Tuesday, July 2, 2013

La relación de pareja a la luz de "El Hereje" de Miguel Delibes (1)



"El Hereje", dentro de toda su riqueza, es una joya en lo que a relaciones de pareja se refiere,   Miguel Delibes nos muestra varios modelos que con vuestra paciencia vamos a recorrer, en especial uno. Ya antes, recordarán algunos de Uds., que analicé la relación de pareja en otra obra de este magnífico escritor:"Cinco horas con Mario" que  primero publiqué entera y luego, por su extensión, dividí en dos partes en este blog, la primera aquí y la segunda aquí.  Hoy, no me he podido resistir a hacerlo en esta obra, que nos muestra no solo una, sino muchas variantes.

 El Hereje nos sitúa en el siglo XVI (1517-1559), en plena ebullición religiosa, Carlos V, Felipe II, la reforma de Lutero, Calvino, la contrareforma y el tribunal de “la Santa  y sanguinaria Inquisición”, en Castilla, España. Este es el escenario histórico en que se desarrolla la novela.  

Así, tenemos  1- (a) el modelo patriarcal autoritario que asume el padre del protagonista,  Don Bernardo Salcedo con su esposa Catalina, “que estaba sometida a una dura disciplina marital” P76 y luego de haber fallecido al dar a luz a Cipriano, (b) la relación de “amancebado”  via intercesión de una alcahueta, con una  joven  de Castrodeza, Petra Gregorio P121, un modelo de magister y discípula que acaba drásticamente  en puta y cornudo P147, 148.

2-  La del tío paterno del protagonista, Dn Ignacio Salcedo (Dr en Leyes, oidor de La Cancillería, preocupado por el prójimo)  y su mujer Dña Gabriela  (bella, rica, elegante, generosa y socialite) que encarnan un modelo de matrimonio armónico y bien avenido. “el matrimonio mejor asentado y relacionado en la villa Vallisoletana” P145.  

 3-  La del protagonista Cipriano Salcedo, Dr en leyes, próspero comerciante innovadorde inquietudes trascendentales, con su esposa  Teodomira, Teo, apodada “La Reina de Páramo”, por su habilidad de esquilar como 100 ovejas en un dia, sin desgarrar ni una sola. Un modelo de pareja despareja que fracasa, por -como dice el narrador- “atracción (inicial) de los contrarios” (y luego repulsión de los mismos)  P245 y  P258.

4-  La implícita de Dña Leonor, viuda madre de los hnos Casalla, madre de 10 hijos que va  a encarnar la de la mujer como  pilar  y centro del hogar (marido e hijos), que vivía con uno de sus hijos ya viuda, el Dr Casalla,  a quien “sostenía en sus horas bajas y daba vida y sentido a los conventículos” P20. Una  mujer que luego reemplazará a Teo en el rol de proveedora de afecto maternal a Cipriano P316.

5-   El modelo machista que cosifica  a la mujer: encarnado en el discurso que Nestor Maluenda, dueño del almacén en las Huelgas “tan fino y tan señor” P84, que se había casado 3 veces y dice a Dn Bernardo que éste no puede vivir sin mujer, ya que la mujer “es un repuesto para el hombre”, “una pieza de recambio” P 85

Y por último,  
6-  El de Dn Segundo Centeno, “perulero recién llegado de las Indias, con dinero” Establecido en  La Manga desde hacía dos años, un “individuo primitivo y tosco, que salía al monte con el ganado y vestía como un gañán” P218 padre de Teo y suegro de Cipriano, que al casarse ambos   y Teo irse de la casa paterna, (a) contrajo matrimonio con Petronila, con la que al ser hija de uno de los pastores de Castrodeza  había, como decimos,  “matado dos pájaros de un tiro”,  teniendo así “mujer para yaser y obrera para esquilar”, quien después de Teo, era “la mejor peladora de la comarca” P259.  Modelo de matrimonio por interés y a lo bruto, de explotaciónpero que la ambición desmedida de su suegro, provocó al perulero (que además, era “guardoso”) a despedirlo a él,  (b) a “amancebarse con La Benita, hija de un pastor de Wamba “Y relegó a la legítima a la condición de criada y esquiladora por seis reales al mes” P269, hecho que luego termina en tragedia, y Centeno brutalmente asesinado por el suegro. Este segundo es un Modelo de “amancebamiento”, también por interés  y a lo bruto, de explotación.

 Sigue mañana  en donde profundizaremos  en  el matrimonio Cipriano-Teo.

Contribución a la lectura colectiva virtual que hacemos bajo la conducción de Pedro Ojeda desde su blog La Acequia.   ©  Myriam Goldenberg

Nota:  Bibliografía “El Hereje” Ed Destino, Barcelona, España, 2010




11 comments:

Antonio said...

A parte de la interesante lectura que haces del modelo de pareja, he de decir que esa obra me encantó en tanto trata el tema de la herejía y la sistemática de funcionamiento de la Inquisición con bastante acierto.
Besoss

manouche said...

Admiro como explicas bien todos eses modelos literarios, estas al TOP modelo!

mpmoreno said...

Me encantó esta obra y siempre digo que cuando la lectura es compartida el enriquecimiento es mayor. Cariñoso abrazo :)

Tracy said...

"El Hereje" ha sido una de las obras leídas últimamente, que más me ha gustado, así es que he leído con mucha atención tu entrada, con la que coincido plenamente.

Paco Cuesta said...

A través de las vivencias de Cipriano Salcedo, Delibes dibuja un preciso cuadro de personajes con sus miserias y virtudes.
Gracias por tus siempre impagables aportaciones
Un abrazo

Aristos Veyrud said...

Estaré atento a estas modalidades de pares y como se juega el drama de cada una de ellas.
Hay mujeres que son expertas también en esquilar ovejos ja ja ja.
Besos querida Myr!!!

Amilcar Blanco said...

¿ Qué editorial publicó "El hereje"? Quiero adquirirlo y leerlo para poder apreciar tus comentarios. Te mando un beso

Gelu said...

Buenas noches, Myriam:

¡Qué estupendo análisis!
Espero leer la continuación.

Abrazos.

ANTIQVA said...

El hereje es una de mis obras de referencia... Es que uno, a fin de cuentas, fue alumno de Miguel Delibes en su juventud, cuando era catedratico de Historia del Comercio en la universidad de Valladolid...

Todo un tipo...

Un abrazo, amiga

Abejita de la Vega said...

Reconozco que me chirria tanto el machismo de don Bernardo que casi no le he dedicado comentarios. Lo de la Mantenida hablando a su taíta me desagradó, un baboso y una zalamera.
Y lo de la mujer solo es una pieza de repuesto, puaf. Vaya con mi paisano Maluenda.

Excelente análisis.

Besos

Pedro Ojeda Escudero said...

Delibes sabía poner de relieve los defectos de la sociedad en la que ambienta su novela. En el fondo, retrataba comportamientos que han llegado hasta nuestros días.
Besos.