Monday, March 19, 2018

De matrimonios, con humor



Un famoso académico de la Real Academia de la Lengua se encuentra
haciendo él amor con la criada. En ese momento aparece su mujer:
- Querido, estoy sorprendida. - Le dice ella.
- No, cariño, tú estás asombrada; el sorprendido soy yo.


Dos amigas están charlando:
- Ahora he de tener mucho cuidado de no quedarme embarazada.
- Pero si tu marido se ha hecho la vasectomía.
- Por eso mismo.


Dos amigos están charlando:
- Mi mujer tiene mucha suerte: el martes se encontró un abrigo de visón,
ayer un collar de perlas, hoy una sortija de diamantes... en cambio yo solo
me he encontrado unos calzoncillos sobre la cama, y encima no eran de mi
talla.



- Relate su versión de los hechos. - Dice el juez.
- Verá, estaba yo en la cocina con el cuchillo de cortar jamón. En esto que
entra mi mujer, tropieza, cae sobre el cuchillo y se lo clava en el pecho.
- Ya... - dice el juez - prosiga...
- Pues así, hasta siete veces...


 


Llega el marido tarde a casa y salta rápidamente a la cama:
- Déjame tranquila. - Dice su mujer. - Tengo dolor de cabeza.
- Pero bueno, ¿qué os pasa hoy a todas?


- Querida, ¿podrías avisarme cuando tengas un orgasmo?
- Pero cariño, si me pediste  que no te llamara al trabajo.


Un hombre de compras descubre una nueva marca de Condones Olímpicos.
Impresionado compra una caja. Al llegar a casa, le anuncia a su mujer la
nueva adquisición.
- ¿Condones Olímpicos? (dice ella) ¿Y que tienen de especial?
- Vienen en tres colores (contesta él) Oro, Plata y Bronce.
- Y ¿qué color te vas a poner esta noche?
- ORO, por supuesto (responde el marido todo orgulloso)
- Y, ¿ por qué no usas el de Plata?  estaría bien que alguna vez terminaras
segundo.


Una mujer puso un aviso clasificado que decía:
"Busco marido."
 Al día siguiente recibió cientos de cartas que decían:
-Te puedes quedar con el mío.


Después de una pelea el marido le dijo a la mujer:
-Sabes, fui un estúpido cuando me casé contigo.
Ella le contestó:
-Si querido, pero yo estaba enamorada y no lo noté.



Durante una acalorada discusión sobre dinero, el marido dijo:
-"Si hubieras aprendido a cocinar y quisieras limpiar la casa,
 podríamos despedir a la muchacha".
La mujer bufando contesta:
-¿¿Ah, sí?? Si hubieras aprendido a hacer el amor,
podríamos despedir al jardinero.


-Sabes querida, cuando hablas me recuerdas al mar.
-¡¡¡Que lindo mi amor!!! No sabía que te impresiono tanto.
-¡¡¡No me impresionas... me mareas!!!



 Juan moribundo dice:
-¡Ay María, me estoy muriendo!
-Lo sé Juan, ¿Qué puedo yo hacer?
-Quiero que cumplas con mi última voluntad.
-Lo que tú digas Juan, lo que tu digas.
-Quiero que cuando yo muera, te cases con Carlos
-¡Pero Juan si Carlos es tu peor enemigo!
-Precisamente por eso.





Ella ¿Cómo es que vienes a casa medio borracho?
El: No es mi culpa; se me acabó el dinero.


Escrito en la pared del baño de damas:
Mi esposo me sigue a todas partes
Debajo: No es cierto, no lo hago.

El: Salgamos a divertirnos esta noche.
Ella: Buena idea.  El que llegue primero deja la luz de la entrada encendida.

El: ¿Ensayamos una posición diferente esta noche?
Ella: Buena idea; tu te paras al lado de la mesa de planchar
 y yo me siento en el sofá a ver televisión.





Un matrimonio circulaba en su vehículo por la cordillera alpina sin decirse ni
una palabra debido a una pelea que acababan de tener, y sin ninguna
perspectiva de reconciliación. Mientras pasaban por una hacienda donde
había varias mulas y cochinos, el Esposo sarcásticamente pregunta:
¿Familiares tuyos?
Sí... mis suegros.


 Dos caballeros que se movían muy deprisa en el interior de un
Hipermercado con sus carritos de compras se chocan.
Uno le dice al otro:
- Perdóneme Usted; es que busco a mi señora.
- Que coincidencia, yo también. Ya estoy desesperado. Bueno tal vez le pueda
ayudar. ¿Cómo es su señora?
- Es alta, de pelo castaño claro, piernas bien torneadas, pechos firmes, un
culo precioso, en fin muy bonita... ¿y la suya?
- Olvídese de la mía, vamos a buscar la suya.

Una pareja de ancianos discuten y el le dice a ella:
- Cuando te mueras voy a comprar una losa que diga
 "Aquí yace mi mujer, tan fría como siempre".
- Y yo voy a poner "Aquí yace mi marido, ¡al fin rígido!".



Cuatro hombres casados van a montar en bici.
Después de una hora de pedaleo, se oye la siguiente conversación:
HOMBRE 1: "No tenéis ni idea de lo que tuve que hacer para venir a montar
hoy ¡Tuve que prometer a mi señora que pintaría toda la casa el próximo fin
de semana!"
HOMBRE 2: "Eso no es nada. ¡Yo tuve que prometer que le construiría una
terraza nueva para la piscina, con marquesina y todo!"
HOMBRE 3: "Pero hombre, ¡Os quejáis por nada! Yo tuve que prometerle que
remodelaría la cocina completa, incluyendo el cambio de todos los
electrodomésticos."
Y así, continúan pedaleando hasta que se dan cuenta
Que el cuarto amigo no había dicho una palabra, y deciden preguntarle: Tú
no has dicho nada acerca de lo que tuviste que prometer para poder venir a
montar hoy.
¿Nos vas a decir que no tuviste que prometer nada?
HOMBRE 4: "Yo puse el despertador a las 6:00 h. Y cuando sonó, me
acerqué al oído de mi mujer y le dije:
"¿bici o polvete?"
y ella me contesto:
"Abrígate bien..."






4 comments:

Cayetano Gea said...

Nada mejor que una buena dosis de humor para empezar la semana.
Un abrazo, Myriam.

Ele Bergón said...

Y el humor que nunca falte. Es la salsa de la vida

Gracias por hacerme reír y sonreír

Besos

Kasioles said...

Te agradezco enormemente que me hayas hecho empezar el día con una sonrisa, tu recopilación de chistes es fantástica.
Por lo que dices en tu comentario, no vendría mal que nos enviases un poco de calor envasado para estar tierras, nadie diría que estamos en primavera, llevamos los abrigos de puro invierno y para completar un paraguas.
Te dejo un fuerte abrazo y te deseo una estupenda semana.
Kasioles

Pedro Ojeda Escudero said...

Gracias por este buen rato de diversión.
Besos.