Saturday, June 23, 2018

Machismo patriarcal en Occidente, Siglo XXI, y luz verde judicial a depredadores.




Manada de 5 violadores fornidos, dos de ellos uno guardia civil  (Guerrero)
 y el  otro militar (Cabezuelo), condenados por la Audiencia de Navarra a 9 años por "abuso".


Imagen tomada del Facebook de Ali Lago (gracias, Ali)

dejan libres a los 5 violadores  bajo fianza, 
los cuales antes habían condenado por abuso sexual 
-y no por la descrita por ellos y probada
en autos-  violación múltiple  en los Sanfermines de 2016
Ya lo he dicho antes pero lo repito:

Resquicios  jurídicos en un Código penal aplicado en pleno Siglo XXI - han permitido (ver violación/prevalimiento (abuso))  una  sentencia reciente por abuso   cuando está descrito y probado que es una violación  en los "hechos probados" de  dicha sentencia (5 hombres fornidos de los cuales 2 son militares, llevan a la víctima -una mujer de 18 años-  engañada a un zaguán, la acorralan y  sin su consentimiento o "consentimiento viciado" (que es lo mismo) la penetran vaginal, anal y bucalmente repetidas veces; incluso la graban en vídeo   para   mostrar sus "hazañas sexuales" a sus amigos. La víctima es encontrada luego por viandantes en posición fetal y llorando en un banco  por lo que llaman al 112; ella no podía hacerlo ya que uno  de los 5 le  había robado el  móvil a la víctima para que no pudiera pedir ayuda o llamar a la policía) ¿Cómo pueden los jueces interpretar que no hubo intimidación? en  una interpretación patriarcal, infame y carente de toda empatía hacia el sufrimiento de la víctima en manos de  estos 5 hombres: en  "ámbito  de jolgorio" que debería avergonzar a cualquiera porque sepan Sus Señorías que se ha probado por su propio tribunal  la indefensión de la víctima y eso es intimidación,  ergo violación en toda regla, aunque no fuera desgarrada o golpeada exteriormente. Además, del hecho inconstestable de que  siempre  hay sufrimiento  anímico y psíquico  por una violación repetida y múltiple de la mujer como objeto cosificado;  magnificada por  una sentencia injusta que da luz verde  a depredadores como estos para que continúen actuando con  quasi -impunidad. No quiero ni pensar los años que tendrá que pasar  la víctima en tratamiento psicológico para superar el  doble trauma: el de la violación múltiple en sí, y el de la sentencia, para mi equiparable a  una segunda violación en grupo. Sí,  violación porque estos jueces y en especial uno  de los tres,  han agredido a su alma y a su psiquis al deslegítimarla  como persona desde el instante mismo en que sentencian por  abuso lo que ha sido  violación y además, quíntuple. Algo  huele muy mal si en nuestro Occidente democrático y avanzado suceden estas cosas. Algo tiene que cambiar y ya.
  
Me he referido en el párrafo anterior a:  el  caso de "la manada" porque es actual,  porque lo he seguido de cerca, porque  me  indigna y me repugna. Lo tomo aquí como ejemplo que traslado a cualquier país de  Occidente. Como mujer, madre, abuela y psicóloga me solidarizo con el sufrimiento de esta  víctima y de cualquier otra víctima abusada o violada. Necesitamos mucha educación en igualdad de género, en empatía y solidaridad. Necesitamos  también cambiar las leyes que hagan falta para no se den resquicios jurídicos que permitan a jueces interpretarlas desde una ideología patriarcal, machista y retrógrada.  

De acuerdo a como yo lo entiendo  un Juez (o Jueza) debe impartir Justicia, obviamente,  conforme a Derecho, pero en la interpretación que hace de la ley,  debe mostrar la suficiente empatía con la víctima. Es  el juez o la jueza  quien de alguna manera debe contribuir a que la víctima sobreviviente -vulnerada como persona, como ser humano y como sujeto de Derecho-  comience a sanar  y esto solo lo puede hacer si se ha reconocido su atropello validando su sufrimiento y se ha administrado Justicia, que debería incluir  la voluntad firme y constante de dar a cada uno lo que le corresponde y no, por el contrario,  constituirse en un instrumento más de desintegración  de la persona victimada. 

Por todo esto,  decretar ahora libertad bajo fianza de estos 5 criminales, es vergonzoso, es ofensivo, es peligroso y da asco. Me inclino  a creer que esta resolución de la libertad bajo fianza se debió a una cuestión de egos heridos por las multitudinarias  manifestaciones de rechazo a su sentencia y no a la correcta y justa administración de justicia (Ver Art 506), en todo caso, es a todas luces una decisión que pone en riesgo a la población femenina, porque harto sabemos que los psicópatas reinciden. Y estos 5 lo son (y cuentan además con un grueso historial de delitos).

Los Jueces de la Audiencia de Navarra que han decretado ahora la libertad bajo fianza de estos  5 violadores (Y antes el no haberlos condenado por violación múltiple) al dar luz verde a depredadores como estos se han constituido en, repito, un instrumento más de desintegración de la persona victimada. 

La ley que para ser Ley debe ser primero justa, debe cambiarse y ser extremadamente clara para que no permita interpretaciones patriarcales y misógenas.  Y este tipo de Jueces,   o Juezas, son indignos de llevar la toga y sentenciar. 


 

Y ahora que tanto se habla del Mundial,
 Comportamientos igualmente aberrantes que insultan, denigran y cosifican a la mujer
 vemos entre los hinchas de fútbol

Y aquí dos ejemplos:

El hincha  argentino Fernando Penovi, expulsado de la tribuna rusa de fútbol y  no podrá ver los partidos del Mundial en Rusia.  El comportamiento de la hinchada colombiana, también es deplorable.   Y estamos en el Siglo XXI. ¡Qué vergüenza!




13 comments:

Cayetano Gea said...

La doble vara de medir: se es sumamente duro y escrupuloso en la aplicación de la ley contra los que incomodan por sus comentarios al sistema (raperos, cómicos, titiriteros...) y se es excesivamente benévolo con los ladrones de guante blanco, los violadores y los criminales.
Un abrazo, Myriam.

Emilio Manuel said...

En esa sentencia de libertad provisional, que no me gusta, hay un problema, que uno de los jueces es mujer y ha dado su bendición a la libertad provisional, si ni entre las mujeres se respetan, ya no se sabe que vamos a hacer, como he dicho infinidad de veces, la mujer tiene al enemigo en casa.

Saludos

Ester said...

No avanzamos, y resulta que la culpa no es de la justicia, es porque se publicaron sus fotos y al ser reconocibles no podrán huir. Estamos a un metro de tomarnos la justicia personalmente. Un abrazo

Javier Rodríguez Albuquerque said...

Me gusta hacer lecturas positivas de las cosas que pasan y de esta puedo decir que la reacción de la gente ha sido increible. Hasta tal punto que pienso que habrá un antes y un después de esta sentencia.
Ojalá no me equivoque.
Musu handi bat.

manouche said...

Verguenza !

Isabel said...

Toda la razón en lo que dices, Myriam, no lo has podido relatar mejor y más alto, hasta en el "ego herido". Lo que me subleva, aún más, es que haya mujeres juezas que no lo tengan claro.
Por eso hay que educar desde abajo, y, desgraciadamente, también desde arriba. Aquí tenemos un refrán: "Quién hace la ley hace la trampa". Suficientemente demostrado en casos de corrupción y de machismo imperante.
Abrazos.

Antoni G. Martínez said...

Da puro asco toda esta trama.
Debemos limpiar el sistema YA.

¡SALUDOS!

La seña Carmen said...

Nos queda un largo camino a las mujeres, pero seguiremos luchando.

Rafa Hernández said...

Vergonzoso y asqueroso; la justicia cada vez está peor y más injusta, y luego lo que más jode es que las manifestaciones de la gente de poco sirve, porque la justicia se lo pasa por los cojones y los mierdas de la manada también.

Besos Myriam.

Abejita de la Vega said...

La doble moral es el problema.

Besos, Myriam y gracias por ponerlo aquí.

Neogéminis Mónica Frau said...

Hago míos tus palabras y tu repudio, Myriam. Sobre el caso de La Manada en sí, no tenía hasta el momento, mayores detalles, sólo versiones contradictorias que ahora, al leerte, logro esclarecer y me llevan a la conclusión que el dictamen de los jueces ha sido, por lo menos, injusto y abusivo. Lo del caso del argentino que se aprovechó de la candidez de una chica rusa (en realidad son dos) me indigna y asquea más de cerca, dado su cercanía. Esta sociedad sigue siendo tan machista, violenta y abusiva que nos hace pensar que todavía nos queda muchísimo para aprender y reflexionar en cuanto a derechos y equidades. Un fuerte abrazo

Manuel López Paz said...

Una sentencia que no me gusta. Esto demuestra que los tecnicismos que la misma justicia permite, hace que si contratas a buen abogado, te vas de rositas...Simple y sencillo...

Besos

Pedro Ojeda Escudero said...

Por suerte y aunque no lo parezca, la sociedad avanza y cada año estamos mejor que el anterior en estas cuestiones. Sé que no a la velocidad que todos quisiéramos, pero avanza.
Besos.