Wednesday, May 31, 2017

¡Qué increíble la vida!




¡Qué increíble la vida!
 Sin soñarte te siento,
hilo invisible de oro
que conecta mi Ser
con cada arista tuya
y palmo que me abraza.

Tres mil seiscientas perlas
una a una contadas
una tarde de lluvia, 
una noche sin velo; 
una mañana en que
lo no dicho que prende
  ya  florece.



Poema: Myriam Goldenberg (c)
Foto: HEP (c) 






21 comments:

Isabel said...

¡Qué hermoso y delicado poema, Myriam!

Es que vales pa tó, hija mía.

Abrazos.

manouche said...

Hundirse en la naturaleza....

Ester said...

La naturaleza es un armario donde guardar sentimientos, una alfombra donde tumbarnos a soñar, una melodía compañera y con tus versos la naturaleza es aun mejor. Abrazos

Abejita de la Vega said...

Vida

Pedro Ojeda Escudero said...

Perlas que son hilos de unión invisibles.
Delicioso.
Besos.

emejota said...

Un placer penetrar en el perfil más amable de la vida!

Javier Rodríguez Albuquerque said...

Egunon Myriam:
No tengo costumbre de leer poesía, pero la que sueles traer aquí me motiva mucho :-)
Musu handi bat.

Genín said...

:)
Salud

Cayetano Gea said...

Poema sencillo y hermoso, como la lluvia suave cuando cae.
Un abrazo, Myriam.

mojadopapel said...

La forma de escribir femenina es diferente a la del hombre....tiene otros tonos y otra sensibilidad, ni mejor, ni peor pero distinta.

Mari-Pi-R said...

Bonito poema del que te hace soñar.
Un abrazo.

Manuel López Paz said...

La vida es así, como ese poema: Delicada, con dulces aromas, que a veces se torna dura, pero que no se pierde la esperanza.

Besote grandote

Ambar said...

Me ha gustado mucho Myriam, es una bonita manera de describir la vida.
Besos

tecla said...

Alta poesía, la que acabo de leer, Mirian.
No me la esperaba, aunque sí, pues esas tres mil seiscientas perlas una a una contadas cuando lo no dicho que prende ya florece, son muy propios de ti y de tu mirada, Myrian.
Espero que nuestra amistad prenda y florezca de la misma manera que aquellas palabras que nunca se dijeron. O que nunca nos dijimos pero que allí estaban.

Gustavo Figueroa Velásquez said...

De todas esas perlas, Poeta, tu eres la del brillo más precioso!
La poesía te sale por los poros y nos cubre con su túnica de encanto.
Kram och puss.

Janeth said...

Que increible la vida Myriam, como nos maravilla con sus encantos, cada risa, cada canto, cada poema, sentido dedesde el corazon, nos brinda mas vida....

Rita Turza said...

Maravilloso.

Besos.

Rafa Hernández said...

Preciso poema de la Naturaleza, y que pena que la estamos haciendo polvo. Luego cuando se nos enfada, pasa lo que pasa.

Besos Myriam

Rafael Humberto Lizarazo said...

Maravillosa vida, maravilloso poema cual un valle florecido.

Un abrazo.

Paco Cuesta said...

¿Por qué nos parecerá más creíble con espinas que con flores?

chusa said...

maravilloso tu poema Myriam que habla de vida y sentimientos muy íntimos, me encantó

la imagen que has acompañado al poema me parece muy acertada, una explosión de color y emoción, de vida!
un besazo!
chusa