Thursday, May 24, 2018

Este jueves, un relato: "El premio", en primerísima persona, por una vez en mi vida, ¡Viva el 19!

Convocatoria de Juan Carlos del Blog  "¿Y qué te cuento?"

A raíz del aniversario en que  Juan Carlos resultó  ganador del premio mayor en un sorteo, propuso este tema para los relatos de los Jueves.  Y yo, que nunca me he ganado nada de nada,  que todo en la vida me ha costado esfuerzo,  voluntad y tesón con grandes dosis de optimismo, eso sí,  y que cada una de mis lecciones las he pagado con sangre, sudor y lágrimas, encontrándome en noviembre del año pasado en Valladolid para  los festejos organizados por  Pedro Ojeda con motivo del  Bicentenario del nacimiento de José Zorrilla, no va que voy y me gano un sorteo con el Nro 19 en la Casa  natal del insigne escritor romántico:   el libro gordo, literalmente hablando,  porque en total tiene 1301 páginas, notas y bibliografía incluidas,  cuya primera versión fue escrita por Narciso Alonso Cortés entre 1916 y 1920;    premio  que ven  en la foto que encabeza esta entrada.  

Yo era la única de nuestro  Club  de Lectura que desde el encuentro matutino frente a la tumba de Zorrilla, en el Cementerio del Carmen,  en el panteón de vallisoletanos ilustres  donde reposan sus restos,  había estado erre que erre con que quería comprar este libro. -Paciencia-  me decían.  Y yo que no, que como vivo en Tel Aviv, desde ahí (que ahora es aquí) no lo consigo. -Paciencia - repetían- al final de la Jornada,  podrás si quieres,  adquirirlo.  Y así, yo erre que erre, y ellos -Paciencia, mujer (que ya nos tienes cansados hast.....)-  nos fuimos al Archivo Municipal a ver la Exposición: "Mi exclusivo nombre de poeta" y también visitamos el Museo Patio Herreriano de Arte Contemporáneo, y demás  actividades que he contado con algunas  fotos en mi reseña del viaje (en este enlace)

Desde el Premio Gordo de Zorrilla, nunca más podré   decir, -¡Señores, nunca me gano nada!, ¡perra suerte la mía!,   ya que siempre me acompañan el Gordo que en la mochila me traje,  y para colmo de bienes,  también  a veces el juguetón espíritu de Zorrilla que conmigo se divierte, disfrazado  de Juan Tenorio.



                                                   El grupo de nuestro Club de Lectura, con profesor incluido, 
                                                   ahí lo ven arrodillado  y con una amplia sonrisa.
        Yo soy la de abrigo gris plata, primera  de la  izquierda




29 comments:

Cayetano Gea said...

Mi enhorabuena. Estas cosas alegran mucho.
Un abrazo, Myriam.

Emilio Manuel said...

Que te toque un premio y que sea un libro, es uno de los mejores regalos, junto con un buen viaje.

Un abrazo.

Ester said...

¡Enhorabuena! ese si es un premio importante. que bien la convocatoria, asi nos hemos enterado de tu premio. Abrazos

Kety said...



Enhorabuena, Myriam. Es lo que tiene tener tenacidad y "paciencia". ;-)) Me alegro. Que lo disfrutes.
Besos

Isabel said...

Me alegro mucho, Myriam. Vuelvo de un viaje, por eso he tardado en darte las gracias por tus buenos deseos en mi blog. Mientras viajo aprovecho para disfrutar de lo nuevo que voy conociendo y procuro descansar de internet, sólo utilizo el teléfono para llamadas necesarias.
Gracias de nuevo y abrazos.

manouche said...

Très sympathique, amitiés à tous !

emejota said...

Siempre tuve la misma actitud, pero en el sorteo de un supermercado me tocó una bicicleta infantil. Ya ves, hasta la aleatoriedad marca diferencias: a ti un librote a mi una bicicleta infantil! Ay :)

Fabián Madrid said...

Me alegro mucho. Pero que pocos hombres...
Beso masculino.

mari carmen garcia franconetti said...


Buen regalo y mi enhorabuena, cosas así nos alegran y motivan.
Besos.

Pedro Ojeda Escudero said...

¡Y sin hacer trampa!

Campirela_ said...

Muy bien por ese premio y no ves al final te toco algo ..y muy importante además de llevarte el espiritu del Tenorio ajjaj .
Abrazos.

Diana de Méridor said...

Felicidades, Myriam! Eso prueba que cuando se desea algo intensamente, tarde o temprano va hacia ti.
Y por cierto, Zorrilla también para mí es una gran debilidad. :)

Bisous

Neogéminis Mónica Frau said...

Qué bueno Myriam! Siempre es lindo ganarse algo, más cuando llega en forma inesperada y resulta ser algo que deseamos. Me alegra que te haya sido grato el regalo. Un abrazo 😊

Manuel López Paz said...

Felicidades Myriam. No te lo esperabas y eso da más emoción :*

Besote

Mujer Virtual said...

De los mejores premios, ¡felicidades!
Un abrazo

Tracy said...

Muchísimas felicidades!!! y mi enhorabuena más cariñosa y sincera.
Un beso muy fuerte.

Sylvia said...

Y la ilusión que hace ganar ¿verdad? ENhorabuena por el club de lectura, es una actividad de lo más interesante
Bss

Rafa Hernández said...

Felicidades y enhorabuena, que estas cosas son las que verdaderamente valen la pena, y le ayudan a uno a seguir adelante.

Besos Myriam.

Montserrat Sala said...

"Algo es algo, dijo un calvo que se encontró un peine" es una frase hecha, no quisiera que me confundas y pienses que no aprecio como se merece tu regalito. Enhorabuena!!! Un abrazo grande.

Bonita fotografia,se te ve muy bién.

Juan Carlos Celorio said...

Pues me encanta que hayas ganado ese premio y, sobre todo, el de conocer Valladolid, que es una ciudad que me fascina.
Creo que lo merecías.
Besos.

Genín said...

Lindo regalito :)
Besos y salud

Ele Bergón said...

Bien recuerdo aquel día que tantas experiencias compartimos y también cómo se rifaron "dos gordos" y el primero fue para ti, sin trampa ni cartón. Fuimos testigo de ello. Lo que a mí me admiraba era cómo podías ser capaz de cargar con todas aquellas páginas y trasladarlas hasta Tel-Aviv y para leerlo tendrán que hacerlo en sitio muy cómodo. Supongo que pasaran días hasta que lo termines. Eso sí, podrás consultarlo cuando quieras.

Me imagino que el propio deseo de tener el libro, quizás te haya llevado a conseguirlo.¡Quién sabe en los mundos ocultos las cosas que pueden llegar a suceder ! o ¿fue simplemente el azar?

Besos

sakkarah said...

Me ha gustado mucho tu relato, es muy ameno y entretenido.

Creo que este premio que te tocó fue obra del destino :) Aunque debe de pesar un poco, es buena compañía.

Muchos besos.

Rhodea Blason said...

Enhorabuena. A mí nunca me ha tocado nada, pero nunca se sabe ...
Un abrazo

Mamaceci said...

Que bueno que te hayas ganado un premio que tanto ansiabas! el universo escuchó tu deseo! jajaja!, doble placer entonces
Abrazo

Carmen Andújar said...

Y la ilusión que hace. Tus deseos se hicieron realidad.
Un abrazo

Max Estrella said...

Siempre hacen ilusión los premios, ¿verdad? Gracias por compartirlo.
Besos y abrazos

Abejita de la Vega said...

Le tocó a quien más lo iba a valorar. El albur fue sabio.
La edición fue limitada y ya no hay más. ¡Fíjate si tuviste suerte!
Zorrilla, o Josito tal vez, sonreía desde el cuarto de su abuela.

Besos Myriam.

San said...

El que la sigue la consigue y auí lo dejas patente. Ahora llevas razón ya no puedes decir que nunca te tocó un premio.
Un abrazo :)