Wednesday, April 8, 2015

Tránsitos: La tristeza


La tristeza
que emborrona el alma, que  la vista nubla,
que anuda gargantas, creando cataratas
 de agua y sal, o remolinos turgentes.
Esa misma.
 Con la cabeza gacha, lo vi pasar cerca mio.  
con su disfraz de ratón.
 Agarré mi cámara,  
 me temblaron las manos, 
Capté su dolor
no  con  la lente, 
pero sí en mi corazón. 
Sentí su dolor, 
Quién sabe a dónde iría.
Quien sabe a quién dejaba atrás. 
Sólo se que caminaba 
doliente, 
arrastrando sus pies,
en uno de los tantos aeropuertos, 
que para mi ya son hogares. 






8 comments:

Genín said...

:(
Besos y salud

Manuel López Paz said...

Triste...

Besote

María Pilar said...

Captaste su dolor y hoy a través de tus palabras lo sentimos.
Besos Myriam

Bertha said...

Cada vez la gente esta más sola: entre tanta gente...¡

¡Una buena reflexión!

Feliz jueves Myriam.

Pedro Ojeda Escudero said...

Bien vista la fotografía. El gesto físico suele desvelar la situación anímica, en efecto.
Besos.

Kety said...

Las despedidas son siempre dolorosas.
buena captación.

Besos

María said...

Me encantó tu entrada sobre la tristeza, esa que agarra el alma y no la siente cuando se la soledad aplasta.

Un besazo, querida Myr.

María said...

perdón, me equivoqué, quise escribir... ...esa que agarra el alma y no la suelta... en lugar de no la siente...

Más besos.