Friday, September 22, 2017

La Fuente


Si acaso andas por los senderos de la vida  con paso trémulo, cargado de pesar o preocupado, ve: siempre  hacia adelante,  hacia la luz más pura, aunque  al hacerlo dejes a ambos lados  jirones de tu vida. El universo es siempre fuerza en energía. Sólo haz de recordar la Fuente que nutre, calienta, vivifica y te ilumina.




17 comments:

Ester said...

La fuente es nuestra energía interior, no desfallecer porque siempre podremos dar un paso mas, regalar una sonrisa nueva. Un abrazo

Rafa Hernández said...

Joder Myriam esta entrada no tiene nada que envidiarle a un filósofo, porque lo tuyo ha sido filosofía pura.Que esa fuente y luz nos de larga vida.

Besos.

Genín said...

Supongo que será "has de recordar" ¿No? :)
Besos y salud

Javier Rodríguez Albuquerque said...

Reconfortantes palabras.
Musu handi bat.

manouche said...

"Au bout du tunnel, la lumière"...

Myriam said...

GENIN: No porque aquí es "haz" del verbo "Hacer" y encarna
una petición o exhortación de mi parte, otro ej: "Haz la tarea".
El "has" que dices es del verbo haber: ej: ¿has hecho la tarea?
y aquí no va, Un abrazo

Paco Cuesta said...

Haz y envés, cara y cruz. Caminemos hacia la luz.
Besos

Cayetano Gea said...

Muy importante no volver la vista atrás, no sea que acabemos convertidos en estatuas de sal, como la mujer de Lot.
Un abrazo, Myriam.

anuar bolaños said...

Buen itinerario, Gracias.

Abejita de la Vega said...

¡Luz, más luz!

Emilio Manuel said...

Tengo la suerte de tener una Lafuente hasta en la cama :-))

Saludos

Tracy said...

Gracias por tus palabras.

Ildefonso Robledo said...

Bella imagen, amiga... Que esa Energia nos ilumine, porque aqui hace mucha falta en estos tiempos que estamos padeciendo...

Manuel López Paz said...

Hay que hacer como el elefante: Siempre hacía adelante...para atrás ni para coger impulso

Besote

Rayén said...

Si, esa es la idea: avanzar sin perder la fe, creer que es posible.
Gracias Myriam. Abrazos.

Isabel said...

¡Qué bello consejo!
Gracias y abrazos.

Pedro Ojeda Escudero said...

Hacia la naturaleza, siempre.
Un beso.