Monday, August 27, 2012

Relato en cuatro tiempos ( 2) La cita



Viene del martes pasado (leer antes)

Tanto se había apurado, que al final llegó quince minutos antes la hora acordada.  Se sentó,  con prisa abrió el bolso, sacó el espejito y se miró.  Parpadeó y volvió a mirar a través.  Vio a la niña que era a pesar de las incipientes arrugas, vio la ilusión dibujada en sus ojos avellana... esa ilusión que palpitaba en ella desde dentro, muy adentro.

-¡Hija ... deja ya el espejo  de una buena vez que vas a romperlo de tanto mirarte!- le dijo la madre con un dejo de reproche.

- Es que...

-¡Es que... nada! Lo exterior, lo exterior... hija, no lo es todo, ya lo aprenderás.

Retumbaban en su mente  las palabras tajantes de su madre.  "Lo exterior no lo es todo", por eso había hecho una brillante carrera y era una exitosa mujer de negocios, siempre compitiendo en un mundo de hombres, siempre mostrando cuán hábil era para cerrar acuerdos muy ventajosos para su Compañía,  siempre escalando posiciones, y siempre sintiéndose  terriblemente sola. Era exitosa, lo era, y sin embargo se sentía vacía, agobiada, no porque hubiera fracasado en su matrimonio, ni porque  sus hijos -que le daban grandes satisfacciones- hubieran volado ya del nido, cada uno  con su propio proyecto vital.  No era por eso, no. Era por ella misma..... ¿Estaba conforme con la dirección que su vida había tomado?

25 comments:

Abejita de la Vega said...

Me gusta tu juego en el espejo.

Seguimos.

Besos

Aldabra said...

cuantas cosas nos cuentas en tan pocas palabras...

¿qué derroteros tomará el relato?

imprevisible... no tengo ni las más remota idea.

biquiños,

Remei said...

Que intriga, por favor...
Aquí puede pasar cualquier cosa...

Estaremos al tanto!

;)

Ay las direcciones de la vida...no me hagas pensar, jajajaja...

Besotes!

Merche Pallarés said...

Seguiremos el culebrón... :)) Estoy de acuerdo con ALDABRIÑA, nos cuentas muchas cosas... Besotes, M.

Graciela de Palomas said...

Veremos que sucede en la próxima entrega :)

Buena vida, abrazos.

Spaghetti said...

Las feas dicen que la belleza está en el interior y los pobres dicen que el dinero no da la felicidad... a los otros ni se les oye...es curioso.
bsosss maliciososss

El Drac said...

Cierto. Muchas veces me pregunto si es vivir ir por la vida con ansia de progreso, sin nunca obtenerlo; pues, al alcanzarlo ya hay una meta más alta por alcanzar. O mejor sería como hacen tantos muchachos malabaristas callejeros, vivir y tratar de ser feliz sin pensar en el mañana que vendrá.

Un abrazo

De cenizas said...

Los espejos y sus ecos cuestionan las brújulas que nos han llevado frente a ellos.

¿Hasta el lunes que viene? joooo..



besos

Aristos Veyrud said...

Esa sombra de la madre formateando esas exploraciones de la hija ya marcan la clave de la pieza. Espejito espejito espejito...¿se romperá el espejo? ja ja ja
Sigo con interés la composición.
Un abrazo Myr!!!

Tracy said...

Las madres a veces somos un pelín impertinentes.

MAR said...

Nido vacío....vuelan los hijos por qué no puede volar nuestro cuerpo y alma???
Vamos viendo que pasa.
Un abrazo grande amiga y una linda semana.
mar

Miguel said...

Espero a ver en qué queda. Las historias con espejo me gustan...

Un beso.

Mari Carmen Polo said...

Espero la continuación, Myriam :)

Un abrazo

Laura Uve said...

Me gusta lo que puede sugerir ese Parpadeó y volvió a mirar a través.

Motivador relato...

Un abrazo.

Montserrat Sala said...

bueno. ya vamos entrando en situación. Tenemos una mujer, ejecutiva, extremadamente puntual. exitosa en su profesión, con hijos ya mayores e independizados. con una madre que aún la regaña.
No está mal para ser el segundo capítulo.
Perfcto! el escenario ya está completo
Ahora te toca mover ficha.
Hasta la semana que viene. Un beso

María said...

Sí, ya recuerdo el anterior capítulo, me dejaste con las ganas de saber qué pasaba, como hoy, tendremos que esperar otra semanita más a ver qué ocurre ayssss qué intriga.

Un beso.

Mariluz G H said...

Ah, pues al final no iba al ginecólogo jajajaja

El exterior no es lo importante, es cierto... pero condiciona demasiado, a veces

abrazos para ti :)

Janeth said...

Ah,....una mujer de exito, esperando una cita, mirandose nerviosa al espejo,... cuantas nos veremos reflejadas en tu relato amiga, mantener el exito y el matrimonio es un verdadero desafio...a tantas les cuesta mantener ese balance, que a veces la debil cuerda de la trayectoria de matrimonio-trabajo se quiebra por la falta de atencion, un tema dificil sin duda, creo que por ahi va el relato o me equivoco,...mejor esperar la proxima entrega amiga,...

mj said...

Los cambios generan inseguridad y miedo. Algo muy natural y muy humano.
Esperando quedo al siguiente capítulo.
Un beso

Antonio said...

Indudablemente el éxito en los negocios no lo es todo, sino el éxito personal referente al desarrollo humano y al equilibrio interior. Tal vez le falte ese éxito más propio de la maduración psicológica.
Saludos

Isabel said...

Lo bueno es preguntarse siempre.

Besos.

María said...

Buuuufff buuufff MYR, cómo me asusta esta historia tuya... jajaja menos mal que ya voy saliendo de mi vorágine mental prepánico postvacacional jajaja ¿entenderás algo? ... no importa cielo... en fin, yo soy muy impuntual en todo, terrible lo mío. El caso es que no sé cómo pero aun por los pelos, aun con la lengua fuera suelo llegar, a veces medio muerta pero llego... por ahora, al menos:))


Veremos a ver si tu protagonista deja de mirarse por fuera y no se asusta al verse por dentro:-)


Espero que todo te vaya bien bonita, yo ya voy remontando, a veces no sé por qué sufrimos por adelantado... tengo un juicio terrible el día 4 y sumado a otras cosillas ( P se va a Madrid a estudiar... con todo los rollos que supone eso de instalaciones etc...) me ha entrado el pánico... pero ya me está pasando... así en morse te dejo enterada de mis últimas novedades:-)



Un beso inmeeenso MYR, que podamos sobrevivir a septiembre... ¿lo haremos? espero que sí:))

virgi said...

Me dejas esperando...

Pedro Ojeda Escudero said...

Siempre debe haber un momento de pausa en toda vida. O varios.
Ya dije que no era bueno llegar antes de tiempo...
Besos.

ANTIQVA said...

Magnifico modo de introducirnos en las profundidades del personaje...

Me gustaron tus palabras