Friday, December 24, 2021

Con las Tarjetas de Mónica y Mag, les deseo a todos los amigos y paseantes ¡Muy Felices Fiestas! Y un Año nuevo 2022 lleno de salud, bonanza y alegrías, que sean en ti la magia...

 

(Gracias, Mag)




(Gracias, Mónica)


Y a todos los amigos, gracias por ser parte de mi vida.
 



Felices días de celebraciones, reuniones, vacaciones y descanso.
 
Hasta pronto.
 
 
 

Wednesday, December 15, 2021

Este jueves, un relato: "Dar vuelta la página", pasar página o a otra cosa marinero


 Convocatoria de Mónica desde su blog Neogéminis 
(la imagen es suya) 
 
 
Hacía tiempo que lo venía pensando pero aún no me decidía. Seguir en esta situación penosa no me  servía en absoluto.  Yo, el  gran Fiscal del Estado Giovanni Lobrecatti, había perdido el juicio por una mujer hermosa, dulce e inteligente. Me obnubilé, fui incapaz de darme cuenta de que ella, Gina Mercuri,  era una espía infiltradada por ese aparentemente inofensivo anciano joyero quien resultó ser nada menos que el Padrino de la mafia siciliana Settimo Mineo. ¡Qué vergüenza sentí al quedar en ridículo y lo peor,  al poner en riesgo un caso tan importante!. Mi honor me llevó a presentar mi renuncia ante el Ministro del Interior quien desde siempre me había tenido ojeriza y obviamente se regodeó con mi desgracia  porque nadie mejor que yo sabía en que andaba el bueno para nada del necio, barrigón y jugador de Franco Bonfantti. Lo detestaba viceralmente, es cierto, pero  con razón:  él había escalado puestos en el Gobierno a base de palancas y  sobornos y no según méritos, como siempre fue mi caso. 

Había llegado al final del camino, no me quedaba más que  reconocer mi error, retirarme, perdonar mi humana debilidad por haberle dado una chance al amor con la persona equivocada,  y en la lejanía de la soledad autoimpuesta en mi cabaña de campo junto al lago,  pasar página y ¿quién sabe? quizás escribir mis memorias o pescar alguna trucha. 
 
 
 
(231 palabras)
 
  Nota:
 
Settimo Mineo, personaje real, apresado en   2018 sucedió a: "U capu di ´i Capi" Salvatore Riina quien fuera uno de los jefes más famosos de la Cosa Nostra. Este nació en 1930 en Corleone, Sicilia, y murió en prisión el 17 de noviembre de 2017, al otro día de cumplir 87 años. Tuvo tres apodos notorios: la Bestia, el Jefe de Jefes (U Capu di i Capi, en siciliano), y el Corto, pero nadie lo llamaba de esos modos ante él, solo los muy cercanos podían decirle Totó.  El resto del relato  es puro invento mio.
 
 
 

Saturday, December 11, 2021

Cierre de covocatoria para los relatos jueveros y ¡¡Muy felices Fiestas y Próspero año nuevo 2022!!.

 


Llegamos al cierre de esta Convocatoria que me ha tocado anfitrionar. Quiero expresar a todos los participantes mi agradecimiento por haber contribuido  de forma activa a que se convirtiera en toda una aventura de relatos muy variados a cual más interesante.

 

 


 

Paso el   testigo a  Mónica

quien toma el relevo desde su blog





Con la Tarjeta que Mónica nos regala cada año, quiero desear a todos los amigos  y paseantes:

¡¡Muy Felices Fiestas!!
 Y Próspero Año Nuevo 2022,
lleno de salud y alegrías.


 (Mil gracias, Mónica)
 
 


 
 
 
 
 

Thursday, December 9, 2021

Este jueves, un relato: "El manuscrito robado" (mi participación)

 

 Chronica de Gestis  Hungaronum (Manuscrito Crónica iluminada de Viena)
 
 

Matías Corvino, rey de Hungría,  me había  encomendado  unos diez años  antes de morir en 1490 dicen que por intoxicación alimentaria, mas  es de  mi entender que fuera envenenado, una misión hartamente delicada y peligrosa. Debía recuperar  un  manuscrito húngaro de manos otomanas y devolverlo a donde  con justicia pertenecía: la Bibliotheca Corvinniana  del  Palacio de Buda  que gracias a Su Majestad contenía infinidad de preciados manuscritos. El manuscrito en cuestión era el Codex  de la Gesta Húngara que relataba la historia del reino y principalmente, la del rey  Luis I de Hungría (1326-82), héroe nacional.
 
Me puse manos a la obra y  comencé,   con ojos de lince  y nariz de sabueso, a rastrear el manuscrito iluminado y encuadernado como códice.  Seguir  su pista me llevaría tiempo y no sería nada fácil, pero modestia aparte, era un buen guerrero que  además tenía capacidades de investigador, con dotes lingüísticas, y era muy hábil en eso de disfrazarme e infiltrarme sin ser notado allí dónde nadie se atrevía. Por eso era el hombre del rey designado para esta tarea de espionaje y reintegro -Dios mediante- del objeto robado. 

Las pistas me llevaron primero al déspota de Serbia Dorde Brancóviç y luego a la corte del emperador  de la  casa de Osman, el Sultán Mejmed II, apodado "el Fatij"-Conquistador de Constantinopla-  quien  realizó además  varias campañas contra el reino de mi Señor, contra  Belgrado, Valaquia, Moldavia, Serbia, Bosnia y Grecia. Por su calidad de guerrero y estratega, al Sultán nada se le resistía.  Hasta guerreó  contra la República de Venecia quien creyó que podría vencerlo.  
 
Por otro lado, Mejmed II era muy educado y de refinados gustos  tanto en arte y arquitectura, como en historia,  música,  literatura,  filosofía, también era versado en el Corán y el sufismo,  al igual que   en las ciencias,  y contaba con una enorme  Biblioteca en su Palacio en Constantinopla en la que había reunido un gran botín de manuscritos iluminados y otros no iluminados, en pergamino y en papiro, tanto  en rollos  como en códices.  Se dice que los  traductores, escribas, iluminadores y copistas se reunían  a trabajar en su corte.  Y ahí es donde yo tenia la oportunidad de entremezclarme y pasar desapercibido. Por peligroso que fuera, estaba decidido a cumplir con éxito mi misión para la que me disfrazaría de monje copista bizantino.

Todo iba de maravillas  y  ya había localizado al manuscrito, cuando  el Gran Visir Karamani Mejmed Pashá me llamó ante su digna presencia:

-  He sabido que andas hurgando hasta altas horas de la  noche por las estanterías de la Biblioteca. ¿Qué tienes que decir al respecto, copista?

Empalidecí de terror, el más mínimo error y mi cabeza rodaría a la velocidad del rayo. Tomé aire, me encomendé a Dios, y  con voz lo más firme y serena posible respondí:

- Sultana Jatun, Gran Visir, por intermedio de su  eunuco Tarik solicitó de mi humilde  persona  que le buscara el Kitāb tuhfat al-safara (El libro del Viaje místico) de Ibn Arabi.

Pasó por esta vez, pero mi tiempo  se acortaba. Cada segundo era un riesgo para mi vida y mi misión, así que saqué del escondite el Codex Hungaronum,  lo metí entre mis ropajes y preparé mis alforjas.  Partiría con los  primeros rayos del alba. Escabulléndome sigilosamente por entre las sombras, salí de Palacio hacia los establos del sultán. Y allí me escondí hasta la hora de partir pero antes cambié mi disfraz de monje por uno  de mercader. 

 


Notas:

Mejmed II introdujo la palabra Política en árabe "Siyasah" de un libro que publicó y afirmó ser la colección de doctrinas políticas de los césares bizantinos antes que él. Reunió a artistas italianos, humanistas y eruditos griegos en su corte, permitió que la Iglesia bizantina siguiera funcionando, ordenó al patriarca Genadius que tradujera la doctrina cristiana al turco y llamó a Gentile Bellini de Venecia para pintar su retrato, así como los frescos venecianos. que se han desvanecido hoy.  Recogió en su palacio una biblioteca que incluía obras en griego, persa y latín. Mejmed invitó a científicos y astrónomos musulmanes como Ali Qushji y artistas a su corte en Constantinopla, fundó una universidad, construyó mezquitas (por ejemplo, la mezquita de Fatij), vías fluviales y el Palacio Topkapi de Estambul y el Kiosco de azulejos. Alrededor de la gran mezquita que construyó, erigió ocho madrasas que, durante casi un siglo, mantuvieron su rango como las más altas instituciones de enseñanza de las ciencias islámicas en el imperio. Mejmed II permitió a sus súbditos un grado considerable de libertad religiosa, siempre que obedecieran a su gobierno. Después de su conquista de Bosnia en 1463, emitió el Ahdname (Edicto de protección) de Milodraž (Campo militar en dónde se  encontró con el monje Andeo Z. que se lo solicitó)   para los franciscanos bosnios, otorgándoles libertad para moverse libremente dentro del Imperio, ofrecer culto en sus iglesias y monasterios y practicar su religión libre de persecución oficial y no oficial, insultos o disturbio. Sin embargo, su ejército permanente fue reclutado del Devshirme, un grupo que tomó sujetos cristianos a una edad temprana (8-20 años): se convirtieron al Islam, luego se educaron para la administración o los jenízaros militares. Se trataba de una meritocracia que produjo de entre sus alumnos cuatro de los cinco Grandes Visires a partir de ese momento.



 
 
 
 


Sunday, December 5, 2021

Convocatoria para los relatos jueveros del 9 de Diciembre: "El manuscrito robado", ¡Sean todos bienvenidos!

1     
 
Gracias a la minuciosa labor  del personal altamente calificado de Bibliotecas y Archivos que están digitalizando  manuscritos antiguos  con un proceso que implica varias etapas (preliminares: umbralización, limpieza de ruido, adelgazamiento, enderazamiento de  la línea base;  procesamiento propiamente dicho, etc, etc)  no sólo se preservan del deterioro físico,  están además al alcance de quienes quieran contemplarlos  o estudiarlos para riqueza de nuestro acervo cultural.
 
 
2

Pero antes de que fuera digitalizado, un manuscrito antiguo fue robado de un museo, de la biblioteca de un monasterio o abadía,  de un tren, de una caravana, de un cofre fuerte, de donde se imaginen.

 

3

¿De qué manuscrito se trataba?  ¿Dónde se encontraba? y  ¿Quienes lo robaron? ¿Ladrones de antigüedades? ¿La mafia? ¿Una orden secreta? ¿Viajeros inter-galácticos? ¿Detectives paranormales?

 

 4
 
 
¿Dónde lo llevaron? ¿Por qué lo robaron y  con qué fin? 
 
 
 
5
 
 
Finalmente:  ¿Se logra recuperar? y  si  las respuesta es sí, ¿Por quién/es y cómo? 
 
    
Los invito pues, a escribir un relato  entre el guión de una  película de Indiana  Jones  y la novela  "El nombre de la Rosa" de Umberto Eco sobre un manuscrito real o imaginario  que ha sido robado por seres de este mundo o de otro en cualquier tiempo, ya sea  pasado, presente o futuro. 

Las preguntas y las imágenes son sólo inspiradoras,  y estas han sido tomadas de la red.   
 
No olviden dejarme vuestros enlaces entre el miércoles y el sábado al medio día hora peninsular para conformar el listado de participantes.  Pueden ilustrar sus relatos como deseen y si se pasan del límite habitual de palabras, por mi no importa. Estamos en tiempos  festivos que de por  si estimulan la imaginación  e invitan al regocijo y si me lo permiten,  nos explayaremos a nuestras anchas.
 
 Así que "El manuscrito robado" .... está esperando a reaparecer.   Deseo de corazón que esta propuesta les resulte atractiva y los estimule a participar.


 
 Imágenes de esta entrada (tomadas de la red) :
 
1 - Manuscrito del Evagelario de  Otón  III, Cristo lavando  los pies a los apóstoles- Biblioteca Estatal de Baviera,  Munich, estilo otoniano, Siglo X
2 -  Manuscrito  Evangelario de Egmond- Bibl Nac de los Países Bajos, estilo holandés, Siglo IX
3 -  Manuscrito el Beato de Tábara - Monasterio de Tábara, Zamora, estilo mozábare, Siglo X
4 -  Manuscrito del Salterio Vespasiano - British Library, estilo anglo-saxon.  Siglo VIII.
5 -  Manuscrito    Las crónicas de  Jean Froissart, Batalla de Sluys, entre Francia  e Inglaterra en el contexto de la Guerra de los 100 años - Biblioteca Nacional de Francia, estilo belga, Siglo XIV



Thursday, December 2, 2021

Este jueves, un relato: "Esclavitud", Piu avanti

 


 En el día internacional para la abolición de la esclavitud, celebrado desde 1949,  Convocatoria de Campirela sobre  "Esclavitud" desde su blog
en dónde encontrarán más relatos. 
 

 


Acabo de llegar de viaje y estoy muy cansada pero  no puedo resistirme a escribir sobre  el tema  que este jueves nos propone Campirela y más cuando cita a una persona,  maestro y poeta, cuya obra cayó en mis manos cuando era niña y que -bien dicen que la literatura libera- me ayudó,  entre otros factores, a poner en funcionamiento todos mis recursos internos,  juntando  fuerzas e inteligencia para escapar de casa de mi madre a los 13 años, pasar a manos de mis tutores legales y luego, a los 16 años conseguir mi emancipación jurídica y lograr, por fin, la libertad con toda la responsabilidad que esta conlleva. 



¡Piú avanti!

No te des por vencido, ni aun vencido,
no te sientas esclavo, ni aun esclavo;
trémulo de pavor, piénsate bravo,
y arremete feroz, ya mal herido.
Ten el tesón del clavo enmohecido
que ya viejo y ruin, vuelve a ser clavo;
no la cobarde intrepidez del pavo
que amaina su plumaje al primer ruido.
Procede como Dios que nunca llora;
o como Lucifer, que nunca reza;
o como el robledal, cuya grandeza
necesita del agua y no la implora...
¡Que muerda y vocifere vengadora,
ya rodando en el polvo, tu cabeza!

Almafuerte (Pedro Bonifacio Palacios) Argentina, 1854-1917


La esclavitud ha existido como fenómeno global desde la más remota antigüedad, en Sumeria, en Egipto, en  Grecia y Roma, en China, en el Imperio Otomano, en el Chibcha,  en el Inca, por ejemplo.      
 
Recordemos el horror de Séneca cuando  en Roma presenció una lucha  de los esclavos gladiadores: "Llego a casa más lleno de avaricia, más cruel e inhumano por que he estado entre seres humanos. Por casualidad a medio día asistí a una exhibición, esperando un poco de chistes, relajarme. Pero salió todo lo contrario. Estos peleadores de mediodía salen sin ningún tipo de armadura, se exponen sin defensa a los golpes, y ninguno golpea en vano. Por la mañana echan los hombres a los leones; al medio día los gladiadores a los espectadores. La multitud exige que el victorioso que ha matado a sus contrincantes encare al hombre que, a su vez, lo matará. Y al último victorioso lo reservan para otra masacre. Al hombre, sagrado para el hombre, lo matan por diversión y risas" (1).  

El Pater familias podía vender a su hijo como esclavo  (pero sólo hasta tres veces, según la ley romana). Los hijos recién nacidos no deseados no eran levantados en brazos  de su padre del podio en el que se los apoyaba frente al pueblo y  eran  -haciendo uso del Ius exponendi- abandonados ahí a la intemperie, al frio, a  ser devorados por animales salvajes,  a ser vendidos como esclavos o,  en la mejor de las suertes, a que alguien los adoptara. Muchos héroes mitológicos fueron adoptados por dioses así (2)
 
¿Nos horrorizamos?  No deberíamos.  La esclavitud sigue presente hoy -a pesar de haber sido abolida- bajo formas disfrazadas como la prostitución, trata de blancas -o simplemente- trata, el feminicidio,  el trabajo infantil, en los niños capturados e indoctrinados para la guerra etc.


 
 
 Notas:
 (1)  Séneca, citado por Momsen en "The history of Rome" T 3, Pag 233-238.
 (2) Por ejemplo:

Las imágenes han sido tomadas de la red