Saturday, March 19, 2011

DodesKaDen: Poética del dolor (1970) Una película de Akira Kurosawa



Márgenes los hay de muchos tipos, a veces, dice Pedro, conviene amortiguar la luz y buscar en la penumbra de los márgenes. Para hacer justicia.

Lo cierto es que en esta película - primera a color de Akira Kurosawa, filmada en una auténtica villa miseria japonesa, con actores totalmente desconocidos - Kurosawa no amortigua la luz, sino todo lo contrario: la hace vibrar. "DodesKaDen" no fué bien recepcionada en Japón, significando para su director un fracaso de taquilla. Esto, sumado a problemas personales, le llevaron a una profunda crisis en que hasta intentó suicidarse. Cinco años más tarde Kurosawa ganaba el Oscar a la mejor película extranjera con su entrañable y por siempre inolvidable "Dirsu Uzala, El cazador".

A. K. supo traer a la luz el dolor y la miseria de los sin nombre y como cada uno de ellos desde su perspectiva personal, resuelve a su modo el dificil arte de sobrevivir - no hablemos de vivir - y alguno, ni siquiera eso. A.K. logra escenas de vivo colorido -con la maestría de un pintor expresionista- en la rítmica cadencia del sonido DodesKaDen de un tranvía imaginario conducido por un joven trastornado mental, hilo conductor de las historias.

Tres veces vi esta película: La primera, cuando era una adolescente en un momento realmente doloroso en el que estaba frente a una dificil encrucijada y "DodesKaDen" caló en mi fibra más íntima quedando incrustada en mi alma con la fuerza de un zarpazo. La segunda en el Instituto de Cine Sueco, de adulta joven, en el marco de mis estudios en la Universidad de Estocolmo y la tercera ayer, de adulta ya, cuando se me entremezclan las escenas del reciente terremoto, el tsunami y el desastre nuclear de Fukushima.

Hoy en Japón, el color de la sangre se asoma en la magnitud de la catástrofe. Por eso, esta película es actual: por su dolor pintado de color.


Mi solidaridad para con el pueblo japonés.



Foto: Tomada de Internet.
Nota: el 23 de Marzo, se cumplen 101 años del nacimiento de Akira Kurosawa ( Murió a los 88)

18 comments:

Aldabra said...

Honrando a un hombre honramos a un pueblo entero, que bien que se lo merece siempre pero más en estos días desolados.
De la película que hablas ni idea y de la que nombras "Dersu urzala" la tengo pendiente y le tengo ganas.

biquiños,

Manolo said...

Siempre será uno de los grandes.
Besos.

Asun said...

Me llama la atención cómo utiliza el color en los personajes de los maridos alcohólicos, sus mujeres y sus casas.

Desde luego que la película es toda una explosión de color, en contraste con las vidas duras y llenas de dolor y pobreza que nos muestra. Hace de la miseria algo bello.

Besos

Micaela said...

No había oído nada de esta película, pero seguro que será fantástica. Es un director genial. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana.

Belkis said...

El color ha desaparecido en la vida de muchos japoneses, debido al dolor, al que me uno en un grito profundo y desgarrador, con la intención de unir almas para que la fuerza de las emociones aunadas les lleven esperanza de volver a la normalidad lo más pronto posible. Un besito querida amiga.

virgi said...

Bellísimas películas de este director. La sensibilidad oriental es una maravilla.
Recuerdo La sombra del cazador o Los siete samurais. También las ví de jovencilla.
Un abrazo

Aldabra said...

pues no he visto ninguna de las dos, así que ya las estoy poniendo en mi lista.
biquiños,

Alas.Rotas said...

Sugerentes análisis en todo lo escribes, estudiado, analizado, comprobado y expresado. Sabes amiguita eres un genio y difícil de alcanzar, pero eres paciente y comprensiva y te amoldas a cualquier circunstancia por eso es un orgullo poder estar a tu lado. Un beso

María said...

A mi también me impresionó muchísimo esta película MYRIAM, KUROSAWA fue un poeta con las imágenes y en esta además de poeta, fue pintor, es cierto...¡¡qué despliegue de personajes miserablemente tiernos, viviendo en medio de un vertedero sus vidas llenas de basura que sin embargo en ocasiones resultan entrañables.

TE DEJO UN PEDACITO DE TU CUARTA VEZ:-)


Yo también estoy enórmemente conmovida por la grandeza de este pueblo, JAPÓN además de enoormes artistas nos está demostrando, cuanto tenemos que aprender los occidentales de su enorme capacidad de sufrimiento, civismo y entrega por el bien común...con su tragedia me mataron de pena, ahora con como la están encarando, me tienen robado el corazón.


Muchos besos guapísima, gracias por este precioso recuerdo en colores japones.

Felices sueños, que seguro ya estás en ellos.

Marina said...

Un abrazo nocturno y solidario.

Pedro Ojeda Escudero said...

Me sumo a tu solidaridad.
Qué entrada tan bien entrelazada de cosas.
Besos.

Angeles said...

Coincido, en todo, me quedo simplemente sintiendo...en un abrazo de amor.

Antonio Aguilera said...

He visto un par de ellas de Kurosawa, con la suerte añadida de tener foro posterior. Las tengo grabadas en cinta: espero no romper el reproductor de video, que ya es una reliquia.

Me encontraba ahora mismo imprimiendo tu entrada sobre Benjamín de Viene la noche (las dos entradas, 4 folios con letra chica; y es que no veas como disertas: es un lujo). Sabes que aunque estoy mejor de la "patata", apenas si estoy participando en las lecturas de Esquivias: tengo los "problemas" añadidos de ser trabajador autónomo, tener mujé y churumbeles...casi ná!!.
Se que no son excusas, no tengo perdón de Dios, pero...es así. En compensación, si vamos de nuevo a Burgos y está nevado, prometo darte de nuevo mi brazo para andar por la nieve jajaja, disculpa la broma.
Por qué no me mandas una colaboración para El Espolón, todavía tenemos más de un mes para recibir textos. De cualquier tema que te guste: actualidad, solidaridad..., lo que tu quieras. Seguro que es excelente como todo lo que tú escribes. Si te decides, avísame lo más pronto para reservar páginas; hasta dos estaría bien.
Me enrollé tal vez mucho.
Te dejo un beso vespertino-dominical.

Minombresabeahierba said...

Para el gobernante mediocre ,
siempre es más facil ocultar la miseria (Y ahora la radiación?...) que encontrar sus caminos de solución.

Abrazote

Julia said...

Yo no he visto la película, pero voy a verla.Y yo también me solidarizo.

Un abrazo

Carmela said...

Moviliza este artículo.El arte de Kurosawa tiene vigencia.
"Dersu Uzala" nos enseña la importancia del respeto por la naturaleza y apunta a instrumentar la manera de lograr una convivencia armónica.
Tengo que volver a verla.
Gracias por la riqueza de este post.
Un beso.

J. G. said...

me gusta cómo un párrafo narra una realidad vital más de las mías

Aristos Veyrud said...

En los sueños de Kurusawa la película termina en una catástrofe nuclear donde los demonios son protagonistas.
Un abrazo Myr!!!