Wednesday, April 14, 2021

Este jueves, un relato: "Anacronías" La muerte acecha


  

 17 de Junio de 1940. Era la hora de embarcar, llevaríamos sólo las pertenencias más necesarias y preciadas que cabían en tan sólo  una maleta. No había tiempo que perder. Miramos por última vez el apartamento del Boulevard Voltaire en el arrondissement 11 de París, sabiendo que no podríamos regresar en mucho tiempo. Quizás nunca. 

En la fila para subir al tren, miedo me dio la mirada aguda y siniestra de ese extraño sujeto encapuchado y al sentir su fétido  aliento cerca de mi,  un escalofrío me recorrió el cuerpo mientras nos dirigíamos a nuestro camarote.  Tan  putrefacto era el olor como el  que había rondado la cama de Carole, mi primera mujer, 20 años atrás. –Frédéric ¡no te vayas!. Me dijo  agonizante. No pude contener las lágrimas y la abracé con ternura tratando de evitar lo inevitable, pero la parca despiadada e impertérrita, se la llevó. 

Angustiada Madeleine sacudió mi brazo. - ¿Qué te sucede?, ¡Freddy! ¿Estás bien?

 - Nada, por un momento  vi  tu imagen y la mía  en un cuarto oscuro y húmedo, con ropas andrajosas y nada que comer, apiñados con otros prisioneros enfermos de tifus.

 

 Contribución a la Convocatoria de Magade Qamar desde su blog "La Trastienda del pecado"  con el tema de Anacronías  (analepsis y prolepsis) como recursos literarios.

 

  Notas:  Francia fue ocupada por las tropas del Tercer Reich  el 22 de Junio de 1940 hasta el 24 de Agosto de 1944.

 La imagen la tomé de la red.

 

 



 

26 comments:

Bertha said...

-De verdad :que consigues generar una atmósfera inquietante y de mucha angustia...Triste recuerdo y mal presentimiento...

Un abrazo el mes de abril da para mucho la inspiración al poder.








Jorge M said...

Inquietante historia y maravillosa claro, tu creatividad es genial amiga Myriam, muy buena tu participación.
Me encanto el relato y sus referencias a la que quizá sea la época mas vergonzosa de la humanidad.
Un abrazo con cariño

Emilio Manuel said...

Desconozco la causa, pero tu entrada me ha recordado la película de Woody Allen, titulada "Scoop" en España "Amor y muerte", donde Woody se encuentra al final de la película hablando en una barca con la muerte.

Un abrazo.

Campirela_ said...

Un gran relato donde logramos meternos en la escena. Gracias, te deseo un fenomenal dia.

Alfred said...

Un estremecimiento me ha recorrido todo el cuerpo al leerlo.

Cayetano said...

La guerra, la enfermedad y la muerte van siempre de la mano, como ocurre en este breve relato tuyo.
Un abrazo, Myriam.

manouche said...

Escalofrios...

Albada Dos said...

Realmente duro. Esos trenes siguen en algunas memorias.

Un abrazo, y feliz tarde

El Demiurgo de Hurlingham said...

Muy logrado relato.
Una situación dramática, que haya llevado a recordar algo aun peor, trágico.
Con algo que parece una personificación, muy siniestra, de la muerte.
Un abrazo.

Ester said...

El olor es el recuerdo que mas tarda en desaparecer. Has jugado bien el salto en el tiempo, y nos dejas un suspense extraño con el miedo regresando y la esperanza del viaje. Abrazos

Mağ ~ Mağade Qamar said...

Ufff, escalofriante. Recorre y eriza la piel. Casi es una premonición. Espero que no sea así y que esa huida sea una puerta abierta a un destino bueno.
Has incluido las tres escalas con lo cual el desafío más que superado. Bastaba con elegir una de las dos opciones pero sé que cuando se empieza a escribir, fluye y surge... te felicito.

Millones de gracias por tu participación. Un relato breve :-9 e intenso y también muy en tu estilo. Así se disfruta, Myr.

Un beso muy grande.

Cecy said...

Da repelús, ese aliento fétido y escalofriante situación!!
Que excelente micro Myriam,
Un abrazo :)

De barro y luz said...

La parca trabajó a destajo en aquella época (bueno, ahora tampoco es que se aburra)... y hasta la memoria pone los pelos de punta. Y si le añades tu buena narrativa ya...


Bss

Carlos Augusto Pereyra Martínez said...

Muy buen trabajo con las anacronías, de un salto breve al pasado, para situarse de nuevo en el presente, y el fondo siniestro de la parca. Un abrazo. Carlos

Neogeminis Mónica Frau said...

Una terrible premonición atravesando la dura realidad, como si la muerte disfrutara anticipando pistas de lo que vendrá. Muy duro. Un abrazo Myriam

rodolfo said...

Premonición? translado temporal, la mente sigue siendo una incógnita que escapa a nuestra mente ( valga la redundancia) En esa invasión fue capturado un tío carnal mío que terminó sus días en Auschwitz, un gobierno colaboracionista lo hizo posible.
Interesante entrada. Un abrazo

Pedro Ojeda Escudero said...

Sobrecogedor.
Que no se pierda la memoria de aquel genocidio.
Besos.

Myriam said...

HOLA A TODOS: muchas gracias por vuestros comentarios. Abrazos a todos y a cada uno.

Tracy said...

Aterradora descripción queque impregna el relato, sobrecoge hasta la descripción de ese olor fétido que impregna el relato.
Besitos Myriam

Berta Martín de la Parte said...

Myriam que bien has desarrollado el ambiente, la situación, el momento.
Enhorabuena, un abrazo 🌷

Charly said...

Ágil e impactante relato perfectamente ambientado y narrado. Me ha gustado mucho.
Un placer leerte
Beso

Mar said...

La parca, acechando anda. Que en este caso sea una visión o sueño, no quita que siga ahí, esperando.
Muy inquietante tu relato.
Bss.

Pablo Fer Racines said...


Un micro penetrante, que estremece los sentidos con las imágenes que evoca en ese ambiente de terror . Me ha gustado , un abrazo.

Flor. said...

Hola Myriam , te leí anoche , y la verdad es que tu relato
es escalofriante , por un momento viví en mis propias carnes la angustia
de tus personajes , un relato mu bien narrado , te deseo una feliz mañana
besos de flor.

Colotordoc said...

Triste relato...
Tenía una vecina francesa de pequeño...huyó de Paris a Caracas... me a recordó tu relato

Besote guapa

Gabiliante said...

TAMBIEN ES PREMONITORIO EL TREN , DE OTROS TRNES PEORES QUE VINIERON LUGO.HAS CREADO UN AMBIENTE TETRICO en una huida para siempre
besosss myriam