Thursday, October 3, 2019

Este jueves, un relato: La espera... y "El pensador"



Convocatoria de Inma Blanco el Blog "Molí del Canyer"

Soy Dante que a las Puertas del Infierno primero con otros  de 0,70 cm  quedé. Crecí en tamaño, en fuerza, en profundidad,  al meditar sobre la historia del mundo; sobre los seres humanos, su pequeñez y su soberbia; su grandeza, a veces. El fuego del Averno me llamaba. Hice una pausa y quedé a la espera. Lloré y maldije. Supliqué. Respiré profundo y  pedí Luz, entonces sucedió un milagro: aquel que me talló  me dio la libertad de poder sentarme al aire libre aunque no  deje de pensar y espero.  Quizás mañana pueda ser capaz de volar al Infinito.



24 comments:

Albada Dos said...

La libertad de la estatua tallada, dándonos la capacidad de esperar y reflexionar. Muy bueno.

Un abrazo

Ester said...

Quizá mañana, hoy solo vuela la libertad de reflexión y hace la espera del coloso mas humana. Magnifico aporte. Abrazos

Cayetano said...

Desde que le conozco está así. No te lo pienses más, le dije; pero él ni caso. Ahí sigue con sus cavilaciones.
Un abrazo, Myriam.

manouche said...

Nagnifica alegoria de la humanidad pensante.

Javier Rodríguez Albuquerque said...

Mira por donde me acabo de escuchar el audiolibro de la Divina Comedia.
Y es que estoy metido en una revisión de clásicos que no me había llegado a leer.
Fantástico, igual que el pensador. :-)
Musu bat.

Genín said...

Los pensadores de hoy en dia, se devanan los sesos pensando como llegar a fin de mes... :)
Besos y salud

Tais Luso said...

Como eu gosto dessa escultura, cada vez mais, parece que as coisas cada dia ficam piores e as reflexões nascem sem pedirmos. É o retrato da nossa civilização, são tantos absurdos no decorrer de nossa História que O Pensador é nosso representante número 1.
O texto está belo.
Um beijo, Myriam, bons dias pela frente!

Mar said...

Quiza sea capaz de volar, pero, mientras tanto, pensando espera ;)
Bss.

Colotordoc said...

Mientras espero, reflexiono... y tomo el camino que creo conveniente seguir.

Besote guapa-

María Dorada said...

Pensando y esperando... Desde la reflexión.

Un placer leerte, mi querida Myr.

Un beso enorme.

MOLÍ DEL CANYER said...

Es que antes de entrar en el infierno hay que pensarselo mucho...Gracias por participar, besos.

Tracy said...

Es una de las esculturas que más me gustan, cuandoestuve frente a él, se me pusola piel de gallina.

Neogeminis Mónica Frau said...

Muy simbólico eso de ser de piedra y esperar sentado, como si la eternidad pudiera ser aguardada con paciencia.
=D
Un abrazo

Emilio Manuel said...

Pesa demasiado para volar.

Un abrazo

Mari-Pi-R said...

Ayer justo vi el documental del infierno de Botticelli, su dibujo basado en la obra de Dante, es muy bueno.
Un abrazo.

Magade Qamar said...

Me ha gustado mucho esta reflexión sobre la espera y el tiempo que la espera da para pensar. Ya es infinito el pensamiento e infinita la capacidad de esperar.
Muy bueno, la verdad.
Un beso enorme.

Campirela_ said...

pensar tan bien es esperar ..así pues la estatua lo refleja genial el tema de este jueves y tú con tus letras nos los reafirmas .
Un abrazo fuerte !!

Pedro Ojeda Escudero said...

Buen relato.
¿La libertad se nos da o debemos conquistarla?
Besos.

Poetas Vivos said...

Como con la estatua lo mejor siempre está por llegar,y que mejor que la libertad, la de volar.Saludos.

giovanni said...

El aire libre es sano y la calidad del aire es importante. El pensar es imparable, salvo en el hacer de música (cuando toco la guitarra casi pienso en nada). Un abrazo grande

Max Estrella said...

Toda una eternidad pensando, quizá solamente en volar...un Sísifo moderno...

El Demiurgo de Hurlingham said...

Me preguntó si en ese viaje, no habrá preferido alguna región del infierno, como la de los amantes Paolo y Francesca, a un abstracto paraíso.
Bien contado.

Ame said...

Quizás mañana y mientras, reflexión y libertad
Beso

Frodo said...

Puede que viaje al infinito, pero en la mente de cada uno que percibió esa obra siempre estará pensando... y esperando

Muy bien aplicada la convocatoria al concepto del relato

Abrazos!