Tuesday, April 7, 2015

Tránsitos: Avión en manga: Arremaguémonos y llamemos a las cosas por su nombre: MALDAD



    Maldad  con premeditación y alevosía,  con plena conciencia y voluntad
    de asesinar  a 144 pasajeros,   5 compañeros de trabajo y  cinco perros.
                                            
                                                       
                                                                                     
                                                                In Memoriam del Comandate Patrick Sondheimer,
                                                                               de 34 años y padre de dos hijos 
                                                                              y del resto de las víctimas inocentes



Al copiloto del vuelo  4U9525 -de la filial de Lufthansa, Germanwings-   estrellado voluntariamente el pasado 24 de marzo, le importó un pimiento asesinar a sangre fría a 144 pasajeros, a 5 compañeros de trabajo y a 5 perros que viajaban en el avión alemán siniestrado. Se han rescatado  las dos cajas negras y se ha reconstruido  paso a paso lo sucedido y eso  tiene un nombre y es: Maldad. Maldad pura y no otra cosa. No es por depresión que esta bestia malnacida estrelló  este avión, no son sus llamadas "intensiones suicidas", ni  "una enfermedad mental".

Existen diferencias entre: "El secreto de sumario español" (1882) y el sistema francés, "que dotado de un Código Procesal Penal, aprobado en 1957, faculta al fiscal a comunicar los detalles que crea pertinentes de la investigación. Un código, además, que vela por las víctimas" para evitar informaciones parciales inexactas, desinformación o rumores.  El fiscal General de Marsella, Brice Robin, ha sido categórico en afirmar la intencionalidad  del co-piloto de estrellar la nave. Igualmente, la Fiscalía de Dusseldorf analizando el material en  su casa ha  llegado a la conclusión de que  hubo premeditación. 

Aún así he leído las más disparatadas teorías conspiro-paranoicas, la capacidad de inventiva, no tiene nombre y siempre me sorprende, tanto como me sorprende la  advocación periodística de  teorías explicativas de lo más extravagantes que además han sido refutadas -o puesta en duda su valor- por parte de la comunidad académica. Pero la realidad es más simple y por eso, mucho más difícil de asimilar y sólo tiene un nombre:  Maldad.

 Esta bestia puede que haya sufrido depresiones: eso no lo haría un asesino múltiple.  Tampoco estaba "loco". Un psicótico no hubiera pasado las pruebas de estrés a los que son sometidos los pilotos y hubiera sido detectado. Además, tengamos muy presente que  es altamente  infrecuente que un psicótico llegue a matar a alguien. Pero, un psicópata puede colarse en un sistema que tiene ranuras porque miente muy bien y puede engañar con su sonrisa, por eso son necesarias más pruebas  de aptitud psicológica -a mi juicio- algo que estamos dejando de lado en esta Sociedad cada vez más tecnócrata en que todo se mide "por números, porcentajes,  cruces y rayitas en blanco o negro":  Se me ocurre, pues,  que la entrevista  diagnóstica psicológica profunda, cara a cara en la que se indague mucho más que sus capacidades técnicas o su respuesta al estrés, podría ser una herramienta que minimice la posibilidad de que  el entrevistado pueda -eventualmente- estudiar las respuestas por adelantado. Y esto lo digo sin conocer las pruebas  específicas para la selección y control de pilotos de la aviación civil ni la frecuencia con que se hacen, por lo tanto, lo expreso de manera general  y así debe entenderse:  como algo sobre lo que los responsables -cualquiera sean y donde quiera que estén-  de contratar personal que tenga a su cargo la seguridad de otras personas,  deberían reflexionar.

¿Cuándo algo así sucede, nos sorprende?

No debería.

Porque alimentamos a la bestia una y otra vez.

¿Qué pasaría si en nuestra Sociedad Occidental, apostáramos por La Educación en Valores como: El Respeto por  todo ser humano por el sólo hecho se serlo, La Empatía,  la Solidaridad;  la Cooperación, La Comunicación, La Paz y los valores que quisieras agregar que hicieran mejor nuestra Especie?.

Pero NO. 

Los Medios de  Comunicación Masiva, en especial la Televisión,  insisten en programas en los que la Violencia está a la orden del día y lo "normal" es matar a otro u otros seres humanos... son actores  y lo que estamos viendo son películas ¿verdad?.  Las Compañías de Juegos crean Vídeo-juegos violentos y crueles, pero claro,  "son inocentes jueguitos y dan sus buenos dinerillos". Es  un hecho lamentable que los distintos países recorten sus presupuestos en Educación y en Salud,  dos pilares fundamentales en que la Sociedad debiera asentarse. Las Humanidades, están siendo recortadas gradualmente hasta que un día van a dejar de existir en los programas educativos. Tendremos tecnología de punta pero  no tendremos HUMANIDAD, esa que permite distinguir  lo que está bien de lo que está  mal o al menos, cuestionárselo, -algo que es prácticamente universal-  la misma humanidad,  que sabe que tú eres quien está leyendo ésto, que existes y que tienes corazón. 

Me importan un bledo las motivaciones de este co-piloto.

Me importan las víctimas y sus familias y me conduelo con su sufrimiento. 

Me importa también que éste sea  un síntoma de  algo más profundo.  Y ya sabemos al leer  Historia, que las grandes Civilizaciones han caído -con  tensión externa, es cierto- pero, fundamentalmente, por estar corroídas en su seno mismo.  ¿No es hora de que aprendamos de ella?

Los que me conocen saben que llevo más de cincuenta años (desde mis seis meses de edad) volando entre América (del Norte, Centro  y Sur), Europa y Medio Oriente, varias veces por año y saben que los aeropuertos son mi segundo hogar. Seguiré volando. Sólo espero que las ranuras del Sistema sean revisadas, en las Compañías de Aviación  y en los Sistemas Educativos de todos nuestros países.
Luchemos porque así sea. 
         

11 comments:

Sor.Cecilia Codina Masachs said...

Querida, esta noticia nos dejó sin palabras y sus primeras especulaciones donde también apuntaban a un atentado terrorista.
Nuestra sociedad está falta de valores humanos y hay más depresivos y locos que nunca.
La maldad toma muchas formas, pero quien actúa con maldad y premeditación, no está en sus cabales y en parte la sociedad consumista y competitiva los lleva a esos límites pasando por personas normales.
En fin...rezo por este mundo loco, loco y muchos de esos locos, los tenemos a nuestro lado y no nos damos cuenta.
Un gran beso de ternura

María Pilar said...

Seguiremos viajando Myriam, como sigue la vida cauando una desgracia nos paraliza, pero por favor, que cuando un sistema tiene recursos suficientes los utilicen de manera eficaz y sistemática empezando como dices por el sistema educativo y siguiendo por todo lo demás.
Besos Myriam

María said...

Acabo de llegar de viaje preciosa, he volado y he aterrizado ( es un decir, porque aun me estoy situando :-) pienso exactamente igual que tú y siento una pena infinita por tanta familia destrozada y a la espera aun de llorar y pasar el luto por sus seres queridos aun por identificar, qué horror! A pesar de ello, he escuchado/ leído a afamados psiquiatras afirmar taxativamente que este personaje que ha estrellado el avión era un inimputable, vamos, que no era consciente de sus actos. No lo sé, no soy profesional y si tu que lo eres, consideras que fue consciente de la carnicería humana que provocó con su acción, te creo. Sea como se es terrible lo sucedido.

Ahora bien, todo es mejorable, sin duda, pero me parece muy difícil, por no decir imposible que por muchos estudios profundos que se hagan, por muchos controles que se incorporen a los existentes pueda evitarse las tragedias que se empeñe en cometer un humano. Lo vemos en la lucha contra los fundamentalistas islámicos y de todo tipo ¿cómo luchar contra la obsesiva necesidad de hacer daño de algunos? ¿ como enseñar a los humanos a ser humanos si no hay ninguna gana de aprender?

Muy buen post, mi querida MYR.

Un beso enoorme y todo mi cariño,
espero hayas disfrutado mucho de estos días.

Bertha said...

Pocos días después de esta tragedia los pilotos franceses estaban indignados porque se sacaba a la luz.Que cada vez, se necesita menos requisitos para ser piloto.Ya sin tener el bachillerato y con un número de horas(X); se puede acceder a pilotar.Hasta ahí bien, pero como bien indicas en este artículo que ha traicionado la confianza que otros depositaron en él.Se dice que algo más ha tenido que haber?La hipótesis es lo único que va a poder soportarse. Porque la verdad pura y dura nunca se sabrá.-Descansen en paz y que el duelo de estas familias les sea leve aunque la rabia y la impotencia sea muy fuerte.

-Ojalá esta desgracia sirva para darnos cuenta que somos vulnerables y también que tenemos que tomar conciencia de muchas cosas.

Un fuerte abrazo Myr.

Manuel López Paz said...

Como decía mi abuelo, hay gente mala en el mundo...Lo premeditó y no le importó.

A los alemanes, este accidente le pegó en su orgullo también. He imaginado muchas veces, si en vez de ser alemán el vuelo hubiese sido griego...

Paz a los restos de todos.

Besote guapa

Milena said...

Qué peligro hay en la maldad!

Myriam: Bravo! Mejor y más claro no se puede expresar.

Un abrazo grande

Genín said...

Al final, el culpable ha resultado ser un enfermo, pero eso no consuela a las victimas...
Besos y salud

Ele Bergón said...

Muy buen análisis de la tragedia que nos ha conmocionado a todos. Estoy completamente de acuerdo contigo.

Besos

manouche said...

Parto totalmente tu analysis.
Pero siempre habra locos criminales

Pedro Ojeda Escudero said...

En efecto, Myriam. Existe la maldad y existe las tendencias criminales. No deberíamos alimentarlas ni dar el poder a personas que sufren estos desiquilibros. Subscribo plenamente tu entrada.
Besos.

Paco Cuesta said...

Transcurrido un tiempo sabemos más y tal vez sea peor.