna infancia,   decidieron emprender un viaje diferente.   Una experiencia que jamás olvidarían, se dijeron.

La propuesta había sido presentada por Maribel, y aunque hubo dudas al principio, finalmente la secundaron por unanimidad. Por eso, temprano  esa mañana de abril, los cinco se despidieron de sus  allegados  y cargaron sus mochilas en el auto de Tomás, camino al aeropuerto Adolfo Suárez.  Habían decidido viajar a Estambul y de ahí volar a la ciudad de Denizli, Turquía, en cuyo aeropuerto alquilaron una cuatro por cuatro. Susana y Tomás, que tenían una gran tienda de ropa, estaban  particularmente interesados en importar algunos de los fabulosos textiles turcos, por lo que habían programado varias visitas a industrias de la zona, como la de Tosonoglu o Menekse. A Maribel,  que era arqueóloga y a Pedro y Miguel que eran  historiadores, les interesaban otras cosas tales como  el reciente descubrimiento de una imponente estatua del emperador Trajano,   o visitar la antigua Laodicea, sede de una de las 7 iglesias mencionadas en el libro de Apocalipsis  Cap. 3,  sita  en las proximidades  de Denizli.  De regreso hacia Madrid, tenían pensado visitar  exhaustivamente la magnífica ciudad de Estambul.

Ya en el jeep, enfilaron hacia la ciudad de Denizli, a menos de una hora de ruta en dirección oeste.  No habían  recorrido más de 15 minutos, cuando una  densa niebla cubrió el camino,  sin nada de visibilidad, se vieron obligados a salir a la banquina para evitar un accidente.   Charlando,  esperaron  pacientemente a que despejara. Sopló un viento  frio.   De pronto, la niebla  comenzó a desintegrarse  y  los cinco amigos, mudos de sorpresa, vieron a un hombre de porte árabe y mediana edad, montado en un caballo. A pié, a su costado, un  hombrecillo flacucho y harapiento  con una vara en su mano izquierda, sostenía con la otra  las riendas para que el hombre  desmontara.  



Salem Aleikum, ¡sed bienvenidos a estas tierras, forasteros!. - dijo el hombre de forma respetuosa y pausada - Mi nombre es Ibn Batuta, continuó.
- ¿Ibn Batuta, el célebre  viajero y explorador árabe, nacido en Tánger, Marruecos,  en 1304?
- El mismo que viste y calza,  para servirles.
- ¿Qué hacéis aquí, buen hombre?- Preguntó Pedro.
- He llegado  a estas tierras para buscar empleo  en la corte del Sultán Muhammed Ibn Tujluk por un tiempo. Mi intención es seguir el viaje hasta la India ¿Y vosotros?
En este punto, los cinco cayeron desmayados.

Demás está decir que ninguno de los cinco  cumplió su sueño, ninguno de los cinco  pudo salir tampoco del laberinto del tiempo en el que quedó atrapado.
 




Fotos 2 y 3  de la Red.


Monday, April 1, 2019

Sultana mameluca Razia ( circa 1205- 1240) del Sultanato de Dehli






Razia Sultana fue el quinto sultán mameluco y la única mujer que gobernó como el sultán de Delhi. la coetánea Shayar Al Durr de la que hablé en esta entrada, era mameluca pero del Sultanato de Egipto. Razia, Era hija del tercer gobernante del Sultanato de Delhi, Shams-ud-din Iltutmish y de  Qtub Jaan (Turkán Jatún) y nieta del primer Sultán de Delhi, Qutb ud din Aibak.  Ella recibió entrenamiento en administración y se convirtió en heredera de Iltutmish después de que su hermano Nasiruddin Mahmud muriera. Sin embargo, su hermanastro Rukn ud din Firuz fue nombrado sultán después de la muerte de Iltutmish, pero más tarde este fue asesinado después de comprobarse que no era  apto para gobernar. Esto llevó a Razia a emerger como el nuevo gobernante., renunció a Purdah ( separación d elas mujeres en las soc. musulmanas)  y demostró ser un gobernante eficiente tanto en la administración de su gobierno como en liderar las fuerzas armadas  en la guerra. En sus casi cuatro años de gobierno estableció la ley y el orden, realizó reformas gubernamentales, mejoró la infraestructura y fomentó el comercio. Su hermanastro Muiz ud-Din Bahram se proclamó rey mientras ella estaba en Bathinda. Trató de recuperar su poder con la ayuda de su esposo Malik Ikhtiar-ud-din Altunia, Gobernador  de Bathinda, pero ambos fueron asesinados en el intento.

 Infancia y vida temprana

Su padre, Shams ud-Din Iltutmish, pertenecía a la tribu Ilbari en las estepas euroasiáticas de Turkestán y fue vendido como esclavo a una edad temprana. Se convirtió en el favorito de su maestro Qutb ud din Aibak, fundador de la dinastía mameluca y primer sultán de Delhi. Aibak casó a su hija Qutb Jaan con Iltutmish. La pareja tuvo primero un niño al que llamó  Nasiruddin Mahmud,  y luego en  c: a 1205  una niña,  Raziya Begum bint. Shams-ud-Din Iltutmish (Razia) en Budaun, Uttar Pradesh, India. También tuvo dos medios hermanos Rukn ud din Firuz y Muiz ud din Bahram fueron sus medio-hermanos nacidos de ex-esclavas.

Aibak, el abuelo,  murió en 1210 EC cuando Razia tenía cinco años,  siendo sucedido por Aram Shah. 
Iltutmish fue invitado por un grupo de 40 nobles turcos llamados "Chihalgani" para tomar el trono del Sultanato de Delhi  porque ellos estaban contra Aram  Shah. En 1211, Aram Shah e Iltutmish se encontraron en la llanura de Bagh-i-Jud, cerca de Delhi, donde Iltutmish derrotó al primero, convirtiéndose  en el tercer gobernante del Sultanato de Delhi.

Desde muy niña, Razia  tuvo el privilegio de contemplar el poder del harén, dominado por su madre, y también  el poder del  tribunal al que tuvo acceso como favorita tanto de su padre Iltutmish como de su abuelo Aibak.  Su padre la quería cerca  suyo cuando manejaba los asuntos de Estado.
Razia creció como una joven valiente que se entrenó en habilidades militares y en la guerra profesional como sus hermanos. Razia también recibió capacitación sobre cómo administrar un imperio en ausencia de un gobernante masculino (como algunas de las princesas de aquellos tiempos). Ella prosperó al impresionar a su padre con sus habilidades y perseverancia en el desempeño de sus tareas y deberes. 
 Nasiruddin Mahmud, hermano mayor de Razia,    era el heredero de Iltutmish y, por lo tanto, fue preparado para suceder a su padre. Nasiruddin Mahmud se convirtió en el gobernador de Bengala y su padre le otorgó el título de Malik-us-Sharq (Señor de Oriente). Sin embargo, después de su repentina muerte en 1229, Iltutmish  tuvo que dedicarse a buscar un sucesor digno, ya que percibía que los hijos sobrevivientes nacidos de sus otras esposas eran incapaces de gobernar.

Razia demostró su capacidad actuando como un regente capaz con el apoyo de un ministro leal de Iltutmish, mientras que este último abandonó Delhi en 1230 para invadir Gwalior. Después de un sitio de un año, Iltutmish capturó a Gwalior y regresó a Delhi en 1231 y quedó impresionado al ver el desempeño de su hija. La nombró  su heredera al trono estando  en el lecho de la muerte en 1236. Como era de esperar,  los nobles de la corte no estaban contentos de tener una mujer como gobernante y por lo tanto no apoyaron  a Razia. Tras la muerte de su padre el 30 de abril de 1236, su hermanastro, Ruj ud din Firuz, fue nombrado cuarto sultán mameluco de Dehli.


 El recién coronado Ruj ud din Firuz  se dedico a  los placeres mundanos y descuidó el Gobierno, cosa que no era bien vista por la corte. Su madre, Shah Turkaan, aprovechó esta actitud  negativa de Ruj y tomó las riendas del Poder   pero  Shah Turkaan demostró ser una gobernante despótica quien mandó a ejecutar a  varias personas del reino. Finalmente, Ruj ud din Firuz y su madre fueron asesinados en 1236. 

La nobleza  no tuvo más remedio que aceptar a regañadientes la ascensión de Razia al trono como el quinto sultán del sultanato mameluco de Dehli. Esto la convirtió en la primera y única mujer gobernante del Sultanato de Delhi. La ceremonia de coronación se llevó a cabo el 10 de noviembre de 1236 y comenzó a reinar con el nombre real  de Jalâlat-ud-Dîn Raziyâ.

 Reinado


Razia demostró su eficiencia como gobernante. Renunció a purdah (separación de hombres y mujeres)  como también el atuendo de las mujeres  musulmanas y usó atuendos similares a los que usaban los gobernantes anteriore. Sin embargo, a los musulmanes conservadores les sorprendió y no les gustó que ella rompiera la costumbre al renunciar al velo y mostrar su rostro en público.  

Razia dirigió su gobierno hábilmente y con confianza, y al mismo tiempo demostró sus habilidades de guerrero montando un elefante y liderando las fuerzas militares desde el frente en las batallas como  Jefe  de su ejército. Ella capturó nuevos territorios así promoviendo su reino.

Durante su reinado, Razia hizo reformas significativas en el gobierno, mostrando así sus habilidades como administrador competente. Estableció la ley y el orden adecuados en su imperio e intentó mejorar la infraestructura del país cavando pozos, construyendo caminos y fomentando el comercio. Como gobernante secular, Razia hizo esfuerzos para salvaguardar y conservar la cultura inherente de los súbditos hindúes en su reinado. Intentó eliminar el impuesto a los no musulmanes, pero  la nobleza se  opuso. Estableció escuelas, centros de investigación y academias, además de las bibliotecas públicas que tenían el Corán y las tradiciones del Profeta, así como obras de filósofos antiguos. Las escuelas y colegios también impartieron lecciones de obras hindúes en literatura, astronomía, filosofía y ciencia. También fue patrona del arte y la cultura y apoyó a músicos, poetas y pintores. Ella ordenó monedas que serían acuñadas con su nombre grabado.



 Vida personal, declinación de poder, muerte

Malik Ijtiar-ud-din Altunia fue un amigo de la infancia de Razia.Y estaban muy enamorados. El prestó servicios a la corona y ella   lo recompensó  nombrándolo  Gobernador de Bathida.

La caída del reinado de Razia comenzó cuando los nobles  resentidos por el gobierno de un monarca mujer, difundieron  el rumor infundado y venenoso que vinculaba a Razia con un esclavo africano Siddi convertido en noble Jamal-ud-Din Yaqut, confidente suyo.  Altunia, creyéndo ciertos esos rumores encegueció de celos  y orquestó  una rebelión con el fin de recuperarla.  Razia y Altunia batallaron, el pobre Yaqut entregó la pelleja y Altunia  venció  a Razia.  Con el tiempo los amantes despejaron sus malentendidos y se casaron, vivieron felices y comieron perdices hasta que el envidioso de su hermanastro Muiz ud din Bahram se declaró a sí mismo sultán de la dinastía  mameluca con el respaldo de cuarenta jefes. Razia, en un intento por recuperar su trono, reunió fuerzas y marchó hacia Delhi junto con Altunia. Sin embargo, fueron derrotados por Muiz en octubre de 1240. Al día siguiente, la pareja huyó de Delhi y llegó a Kaithal, pero fueron abandonadas por las fuerzas restantes y luego, asesinados. 

 Trivia

Hay una disputa sobre el sitio real de su tumba. Mientras que muchos dicen que fue enterrada en un patio en Bulbul-i-Khan cerca de la puerta de Turkman, Delhi,  como el historiador Rana Safvi en su libro "Las ciudades olvidadas de Dehli". Otros  dicen que el sitio  de su tumba está en Kaithal, donde el Virrey de la India, Lord Linlithgow, visitó su tumba en 1938. Hay otros que afirman  que el sitio está  en Tonk, Rajasthan.



Se hizo una película biográfica sobre ella titulada "Razia Sultan" que se estrenó el 16 de septiembre de 1983 y tuvo a la actriz india Hema Malini en el papel titular. Y una serie de TV aireada desde 2015,  "Razia Sultan", con la actriz Pankhuri Awasthy interpretando el papel principal. 

Fuentes: 

Aquí y aquí


Friday, March 29, 2019

"ABC. El alfabeto del Museo de Bilbao", Exposición en el Museo de Bellas Artes hasta el 2 de Junio del cte año

Son muchas las exposiciones que he visto en Israel  y España en estos últimos meses y   con tantos viajes, se me acumulan y traspapelan las reseñas, no quiero dejar de hacerlo en esta, comisariada por el escritor Kirmen Uribe (Ondarroa, Bizkaia, 1970) que me gustó muchísimo y por la que  queda ampliamente justificada una vista a esta encantadora y vibrante ciudad.

Con motivo del 110 aniversario de la fundación del Museo de Bellas Artes, este busca busca acompañar la renovación de sus instalaciones con una forma nueva de mostrar la colección a los visitantes, ofreciendo así la posibilidad de una mirada también renovada. Con este fin, los habituales criterios expositivos de ordenación de las obras –cronológico, o según escuelas y autores– han sido sustituidos por un alfabeto extendido, que incluye 27 letras más el dígrafo ll del abecedario español y los dígrafos vascos ts, tx y tz.

Con cada una de esas 31 letras, Kirmen Uribe ha buscado una palabra referente en euskera, español inglés o francés, que sirve de inspiración literaria y de argumento curatorial para la selección de las obras de arte de la colección del museo que se muestran en cada una de las salas del edificio antiguo. Para este montaje tan especial se ha contado además con la colaboración de los artistas Ana Isabel Román y Eduardo López.

Agrupar elementos dispares  alrededor de una idea que los hace dialogar entre si - y con el espectador- me parece una manera genial de presentar al público el acervo cultural del museo en sus instalaciones renovadas. Y esto ha significado desempolvar también parte de ítems que estaban almacenados fuera de la vista del público.

Lo dicho, una exposición para no perdérsela.   Y aquel que no quiera o pueda conducir puede viajar cómodamente en Alsa o en Renfe.  O sea que no hay excusa que valga para los amantes del Arte. Además, Bilbao es.... ¡Bilbao!