Monday, March 21, 2011

de violines y IV: en los estados del alma, como reflejo y canalización de emociones.



Tristeza, melancolía: "Sad Romace" del compositor: Thao Nguyen Xang ejecuta Jessica Yeh.





Optimismo, esperanza: Max Bruch, Concierto Nro 1 en Sol menor para violín y orquesta. Tercer movimiento: adagio. Ejecuta: Yehudi Menuhin.





Alegría, exultación: Sabre Dance , Aram Katchaturian. Violinista: Vanessa Mae. .




¡¡Feliz Primavera!!
¡¡Feliz Otoño!!, para los amigos del Hemisferio Sur.



Nota: para ver toda la serie de mis violones pulsar aquí
Foto: de la Red. Stradivarius en el Palacio Real, Madrid, España

22 comments:

Manolo said...

¡Qué bien! Celebrar a la Primavera con música.
Besos.

Asun said...

Un millón de gracias por este regalo para el inicio de la Primavera.

De los tres hoy me quiero quedar la música que alimenta el optimismo y la esperanza, que buena falta nos hacen en las circunstancias en las que se encuentra el mundo.

Va por todos aquellos que los necesitan.

Un beso, querida amiga.

J. G. said...

un instrumento musical inembargable, no tiene poder el amigo

Pedro Ojeda Escudero said...

Desde hace años, una violinista toca en una calle céntrica de mi ciudad. Es excelente. Pocos se paran a escucharla.

Josep Julián said...

Hola Myriam:
¡Qué maravilla y que regalo para esta entrada de primavera!
Un beso.

Carlos Alberto said...

Hola! gracias por esta entrada tan viva y llena de sentimiento. "Feliz primavera", la música es lo que alimenta mi alma.

DEMOFILA said...

No hay mejor manera de dar la vienbenida a la primavera que con la bonita y alegre música que nos has puesto, te felicito por tan magnifica elección.
Efectivamente, como dices, la perdida de mi amiga ha sido como perder una hermana del corazón, aún tengo el recuerdo muy vivo y hoy especialmente que hace un año que murió.
Besos, querida amiga, hasta pronto

Abejita de la Vega said...

He puesto a tocar a todos a la vez y no sonaba mal.
¡Feliz primavera!

Belkis said...

Gracias por tan estupendo regalo Myr. Viene bien para dar alegría al espíritu y ahuyentar los males que por doquier acechan.
Te dejo un fuerte abrazo

Aristos Veyrud said...

Excelente selección, casi pedagógica para el disfrute de los violines.
Un abrazo!!!

virgi said...

Una gozada, seguro que vuelvo, sobre todo por Yehudi Menuhin.
Un abrazo, gracias por tus deseos.

María said...

Sin duda cada momento y cada estado del alma tiene su música y sin duda la música, es una de las pocas cosas capaces de cambiar los estados del alma.

Muy buenos los tres regalos que nos han dejado, como maestro del violín sin duda tu compatriota (creo) el israelí Itzhak Perlman, es para mi hoy por hoy uno de los más grandes violinistas de todos los tiempos, adoro el violín, así que a pesar de ser un día triste por todas las calamidades que nos rodean, me voy feliz de tu casa, mil gracias MYRIAM.


Por cierto, que he visto tu colección de Chagall, otro de mis favoritos en pintura.


Un beso enoorme, cielo y a pesar de los pesares, feliz día MYRIAM.

FAYNA said...

Dicen que la tristeza es el canto del violín en solitario. Yo opino que del mismo modo el sonido de este instrumento es capaz de proporcionarnos el mayor de los placeres.

Maravilloso post Myr.

Un abrazo grande.

Clara said...

Qué maravilla¡¡¡.

A veces,escucho violines cuando paseo con mis perros y son unos momentos en que nos entendemos. Un abrazo,preciosa.

J. Marcos B. said...

Gracias :) La buena música nos ayuda en sentirnos mejor, por lo tanto actuar mejor en todos los aspectos.

Un abrazo zen querida amiga :)

Estrella Altair said...

Que maravilla, chica, me gusta, ya sabes que la música me apasiona tomo nota para mis entradas..

y te digo.. nosotros vamos para la primavera, me gusta el Otoño pero la primavera, me apasiona... Un besazo muy fuerte y gracias por tu felicitación..

Mar said...

Realmente, el sonido del violín, es como un llanto.

¡Qué maravilla, Myriam!...

Besos.

Ele Bergón said...

Es una maravilla de entrada y muy acorde con esta nueva primavera que comienza.

Un abrazo

Luz

Janeth said...

Gracias amiga por la musica bella que nos acercas,...Qué grandes amigos son la música y los libros….llenan toda mi alma con sus evocaciones y me sumergen en mundos de ensueño en un instante……esos espacios sin tiempo que todo lo contienen…. y tanto añora y persigue mi amante corazón.

MIMOSA said...

Una vez más nos regalas las caricias de los violines, con la amplitud de el gran abanico que abarca, no sólo es llanto, también canta esperanza.
Toda una belleza para los sentidos.
Un abrazo!

Merche Pallarés said...

¡Uuuuy! Tengo que venir a escucharlos con calma. ¡Me encantan los conciertos de violín! A mis siete años mi músico favorito era Yehudi Menuhin. Le escuchaba embelesada en nuestra gran Telefunken. Besotes, M.

Elsa said...

Qué bonita entrada, Myriam. Me ha encantado.

Besos