Saturday, June 22, 2013

Salvavidas en la costa


Cuantas veces habré pasado por este lugar, cuantas veces habré soñado con mares ante una ciudad que es la mía y no lo es, porque.... porque,  como dice el poeta,  no hay más ciudad que la que llevamos dentro.... Hoy, un salvavidas llamó mi atención.... un salvavidas que alguien abandonó en la costa como un despojo u  olvido. O podría ser el resto de un naufragio... quien sabe. Un salvavidas, como esos que nos salvan cuando creemos que todo está perdido.

24 comments:

manouche said...

Corres !! el hombre esta debatandose entre las olas...

andré de ártabro said...

Cuando te pones romántica resultas ¡Especial! Entrañablemente especial.
Mucho más que un salvavidas.
Besos.

Isabel said...

Dos expresiones muy ciertas: la ciudad y el salvavidas.

Incluso se pueden enlazar porque, a veces el salvavidas en la ciudad.

Abrazos

Tracy said...

Me has recordado a mis reflexiones cuando paseo por la playa y me encuentro cosas inverosímiles, el salvavidas no lo era.

De barro y luz said...

¡Pásalo! lo necesita mucha gente. Quien lo abandonó ya no lo necesita.

bss

Emilio Manuel said...

Para los irresponsables, hasta el rompeolas es construible.

Un saludo

Bertha said...

...cuantas veces nos hubiera ido de perlas tener alguno a mano. ES CIERTO QUE NO HAY MAS CIUDAD QUE LA QUE DE VERDAD SE SIENTE...

Ahora el oro no vale nada... o sea: que el salvavidas de muchos que creian en el noble metal... puafff.Lo digo porque: ya solo nos tenemos a la especie humana y es necesario que ya sepamos perdonar enterrar hachas de guerra y comenzar a reconstruir un Mundo con menos materia y más solidaridad.

Un beso revoltosa que te estoy viendo por todas las ventanitas juguetona:))

Abejita de la Vega said...

La ciudad es la de la infancia.
Ese salvavidas me recuerda la cámara de moto que me servía de flotador en el río Arlanzón, cuando era chica. Es más seguro que el flotador, decían.

Siempre hay un salvavidas.

Besos, gracias por tus visitas.

Aristos Veyrud said...

En el horizonte infinito de los mares siempre aparecen los símbolos que pueden salvar una vida porque pueden ser las puertas abiertas a alguna nueva y apasionante aventura.
Y sabiendo ya del espíritu aventurero de la editora quien sabe que vendrá ya sea desde esta misma dimensión o de las otras en las que a veces suele navegar.
Besos!!!

Prunus said...

¿ Y qué tal alguien que ya no necesite un salvavidas para entrar a ningún mar?

Un abrazo,
M.

Migue said...

El mar, la playa,disfruto cada vez que voy a la costa. Cuantas veces el guardavidas se arrojó al agua con el salvavidas, arrastrando una soga que estaba anclada en la playa.
Cuando alcanzaba al que estaba ahogándose, los que nos hallábamos en la costa, tomábamos la soga tirando para traer a los dos.
Hermosa sensación la de ayudar a salvar una vida.

Un beso.

yeste lima said...


Es una pena de su abandono cuando hay tantísimas personas que necesitarían uno para aferrarse a la vida, aunque sea hablando metafóricamente.

Bonita reflexión.

Besos.

Javier Rodríguez Albuquerque said...

A veces sólo son curiosidades. A veces sólo son historias incompletas. A veces...
Un beso.

Mariluz G H said...

Todos necesitamos tener un salvavidas a mano, en algún momento de nuestra vida... preciosa playa

un abrazo doble :)

LA ZARZAMORA said...

Cuán cierto es, cuando tiramos la toalla, o nos derrotamos en un mar de abandono de nosotros mismos, siempre llega ese salvavidas arrojado entre algunas olas y mares caprichosos, para gritarnos, no te rindas!

Besos, dulce Myr.

Manuel López Paz said...

Las escenas de playas son mis favoritas. Caminaba por Playa Grande o Playa los Ángeles, luego de salir del trabajo cuando vivía en Caracas. No sabes cuanta falta me hacen esas caminatas. Habían bañistas y salvavidas jugando a ser ciudad.

Besote guapa

chusa said...

Esperemos que ese salvavidas se haya transformado en esperanza de nueva vida en la ciudad inhòspita y que ya no le sirva...difìcil creerlo.
Chusa

Janeth said...

Bonita foto, el mar; es tan especial y tan romantico,...el salvavidas olvidado que llamo tu atencion te inspiro para escribir estas letras que sencillamente nos transportan a tus paseos

Pedro Ojeda Escudero said...

quizá porque ya no haya vida que salvar...
Besos.

virgi said...

Ese que deseamos tener cerca en los momentos difíciles.
Me gustó, Myriam, mucho mucho, que te inspirara un salvavidas estas palabras.
Muakmuakmuak

Katy Sánchez said...

Hola Myriam, ya he vuelto al mundo virtual nuevamente. Un salvavidas olvidado en la orilla, quien sabe si es resto o fue abandonado, Cualquier detalle que pasa inadvertido a la mayoría sirve para reflexionar. Y hoy me ha gustado tu forma de hacerlo.
Bss y buena semana.

María said...

Me encanta poder disfrutar desde este mar, y ver las olas cercanas aunque no me salpique su agua, las siento como si estuvieran cercanas.

Un beso.

guillermo elt said...

Lo más bonito que le puede suceder a un salvavidas, es eso, salvar una vida perdida.

Besicos, niña-abu. ;)... jeje

Paco Cuesta said...

descansa y observa tras el esfuerzo. Salvar no es tarea facil.
Un abrazo