Monday, July 16, 2018

La mujer en Japón (4) Onna-bugeisha, mujer guerrera (c) Tomoe Gozen (1157 – 1247)

 Tomoe Gozen, dibujo por Shitomi Kangetsu (1747–1797)

Tomoe Gozen (1157 - 1247) fue otra  guerrera samurai (onna-bugeisha) de finales del siglo XII de las muchas que hubo entonces, que fue conocida por su valentía y fuerza. Se casó con Minamoto no Yoshinaka y  luchó tal como lo hizo  Masako  con su marido,  quien era primo de Yoshinaka, en la Guerra de Genpei, guerra de clanes que llevó al gobierno de Japón por Shogunatos (que fueron 3, durante 7 siglos) y a  la insurgencia de  los guerreros samurays.

 El clan Tomoe de Gozen  tenía fuertes afiliaciones con  el clan Minamoto  de Yoshinaka. Dos de sus hermanos mayores también sirvieron a Yoshinaka como generales.

Según consta en los anales históricos, Tomoe era especialmente hermosa, con piel blanca, cabello largo y rasgos encantadores. También era una arquera notablemente fuerte, y como espadachina, era una guerrera que valía mil, lista para enfrentarse a un demonio o a un dios, montada o a pie.  Montaba caballos sin castrar con excelente habilidad; ella cabalgaba indemne por descensos peligrosos.  

Cada vez que una batalla era inminente, Yoshinaka la  enviaba como su primer capitán, equipado con una fuerte armadura, una espada de gran tamaño y un poderoso arco; y ella realizó más hazañas de valor que cualquiera de sus otros guerreros. 

Después de derrotar a los Taira y conducirlos a las provincias occidentales, Yoshinaka tomó Kyoto y deseó ser el líder del clan Minamoto. Su primo Yoritomo, el marido de Masako, no opinaba lo mismo y mandó a sus tropas a pelear contra Yoshinaka, quien fue derrotado en 1184. En esta batalla su mujer  Gozen luchó con fiereza, por ejemplo, decapitó a Honda no Morishige y mató  a  Uchida Ieyoshi y escapó de la captura de Hatakeyama Shigetada.

Tomoe Gozen es  hoy en día, una figura extremadamente popular en las series niponas  actuales de fantasía tal como lo hace  en la trilogía de novelas de Jessica Amanda Salmonson (The Disfavored Hero, The Golden Naginata y Thousand Shrine Warrior, 1981-1984)  O como en  la novela de 1988 de C. J. Cherryh, The Paladin, donde es el personaje central. Estos dos entre muchos ejemplos. 







Saturday, July 14, 2018

Con ellas estrené mi abuelazgo y hoy ya cumplen 9 años. ¡Felicidades Mila!, ¡Felicidades Vera!

Con  Mila y Vera estrené mi abuelazgo, después vendría una más (Isabel) y aún después, otra (Amanda);  las cuatro,  niñas de mi única hija adorada y de mi buen yerno danés.





Hoy cumple Mila:









^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^


Hoy cumple Vera: 








¡Qué maravilla!
¡Gracias vida!
¡Gracias, Hija, gracias Yerno!


Nota: en el título me equivoqué.  Hoy cumplen 8 años mis divinas nietas Mila y Vera, las mismas que nacieron en el 2010.   Es que en mitad de la noche aterricé de regreso a casa de Grecia y esta mañana estaba  medio dormida cuando  escribí la entrada, eso y que las mates nunca fueron mi fuerte.



Wednesday, July 11, 2018

El violin Lin

Creador de mundos,
el violín Lin
ejecutaba melodías.
  En la plaza, un poco más abajo,
rodaban las cabezas.




Monday, July 9, 2018

La mujer en Japón (4) Onna-bugeisha, mujer guerrera (b) La monja Shogún Hōjō Masako (1156 – 1225)

Hōjō Masako por  Kikuchi Yōsai


Hōjō Masako (1156 - 1225) fue una líder político, y la hija mayor de Hōjō Tokimasa (el primer shikken, o regente del shogunato de Kamakura, que fue el primero)  y de  su esposa Hōjō no Maki. En japonés el apellidos  siempre se colocan delante del nombre propio y yo lo respeto.

Masako era la hermana de Hōjō Yoshitoki, y estaba casada con Minamoto no Yoritomo, el primer shōgun del período Kamakura. Ella también fue la madre de O-Hime, Minamoto no Yoriie y Minamoto no Sanetomo, que fueron el segundo y el  tercer shōgun.

   
 
Vida temprana  y matrimonio (1157-1182) 


Hōjō Masako nació en 1156, hija de Hōjō Tokimasa, líder del influyente clan Hōjō de la provincia de Izu, y su esposa, Hōjō no Maki. Los padres de Masako todavía estaban en la adolescencia, siendo ella criada por muchas damas de honor y niñeras. Masako nació en un mundo de guerra y lucha. En Kioto, la capital de Japón, la Rebelión Hōgen estaba en pleno apogeo, donde el emperador enclaustrado Toba y el emperador Sutoku guerrearon sobre quién sería el próximo emperador. La familia Hōjō eligió sabiamente mantenerse al margen de la rebelión, a pesar de que la familia Hōjō, el linaje de Masako, descendía del clan Taira y, por lo tanto, estaba emparentada con la familia imperial. Durante la Rebelión Heiji, que se luchó en 1159, el clan Taira, bajo Taira no Kiyomori, con el apoyo del Emperador enclaustrado Go-Shirakawa derrotó al clan Minamoto, bajo el mando de Minamoto no Yoshitomo. Yoshitomo fue ejecutado, mientras que sus hijos e hijas fueron ejecutados o enviados a conventos de monjas. Mientras esto sucedía, Masako apenas era un bebé. Los Taira bajo Kiyomori ahora tenían un control exitoso de Japón

Masako tuvo un hermano mayor, otro menos y una hermana.


Masako aprendió a  montar a caballo, cazar y pescar, y comió con hombres en lugar de con su madre, su hermana y otras mujeres de la casa. Masako se casó con YoritomoEn 1182, tuvieron su primera hija, Ō-Hime. En el mismo año, un amargado   príncipe imperial Mochihito, que era hijo del emperador enclaustrado Go-Shirakawa  pensó que Taira le había negado el trono para ofrecerlo a otro medio del clan de ellos, por lo que  llamó a  miembros del clan  Minamoto para derrocar a los Taira.  Yoritomo,  contaba con el apoyo de su suegro Hōjō  Tokimasa y por supuesto,  con el de su mujer Masako.

El centro de Minamoto estaba en la ciudad de Kamakura, al este de Izu en la antigua  provincia de Sagami.  Durante la  Guerra de Genpei,  (guerra final entre los clanes Minamoto y Taira),    en  1180,  el hermano mayor de Masako fue asesinado en batalla y convirtiéndose así su hermano menor Yoshitoki en el  heredero del clan Hōjō.

La guerra de Genpei y sus consecuencias (1182-1199)

En 1183, Minamoto no Yoshinaka, rival y primo de Yoritomo (el marido de Masako),  tomó Kyoto y condujo a Taira (y al emperador Antoku) a Shikoku. Rápidamente,  Minamoto instaló al Emperador Go-Toba. Los dos medio-hermanos de Yoritomo que se habían unido a Yoritomo  destituyeron, apresaron y  ejecutaron a Yoshinaka. Luego  tomaron Kyoto en nombre de Yoritomo (y el  de Hōjō).


En 1185, los Taira fueron completamente derrotados en la Batalla de Dan-no-ura.  Minamoto no Yoritomo era ahora el líder indiscutido de Japón. Hōjō Masako (mujer de Yoritomo)  y su familia, el clan  Hojo,  habían apoyado a Minamoto Yoritomo todo el tiempo. Ella había montado a su lado en las  campañas en las que guerreó valientemente  y en las que ella nunca fue derrotada.


La capital de Japón no fue trasladada a Kioto, sino que permaneció en Kamakura. Y  con la resolución de esta guerra, comenzó  la era  de los  Shogunatos y de los guerreros samurays.

En 1192, Yoritomo fue nombrado shōgun por el emperador enclaustrado Go-Shirakawa, que murió más tarde ese año. Ahora era Minamoto no Yoritomo  el hombre más poderoso de Japón, y  compartió  con  Masako  ese poder. (El clan Hōjō compartió igualmente el poder). Ese mismo año, Masako y Yoritomo tuvieron otro hijo, Minamoto no Sanetomo.
 
 
 Muerte, corrupción y conflictos familiares (1199-1205)

En 1199, Minamoto no Yoritomo murió y fue sucedido como shōgun por su hijo, Minamoto no Yoriie.  Hōjō Tokimasa (padre de Masako)  se proclamó shikken o regente de Yoriie al ser este menor de edad. Masako, su padre y su hermano crearon un consejo de regentes para Yoriie hasta los  dieciocho años, pero el shōgun  era muy necio y terminó como el rosario de la aurora.  Y ascendió su hermano menor  como siguiente shogún.



Masako también tenía una posición fuerte ya que su hijo era el shōgun. Como su esposo había muerto, se afeitó la cabeza y se convirtió en monja budista, recibiendo una tonsura del sacerdote Gyōyū. Sin embargo, ella no tomó residencia en un monasterio o un convento de monjas, y todavía se involucró en la política.  


En 1203, el otro hijo de Masako y Yoritomo, Minamoto no Sanetomo, se convirtió, entonces,  en el tercer shōgun y al ser todavía niño,  con Tokimasa, el padre de Masako,  como regente por dos años tras los cuales este fue derrocado.
Los últimos años  de Masako (1205-1225) 

La tumba de Hōjō Masako  se encuentra en el Jufuku-ji, Kamakura, Japón. En 1205, Minamoto no Sanetomo era shōgun, y aunque Tokimasa había sido derrocado, la posición del clan Hōjō todavía estaba asegurada.  El hermano de Masako, Hōjō Yoshitoki, había tenido éxito como shikken para el shōgun Sanetomo, mientras que Masako estaba en una posición poderosa como negociadora en la corte. 
En 1219, la línea Minamoto se extinguió.  En 1221, el emperador enclaustrado Go-Toba se rebeló contra el Hōjō, intentando restaurar el poder  del  emperador.  

El regente Yoshitoki (hermano de Masako) y su hijo mayor y heredero, Hōjō Yasutoki, atacaron Kioto y lograron recuperar la ciudad y exiliar al emperador enclaustrado Go-Toba. Esto fue conocido como la abortada Guerra Jōkyū de 1221.  

En 1224, Hōjō Yoshitoki, hermano de Masako,  murió de una enfermedad repentina. Fue sucedido por su hijo mayor y heredero, Hōjō Yasutoki, sobrino de Masako. Por supuesto, el poderoso clan Miura, dirigido por Miura Yoshimura, intentó derrocar al gobierno  Hōjō del regente Yasutoki, Masako y el shōgun Yoritsune, pero Masako se apresuró a negociar.  

Los Miura fueron derrotados, y Yasutoki del clan Hōjō,  hermano de Masako,  se convirtió en el regente. 

Finalmente, en 1225, Hōjō Masako murió a la edad de 69 años. Debido a su verdadero ejemplo de gobierno enclaustrado, era conocida como ama-shōgun o "monja-shōgun".

Total que Masako  fue esposa,  guerrera, madre, política, diplomática, viuda  y monja.  Y muy buena  en cada ámbito.

Friday, July 6, 2018

Excavaciones en el ágora de Atenas, museo, y algo de música instrumental griega

Vista del lado oeste del Ágora al comienzo de las excavaciones en la Sección A, 19 de junio de 1931. Vista desde el norte hacia la colina de Kolonos Agoraios y Hephaisteion.
(Foto de archivo de la Escuela americana  de Estudios Clásicos de Atenas)


El Ágora de Atenas era el centro de la ciudad antigua: una gran plaza abierta donde los ciudadanos podían reunirse para una amplia variedad de propósitos. En un día determinado, el espacio podría usarse como mercado, o para una elección, un espectáculo dramático, una procesión religiosa, un ejercicio militar o una competencia atlética. Aquí las actividades administrativas, políticas, judiciales, comerciales, sociales, culturales y religiosas encontraron un lugar juntos en el corazón de Atenas, y la plaza estaba rodeada por los edificios públicos necesarios para dirigir el gobierno ateniense.

Estos edificios, junto con monumentos y objetos pequeños, ilustran el importante papel que jugó en todos los aspectos de la vida pública. La cámara del consejo, las oficinas de los magistrados, la casa de la moneda y los archivos han sido descubiertos, mientras que los tribunales están representados por la recuperación de las papeletas de bronce y un reloj acuático utilizado para discursos de tiempo. El uso del área como mercado está indicado por las numerosas tiendas donde alfareros, zapateros, bronceadores y escultores fabricaban y vendían sus mercancías.



 Vista aérea del parque arqueológico Ágora de Atenas, mayo de 1975. Después de 20 años de crecimiento, los árboles, arbustos y otras plantas han alcanzado su madurez. Los restos arqueológicos son claramente visibles con senderos y senderos para guiar al visitante a través del parque.




 Plano del Ágora en el momento álgido de su desarrollo en ca: 150 de la era común.



y






Thursday, July 5, 2018

Este jueves, un relato: "Independencia", la libertad de volar


Para mí, Independencia significa  esto.
 La libertad de volar a dónde el corazón me lleve. 
A partir de ahí, el relato. 



Convocatoria de Dorotea del blog Lazos y Raíces

La imagen es de la Red. 




 

Wednesday, July 4, 2018

Detrás de la fachada del chiste, el sufrimento latente en "El Pisito" Rafael Azcona (Es, 1926-2008) Edición de Juan Ríos Carratalá, Ed. Cátedra, 2016. Seguna parte


Primera parte aquí 

Aquí veremos de forma muy sucinta como se  dan las relaciones entre algunos de los personajes:

Pedrita y Rodolfo:

Lejos están los recuerdos de juventud de Rodolfo, cuando a Pedrita se le rompió un tirante del sostén y le vió  "los pechos tan firmes y tan tiesos" (P156)

La relación  de pareja de Roberto Gómez con  Pedrita, su novia desde hace 14 años, "empeñada en llegar virgen al matrimonio",   tal como mandan las convenciones sociales, y que "jamás le permitió [a Rodolfo] retozarla de la cintura para abajo. Ni siquiera en el cine" (P 154) está en un punto muerto, en el limite de lo soportable,  y como situaciones desesperadas requieren soluciones desesperadas, Pedrita que es  mujer de armas tomar, las tomará.

Así pues, Fofó es presionado  por Pedrita,  quien harta ya del hacinamiento en el que vive en casa de su hermana y  de su eterno noviazgo que no avanza,  planea una y otra vez como hacerse con el apartamento, tal como cuando ella y Rodolfo van a ver al dueño del piso, el casero Don Luis,  y antes,  en el parque dialogan sobre que decirle: -"O sea yo le digo [dice Pedrita]:  Imagínese que doy a luz en la calle por no tener casa" (P154) . - "Un momento. [le responde Rodolfo] Si es católico y piensa que hemos.... o sea, que te he dejado embarazada sin casarnos, a lo peor nos echa a patadas".


Pedrita y Martina:

Pedrita no  duda en encarar la situación, más adelante,   luego de asimilar la idea del matrimonio de su novio con la anciana,   compra polvorones para la merienda y una botella de vino quinado y se lanza a hablar con la mismísima Martina -quien  pretende tranquilizarla con la promesa del apto a su muerte-  a la puerta de la Iglesia y le larga así,  sin anestesia:

"(...) Bueno, pues  resulta que nos hemos enterado  de que si se muere  usted mañana (....) bueno, quien dice mañana dice el año que viene, pero sea cuando sea, el caso  es que usted se muere, lo que Dios no quiera, y el piso se lo queda el casero y nosotros seguimos sin poder casarnos" (P192)

Ante el poderío y determinación de Pedrita que no para de hablar, la pequeña e indefensa  viejecita cae palmada derrumbándose "como si acabaran de deshuesarla",   cuando esta  le dice que Rodolfo se quiere casar con ella"  (P193). Martina llama a Rodolfo "sátiro". "¡Tengo que echar a ese sátiro!" Y Rodolfo,  que a escucha, se hace el  ofendido "(....) me largo" (P194).




Pedrita y Dimas: 

Dimas  se refiere a ella como "la burra".   Ambos compiten por la mitad del apto y se odian.  Es Dimas  que teniendo un papel firmado por Rodolfo  comprometiéndose a sub-alquilarle la mitad del apto.  se siente muy seguro y apoya a Rodolfo en la idea del casamiento  convenciendo  a la anciana (que además consulta con su finado marido en foto que, generosamente,  le da su aprobación).

Pedrita, tan cerca de la meta a estas alturas,   arremete contra  Dimas al que enfrenta, desafía  y finalmente logra echar del apartamento, previa deglución del famoso papel firmado por  Rodolfo. (P 245).

 Martina y Rodolfo:

¿Y  qué hay de la Relación marido-materno filial  de Rodolfo con la anciana  Martina? Previo al casorio,  Rodolfo está lleno de dudas: "me largo y me ahorro un mes de pensión" (Ya que lo llamó sátiro)  (P194)   "¿Para que me voy a casar ahora que Pedrita me ha dejado? (Cuando ella se enteró de que Rodolfo quería casarse con Martina) (P 165)  ¿Y si me caso y no se muere nunca [Martina] (P166)  ¿Y si me caso y luego llega a centenaria? (P187).  
                             
Ya casados, la  anciana  reverdece y disfruta de sus últimos días,  mima a Rodolfo  alimentándolo y llamándolo a diario al trabajo, ha logrado darle un nuevo sentido a su vida, una razón por la que vivir.  El, como buen gigoló o "chulo",  sale con ella (a regañadientes)  a  uno u otro restaurante o cafetería;   además de que le ha prometido cuidar del   gato tal como la anciana se imagina y desea desde el principio:

-"No se preocupe   [le había asegurado Martina a Rodolfo] que no voy a prohijar a ese perdulario [de Dilmas]. El piso será  para Ud, para que se case con su novia y me cuiden a Teo [el gato] cuando yo falte" (P. 140).

"No me movía ningún torpe interés ¡imagínese a mis años!,  sino el deseo de proporcionarles a ustedes un hogar para que el día  de mañana  formen una familia cristiana" (P209)   Esto le cuenta Martina a Pedrita que le dijo al cura, el  Padre Gamellas,  para que este los casara.  Y la anciana se va a mostrar generosa con la parejita de eternos tortolitos, pues a Rodolfo y a Pedrita,   entre sus  últimos estertores les dice dónde esconde sus tan preciados dinerillos.

Para finalizar:

Comencé este aporte diciendo en la primera parte  que el humor de Rafael Azcona tiene puntos en común con el humor judío  y lo sostengo.  Saber reírse de si mismos y de la amarga  situación en la que viven, sobretodo en momentos de persecución y miseria,   es característico de los judíos y desde siempre indiscutible puntal de la capacidad de resiliencia   de este pueblo. 

A la luz del abordaje cómico  en El pisito, se alumbra lo feo de la situación vital en la que están inmersos estos personajes, los personajes de Azcona, a la vez que se pone distancia emocional, lo que permite bordar una  crítica -disimulada-  que invita a la reflexión,  desacralizando los valores impuestos por el régimen dictatorial nacional-católico franquista, produciendo a la vez, una ganancia de placer al permitirse jugar con los pensamientos y los juicios.   Poder hacerlo, forma parte del arte del buen vivir y sobretodo, de la salud  -a pesar  de las condiciones adversas-  y tiene un efecto transformador con una semilla de esperanza implícita: la de que las cosas cambien.

Contribución a la lectura colectiva virtual que hacemos bajo la conducción de Pedro Ojeda desde su blog: La Acequia   © Myriam Goldenberg