Wednesday, September 14, 2016

Eid al-Adha, la Fiesta musulmana del sacrificio y Haijj, la perigrinación mayor a la Meca


foto de aquí



Desde el 12 de Septiembre y por cuatro días (que comienzan a la caída del sol del día anterior,  en el 12-avo mes del calendario musulmán, el comienzo del mes depende de la luna nueva y se marca dos días después cuando ya se empieza a ver la luna creciente)  los musulmanes del mundo celebran  Eid al Adha, la Fiesta del Sacrificio. 

El sacrificio es en este caso es el  de Ismael, hijo de Abraham con su esclava egipcia Agar  (Abraham también  era padre de Isaac, con su mujer Sarah, según las Escrituras Sagradas). Ismael, como Isaac, fue cambiado por un carnero.

La Peregrinación  a la Meca,  Arabia  Saudita en donde se encuentra la Kaaba (situada en el patio de la Mesquita de La Meca) es uno de los 5 pilares del Islam  que según la tradición Sunita, una de las ramas del islam y que son mayoría,  son: profesión de fe, oración, limosna, ayuno y peregrinación a La Meca.

Este año se ha calculado  la cantidad de  1.500.000 de peregrinos a la Meca. Todo musulmán creyente debe Peregrinar por lo menos una vez en su vida. Existen dos tipos de Peregrinación: Umrah, la menor que puede realizarse en cualquier época del año y  Hajj, la mayor que se realiza  en este mes, a propósito de la Fiesta del Sacrificio.

La Kaaba (en árabe الكعبة, al-ka'ba, ‘el dado’ o ‘el cubo’) es una construcción con forma de cubo (1) que se halla en La Meca (Arabia Saudita), y representa el lugar sagrado y de peregrinación religiosa, más importante del Islam.  Es la "casa de Dios",   un   axis mundi, donde lo divino toca lo terrenal, y hacia ella orientan su rezo los musulmanes de todo el mundo. El Corán dice que fue construida por Abraham (Ibrahim) y su hijo Ismael (Ismail), y en una de sus esquinas contiene una reliquia, un meteorito (o  piedra negra) de origen indeterminado. La edificación está conformada por capas de piedra azulada y grisácea sacada de las montañas que rodean la ciudad. Las dimensiones  del  cubo son de  10.67 m de frente, 12.19 m de lado y 15.24 m de altura.

Según lo explica el historiador y arabista Paul Lunde, después de la aparición del Islam se impuso la costumbre de  cubrir la Kaaba con un paño, el color  variaba de acuerdo a la bandera del  califa reinante.  Actualmente  se cubre con un paño, Kiswah,  negro  en el que se bordan versos del Corán en hilo de oro. Este paño se renueva cada año. Anteriormente los paños  eran hechos en Egipto  y se enviaban  a La Meca con la caravana egipcia anual.  En la actualidad se tejen en una fábrica propiedad del  gobierno de Arabia Saudita. Más de 80 artesanos tejen  los más de  762 metros de material requeridos para su confección  en telares manuales y se bordan  en ella  versos del Corán en caligrafía magnífica. La tela acabada pesa casi  2. 270  kilogramos.

Cada año, en la víspera  de la Fiesta del Sacrificio,  dignatarios del  mundo musulmán que peregrina a La Meca,   lavan y barren la cámara interior de  la Kaaba.   Más tarde,  día 10 del   12vo mes  del calendario musulmán,   durante la peregrinación alta, la Kaaba recibe su nuevo drapeado. Ignoro lo que hacen con el viejo.



Durante el ritual de la peregrinación -tanto mayor como menor- los  musulmanes  tienen que  circunvalar la Kaaba  siete veces, en sentido anti-horario. Este círculo se hace para demostrar la unidad de los creyentes en el culto del Dios Único, al tiempo que  claman  a Dios: "Labbaik Allahumma Labbaik"  (Aquí estoy, oh, Señor).

A propósito de la estampida mortal del año pasado, los discursos retóricos se escalan entre Irán (Shiita)  y Arabia Saudita (Sunita), ambos oponentes por la supremacía regional.  

Esperemos que este año no hayan estampidas.



------
(1) Para leer  una breve introducción sobre su Historia, descripción  arquitectónica y simbolismo pulsar aquí , pulsar aquí o   pulsar aquí




7 comments:

Javier Rodríguez Albuquerque said...

Parece que para no herir sensibilidades cuando nos mostramos en desacuerdo con este tipo de cosas hay que empezar diciendo que "Respentando la libertad de cada uno en creer en lo que quiera y haga con su vida lo que le dé la gana", sólo puedo añadir una cosa más: Uf!!!! Todo esto me da una pereza...
Besos.

Ester said...

Esperemos que no ocurra nada, creo que este año se han tomado medidas adicionales. Un abrazo

Cayetano Gea said...

Una obligación, pero también un motivo de encuentro y aparente unidad para los seguidores de esta religión.
Un abrazo, Myriam.

Rafa Hernández said...

Pues que no pase nada, porque muchos años hay muertos por un tubo.

Besos.

Manuel López Paz said...

Un compañero médico, musulmán, cumplió año el 12 de septiembre y este año se fue a peregrinar. Estaba muy emocionado.

Besos

Mari-Pi-R said...

Interesante el paño que cubre el Kaaba.
Me imagino lo que debe de ser para un musulmán no poder ir en su vida a la Meca.
Un abrazo

Pedro Ojeda Escudero said...

Cada año asistimos entristecidos a las avalanchas en las que mueren varias personas. Ojalá, este año, como deseas, no pase.
Un beso.