Thursday, June 20, 2013

La huella



Esa misma que dejaste sobre la arena de mi alma, cuando la noche se cernía en el claro del bosque ¿recuerdas? y el dolor vencía los ocasos,  en febril tormenta,  sacudidos.

Cuando tus dedos rozaron el tronco de aquel árbol y hundiste tus manos en la tierra húmeda, en lo profundo del surco, en la penumbra, y la amasaste.  Conciencia pura,  incertidumbre cierta, fluido tejido de emociones  que en creciendo, fundieron...


                                                                ... un diamante.

                                                 Recuérdalo siempre, porque yo no olvido
                                                                 la huella. Tu huella.
                                                              

21 comments:

Emilio Manuel said...

A lo largo de nuestras vidas siempre hay quien deja una huella profunda, incluso hemos olvidado su nombre.

Un abrazo.

LA ZARZAMORA said...

Hay huellas que brillan indelebles, a nosotros nos toca hacer de ellas un diamante o un paso perdido más o llenarlas de olvido y de rencor.
La tuya es ese diamante ...

Es precioso, Myr.
Me gustas sensible, y "diamantera".

manouche said...

Creo que mas que la huella eres la inspiradora.

Bertha said...

Que razón tienesMyriam; hay personas que dejan una huella muy profunda.Y a lo mejor no ha sido mucho tiempo el trato que has tenido pero marca mucho su personalidad y en cambio otras que amedida que las conoces la van borrando por el desencanto que te producen.

Un abrazo feliz finde preciosa;)

Aristos Veyrud said...

Esa colección de diamantes es la que nos sugiere la inmortalidad, la que nos conecta con el tejido de las estrellas.
Bello escrito donde la vida se hace verdad, se hace realidad.
Besos!!!

De barro y luz said...

Hay huellas que hacen mella en la memoria... y la hacen bella... como tus palabras, como tú.


Bss

Rafa Hernández said...

Menuda castaña de número de pie que gasta el de las fotos, lo digo por lo de la huella, y desde luego, éste o esta si que la hunde. Quien no deje en su vida una huella por pequeña que sea, mala señal porque eso significa que ha pasado inadvertido para todos.

Besos Myriam.

Manuel López Paz said...

Mi abuelo me decía que la idea es que SIEMPRE hay que dejar huella...Eso si, que sea buena.

Besote

Nómada planetario said...

Hay recuerdos, huellas indelebles que resisten más allá del vendaval de la actualidad.
Besos mientras arrecia el solijero.

guillermo elt said...

Ainssssss.... no sabía que yo te había dejado tanta huelllllla... Upssss... pero qué digo!!!... jajajajajaja.

Un Besico con huella... jo!... que noooooo, que no es en el cuello con chupónnnnn.... jajajajajaja



Discúlpalo, Myr... quesque es un tRaViEsIlLo

Javier Rodríguez Albuquerque said...

Sí, la vida está llena de huellas. Unas de bota militar, otras de sandalia, otras de pies descalzos...
Un beso.

Abejita de la Vega said...

La huella del amor.

Besos

Prunus said...

"No olvidar" es de hecho la mayor huella posible entre Humanos...

TORO SALVAJE said...

Una huella de por vida.

Besos.

Janeth said...

Amiga del alma, realmenteme sacaste un ¡¡Bravo!!! desde el alma; al leer tu poema, me transmitio Fe y Esperanza.

María said...

Hay huellas que no pueden borrarse, que permanecen siempre en el corazón, hay huellas que siempre permanecerán como esencia de nuestro interior.

Me ha encantado tu entrada.

Un beso.

Tracy said...

¡Ay las huellas indelebles!

chusa said...

Hermosa la huella. Tu Huella...
Un abrazo Myriam
Chusa

Pedro Ojeda Escudero said...

Qué frágiles son las huellas que debemos cuidar.
Besos.

virgi said...

Hay huellas leves y huellas poderosas. Otras que permanecen como cicatrices dolorosas y algunas como un rayo de luz en nuestras vida.
Más besos

Paco Cuesta said...

El diamante del sentimiento deja huellas que perduran.
Un abrazo