Tuesday, September 20, 2016

La historia de amor que conmocionó al mundo: el príncipe africano que renunció a su trono por una mujer blanca

Ruth y Seretse tuvieron cuatro hijos. Uno de ellos, Ian, fue elegido presidente de Botswana en 2008. 

En la década de los 40 Seretse Khama estaba destinado a ser "rey".
Seretse debía convertirse en el jefe o kgosi de la tribu Bamangwato, del entonces Protectorado Británico de Bechuanalandia (actual Botswana), en África.
Pero antes de asumir el trono, se fue a estudiar Derecho en la Universidad de Oxford, en Reino Unido, en un viaje que cambiaría para siempre su vida.
En este país se hizo amigo de la británica Muriel Williams, y en 1947 esta le presentó a su hermana, Ruth Williams.
Ruth era una empleada blanca de clase media de una compañía de seguros.
Se suponía que al graduarse, Seretse debía volver a casa, casarse con alguien de su propia etnia y convertirse en líder.

Pero el príncipe africano se enamoró de Ruth.

Cuestión racial

"Era sorprendente cómo tenían tanto en común, viniendo de contextos tan distintos", le contó Muriel Williams, hermana de Ruth, al programa Witness (Testigo) de la BBC.
"Conectaron desde el primer momento. Es difícil de describir, pero la atracción estaba ahí".
La pareja quería casarse por la iglesia anglicana, pero se toparon con diversos obstáculos.





 Seretse debía volver a Bechuanalandia y liderar la tribu Bamangwato


En Londres la cuestión racial era complicada en aquella época, según recuerda Williams: "Los blancos y los negros no salían juntos en Reino Unido. Menos una mujer blanca con un hombre negro".

Los prejuicios también venían de África.

El padre de Seretse había muerto cuando este era un niño y había sido criado por su tío, Tshekedi Khama. Este último no estaba de acuerdo con la relación entre su sobrino y Ruth.
Se negaba a que hubiera un jefe de tribu con una novia blanca.
Un día antes de la boda religiosa, el tío escribió a la Sociedad Misionera de Londres para pedirles que la detuvieran.
Tshekedi Khama logró su propósito. "Pero Ruth era muy valiente y Seretse también", dice Muriel. Así que siguieron con sus planes de casarse.

Exilio

Seretse obtuvo una licencia de matrimonio civil y contrajo nupcias con Ruth en 1948, cuando él tenía 27 años y ella, 25. La unión desató polémica a nivel internacional.
Hubo protestas en Sudáfrica, donde estaban prohibidos los enlaces interraciales por el régimen del apartheid.

Algunos no aprobaban que hubiera una pareja mixta en una posición tan importante y en un país limítrofe como Botswana.




  
 El matrimonio con Ruth Williams le costó ser exilado 



Winston Churchill, primer ministro británico durante la Segunda Guerra Mundial y de 1951 a 1955, dijo que eran una pareja muy valiente, pese a que él mismo desaprobaba el vínculo.
El gobierno británico envió un equipo especial a Bechuanalandia para ver si Seretse era adecuado para convertirse en el kgosi de los Bamangwato.

Aunque el comité no encontró nada malo en Seretse, Reino Unido lo exilió en 1951 y no pudo volver a su tierra natal por casi seis años.

En 1956 renunció a sus derechos tribales y él y su esposa se mudaron a África como ciudadanos ordinarios.
Sin embargo, Seretse encontró el camino para ponerse al frente de sus compatriotas.

Nuevo líder

Recorrió todo el país y en 1962 fundó el Partido Democrático de Bechuanalandia. En 1965 fue elegido primer ministro.
En setiembre de 1966, cuando Bechuanalandia se independizó de Reino Unido y pasó a llamarse República de Botswana, Seretse se convirtió en el primer presidente del país y Ruth en la primera dama.
Khama fue reelegido como mandatario hasta 1979. Murió en 1980 mientras ocupaba el cargo.


  Seretse Khama murió siendo presidente de Botswana en 1980. 

 
La historia del matrimonio Khama ha inspirado dos libros ("Colour Bar: el triunfo de Seretse Khama y su nación" y "Un Matrimonio de inconveniencia: la persecución de Seretse y Ruth Khama"), una obra de teatro y ahora una película, A united kingdom (Un reino unido), que debe llegar a los cines próximamente.
La cinta es de la directora Amma Asante y está protagonizada por los británicos David Oyelowo y Rosamund Pike.
Una vez, cuando Seretse Khama estaba recorriendo Botswana, se le malogró el auto en que iba.

Ruth fue quien lo arregló y Seretse, recordando el episodio, dijo: "Definitivamente me casé con la mujer adecuada".









Feliz Primavera para el Hemisferio Sur, Feliz Otoño para los del Norte










17 comments:

Pilar V said...

No conocía esta historia, reconforta topar con personas capaces de luchar por sus sueños.

Ester said...

Historias importantes de personas magnificas, Afortunadamente ya nos vamos quitando los prejuicios de encima. Feliz otoño, primavera y vida.

Pedro Ojeda Escudero said...

Historia para no olvidar. ¿Hemos cambiado? Quiero pensar que sí, que no solo superficialmente.
Besos.

Cayetano Gea said...

Es lo que tiene el amor cuando es sincero. Desinteresado.
Saludos, Myriam.

Genín said...

Muy bonita la historia, no la conocía, muchas gracias... :)
Besos y salud

Neogéminis Mónica Frau said...

Una historia conmovedora y valiente que no conocía. Muchas gracias por compartirla.
Un abrazo

Manuel López Paz said...

Conocía la historia en parte. Muchos detalles que he descubierto con tu entrada. Es des estas historias que te reconcilian con la gente.

Besote

María Luz Evangelio said...

Es una suerte conocerte en la red y aprender día sí, día también. Gran historia de la que no sabía nada.

MARTA ALICIA PEREYRA BUFFAZ said...

¡Hermosa historia! 😍😘🌸

Mari-Pi-R said...

El amor no le impidió llegar a sus fines políticos, bonita historia.
Un abrazo.

amelche said...

Yo tampoco conocía la historia. Me alegro de que, al final, triunfara el amor.
Besos.

Abejita de la Vega said...

El amor puede con todo, incluso con el racismo. Besos Myr.

Abejita de la Vega said...

El amor puede con todo, incluso con el racismo. Besos Myr.

karin rosenkranz said...

muy interesante esta historia. Me encantó.
besos

Rafael Humberto Lizarazo said...

Linda historia, triunfó en el amor y encontró el camino para llegar hasta lo más alto.

Un abrazo.

Magdeli Valdés said...

Hola
que bella historia
no sabia nada d es esto
+pero es grandioso ver como seres se la juegan por sus vidas
y se realizan como tales
que es lo que al fin cuenta
y la historia les tenía reservada su sitio
gracias.

Ele Bergón said...

Quizás exista un componente mágico en el verdadero amor que salta todas la barreras y al final, sale triunfante.

No conocía esta historia.

Besos