Monday, May 14, 2018

De Qatar a Bali lo que no podía pasar, pasó



El vuelo iba de Qatar en el Golfo pérsico a Bali  en Indonesia. Y todo parecía indicar que el pasaje al completo disfrutaría de unas maravillosos  vacaciones en la  paradisíaca isla.  Porque todos iban a ello, eso era más que seguro. Nadie puede concentrarse para hacer negocios cuando fluyen los daiquiris y los vodkas, las flores y las danzas,   en las playas de  aperladas arenas  con profundo mar azul  (no como las amarillas petro-veteadas y tristes de Qatar).

En el vuelo,  la  amable tripulación había repartido bebidas, al parecer, también alcohólicas antes de la comida. Pero hete aquí que un pasajero iraní que inoportunamente se había  quedado  dormido no pudo evitar que su mujer, con espíritu detectivesco,  le tomara el dedo índice de la mano derecha entre sus cálidas manos y lo estampara  en el  teléfono móvil del hombre...  ¡Y Sim salabim!   en el acto, desbloqueado. Poco después,  carterazos, cachetadas, gritos, insultos, más gritos y cachetadas,  y finalmente,   un aterrizaje forzoso en...


... Chennai, capital de estado Tamil Nadu al Sur de la India, para descargar a la pareja iraní
 de la que ignoramos como termina la historia.

Moraleja tripartita:
Hombre,
 no le metas los cuernos a tu mujer.
No dejes tu teléfono al alcance de cualquiera,
y por sobretodo, no te duermas en un vuelo,
que todo puede terminar
como el rosario de la aurora.

Feliz semana para todos,
sin sobresaltos,

Nota: Podría ser un chiste, pero  este hecho inaudito  realmente sucedió. Y la noticia fue publicada el 7 de Noviembre de 2017 en  el HindostanTimes. 

 Imágenes tomadas  de la Red.



10 comments:

Cayetano Gea said...

Como diría mi madre:¡hay gente "pa tó"!
Un abrazo, Myriam.

manouche said...

Buena samana ...con maxima suerte !

Pedro Ojeda Escudero said...

ES malo confiar nuestros secretos a un aparato...
Besos.

Ester said...

Simpático (ganamos las mujeres) para empezar una semana, luego lo voy a contar rjejeje. Abrazos

Javier Rodríguez Albuquerque said...

Murphy siempre ha tenido razón cuando decía que "si algo malo puede suceder terminará sucediendo". Y ya veo que en este caso sucedió :-)
Musu handi bat.

CarlosMxAx said...

jajajaja!!!
me imagino la escena, pero aquel pobre hombre debio aplicar la letra de aquella canción...

Que no quede huella que no y que no
Que no quede huella
Por que estoy seguro que tu mi amor
Ya ni me recuerdas


jajajaja

Manuel López Paz said...

Por eso hay que tener como tien mi hijo: tres claves en el teléfono :D

Besote

Mari-Pi-R said...

Que no me toquen el móvil gritaba xxx!!!, ha venido tan personal hoy en día.
Un abrazo.

Genín said...

jajajaja A saber lo que vio en el teléfono para ponerse así...
Besos y salud

Maripaz said...

Jajaja, vaya anécdota más divertida. En esas máquinas revolucionarias se guardan muchos secretos. Conviene tener cuidado...