Thursday, February 7, 2013

Cadiz, Gades, Gadir, siempre mágica y encantadora

Continuando con mi viaje por Andalucía en noviembre del año pasado, visité Cádiz bajo  una intensa lluvia y bautismo en su famoso viento cruzado que me hizo romper dos paraguas y empaparme hasta la médula de los huesos, pero bien valió la pena, porque hacía mucho tiempo que quería conocer esta ciudad fundada originalmente por los Fenicios de Tiro -Gadir- según las fuentes historiográficas comúnmente aceptadas (Veleyo Patérculo, Estrabón, Plino el viejo) ochenta años después de la caída de Troya en 1183-4 sg. cronografía de Erastóstenes (276-194 aC) quien fuera director de la Biblioteca de Alejandría. Igualmente confirmada la continuidad histórica por los estudios geoarqueológicos de 2001 (Arteaga y Roos).   Gades, aliada de Cartago  durante las Guerras Púnicas, reconoció la supremacía de Roma en el Mediterráneo después de la tercera guerra, asentándose los romanos en Gades -como la llamaron- en 206 aC, que unida a Ostia en Italia, constituyó una de las principales rutas marítimas comerciales. Fue en  Cádiz en 1868dónde se inició "La Gloriosa", que derrocó al Antiguo Régimen y dio lugar al Sexenio Democrático;   Cádiz, fue también  la ciudad en donde se  inauguraron  las Cortes en 1810 y se proclamara la Constitución de 1812 ¡Viva la Pepa!; 200 años después proclamada capital Ibérica de la cultura. En suma, una ciudad con historia, una ciudad con encanto, una ciudad con viento y fuerte lluvia otoñal.


                           Aquí vemos una  vista nocturna de la bahía paseo  Campo del Sur

                            La  Iglesia San Antonio de Padua en la plaza del mismo nombre.

                     
 Me encontré con mi amiga Miriam de Cadiz -no bloguera- que me pasó a buscar por el adorable  Hotel Patagonia Sur, en el que me hospedaba (cuyos dueños son, por cierto,  argentinos y muy atentos) y recorrimos la ciudad  hasta llegar al Café Royalty en el que tomé un bien justificado y delicioso  chocolate caliente en su compañía (qué conste que no le puse cognac como en aquel de Burgos) y charlamos de todo un poco.

                                                                Myriam y Miriam


                            Luego  Miriam que sabe cuanto me gustan los mariscos y pescados

          me invitó a comer en  el Restaurante Balandro. Y miren  el tamaño de estos langostinos 
en mi mano que es larga, ¡¡este bicho tiene unos 15 cm!!:



                                Éste es un exquisito dorado con verduras ¡Gracias, Miriam!:


                                                                          
Al día siguiente me fui  temprano a pasear sola  por toda la ciudad, bajo la lluvia y el viento, que no se apiadó de mi...¡y que paraguas ni que ocho cuartos!..... así,  bajo la lluvia y tomando fotos, las que podía,  ¡pobre cámara!

                                 visité la magnífica Catedral nueva con su cúpula amarilla.




     
                                                     Observé el vuelo de la gaviota:

                                             
                                            que altiva no se dignó a mirarme una vez posada:

                              
                                            Me encontré con   un cubo trapezoidal  blanco:

                                                              



                                              
                                                   Caminé por sus calles con palmeras:



                                                    
                                                Me encontré con Simón  Bolívar (1783-1830)

                                               que no quiso bajarse del caballo a darme la mano,
              quizás porque casi no tenía nombre el muchacho: "Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar y Palacios Ponte y Blanco". Por suerte,  Simón Bolívar a secas,  en los libros de Historia.
                              

                                       Pude admirar la frondosidad y avanzada edad de sus árboles
                         como la de éste, frente a la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales


                                                             y el  Gran Teatro Falla,

                               también hacer una visita al Museo de Cádiz (Foto prop. del Museo)
                                        


                                           Algo que me sorprendió mucho, fue encontrar solo
               
                                    esta callecita en honor a su ilustrísimo ciudadano
                                    José Celestino Mutis (Foto prop. de Wikipedia)
                                    (Cádiz 1732- Bogotá 1808) Sacerdote, Médico, Botánico, etc, etc.
                                    Desde 1784  miembro de  la Real Academia de Ciencias de Suecia.

 cuando en  Bogotá, Colombia,   han denominado en su honor el  jardín Botánico más grande de Colombia,  en la sabana de Bogotá, 2.600 mts sobre el nivel del mar,  ver mapa aquí, de 19, 5 ha  y las más variadas colecciones herboríficas, en cuya entrada está la estatua  sin piernas (¿para que no se les escape?) de J. Celestino Mutis

                 Colombia emitió también en su honor entre 1983 y 1992 este billete de doscientos pesos.
                                                  (Y España el billete de 2.000 pesetas)




                                                      Como  hoy justo  comienza el:

                                                      
                                                        Calendario de actividades aquí
                                                                 ¡Qué se diviertan!


Nota:  Termino  este viaje  por Andalucía con la publicación, la semana que viene, de mi visita a Sevilla.

                 
                                                          

32 comments:

Paco Cuesta said...

Te ha quedado pendiente tomar una manzanilla en "El Manteca". Es.. al menos curioso.
Me alegro. Un abrazo

Verso a beso said...

Vaaaaleeee, me has convencido: ¡Tengo que ir a Cádiz! :)


Bss

Sergio DS said...

Cádiz es una verdadera maravilla... y qué bien se come.
:)

Spaghetti said...

Buen viaje tuviste! Cádiz es una ciudad graciosa y ventosa, por su estratégica ubicación y la guasa de los gaditanos.
En Burgos (ciudad norteña) si se pone coñac al chocolate, se llama un "Lubumba"y si se pone al café "carajillo", ambos son reconfortantes para el frío de la ciudad...que claro!, no hace falta en Cádiz.
bssoss.
Parece que no te acompañó el buen tiempo, pero si la buena cara...ya sabes.."Al mal tiempo, buena cara"
bssoss

Mari Carmen Polo said...

Lástima no haber sabido que estarías por Cádiz, para que mi paraguas viajero, y mágico, te hubiera acompañado, jeje.

Muy lindas las fotos, Myriam. Yo iré a Cádiz dentro de unas semanas. En San Fernando viven mis padres, mi hermana y su familia, y yo ya estoy deseando de darles un abrazo.

Un beso y hasta luego :)

Pamisola said...

Qué ciudad más bonita y con tanta historia. Y las fotos de los platos despiertan el apetito. Una suerte con tus viajes.

besos,

Javier Rodríguez Albuquerque said...

La verdad es que merece la pena.
Yo estuve hace años y tengo un amaravilloso recuerdo.
Un beso.

m.p.moreno said...

Poco a poco vamos acompañándote en ese fantástico viaje lleno de historia, cultura, buena mesa y grata compañía.
Un cariñoso abrazo Myriam

Sergio said...

Que bello lugar y que buena publicación, las fotos magnificas y la narración muy bien hecha.

Un abrazo

Pedro Ojeda Escudero said...

Cádiz es un lugar tan hermoso que dan ganas de no salir de allí. Doy fe.
Besos.

Abejita de la Vega said...

Bella la "tacita de plata". Y qué langostinazos.

Si te ha impresionado el viento de Cádiz, te aconsejo que leas "Aires difíciles" de Almudena Grandes.

Besos

TORO SALVAJE said...

UMMMMMMMM!!!!

Esos langostinos....

Besos.

Manuel López Paz said...

Simplemente sabroso los langostinos (como por los ojos)...

Los vientos de cadiz, me recuerdan a Chicago.Claro hay diferencias.

Besote

Katy Sánchez said...

Buenos recuerdos los que compartes. Hace que no voy pero siempre guardaré un gran recuerdo.Toda a Andalucía, su clima y sus gentes es maravillosa
Bss

Asun said...

¡¡Vaya pinta que tienen esos langostinos y esa dorada!!
Y encima justo a la hora de cenar. Tengo ya los jugos gástricos protestando jejejejeje.

Besos

mar said...

Ups mi blog se elimino sin querer, pero estás invitada al nuevo y a mi Cumpleaños también.
Cariños.
mar

Jose said...

Magnifica la descripción que haces con ese hermoso reportaje a cual mejor toma fotografía,y encima nos das un poquito de envidia con esos magníficos langostinos.

Si Cadiz es muy bonita,por algo le dicen tacita Plata.

Saludos

Aldabra said...

no falta en ninguna de tus visitas, por lo que veo, un delicioso chocolatito... qy, que "larpeiriña" eres (que te gusta mucho el dulce, para entendernos... je je)...

¡y que bien que paseas todas las ciudades!

¡y que bien nos lo cuentas luego!

biquiños,

Gala said...

Leyéndote invita a visitarlo.
Desde luego el aspecto de los langostinos es apetitoso donde los haya, pero tambien su cultura y sus gentes, además del encanto particular de esa tierra que destilan las imágenes.

A mi, me has convencido para que en cuantito pueda, vaya.

Besos mediterráneos.

Rafa Hernández said...

Bonitas fotos y preciosa Cádiz; la conozco: ¡Viva la Pepa!... que sacaron con esa gracia los gaditanos a la Constitución, cuando esta no se podía nombrar. Por cierto cuando ese viento en verano se caliente y viene del norte de África; "tela marinera" la calor que hace.

Besos Myriam.

Aristos Veyrud said...

Una lección presencial de cultura a pesar de la lluvia y del viento. Una auténtica reportera blog transmitiendo entusiasmo y alegría!!!
Abrazos querida Myr!!!

Amapola Azzul said...

Esa preciosa Tacita de Plata, un abrazo.

Me alegro de compartir esas vivencias.

besos.

Sor.Cecilia Codina Masachs said...

Hola mi querida Myriam, me has dado una fenomenal alegría que hubieses estado en Cádiz, en estos momentos vivo en uno de sus pueblos Blancos, Puerto Serrano, precioso y tranquilo, ideal para escribir, pensar, pasear y no dejar de orar.
te dejo un beso de ternura
Sor.Cecilia
!Vuelve! que te espero !eh!

Montserrat Sala said...

Hola MYriam. Justo ayer hablaba de las estupendos paseos,que hicimos por Cadiz, con Arobos del blog "El bosque" A él te remito. I verás lo que digo de Cai. Gracias amiga! Espero que el año pròximo, por el Pirineo te lo passes igual de bien. Aunque por allí no se crian langostinos tan hermosos.
Saludos cordiales.

ana said...

Bellísimas y apetitosas imágenes, y fíjate que yo que soy andaluza nunca he visitado Cádiz, pero como lo has vendido tan bien, lo compro y lo anoto en mis asignaturas pendientes.

Besicos.

Alas.Rotas said...

Da igual que sea del norte o del sur tu mirada, está en todas las partes para ver su belleza, sin perderse uno los comentarios que tú haces. Por los cuales percibimos la belleza del sitio que nos quieres enseñar. Un siempre abrazo para ti.

Ele Bergón said...

TAmbién a mi me has convencido. Tengo que volver a verla y porque aunque sea con viento y lluvia, la ciudad de tanta historia es una maravilla.

Eperero Sevilla.

Un abrazo

Luz

guillermo elt said...

Huelva, Sevilla, Granada, Málaga, Jaén y Almería las conozco, me quedan Cadiz y Córdoba.

Anda, morena,
lee un poquito,
la historia
de Cartagena.

jejeje

Besicos Muchosssss

ANTIQVA said...

Magnifica serie, amiga... Ay, siente uno la necesidad de volver a Cadiz...

Un gran abrazo

pancho said...

Qué bonita es la Tacita de Plata y alrededores. Maravilloso viaje cultural y culinario. Mi tocayo fue una persona importante en Colombia. Casi que ya ni me acordaba que hubo billetes de dos mil pesetas con su dibujo.
Un abrazo.

Tracy said...

Cádiz..."salada claridad"

paola said...

Nunca vi unos langostinos tan grandes! el sabor era rico? yo voy a comerlos en un restaurante en belgrano que estan buenos pero los mejores son los de Mar del plata sin duda!!