Wednesday, January 10, 2018

¡Ah! La ciudad de noche...

....y la historia jamás contada del conejo que  filosofando  se perdió en ella -porque quiso- sin encontrar tampoco la zanahoria dorada (ni la naranja) aunque era dueño de una huerta que ya tenía amortizada.

16 comments:

Cayetano Gea said...

Mientras la gente duerme, la vida sigue. O al menos lo soñamos.
Un abrazo, Myriam.

Ester said...

Cuanta magia tienen las ciudades por la noche, pasearlas nos permite soñar quimeras. Un abrazo

Javier Rodríguez Albuquerque said...

Y casi que mucho mejor en verano, que en invierno se te queda helada hasta la mirada :-)
Musu handi bat.

Genín said...

No sabia lo del conejo... :)
Besos y salud

Abejita de la Vega said...

Yo sólo sé de los gatos que de noche todos son pardos.
Besos, Myriam.

Tais Luso said...

A noite sempre é linda, porém guarda muitos mistérios. Sou mais diurna. Gosto de alegria e sol - moderado!
Beijo, querida Myriam, paz e alegria!

Manuel López Paz said...

A mi pueblo lo veo mucho de noche...por las guardias...

Besote

Ambar said...

Alicia en la ciudad de noche. No sé por qué pero lo de la historia jamás contada del conejo me ha recordado a Alicia en el país de las maravillas.
Besos

Tracy said...

La noche en las ciudades es otra historia.

Chelo said...

Cuánto dices en tan pocas líneas, Tracy.
Un beso

Chelo said...

Perdona, Myriam. Te llamé Tracy, sorry

Pedro Ojeda Escudero said...

...al menos tendrá hortalizas gratis...
Besos.

SilviaE.D. said...

Hola Myr!!! Gracias por la visita a mi espacio. Espero poder seguir contando cosas lindas, ahora que tengo tiempo.
Me encanta tu poder de sintesis!!
Las ciudades de noche me encantan.....sobre todo cuando las calles estan vacias.
Beso!!

Gustavo Figueroa Velásquez said...

Querida Myriam, recién ahora comienzo de nuevo a reincorporarme al mundo de las bitácoras luego de mis días de vacaciones en Bilbao y, especialmente en Francia. Volver a leerte es todo un placer.
En relación a esta entrada se me antoja pensar que siempre el ser dueño de algo no asegura nada y la noche tiene sus sorpresas. La vida es un laberinto y la anoche confunde.
Myriam, jag önskar dig det bästa som livet kan ge dig.
Kram.

Rafa Hernández said...

Las ciudades son mucho más hermosas de noche que de día, hasta te puedes encontrar conejos pero de verdad jajaja. Pero tal y como está el mundo de delincuencia y gente de malvivir si de día las ciudades ya resultan peligrosas, de noche lo son mucho más, para poder disfrutar de ellas y de sus encantos.

Besos.

Ele Bergón said...

El conejo aunque era dueño de una huerta, donde supongo también crecerían las zanahorias, quiso perderse en la ciudad. ¿ Buscó las zanahorias o simplemente dio una vuelta?

Besos