Thursday, July 29, 2021

Este jueves, un relato: "de Alter egos" va la cosa. Múltiples vidas y reencuentros


- No me digas, JuanJo ¿Y cómo lo resolviste? 

- Te la voy a hacer corta, María Fernanda,  porque hoy con las prisas todo lo quieren corto, concentrado y en botella- Tomó aliento y prosiguió con calma -Pues mira, de chico siempre me emocionaron las aventuras de James Bond, pero tenía veta espiritual y como mi  padre quería que llegara a secretario del Papa, me inscribió en el Cole de los Maristas. 

- Pero  por lo que sé, al Vaticano no llegaste. 

- No,  no lo hice porque me tuve que enlistar. Entré en la Fuerza Aérea y fui piloto de cazabombarderos durante la 2nda Guerra Mundial.

- ¿Y? ¡Sigue, sigue! Esto se está poniendo emocionante. 

- Una vez, cuando estábamos un grupo aireándonos cerca de las barracas, se me acercó un hombre que reflejaba autoridad y elegancia pero parecía a la vez, muy reservado, misterioso,  seguro de sí mismo... ¡y el sujeto me reclutó para el Servicio Secreto!. En una de mis primeras misiones fue cuando te conocí en la embajada francesa en Berna ¿Te acuerdas? 

- Me acuerdo, ¡menuda impresión me causaste! Tan apuesto, tan gentil.... 

- En efecto, te mostré mi mejor semblante. Supe que formaríamos un buen equipo en el caso de los refugiados en Chipre y en el de... 

- Nunca te imaginaste que mi mejor alter ego era el de  ladrona profesional de obras de arte, la más excelsa (modestia aparte) que tuvo  Francia ¿Cierto? - lo interrumpió sonriente. Toda ella emanaba esencia de rosas y deseo. 

- ¿Alguna vez pensaste que hubiera sido de nosotros si tú hubieras sido Doña Rosa y yo Juan Pérez? 

- ¿Lo preguntas por eso de vivir una vida sencilla, en un mismo lugar, hasta en el mismo hogar, casados y con 5 hijos? 

- Alguna vez lo he  hecho, no puedo mentirte. Pero llegué a la conclusión de que a personas como nosotros nos gusta vivir la vida con intensidad, aventura y variedad. 

- ¡Qué bueno que volvimos a encontrarnos! 

- ¿¡Qué tal que en lugar  de agente secreto hubieras sido cura en el Vaticano!?

- ¡Por ti hubiera colgado los hábitos!

- ¡O quizás, ambos hubiéramos estado investigando sus Finanzas y al Banco Ambrosiano!

 - ¡Quién sabe, en nuestro mundo todo puede ser posible!

 

Afuera, era invierno. La nieve lo cubría todo, María Fernanda miraba por la ventana con nostalgia. Señora – dijo la enfermera-  Hora de tomar sus medicinas.

-         ¿Y Juanjo?  Me vino a visitar, ¿sabe?.  ¿A dónde está él ahora?

-         ¿Se refiere al Sr Juan José Domínguez Beltrán?

-         En sesión con el psiquiatra.

 

 

 Convocatoria de Maga de Qamar desde su blog  "La trastienda del pecado" con el tema de Alter Egos. Más relatos en su casa.

 


Thursday, July 15, 2021

Este jueves, un relato: "Lo inexplicable", extrañas coincidencias

 

Convocatoria  e imagen de Dorotea desde su blog Lazos y Raíces
con el tema de "lo inexplicable" (Más relatos en su casa)
 
Siempre dije que la vida está llena de extrañas coincidencias que no se pueden explicar. Sólo hay que estar atento para observarlas. Pequeñas cosas que para ojos apurados pasarían desapercibidas, pero que  sí suceden  en nuestro mundo. ¿Qué posibilidades hay de que   cada tantos años tu madre se pierda tu cumpleaños porque ese día está de parto con un hermano tuyo y eso repetido cinco veces? Pues sí, una posibilidad  en casi 17.8 mil millones, pero  eso le  ocurrió a la familia Cummings de Clintwood,  Virginia,  EEUU. Para ellos, según consta en el Libro de Records de Guiness de 1977 la fecha mágica es el 20 de febrero pero de distintos años: Catherine  nac. en  1952, Carol en 1953, Charles en 1956, Claudia en  1961 y Cecilia en 1966. Aquí los ven en la foto:

 Foto publicada aquí

 5 Hijos de Ralph y Carolyn Cummings
nacidos el 20 de febrero pero de distinto año.


¿O  cómo puede explicarse que en la primavera de 1975 en Detroit, EEUU,  un bebé cayera desde la altura de 14 pisos  sobre el señor Joseph Figlock, transeúnte ocasional, y un año después en el mismo lugar le cayera al mismo señor otro bebé encima? (Todos los implicados sobrevivieron)  Según consta en"El libro  de los hechos insólitos" de 367 pág. escrito por Gregorio Doval.

Y aquí una de barcos (También recogida en el libro  antes nombrado): El 5 de Diciembre de 1664 se hundió un barco en el estrecho de Menay, en la costa Norte de Gales, GB, muriendo 82 pasajeros embarcados  menos uno llamado Hugh Williams. El 5 de Diciembre  de 1785  otro barco se hundió allí pereciendo los 60 pasajeros menos uno, llamado también  Hugh Williams. El 5 de Agosto  1860, el hundimiento de un tercer barco provocaba  la muerte de 25 pasajeros  y un único sobreviviente. ¿Adivinan su nombre? Pues, sí ¡Hugh Williams!

Cuando  recorría mundo  utilizando distintos medios de transporte a los 17 años, específicamente Colombia, (el bello  país en el que nací pero en dónde desde los 3 años en adelante no crecí y decididamente quería conocer a fondo), me quedaba un último tramo de 10 horas en autobús por carretera de montaña desde Bogotá a Cali, donde residía mi padre argentino. Cuando debía  salir hacia la Estación porque se acercaba la hora de partida, una enorme angustia me apretó, literalmente,  el pecho,  y llorando a moco tendido le dije a la madre de la amiga en cuya casa me hospedaba "¡no me subo a ese autobús!" "¡no, no!" "¡no puedo, no quiero!".  Su madre me respondió, lo recuerdo con mucha nitidez, "si te sientes así no viajes. Pídele a tu padre que te envíe un pasaje de avión". Y eso hice.  Por eso sobreviví, porque todos los pasajeros que utilizaron sus boletos ese fatídico viernes fallecieron  cuando el autobús derrapó y cayó al vacío dando tumbos (y curiosamente, mismo día de la semana en el que yo nací). 

Coincidencias,  premoniciones, hechos insólitos. La incertidumbre nos agobia,  queremos controlarlo todo pero no somos conscientes de las infinitas posibilidades que se abren en el Universo y que sin que entendamos el porqué ni el cómo, nos pueden tocar con un milagro o una tragedia.  Salir de  lo mundano y burdo a un plano más sutil, puede que ayude. 



 
 

Wednesday, July 7, 2021

Este jueves, un relato: "De detectives" va la cosa, nuestro primer caso


 Convocatoria de Campirela desde su blog 

Imagen tomada de la red 


Aunque mi nombre completo es Filiberto Ignacio Rodriguez Gomez, desde chico me llamaban "Sherlock" -así quedé para la posteridad-   por mi andar  a la Holmes y  la lupa en ristre con la que investigaba hasta los más mínimos detalles de la naturaleza.  Y ya de grande, era obvia la profesión por la que me decantaría.  Hice toda mi carrera en la policía metropolitana y llegué a inspector,  hasta que un buen un día me  harté del mal genio  del Comisionado  de Policía y decidí plantar bandera, dar media vuelta, y  que lo mio era  la independencia laboral que me daría paz espiritual y buenaventura, así que con un "Hasta aquí llegamos, jefe", me retiré de la Fuerza.

De esto han pasado 20 años y sigo más feliz que unas castañuelas, sobretodo porque me asocié con Enriqueta Watson Manzanares, que además de excelsa detective es mi mujer en la vida privada, así que manejamos nuestra oficina  como una empresa familiar, ya que tenemos dos  holmitos y tres watsonitas, que aunque jóvenes aún, apuntan maneras y siendo progenie de padres como nosotros,  no podrían  caer fuera del tiesto, o lejos del árbol, como quien dice.

Todavía recuerdo nuestro primer caso juntos, dio para alquilar balcones y por mucho tiempo seguimos riéndonos a calzón quitado cada vez que rememorábamos los pormenores del mismo. 

Nuestro cliente era un violinista retirado  que se nos apareció una tarde de primavera con un peluquín mal colocado  en  la cabeza, camisa blanca y corbatín de moño,  y chaqueta y pantalones a cuadros negros y blancos, así como un tablero de ajedrez, pero de pié.   Enriqueta, muy seria, lo recibió. Yo los observaba  de lejos desde mi escritorio por entre una pila de papeles  que estaba clasificando  pudiendo oír con nitidez la conversación entre ambos.

 - Giuseppe Solis, para servirle, a Ud y a la Patria, bella dama. Dijo haciendo una reverencia.

-  Mejor diga Ud, caballero, ¿Cómo podríamos ayudarlo?.  Enriqueta  Watson, encantada. Bienvenido y tome asiento.

-¿Por dónde empiezo?

- Por el principio ¿no le parece?

-  Bue...-carraspeando  con nerviosismo- no... Bueno, verá Ud. hmmmm, necesitaría que siguieran  a una persona y me informaran  todo lo que hace, a quien ve o no ve,  a donde trabaja, si va al cine, a la plaza, o a hacer compras; en fin,  todo lo que se entiende por vida, obra y milagros.

-  Comprendido. ¿Qué datos puede brindarnos de esa persona?  ¿Algún hilo del que tirar, empezando por el nombre y la ultima dirección?



La seguimos alternándonos   durante dos semanas, lo recuerdo como si fuera hoy,  ¡madre del amor hermoso!, ¡qué mujer más activa!: era  contrabandista de día, peluquera de tarde,  y de noche puta muy bien pagada. Estaba escribiendo en limpio mi informe cuando Don Giussepe apareció muy excitado.

- ¿Ya tienen lo que le pedí?  Es muy santa la Sra ¿verdad?  Va a misa de 7  todos los domingos y teje crochet preciosos, los he visto. ¡Será una magnífica madre para mis futuros hijos!.   Me siento emocionado, sé que Ud.  confirmará que esta dama   es lo suficientemente  digna  y recatada como para casarme con ella  ¿Verdad?  ¿Ya puedo ir pidiéndole matrimonio, cierto?  ¡¿Cierto?!  ¡Ah! y ya me darán uds. razón de sus gustos así puedo hacerla feliz con una que otra sorprecita.

- ¡Hecho!, si se calla,  respira hondo y me deja, se lo explico, se lo explicamos.  De a poco fuimos  introduciéndolo   en la materia relevada, con mucha delicadeza respondímos  una a una sus preguntas, y para cuando llegué al tema de como y con quien pasaba las noches la señora, gimoteando, Don Giussepe se había desinflado como un globo  y,  deslizándose gelatinosamente de la silla, quedó tendido en el suelo sin posibilidad de reanimación alguna, más mustio y tieso que una hoja de parra en baño turco un día de pleno verano. De nada valieron los esfuerzos de Enriqueta por revivirlo.

 

Monday, July 5, 2021

Jennie Rousseau de Clarens, espia y heroina francesa durante la Era del Tercer Reich y la Segunda Guerra Mundial

 

 

 

Después de graduarse como la mejor de su clase en julio de 1940, Jeannie de Clarens, de soltera Rousseau, emprendió una carrera extraordinaria en el mundo de la interpretación y el espionaje. A los 23 años, debía entregar a las Fuerzas Aliadas una de las piezas de inteligencia más preciadas de la Segunda Guerra Mundial. En memoria de De Clarens, una verdadera heroína de la Resistencia francesa, Sciences Po [La Universidad Francesa de Ciencias Políticas fundada en 1872 por Emile Poutumy en respuesta a la crisis polícofrancesa como resultado  de la  Guerra Franco-prusiana de 1870] ahora rinde homenaje dando su nombre a una sala de conferencias. A menudo puede ser a partir de los trasfondos más insignificantes que la historia comienza a desarrollarse. Sin embargo, pocos que lean hoy la boleta de calificaciones de la estudiante de Sci,ences Po Jeannie Rousseau, no se emocionarían. Tan brillante como completamente banal, este informe elaborado en otoño de 1940 recuerda a su lector que “debido a la situación actual, no ha podido realizar la totalidad de los exámenes necesarios para la obtención de su título”. En el lenguaje neutral de la burocracia, no se sigue ninguna elaboración sobre cuáles podrían ser estos "eventos". Ni que estas páginas, que en última instancia no impidieron que Jeannie se graduara como la primera de su promoción en 1940, tuvieran por tema a una de las espías más distinguidas de la Segunda Guerra Mundial. 

Una heroína en el centro de escenas como las inmortalizadas en la icónica película Army of Shadows de Jean-Pierre Melville, Jeannie recientemente llamó la atención de los periodistas del New York Times. El periódico estadounidense publicó en agosto de 2017 un obituario que rinde homenaje a los "logros heroicos y trascendentales" de la  espía en nombre de la Resistencia francesa. Los periodistas franceses aún tienen que producir un equivalente.

 


Estudiante de Finanzas a los 18 años, espía e intérprete a los 21.  

De la monotonía de un expediente académico impecable surgió la apasionante carrera de Jeannie Rousseau: matriculada a los 18 en el curso de Finanzas de Sciences Po, a los 21 la joven graduada trabajaba clandestinamente en el París ocupado. ¿Cómo sucedió que una joven recién salida de la Universidad llegara a burlar al ejército alemán, recopilando información sobre un proyecto de armas secretas para salvar innumerables vidas civiles? En primer lugar, gracias a su perfecto dominio tanto del alemán como del inglés. La joven Jeannie se destacó en idiomas como en todas las materias, desde la economía social hasta el estudio de los seguros, sin olvidar las "Formas modernas de bienes muebles". Pero más allá, como decía su amigo Claude de Granrut (FR), “le encantó la ventana que Sciences Po le dio a culturas extranjeras”. Granrut, que conoció a Jeannie en 1946, admite que “¡fue gracias a Jeannie que estudié en Sciences Po! Hizo todo lo posible para convencerme de que me postulara. Le había encantado el énfasis constante en el intercambio cultural y allí había hecho algunos amigos muy queridos ". Alias ​​Amniarix, una reclutada muy especial de la Resistencia francesa durante la guerra, la fluidez de Rousseau en inglés sería la puerta de entrada a una carrera en interpretación para organismos internacionales. Durante el conflicto, su perfecto alemán fue tanto una fortaleza como una aflicción. Fue esto lo que la llevó a hacer su primera ruptura como intérprete y luego como espía. Todo comenzó en Dinard, donde su padre pensó que era prudente trasladar a su familia: Jeannie se convirtió en un intermediario entre los funcionarios locales y las autoridades alemanas, comunicando todo lo que podía aprender sobre los planes de los ocupantes.

 

Luego regresó a París, convirtiéndose en 1941 en intérprete de un colectivo de hombres de negocios, y poniendo en práctica, quizás, la formación que había obtenido recientemente en las clases de "Gran industria moderna" y "Política comercial poderosa"

 Jeannie continuó usando su encanto y su astucia para ganarse la confianza de los alemanes, fingiendo ingenuidad para reunir secretos militares de suma importancia. “Los miré atónita, repitiendo que no podían ser serios cuando hablaban de estas nuevas armas que viajarían más rápido que un avión”, recordó a un periodista del Washington Post en 1998, refiriéndose aquí al recién desarrollado V1 alemán. y cohetes V2. Deseoso de convencerla, un oficial fue tan lejos como para presentarle a Jeannie los planos completos de los cohetes, que ella confió instantáneamente a su memoria fotográfica. Como ella dijo, como si fuera evidente: "¿De qué sirve recopilar información, si no para transmitirla?" Si hubiera una película de guerra basada en la vida de Jeannie, ahora llegaríamos a una escena clásica: el hombre que tenía la intención de recibir la valiosa información de Jeannie está en un tren nocturno abarrotado que atraviesa la Francia ocupada. Su nombre es Georges Lamarque (FR) y reconoce a Jeannie a pesar de la tenue luz dentro del tren: de hecho, es la joven muy animada y muy talentosa que conoció en Sciences Po antes de la guerra.

Ella sería una reclutada muy especial  para los "Druidas", una red de resistencia afiliada a la red "Alianza",  [también conocida  como Arca de Noe] .  Rousseau acepta su propuesta sin dudarlo, y así comienza su doble vida bajo el nombre en clave de “Amniarix”.

 

Jeanne Rousseau de Clarens con  James Woolsey  y Reginald Victor Jones  en 1992

 

 Un personaje excepcional 

Además de su talento natural para los idiomas, todos sus profesores notaron la excepcional inteligencia de Rousseau. Pierre Waline, quien enseñó Economía Social, señaló en dos de sus presentaciones orales en 1938: “Una era buena, la otra casi demasiado buena. Habla con facilidad, un poco demasiado rápido.  La estudiante inteligente, evidentemente más cómoda en las presentaciones orales que en el trabajo escrito, debería hacerlo mejor ... " Lo hizo más que mejor: su camino iba a ser extraordinario. Pero sus habilidades lingüísticas la pondrían en grave peligro. 

En 1944, fue arrestada mientras intentaba exfiltrarse a Londres. Deportada primero al campo de concentración de Ravensbrück y luego trasladada a Torgau, Jeannie tomó el timón de una revuelta de prisioneros. Es difícil imaginar la audacia casi fatal que debió haber tenido esta mujer de 25 años para presentarse ante las autoridades de su campo de prisioneros, explicando cómo, dentro de los términos de la Convención de Ginebra, no tenían derecho a obligar a sus prisioneros a fabricar armamento militar.

El coraje de Jeannie casi le cuesta la vida. Situada en confinamiento solitario en Ravensbrück y en medio de la tuberculosis, se enfrentó a un horror que más tarde lucharía por expresar a sus hijos.  Casi muribunda,  la Cruz Roja Sueca liberó del campo en 1945. A pesar de las probabilidades, Jeannie sobrevivió y conoció en su convalecencia a un compañero sobreviviente: a su futuro esposo, Henri de Clarens. Él también había sido víctima de los campos de exterminio, en su caso Büchenwald y Auschwitz. Nunca más una palabra de alemán pasó por los labios de Jeannie. “Pero eso no le impidió inscribir a sus hijos en clases de alemán en la escuela”, recuerda con admiración su hijo Pascal de Clarens. Evidentemente, la franqueza de su madre podía soportar cualquier cosa, incluso lo indecible. 

 

 

 

 "El heroísmo es una cuestión de instinto" 

 

Ahora, una intérprete del más alto nivel que trabaja para las Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales, Jeannie de Clarens evitó casi todas las solicitudes de periodistas e historiadores después de la guerra. "La gente quiere olvidar", le dijo al Washington Post en 1998, "la gente no quiere saber". En 1993, décadas después del final de la guerra, aceptó la Medalla de Honor con el Sello del Director de la CIA, R. James Woolsey. A esta condecoración se le sumó la Médaille de la Résistance y la Croix de Guerre, y en 2009 fue nombrada Gran Oficial de la Legión de Honor. Sin embargo, en su única y preciosa entrevista para el Washington Post, Jeannie de Clarens esquivó el tema de su propio coraje: “¿Por qué lo hice? Simplemente lo hice, eso es todo. ¿Cómo pude no haberlo hecho? El heroísmo no es una cuestión de elección, sino de instinto. Es algo que comienza en nuestro sistema nervioso, no en el cerebro ". 

Jeannie podría levantar una ceja irónicamente al ver su nombre fijo en la puerta de una sala de conferencias. Solo podemos esperar que sus buenos recuerdos de la rue Saint-Guillaume sean el permiso suficiente para que Sciences Po rompa el silencio sobre su increíble historia. ¿Hasta el día en que un guionista curioso pueda desenterrarlo de nuevo…?

 

 Fuentes:

 

 

 Artículo original en Inglés traducido por mi de aquí.



 

Friday, July 2, 2021

Este jueves, un relato: "Sombreros y bonetes", La exploración por Asia Central y los Hunza o Burusho a principos del Siglo XX

 

Convocatoria de Mónica desde su blog Neogéminis 

con el tema: "Sombreros y bonetes"

 La imagen es suya. 

(relatos de los otros participantes, en su casa)


Este  sombrero verde de explorador  es el que yo elijo

Mi nombre es John Clark, nací en EEUU en 1909, tengo 48 años  y viviré a lo sumo 10 más, lo intuyo. Mi cuerpo está cansado de tanto viaje, exploración y aventura pero -he de reconocer- que mi alma  se halla  satisfecha porque he logrado hasta ahora todos  mis objetivos laborales y me siento pleno.   En lo personal, nunca  sentí  la pasión por una mujer que me robara el corazón o deseé engendrar un hijo. Eso de formar una familia no era ni es, definitivamente, lo mío y tampoco me lo planteé, para ser honesto.  

Mi verdadera pasión es mi trabajo -soy geólogo especialista en desierto y huesos fósiles- y por él abandoné las comodidades de la vida citadina y la investigación universitaria  para ir a vivir como lo hicieron nuestros ancestros en los puntos más ignotos y recónditos del planeta. Mi intención era la de mostrar a los miembros de la comunidad asiática como podían optimizar el uso de sus recursos para obtener una mejor calidad de vida. Por ejemplo, montar talleres artesanales, distribuir y sembrar semillas, montar dispensarios médicos,  realizar monitoreos geológicos, en fin,  poner todo mi conocimiento al servicio de estas comunidades.

 Esta idea mía surgió en 1944 cuando fungí como ingeniero de reconocimiento en el destacamento del General Stillwell. Mi labor consistía en reconocer casi 14.500 km de senderos y rutas en las provincias chinas de Xingjiang  Uyghur (en azul) y Ganzu (en amarillo)  lindantes  con Mongolia.

 

  Las provincias  azul y  amarilla  que lindan con Mongolia
 

Por ese entonces la China comunista conducía la lamentable política de "sinologización" de la región,  destruyendo las pasturas de las tribus  nómadas de otras etnias  como la de los turcomanos Kazaks  para obligarlos a emigrar o quedarse y morir de  hambre y luego ser  reemplazados por la etnia Han  predominante en China.

 . 

Kazaks (1)

Por su lado, los rusos hacían de las suyas y no se quedaban en saga, usaron la revolución local Turki  de 1936, por ejemplo,  como excusa para ayudar a China matando 50.000 griegos ortodoxos y 30.000 lideres musulmanes. Pero cuando yo llegué allí, ya para quedarme 20 meses, ellos  (los rusos) hacía un mes que se habían retirado, dejando las infraestructuras intactas,  cosa que sirvió a mi investigación.

Para la primavera de 1948  la Fundación para la que trabajaba en EEUU había recolectado suficiente dinero para un año de viaje de exploración previa, si iba yo sólo. Claro que llegando a allá debía contratar a un guía e intérprete local.  Así que opté por llegar a Pakistán y de allí cruzar la Cordillera de Karakorum (que pertenece al Sistema de los  Himalayas)  por el paso Mintaka y entrar en China y luego llegar al fértil oasis de Kashgar en la Provincia de  Xingjiang  Uyghur, todo a caballo.

Encontréme tribus de gente con, básicamente,  buenos intelectos y cuerpos fuertes pero que carecían de recursos naturales.  Y esto me era útil desde el punto de vista de que cuanto más pobre la región, mayor sería el impacto medioambiental y humano de mi trabajo. Por lo que inspeccioné  poblaciones  por Pakistán, China y Afganistán. Y como no pudimos conseguir ni mi guía  e intérprete ni yo, permisos en China, pero por suerte  sí en Pakistán;  después  de pasar  ocho meses inspeccionando las montañas del Norte y visitar a los Yaguistanis,  Baltis, Kashimiros, Dardos, Quor, Berichos y Beltos; de todos ellos elegí a los Burusho o Hunza, que viven en el Valle Hunza,  y pasé conociéndolos dos meses durante los que  me parecieron de lejos, las personas más hermosas, sorprendentes, inteligentes, limpias y ansiosas de trabajar conmigo  para mejorar sus condiciones de vida.  


[El valle de Hunza  es un valle formado por el río Hunza, cercano a Gilgit situado  las montañas del Norte  en la Provincia de Gilgit-Baltistán de Pakistán, cuya  capital es Karimabad. Fue el centro del antiguo principado de Hunza, abolido en 1974. En la actualidad, a carretera del Karakórum que une Pakistán con China pasa por este valle]. 

 

El  territorio Hunza no es más grande que New Jersey, EEUU,  aprox. de unos 22.500 km2,   -y si no fuera porque carece prácticamente de rutas y sólo puede recorrerse a lomo de caballo, tal como yo lo hice, de Norte a  Sur y de Este a Oeste, por estrechos  y escabrosos  senderos- por su envidiable  ubicación hubiera sido  un punto de gran valor geoestratégico en esta época que me ha tocado vivir.

 

 

 

Gilgit, al Norte y cuenca hidrográfica
 

 
Mapa de Pakistán que incluye Gilgit Balistan (en rojo) 
Territorios de Cashemira bajo jurisdicción pakistaní


 Foto del Valle Hunza por Abdullah Zulficar 


mujeres Burusho o Hunza

Sobre este extraordinario pueblo y mi trabajo con él,  desde abril de 1950 en adelante y por casi dos años,  resta mucho por decir, algo que dejo para una próxima oportunidad.



NOTAS y FUENTES:

(1)  Actualmente  existen en Kazakistán alrededor  de 12.800.000 Kazakos; en China,  1.500.000; en Mongolia 110.000, etc.  etc.

(2)  The Great Game, el Gran Juego,  GB y Rusia. Fue un enfrentamiento político y diplomático que existió durante la mayor parte del siglo XIX y principios del XX entre el Imperio Británico y el Imperio Ruso, sobre Afganistán y territorios vecinos en Asia Central y del Sur. También tuvo consecuencias directas en Persia (Irán) y la India británica. Gran Bretaña temía que Rusia invadiera la India para aumentar el vasto imperio que Rusia estaba construyendo.  En 1557, Bujara y  Jiva enviaron embajadores a Iván IV en busca de permiso para comerciar en Rusia. Rusia tenía interés en establecer una ruta comercial de Moscú a la India. Desde entonces hasta mediados del siglo XIX, los embajadores rusos en la región dedicaron gran parte de su tiempo a intentar liberar a los rusos que habían sido tomados como esclavos por los kanatos. Rusia se expandiría más tarde a través de Siberia hasta el Lejano Oriente, donde llegó al puerto del Pacífico que se conocería como Vladivostok en 1859. Más sobre el Gran Juego en este blog, aquí. 

(3)  Este relato es una presentación libre de un fragmento del  libro "Hunza, The lost Kingdom of the Himalaya" escrito por John Clark (EEUU, 1909-1967) publicado en 1956.






 


Monday, June 28, 2021

Marie Madeleine Fourcade, lider de la red de espionaje Alianza (Arca de Noé) durante la ocupación de Francia por el Tercer Reich y la Segunda Guerra Mundial

 

Marie-Madeleine Fourcade (8 de noviembre de 1909- París, 20 de julio de 1989) fue la líder de la red de la  Resistencia Alliance (también llamada Arca de Noé tras la detención del jefe de la red, Georges Loustaunau-Lacau.  bajo el nombre en clave de "Erizo" ("Hérisson") durante la ocupación de Francia en la Segunda Guerra Mundial y era del Tercer Reich.


Detenida a la vez que todo su estado mayor el 10 de noviembre de 1942, se escapa y consigue llegar a Londres desde donde pasa a dirigir la red con el seudónimo de "Erizo" (Hérisson) hasta la capitulación alemana.

En 1945, crea y asume la presidencia de la Asociación de Amistad Alliance. Se encarga a partir de ese momento del reconocimiento de sus 3.000 agentes, supervivientes o desaparecidos, así como de la obra social y de la publicación del "memorial de la Alliance" dedicado a los 429 muertos de la red. Publicado en 1968 con el título de "El Arca de Noé", el historial de la red es  novelesco.

Preside el Comité de Acción de la Resistencia desde diciembre de 1962 así como el jurado de honor de Maurice Papon en 1981. Casada en segundas nupcias, madre de cinco hijos, Comendadora de la Legión de Honor, Vicepresidenta de la Unión Internacional de la Resistencia y de la Deportación desde 1960 y de la Asociación nacional de condecorados de la Resistencia (desde 1947), miembro de la LICRA (Liga Int. contra el racismo y el antisemitismo), Marie-Madeleine Fourcade fue representante en la Asamblea de las Comunidades Europeas (1981-1982) y presidió en 1982 la Defensa de los intereses de Francia en Europa. Sus últimas luchas fueron el tratar de solucionar la crisis libanesa y el proceso a Klaus Barbie en Lyon.

Murió en el Hospital Militar de Val-de-Grâce. El gobierno y los pocos supervivientes de la red le rindieron un excepcional homenaje el 26 de julio de 1989 durante sus honras fúnebres en la Iglesia de San Luis de Los Inválidos y su entierro en el Cementerio de Père-Lachaise en París. 

 

Nacida como Marie-Madeleine Bridou en Marsella, creció y asistió a escuelas conventuales en Shanghai, donde su padre tenía un puesto en el servicio marítimo francés. Se casó joven, con el futuro coronel Édouard Méric [fr]. Tuvieron dos hijos, pero la pareja se separó y ella no los visitaría durante años.  En 1936, Fourcade conoció e impresionó al ex oficial de inteligencia militar francés Mayor Georges Loustaunau-Lacau, nombre en clave "Navarre". 

 

Resistencia durante   la era del Tercer Reich y la Segunda Guerra Mundial

Fourcade trabajó con Navarre en su revista L'ordre national, una publicación de espionaje. Navarre creía que el espionaje era crucial en el esfuerzo bélico. Navarre reclutó a Fourcade para una red de espías y para trabajar en L'ordre National. Ella tenía apenas 30 años en este momento. Su primera misión para Navarra fue crear secciones de Francia desocupada, luego reclutar y asignar un agente a estas secciones. Esta red se convirtió en la "Alianza" (más tarde llamada "Arca de Noé")

En julio de 1941, poco más de un año después de la invasión alemana, Navarre fue arrestado y condenado a dos años de prisión. Fourcade que era su Lugar teniente se convirtió, entonces, en la Líder de la Red.  Un ejemplo de su éxito como espía fue a través de su agente Jeannie Rousseau, quien convenció a un oficial de la Wehrmacht para que dibujara un cohete y una estación de pruebas en Peenemünde, revelando así el programa de cohetes V2 a los Aliados. 

Cuando la parte de Francia gobernada por Vichy también fue ocupada por Alemania, Fourcade pasó meses huyendo mientras se trasladaba de ciudad en ciudad para evitar ser descubierta. Durante este tiempo, dio a luz a su tercer hijo. El niño, un varoncito,  tuvo que ser escondido en una casa de seguridad. 

En julio de 1943, Fourcade  se fue a Londres, donde trabajó con la inteligencia británica, particularmente a través de su amigo Cmdr. Kenneth Cohen, oficial del MI6 a cargo de la inteligencia francesa. Si bien ella quería regresar a Francia, sus oficiales de control la obligaron a permanecer en Inglaterra hasta julio de 1944, cuando finalmente se le permitió regresar a Francia para unirse a sus agentes en el campo evitando ser capturada por los nazis.


Actividades de posguerra 

Marie Madeleine Fourcade se hizo cargo de 3.000 agentes de la Resistencia y supervivientes, además de las obras sociales y la publicación  de sus Memorias sobre la Red  l'Alliance,  que dedicó  a los 429 caídos  de su Red. A pesar de su posición de alto perfil en la resistencia francesa, siendo la líder de la red de espías más antigua, Charles de Gaulle no la incluyó entre las 1.038 personas que designó como héroes de la Resistencia (que incluía solo a 6 mujeres en total).  Curiosamente, no recibió tampoco la Orden de la Liberación, aunque sí lo hizo  su primer  marido Édouard Méric.

Desde 1962, Marie Madeleine Fourcade presidió el Comité de Acción de Resistencia, así como el jurado de honor de Maurice Papon en 1981. Se volvió a casar, fue madre de cinco hijos, Comandante de la Légion d'honneur, vicepresidenta de la Unión Internacional de Resistencia y Deportación desde 1960 y Asociación Nacional de Medallistas desde 1947, y miembro de la LICRA. Marie-Madeleine Fourcade estuvo representada en la asamblea de las Comunidades Europeas y en 1982 presidió la Defensa de Intereses en Francia y Europa. Sus últimas luchas fueron por el fin del conflicto libanés y la demanda de Klaus Barbie en Lyon. 

 Marie-Madeleine Fourcade murió a los 80 años, el 20 de julio de 1989 en el hospital militar de Val-de-Grâce; el gobierno y los pocos supervivientes del grupo de resistencia le rindieron un homenaje excepcional el 26 de julio en el momento de su funeral en la Église Saint-Louis des Invalides, la primera mujer que tuvo su funeral allí, y su entierro en el Cimetière du Père-Lachaise en París. La Rue Marie Madeleine Fourcade en Lyon fue nombrada en su honor, al igual que las calles de Montreuil-Juigné, Joué-lès-Tours y Malville.

 

Red Alianza o Arca de Noé
 
Marie Madeleine Fourcade escribió las Memorias  de su experiencia en tiempos de guerra que plasmó en su libro L'Arche de Noé, publicado en 1968, luego resumido y traducido al inglés como Noah's Ark. En él describió cómo, cuando era una joven de unos 30 años, pasó a convertirse en la líder de la Red de Resistencia clandestina que se conocería como "Alianza o Arca de Noé"
 
El nombre del libro es una referencia al nombre dado a la red por los nazis, porque asignaba nombres de animales a sus miembros, como nombres en clave. El suyo era  "Erizo" (Hérisson", en francés,  "Hedgehog" en inglés). Su misión era la de recopilar información sobre los movimientos y la logística de tropas y navales alemanas dentro de Francia, y transmitir esta inteligencia a Gran Bretaña, utilizando una red de transmisores de radio clandestinos y mensajeros de carne y hueso. Fue un trabajo extremadamente peligroso, muchos de los asociados más cercanos de Fourcade fueron capturados, torturados y asesinados por la Gestapo. Algunos, sin embargo, pudieron escapar, incluida la propia Fourcade, que escapó de la captura en dos ocasiones. Arrestada con su personal el 10 de noviembre de 1942, escapó, por un golpe de suerte, y fue llevada en avión a Londres, desde donde continuó dirigiendo la red. 
 
Después de regresar a Francia para dirigir la red en tierra, Fourcade fue capturada por segunda vez. Su segunda fuga fue más angustiosa: en las primeras horas de la mañana, se desnudó y pudo forzar su pequeño cuerpo entre los barrotes de la ventana de la celda.
 
Al concluir la guerra, Marie Madeleine Fourcade  fue condecorada por su destacado servicio. El prefacio de la edición británica / estadounidense, muy abreviada y mal traducida, fue escrito por Kenneth Cohen, quien fue su "Controlador" en el SIS M16 durante la guerra (y la posguerra) y el padre de su ahijado. 
 
 
 

Bibliografía