Friday, August 24, 2012

Verde viernes (4)


Verde viernes que te dilatas trepidante por los montes de olivares que enraízan  en sedimentos de hierro, oxígeno y silicio. Arcilla plástica y permeable, calcio de amores. Estratigrafía del alma. Verso pleno,  arrebujado en la ladera con el sol de tu mirada.

24 comments:

andré de ártabro said...

En tus geológicas palabras eon el SIal (silicatos de aluminio) que forman los paisajes que vemos y los caminos devónicos, calizas que flotan sobre la Sima( silicatos magnésicos)acomodas de forma maravillosa y original por caminos ondulantes. un verso pleno,
distinto y bello.
besos.

Isabel said...

Por los montes de olivares más bien parece un paisaje de Andalucía.

¿Se puede saber dónde está?

Abrazos.

Aldabra said...

¡que carreteras tan sinuosas para disfrutar en buena compañía!

a paso lento.

biquiños,

Antonio said...

Ese "Verde viernes que te dilatas trepidante por los montes de olivares que enraízan en sedimentos de hierro, oxígeno y silicio" te espera y si quieres ver olivares a mansalva los tendrás...
Besosss verdes de esperanza de la vida

Aristos Veyrud said...

Trenzar amor naturaleza y universo en los versos del viernes verde le da un corazón al mundo.
Abrazos Myr!!!

Lichazul said...

una mirada absolutamente geológica
a ras de suelo, con sabor y olor a la tierra a la Pachamama, en ella sus hijos se enraizan y se multiplican

el poema es mineral y evolutivo
felicitaciones MYR

feliz fin de semana

TORO SALVAJE said...

Tus viernes son bucólicos.
Se llenan de versos y suspiros.

Besos.

Natàlia Tàrraco said...

Verde Viernes, oliVares, Verso pleno, se me pierde la mirada, verde que te quiero verde, en la ladera de esa mirada mineral, arcillosa como una Vasija hecha a mano, amorosa.
Me perdería en ese horizonte sin miedo al verde cálido con aceitunas y sol pleno.
Besitooo verde marino.

Tracy said...

Geología hecha poesía, jamás lo hubiera pensado.

Ian Welden said...

Los montes de olivares te han inpirado para hacerles una bellísima declaración de amor.
Me ha recordado los olivares de Chile que también son sagrados y sustento de muchísimas familias.
Envio sanamente tu facilidad para escribir preciosidades como ésta.
Eres una gran poeta, Myriam.
Un abrazo desde una Copenhague despidiéndose del verano,
Ian.

Abejita de la Vega said...

"Olivar, por cien caminos,
tus olivitas irán
caminando a cien molinos"
(Antonio Machado)

Verde oliva de los viernes, pásalo bien.

Besos

virgi said...

¡Vaya con los viernes! Se deslizan refrescantes, olorosos, tibios de sol y mediodía.
Un abrazo, Myriam

mj said...

Tus viernes son de un verde muy especial, sobre todo éste tiene un aire andaluz. Tiene una sustancia energética con mucha fuerza...
Un beso grande

bixen said...

Spanish silicon, iron, oxigen, oil valley. Semiconductora.

Merche Pallarés said...

¡Qué preciosidad de foto y de texto! Me ha encantado el tono terrenal y geológico que le has dado. ¡Genial! Muchos besotes, M.

Remei said...

Vengo en sábado...no podía dejar pasar un viernes verde...

Amiga, que bien escribes, siento lo que dices, me llega y me emociona...

Viernes densos, de verdes imborrables...

Abrazos!

ANTIQVA said...

Contemplando ciertos paisajes uno puede entrar en contacto facil con su propia alma, que no es poco.

Un abrazo, amiga

Rosa E. said...

Imagen y letras en perfecta armonía.
Myriam te veo en blogs amigos, con tu pwermiso me quedo y te invito a mi espacio.
Buen fin de semana!!!

Fernando Santos (Chana) said...

Excelente fotografia e texto...
Cumprimentos

Montserrat Sala said...

Myriam: Verdes de Cesárea, Lo són?
Por lo menos a mi me lo recuerdan.
Verdes de vacaciones, verdes de los olivares bíblicos, verdes de tus viernes, verdes poéticos, verdes suaves "made in Myriam".

Un fuerte abrazo,amiga.

Edurne said...

Verdaderamente verdean muy verdes estos versos de los viernes...!

Besotes!
;)

Ricardo Gonzalez said...

Gusto a verde, y sabor a viernes, cada linea, alimenta los sentidos y te transporta...al mundo verdoso. Saludos, muy lindo post. puertoarial.com

Pedro Ojeda Escudero said...

Olivares, sol y mirada. Mediterráneo en estado puro.
Besos.

Paco Cuesta said...

Amor enraizado como el mismo olivo