Monday, September 11, 2017

Ai Weiwei, artista chino y activista desidente (n. 1957) "Maybe, may be not" (Quizás si, quizás no )

Se trata de mirar bien. Lo que aparentemente en una mirada rápida nos parece una cosa, si lo miramos detenidamente, puede ser otra. Así, algo que a primera vista nos parece bello, estético e inofensivo, si lo observamos  en profundidad nos revela algo diferente.  Los temas recurrentes en su obra están relacionados con la libertad de expresión y el trabajo obrero forzado.

El artista contemporáneo  y activista disidente  Ai WeiWei nació en Pekín el 28 de Agosto de 1957 Ai colaboró con los arquitectos suizos Herzog y de Meuron como asesor artístico en el Estadio Nacional de Pekín para los Juegos Olímpicos  de 2008. ​ Como activista, ha criticado constantemente al gobierno chino por su postura respecto a la democracia, los derechos humanos y la libertad de expresión. También ha investigado la corrupción gubernamental y encubrimientos en China, particularmente el caso del derrumbe de escuelas en Sichuan tras el terremoto  de 2008. ​ El 3 de abril de 2011 fue detenido en el aeropuerto internacional de Pekín, quedando  bajo arresto durante 81 días acusado de  "evasión impositiva".

Ai Weiwei es hijo del poeta chino Ai Qing, denunciado durante el Movimiento Anti-Derechista. En 1958, la familia fue enviada a un campo de trabajo en Beidahuang, Heilongjiang, cuando Ai Weiwei tenía un año de edad. Posteriormente fueron exiliados a Shihezi, Xinjiang en 1961, donde  el artista vivió durante 16 años. Tras la muerte de Mao Zedong y el fin de la Revolución Cultural, la familia regresó a Pekín,  en 1976.  Para seguir leyendo su biografía pulsar aquí.


Esta es una alfombra  de semillas de girasol hechas en porcelana. En china como en Israel las semillas de girasol se comen habitualmente como snack porque sabemos que contienen nutrientes que aportan a la salud cardiovascular  (Vit E y ácido fólico) y también  son fuente de magnesio, entre otras cosas. Pero en la China de Mao Zedong, tienen otra connotación: ya que el dictador se vinculaba al Sol y los ciudadanos a plantas de girasol, a él sujetos con total lealtad como las plantas que siempre giran hacia el  sol.

La instalación de Ai Weiwei evoca ambos sentidos, tanto el sabor de  su retorno de niño a Beijing después del exilio de sus padres,   como  la dictadura.


Tomaron más de dos años y 1600 artesanos en la ciudad de Jingdezhen, sitio tradicional de manufactura de porcelana  por más de 1700 años y en especial a partir del Siglo XIV.  El gobierno desea que el pueblo abandone  las artes tradicionales en pos  de la  modernidad y  la industria, La obra de Ai es un llamamiento a recordar y perdurar en este arte tradicional.



 "Suelo Blando"  la idea de esta instalación le llegó a Ai cuando  fue invitado a la Exposición de "Haus der Kunst" en Munich, Alemania, en 2009. Este edificio  es un lugar cargado de contenido histórico:  fue construido durante el Tercer Reich para albergar la "La gran exposición de arte alemán", con el objetivo de mostrar el arte alemán que exalta la pureza  y superioridad de la raza aria. Un día después de su apertura, otra exposición mostraba lo que era  "El entartete Kunst" (el arte degenerado), compuesta por las obras confiscadas por los nazis a artistas como  Nolte, Kirchner, Freundlich, Kandisnsky y muchos otros. ¿Recuerdan que  en marzo del año pasado les hablé de la Exposición sobre el arte proscrito por el Tercer Reich, realizada en Jerusalén, en cinco entradas?

Ai WeiWei  decidió crear una obra que conectara este punto oscuro  de la Historia de Occidente con el presente. Para  esta obra,  AI fotografió  969 baldosas que cubrían el piso  de "Haus der Kunst" y mandó las fotografías a una fábrica de alfombras en la Pcia. Hebei en China donde trabajadores tejieron una carpeta  réplica exacta de   las baldosas fotografiadas.  El resultado fue tan bueno que  muchos de los visitantes a la exposición de 2009  no se dieron cuenta  de que estaban pisando una alfombra. 

La alfombra fue hecha utilizando el la técnica artesanal tradicional  desarrollada durante el régimen tiránico de la China Imperial, iluminando la disonancia puesta en evidencia por las delicadas piezas creadas en esos regímenes terribles.

Esta representación del piso exacto del "Haus der Kunst" al ser expuesta en Jerusalén, la capital del Estado de Israel,  adquiere un nuevo significado si tenemos en cuenta el exterminio nazi del Pueblo Judío. Ver a esos niños jugando encima de ella me produjo un impacto brutal, un grito de vida y continuidad, de  conciencia de que Hitler y sequaces, no pudieron exterminarnos.


Ai WeWei



IOU (I ow yoy, te debo) 2011-13, papel impreso. En 2011 cuando Ai Weiwei se dirigía a la Exposición de su trabajo en Taipei,(Taiwan)  El artista fue arrestado en el aeropuerto de Beijing y llevado a un centro de detención secreto en el que fue detenido 81 días. Después de su liberación, Ai fue acusado de evasión impositiva y multado por la suma de 2,4 millones de dólares que debía pagar en el lapso de 15 días, sin derecho a apelación.  (Ai  es dueño de la Compañia Beijing Fake Cultural Development, Ltd). 

Gente que lo apoyaba por toda China organizó colectas para ayudarlo a pagar la multa. En 10 días lograron reunir  1,3 millones de dólares.  Ai Weiwei le entregó a cada uno de los préstamistas (3.366)  una hoja en la que constaba la deuda.  Cada uno de esos papeles forma parte del empapelado de esta pared,  en la foto  observamos una vista parcial de algunos de ellos.  Cada papel  está encabezado por palabras como "Libertad", "Justicia", "Igualdad", "libertad de expresión"  etc., el monto de la deuda, y detalles del acreedor escritos en caligrafía  por un grupo de voluntarios que apoyaban a AI en su justa lucha contra las autoridades.


Si se mira de lejos este empapelado de pared, parece inocente, pero  cuando se mira en detalle, se ve otra cosa. Además del dedo, obsérvese que el brazo se une a una oreja y  "a buen entendedor, pocas palabras bastan", digo yo.

Estos son árboles (2010-16)  en madera y metal,  en un jardín

con piedras Zen ( 2009-11) hechas en porcelana, que evocan  nubes en el cielo,
y ciclos de nacimiento, crecimiento, maduración, muerte y renacimiento.




Pero los árboles de madera cortada y enpalmada, están  muertos. Han sido talados.



y no importa que se mezclen e integren en la Naturaleza -como en este jardín en que los vemos en el fondo, cerca de la estructura del Museo de Israel que guarda "Los manuscritos del Mar Muerto" y que vemos como un cono blanco en el punto de fuga-  estos árboles falsos son un recordatorio de la actividad humana en la era de la globalización y la industria.


 


Quizás lo que vemos sea, o no sea.... todo es cuestión de acercarse y de mirar, de observar y de meditar sobre lo que  vemos, de no pasarle a las cosas y a los hechos por encima o el costado.   Como saben quienes me conocen  yo soy más de lo antiguo -y  he estudiado en profundidad  el acervo arqueológico de los museos más importantes del mundo-  siendo menos, de lo moderno del tipo Marcel   Duchamp,  Andy Warhol,  Barnett Newman etc.  etc.

Reconozco que esta Exposición me ha costado, pero  la recorrí con mucho detenimiento, tratando de entender -conforme a la intención de Ai Weiwei- lo que estaba detrás  de la apariencia de las cosas, lo que el artista me quería transmitir, a mí, espectadora, que también observaba  como se relacionaba con ella el público coincidente conmigo.  Y no me arrepiento.


Exposición  del artista Ai Weiwei, abierta hasta el 2 de Octubre de 2017 en el Museo Israel de Jerusalén. 

Curadora: Mira Lapidot.

Las imágenes en las que no aparece Ai Weiwei las tomé yo con mi móvil. Las otras son de la página del autor o del Museo.



13 comments:

Ildefonso Robledo said...

Muy buen trabajo este que nos brindas... La verdad es que no conocía a este hombre...
Un abrazo

Manuel López Paz said...

Una perspectiva de arte que me llama mucho la atención, el Ai. Y ya sabes lo que sucede cuando el arte no lo entienden los políticos...Lo persiguen o lo censuran...

Besote

Ester said...

Has hecho un trabajo excelente, con todos los daos y enlaces, un secreto, las "pipas" que tanto gustan en España no las se comer, me las tienen que pelar. Abrazos

Cayetano Gea said...

Puede gustar más o menos, pero este artista nunca deja indiferente a nadie.
Un abrazo, Myriam.

manouche said...

Gracias por ensenar arte tan raro !!!!

Javier Rodríguez Albuquerque said...

El tamaño no es que importe, ¡asusta!
Musu handi bat.

Paco Cuesta said...

El arte visual tiene mucho de naturaleza, a mi juicio, la naturaleza en sí misma es arte.
Besos

emejota said...

Súper interesante.
Bueno, ya sabrás que Mao era manipulado por una escueta camarilla oculta en la que su mujer era la peor.

Genín said...

Que cultos somos, aquí llevamos toda la vida comiendo semillas de girasol que les llamamos "Pipas", en los cines que no las han prohibido, se escucha un ruido característico que produce la gente al partirlas y durante toda la película, están comiéndolas como posesos...jajaja :)
Besos y salud

Pedro Ojeda Escudero said...

Un hombre con el que no me importaría sentarme a compartir una taza de té durante horas.
Besos.

Rafa Hernández said...

Toda una filosofía de vida, con otra forma de verla e interpretarla. Muy buenas las imágenes.

Abrazos.

Rita Turza said...

Maravillosa e interesante entrada. Gracias Myriam por acercarnos a este gran artista.

Un fuerte abrazo.

chusa said...

Esta entrada tuya Myriam es didáctica y jugosa, cuántas cosas interesantes nos dejas aquí, toda una lección magistral entrelazando culturas e historias en el arte. Gracias mil, un abrazo grande