Monday, February 4, 2013

Waris Dirie, La Flor del Desierto, de Somalia a Austria, una vida, un ejemplo.


No se si  concocen o recuerdan la historia de vida de Waris Dirie, La flor del Desierto, una mujer beduina  de Somalia, nacida en 1965 que sufrió a los 5 años la peor de las mutilaciones genitales femeninas: la infibulación. A los 13 años se escapó  porque su padre la quería casar con un hombre viejo que ofrecía por ella 5 camellos, cruzó solita el desierto sin más cosas que lo puesto y poco o nada que comer, llegó primero a Galcaio  (aquí mapa e información de Somalia)  donde tenía algunos familiares y luego a Mogadishu, la capital en donde tenía otros y de ahí dió el salto a Londres, como empleada doméstica de un tío embajador.  Este necesitaba una empleada y ella que estaba trabajando en casa de una  tía, decidió que no dejaría escapar esta oportunidad y le rogó que la ayudara a emplearse con este tío, cosa que consiguió así que,  viajó a Londres con ellos para trabajar en su casa. Cuatro años después, los tíos regresaban a Somalia y ella decidió entonces quedarse en  la capital  inglesa;  se las ingenió para hacerlo sin la ayuda de la familia y logró salir adelante.  Su historia la relata en estos dos libros cuyas tapas digitalicé aquí y  es un vivo ejemplo de que aún de las peores condiciones se puede salir con voluntad, determinación, fe (creyendo que es posible) y algo más: aprovechando las oportunidades o los ángeles que se nos ponen en el camino, porque una vez que decidimos movernos, éstos aparecen. Solo hay que saber verlos.



 Una vez que sus tíos regresaron a Somalia, Waris quedó como dije completamente sola, sin más bienes materiales  que el magro salario que había logrado ahorrar  por su trabajo en casa de los  tíos, pero ahora, sola, sin hablar inglés (era analfabeta y su trabajo no le había dado tiempo para aprender a leer, a escribir y menos aún, a estudiar inglés) y sin techo, porque su tío no le dejó ninguna recomendación ni ayuda. Si ella había decido quedarse, que se las arreglara como pudiera, pensó el tío y actuó en consecuencia.  ¿Y qué podía hacer, entonces?. Waris buscó ayuda en la Embajada de Somalia sin hallarla, caminó por las calles de Londres;   sin la carga laboral que se lo había impedido hasta ese momento, se permitió juguetear entrando en los negocios, probándose ropa, soñando despierta.... mientras iba observando, viendo, pensando como arreglárselas. Fue en uno de esos negocios que entabló conversación con una mujer somalí residente desde hacía mucho tiempo, se hicieron amigas, esta mujer  le ofreció quedarse un tiempo en su casa, la introdujo en los vericuetos y particularidades de la vida londinense para inmigrantes, Waris fue una alumna aplicada que asimilaba  rápido, porque no era cuestión de abusar de las bondades de la amiga:  consiguió un trabajo en la cocina de Mac Donalds (que contrataba en negro), fue a cursos de  lecto-escritura en inglés para inmigrantes gratuitos que ofrecía la municipalidad, se mudó a una habitación en un complejo habitacional cerca de la casa de su amiga, arregló sus papeles y consiguió la residencia, fue  descubierta por un fotógrafo  que la incluyó en el calendario Pirelli de 1987, de ahí y por 10 años fue una exitosa modelo, apareciendo en las publicidades de casas como Chanel,  Levi's, L'Oréal and Revlon o en revistas de moda como Elle, Glamour o Vogue. Incluso Waris tuvo un rol menor en 1987 en una película de James Bond y en 1995 su historia fue relatada en un documental de la BBC "Una nómade en New York".



Embajadora especial en la ONU
1997 a 2003 en contra de la Mutilación Genital Femenina  (MGF).
Condecorada Caballero de la Legión de honor.

Waris Dirie habla por primera vez en 1997 con Laura Ziv para la revista Marie Claire sobre la mutilación genital que sufrió cuando pequeña y de ahí en más,  abandona  en la cima  su carrera de modelo, para dedicarse a tiempo completo al trabajo humanitario, para erradicar  esta aberrante práctica, especialmente, en África y fundar escuelas y clínicas en Somalia, etc. etc.  En su vida personal, se casó y tuvo un hijo varón. Actualmente es ciudadana austríaca y vive entre  Viena, Austria y Gdansk,  Polonia (en donde también tiene una propiedad).



Aquí les dejo un vídeo con una entrevista que le hicieron:





Enlace a Mutilación Genital Femenina OMS Datos y cifras: ¡¡¡140.000.000 de mujeres mutiladas en el mundo!!!


Enlace a prevalencia de MGF por país. Una vergüenza más del Siglo XXI 

Recomiendo también la lectura del libro "Prisoners of ritual" escrito por Hanny Lighfoot-Klein, Harrington Park Press, N. Y., USA, 1989, que si bien es antiguo  recoge la experiencia de esta especialista en el tema durante su recorrido de seis años viviendo en familias que la habían experimentado en Sudán, Kenya y Egipto. Obs: Es un libro muy fuerte. Debo decir que me dolió hasta la última fibra de mi cuerpo al leerlo y finalizada su lectura hace muchos años, di gracias por haber nacido en occidente.

Para una guía de las leyes y políticas mundiales sobre salud reproductiva y MGF ver "Female Genital Mutilation" editado por Anika Rahman, abogada, dir. del  Centro para Salud reproductiva, Leyes y Políticas CRLP y Nahid Toubia, Médica, primera cirujana mujer de Sudán. Zed Books, NY, USA, 2001.


Nota: La tercera foto es propiedad de Wikipedia.

29 comments:

Natàlia Tàrraco said...

Valiente, decidida, bellísima Waris, tantas como ella han sufrido esa aberración en su sexo, una de las lacras más horribles que perpetra el hombre sobre la mujer en muchos lugares de África. Inadmisible, admirable esta obra que habla de Waris e indirectamente de las demás.

No cesemos hasta que se anule ese horror.
Myriam tu denuncia es la mía, besito lunero.

Bertha said...

Que brutalidad lo digo por la ablación y sí este ejemplo de mujer no sirve para reflexionar es que estamos ciegas...A eso le llamo yo tener un par de narices y cuando el ser humano no tiene sino su propia vida cómo tesoro es cuando sabe sacar los recursos para sobrevivir...-Por eso nunca mejor que ella para ayudar y solidarizarse con esta práctica tan arriegada...ya que lo ha sufrido en sus propias carnes.Todo un ej. y ademas de guapa inteligente y valiente.

Un abrazo feliz día.

Aldabra said...

ví la película "Flor del desierto" hace unos años y desde luego que es una historia durísima pero una lección tremenda de superación.

lo de la ablacción es terrible, no hay palabras.

biquiños,

Pamisola said...

Qué interesante y ejemplar vida la de esta mujer. Predestinada a luchar porque esta terrible aberración termine para todas las mujeres, sean de donde sean.
Una buena entrada para su reconocimiento.

Gracias por traerlo aquí.

Besos.

Graciela de Palomas said...

El Machismo Mata Abuportres, desgraciadamente aún se siguen realizando éstas prácticas de lesa humanidad.

Abrazos.

yeste lima said...



Un ejemplo para el resto de la humanidad... de valentía, de afán de superación, de la lucha por la dignidad de la mujer y por reivindicar el derecho a una vida libre. Waris luchó y encontró su oportunidad, todavía cientos de miles de mujeres tienen miedo a decir NO y los demás debemos luchar por ellas hasta que tengan el valor suficiente.

Preciosa historia la de Waris.

Besote.

Katy Sánchez said...

Esta mujer es admirable. He recogido su vida en un post hace ya un año. Es un ejemplo a seguir y además es bellísima.
Bss y buena semana.

Tracy said...

Me encanta esta mujer.

Abejita de la Vega said...

Salvajada inmensa, me duele leerlo.

Bella, valiente e inteligente mujer, preciosa flor.

Besos

Paco Cuesta said...

Todo un ejemplo, al menos a ella la sonrió el éxito.
Gracias Un abrazo

Aristos Veyrud said...

Una muestra mas del horror que victimiza a miles de mujeres y niñas cada año en el mundo.
La educación y la denuncia constante son las mejores herramientas para combatir estas aberraciones.
Un abrazo Myr!!!

Javier Rodríguez Albuquerque said...

El mundo está lleno de mujeres ejemplares. Gracias a ellas el mundo va cambiando poco a poco.
Demasiado lentamente, me temo.
La sociedad nunca se lo agradecerá lo suficiente.
Un precio.

Manuel López Paz said...

Asistí a una conferencia en Londres en 2004 que ello dió en el marco de un congreso de ginecología. Una dama brillante, hermosa y decidida.

Una costumbre nefasta, que aún tiene sus seguidores...A ver si en definitiva, dejamos de una vez considerar a alguien menos que los demás

Besote

Janeth said...

Amiga una historia muy triste pero con un final feliz, resulto una gran modelo,....me parecio muy bella cuando vi la foto, desconocia la historia totalmente, pero se que esto de la mutilacion genital es lo mas aberrante que se le podria hacer a un ser humano; es un ultraje, una tortura, que bien podria erradicarse esta practica,.... por eso,... por aberrante....

ana said...

Todo un ejemplo de superación, una lucha constantes que es de agradecer por todas las mujeres de su país y del mundo.

Besicos.

Mariluz G H said...

La primera vez que oí hablar de ella y vi su cara me maravilló. Muy inteligente al utilizar su belleza para llamar la atención del mundo hacia la terrible realidad de las mujeres de su país. Es admirable


Abrazos para ti

TORO SALVAJE said...

Bien por ella.
Conocía su historia.
El tema de la mutilación femenina es "casus belli", para mí es motivo más que suficiente para invadir esos países y poner fin a esa atrocidad.

Besos.

Prunus Avium said...

Hola Myr,

Esta "SEÑORA" sí que es un modelo de mujer. Un modelo de mujer que me gusta, que admiro, que respeto. Un modelo a imitar.

Si, me gusta su estilo: Valiente, luchadora, incansable. Fuerte.

Gracias por la biografía. Sabía algo de ella, pero no tanto. Gracias.

Un abrazo.

virgi said...

Leí su libro hace tiempo y lo he recomendado mucho. El encuentro con su madre y los regalos que le llevó es de lo más emotivo.
Y qué mujer tan bella!!!
Besos, Myriam

Verso a beso said...

Parece mentira que en el s XXI el ser humano esté tan lejos de su evolución a "ser humano".


Bss

Jose said...

Si,conocía la historia y siempre admiré a esa persona,y a todas las personas que luchan con esa inquebrantable fe la cual te da fuerzas para vencer y en la vida triunfar.

Saludos saludos y me siento cobijado

Spaghetti said...

La belleza es siempre un valor añadido. El mundo está lleno de vidas ejemplares anónimas. No habría papel para escribirlas todas. El abuelo de Obama era un sirviente kenyata. Y el padre de Victos Jara, un peón de hacienda como lo canta.
Pero la mutilación genital es una salvajada (para los que nos creemos civilizados, claro)
bssoss

Nómada planetario said...

Cada vez entiendo menos a la gente que en nombre de tal o cual religión hace barbaridades como la mutilación genital, la lapidación u otras prácticas irracionales. Esta mujer es toda una luchadora. Bravo por ella.
Besos en un día desabrido.

Miguel said...

No puedo leer ese tipo de monstruosidades que se llevan a cabo con total "naturalidad" en ciertos países de África sin dejar de sentir desprecio por la raza humana.
Pero a veces, hay gente que se rebela.

Un beso.

Merche Pallarés said...

Conocía su historia y comparto las opiniones de todos los que me preceden :) Muchos besotes, M.

ANTIQVA said...

Una historia estremecedora...

Ojala pronto estas cosas queden en el olvido,aunque no parece que la cosa avance mucho

Un abrazo, amiga

Mari Carmen Polo said...

Qué curioso... ¿quieres creer que ayer comencé a ver esta película, en mi ordenador, y tuve que dejarla porque no tenía los subtítulos en inglés? Ahora ya tengo también los subtítulos, así que la veré mañana, que tendré más tiempo libre por la tarde.

Un beso

Pedro Ojeda Escudero said...

Recuerdo cómo su historia puso el necesario foco de atención mundial sobre una circunstancia dramática que sigue dándose con harta frecuencia, por desgracia.
Necesario recuerdo.
Besos.

Ele Bergón said...

Como bien dices, la persona que tiene el deseo de salir adelante, al final lo consigue. Esta mujer es un buen ejemplo de ello.

Recuerdo a otra mujer africana que también tiene una vida parecida a ella, al final, después de luchar porque no se practicque la ablación, ella se vuelve a su país y está a favor de esta ablación. Fue algo incomprensible, pero creo que en los años 90 fue muy comentado. No recuerdo el nombre, pero la vida de Waris, me la ha tradído a la memoria.

Un abrazo y gracias por la entrada.

Luz.