Tuesday, May 24, 2011

La esquina de la chica con pantalón rojo y pelo largo





























29 comments:

Nómada planetario said...

Saco en claro que debe tener tarifa plano por el rato que se tira pegada al móvil. Actualmente se ha convertido en el medio preferido por muchos. Sinceramente creo que se abusa, pero de eso viven las operadoras de telefonía.
Saludos.

jg riobò said...

El móvil te ata a una esquina.
¿Dónde esta la libertad?

Asun said...

Yo creo que esta chica es amiga de aquella otra que nos pusiste una vez, la que había perdido la cabeza.

Por lo visto ha habido un malentendido y cada una está esperando en una esquina diferente, hasta que la del pantalón rojo, cansada de esperar decide llamarla para ver qué es lo que pasa. Será por eso que la otra pobre había perdido la cabeza..., de tanto esperar. :-)

Besotes

sarvavita said...

Una chica, tal vez intentando solucionar algún problema.

Besos.

Javier said...

Si eres familiar o amiga de la chica dile que se corte un poco el pelo.
Por cierto, el fondo de la imagen principal es horroroso.

Saludos.

Pedro Ojeda Escudero said...

Hay conversaciones que uno jamás debería mostrar.
Besos.

Pedro Ojeda Escudero said...

Aclaro: no me refería a tu entrada, sino a que a veces uno asiste a los gestos de conversaciones a través del móvil que jamás deberían mostrarse en público. ¿O sí?

Ricardo Marin said...

Es curioso ver lo que opina la gente sobre estas fotos tomadas sin que se perctara la chica del pantalon rojo y pelo largo...

Percepciones hay millones y todas subjetivas.

La chica no esta nada mal aunque no se le ve múy bien la cara.

La pregunta del millón, ¿con quien hablaria?

Saludos

andré de ártabro said...

Es que hay que dejar las cosas claras, y no dejar p ara mañana lo que te inquieta hoy.
Tambien los móviles si sabes propiciar los momentos , dan felicidad.
Me gusta tu blog¡¡¡Volveré con tu permiso!!
Uhn beso

Cornelivs said...

Las cosas...¿son lo que parecen, o lo que queremos ver? ¿Nos engañan los sentidos?

;)

Fantastico, Myr.

Besos...!!!

RAFAEL LIZARAZO said...

Hola, Myriam:

¿y... qué pasó con la chica?

Un gusto llegar hasta tu blog.

Abrazos.

Merche Pallarés said...

A mi lo que me ha llamado la atención es ese cubo rosa delante de la tienda... No pega nada con lo que venden... Besotes, M.

pancho said...

Menos mal que no era la chica de la esquina.

Muy agudo el cambio de orden de las palabras.

J. Marcos B. said...

conocía la chica del "vestido rojo", ya sabes, la de Matrix por ejemplo, pero la del pantalón rojo... muy conectada, demasiado quizá? :)

Besoss

Antonio said...

Antes se decía: "Fumando espero al hombre quemás quiero..." Ahota, con los tiempos modernos y l atecnología habrá que cambiarlo por hablando espero...
Besos

Soy YO - MilThon said...

que buenas fotos para tratr una realidad qeu nos hace callar sin decir nada dobles???
la imagen por si sola habla

Carmela said...

Se puede recrear un minicuento sobre el "desencuentro".
Se citaron en un lugar y uno de los dos se equivocó.En esos momentos es útil el celu.
Pienso que el balde rosa debe contener agua para que beban los perros callejeros.
Besos.

ANTIQVA PHOTO said...

Pero bueno, si conozco a esa chica... Me estaba llamando a mi, precisamente...

Je,je,je...

Buen ejemplo de seguimiento fotografico de una accion... Amiga, creo que eres muy peligrosa dandole al clic...

Un abrazo

Javier Rodríguez Albuquerque said...

Cuando nos fijamos en algo o en alguien el instinto nos lleva a preguntarnos cosas: ¿quién es? ¿qué hace? ¿de dónde viene? ¿a dónde va?
Pero todos sabemos que es... una persona más.
Un abrazo.

Aldabra said...

estas fotos, a modo de cómic, podrían facilmente ilustrar una historia.

biquiños,

Paco Cuesta said...

La chica nos representa a todos.

Graciela said...

Por qué debería cortarse el cabello? por qué críticas sobre el pantalón rojo?

Somos mucho más de lo que mostramos, prejuzgar?!

A mi me parece que está preocupada.

Besitos :)

virgi said...

¿la abdució el móvil?

Aristos Veyrud said...

La chica nunca estuvo en la esquina, ni tan siquiera se sentó en la banca, no caminó por la acera, ni le dio el sol, no vio a nadie, ni nadie la vio, no tenía pantalón rojo, ni cabello largo...
Abrazos amiga Myr!!!

MIMOSA said...

Madre mía!!! Supongo que al final de tan larga conversación, la oreja le hacía juego con el pantalón!!
Besos Myriam, hoy me permito una escapada por este mundo de los blogs, aunque los papeles que esperan en mi escritorio me miran con mala cara!!!
Abrazos a miles!

MAR said...

?

María said...

Yo prefiero no juzgar a nadie, me limito a mirar las imágenes, nada más.

Un beso enorme, Myr.

David C. said...

Las fotos secuenciadas son como una película. Interesante.

Belkis said...

Um? La chica se quedó sin esquina o la esquina sin chica? Qué paso?