Friday, September 16, 2016

¿Qué sería del varón sin la mujer? El pensador y ella, Cultura neolítica Hamangia de los Balcanes

Como anda circulando por internet y FB y blogs el pensador solito...  aquí les traigo a la compañera:


5.000.4.500 aEC in The Museum for National History and Archaeology Constanţa (MNHAC) 
is situated in the old centre of Constanţa (Romania).

Hamangia fue una cultura del Neolítico Medio del norte de los Balcanes, que incluía el área del río Danubio, cuya evolución comienza durante la segunda mitad del 6000 a.EC. Los Países que fueron hogar de la Hamangia fueron Rumanía y Bulgaria.

Los rasgos característicos de la Cultura de Hamangia eran la producción de vasos cerámicos decorativos con complejas decoraciones de dibujo geométricos y terracotas de figurillas humanas que expresaban una profunda espiritualidad en contraste con la vida cotidiana. En particular, dos figurillas (como las de la imagen o similares) conocidas como "los pensadores" y "las mujeres sentadas" están consideradas obras maestras del arte Neolítico.

La Cultura de Hamangia desapareció en el V milenio  a.EC., cuando se produjeron las migraciones de nuevas Culturas en la región entre los Balcanes y los Cárpatos. Por lo tanto, las muy dinámicas comunidades Boian asimilaron a las comunidades Hamangia durante su transición hacia la Cultura de Gulmenita. Esta asimilación contribuyó a la génesis de una variante transitoria de la Cultura de Gumelnita entre el mar Negro y el Danubio. (Texto tomado de WP)



 Aquí en este mapa se ve la distribución de la Cultura Hamangia al oeste del Mar Negro, en la actual Rumania y Bulgaria  (Mapa de WP)


Lo dicho:  ¿Qué sería del varón sin la mujer?  El hombre del Neolítico, el hombre de la Edad de Bronce, también.... lo tenían muy claro.  Pero.... ¿Y después?  ¿y hoy, pleno Siglo XXI, con tantísimos avances científicos y tecnológicos  ¿qué pasa con la mitad femenina de la humanidad?







10 comments:

Javier Rodríguez Albuquerque said...

Pues lo que pasa es que en algunos países (quizá podamos decir "muchos"), poco a poco se van ganando derechos y sobre todo dignidad. Desgraciadamente en una gran mayoría, todavía siguen en la Edad Media.
Besos.

manouche said...

La représentation de l'homme était déjà celui plus intelligent qui a la grosse tête pesante et pensante!

Ester said...

El hombre sin la mujer simplemente no sería. Una buena y docente entrada. Abrazo

Emilio Manuel said...

En esa época ya había "división del trabajo" por sexo, ¿quien era el que salía a buscar alimentos?, ¿quienes eran los cazadores y los recolectores?, ¿quien se quedaba en casa cuidando a la prole?, etc, etc..., el problema empieza a surgir cuando a esa división se le da un valor a cada actuación, de ahí que ya en esa época el que pensaba era el hombre, la mujer contemplaba, ese afiche se ha trasladado en el tiempo y los hombre lo han asumido y se le ha dado un nombre, machismo, eliminarlo no está siendo fácil, especialmente porque algunas mujeres, (la mujer es más del 50% de la humanidad, están contentas con su rol. Creo que esa lucha al final se ganará, no se cuando, al final los derechos del hombre y de la mujer serán iguales y el trabajo de una y de otro tendrá el mismo valor.

Saludos

Cayetano Gea said...

Seríamos la mitad de lo que somos, o menos. Nadie sobra.
Un abrazo, Myriam.

Migue said...

Hola Myrian
Para el hombre, sin la mujer, se terminaría el romanticismo jajaja.
Abrazos amiga.

Manuel López Paz said...

Me faltaría la mitad de mi apoyo, de mi visión, de mi pensamiento...

Besote guapa

Abejita de la Vega said...

Estoy segura de que la agricultura, el mayor invento de la humanidad, fue un descubrimiento femenino. Y la ganadería. Me imagino a una mujer cargada de niños, uno al pecho, que se ha quedado rezagada en el grupo de cazadores. Observa, ahí donde cayeron unos granos sobrantes...
Somos complementarios. Pero hay culturas que someten a la mujer, así les va.

Un abrazo, Myriam.

Pedro Ojeda Escudero said...

Hay que seguir esforzándose para darle visibilidad, Myriam. No sé cuántas culturas han sido más conscientes de eso que la nuestra: de ahí que sea incomprensible que no sea así a diario.
Besos.

Ele Bergón said...

Sí, esa mitad de la humanidad es imprescindible para sobrevivir como especie, pero por desgracia, no se le ha tratado por igual una mitad que a la otra. Poco a poco seguimos avanzando, aunque a veces parezca que andamos con un paso atrás. No hay que rendirse y seguir luchando.

Besos