Thursday, March 16, 2017

Espacio transicional y Creatividad



¿Dónde te encuentras tú?


 Los invito a leer esta charla mía publicada
en este blog en 2009  




20 comments:

Cayetano Gea said...

Nunca hay que dejar de lado el juego, ni el humor. El día que abandonemos del todo al niño que fuimos, estaremos perdidos irremediablemente.
Un abrazo, Myriam.

Clara said...

Recuperar ese País de Nunca Jamás...se gana en salud y se recupera a ese niñ@ olvidado.
Un abrazo

Ester said...

Muchas gracias por mostrarlo, para mi es nuevo. Lo he leído con atención y el interés hay ido creciendo. Me ha encantado y me lo voy a guardar. Un abrazo

Pilar Cárdenes said...

Hay quien olvidó toparse con el juego de las pequeñas cosas en la vida y no se plantea encontrarlas de nuevo, Afortunadamente, hay quien nunca perdió esa facultad, o la recupera cuando la necesita, ( o eso creo).
Myriam, muchas gracias por recuperar ese post.
Un abrazo y feliz tarde

Abejita de la Vega said...

Una buena reflexión, Myr. De las que merece la pena recordar.

María Pilar said...

¡Qué interesante!Has hecho bien en traerlo de nuevo para los que no lo conocíamos y para poderlo recordar los demás. A veces, como adultos, nos echamos tantas capas de seriedad encima que nos olvidamos del ser que llevamos dentro.
Besos

María said...

BERTHA y yo estamos en primera fila en tu conferencia ...¡oye, fantástico, se te escucha de maravilla y estás guapísima!! ; )

Mil besos preciooosssaaa!!

MmuaaaaksS!



*La vida es solo un juego que nos tomamos demasiado en serio a veces ; )

Javier Rodríguez Albuquerque said...

Je, je... He dejado el comentario en la propia charla :-)

Soñaba pianos blancos said...

¡Hola! Hace poco leí un libro sobre el tema, se llama "El camino a la creatividad" y la verdad es que si bien no me encantó, trataba temas similares que los que escribís en la nota publicada, concuerdo con que la salud y el bienestar mental está muy asociado a no menospreciar nuestra libertad, encontrar nuestro espacio y poder desarrollar la creatividad. El libro me dejó de enseñanza justamente, que si nos encerramos en un rutina nuestra vida se va apagando.

Es la primera vez que te visito, y me gustó mucho tu espacio así que me quedo a seguirte. Espero que nos leamos seguido, besotes♥

Manuel López Paz said...

Un muy interesante post, que invita reflexionar. Hay que seguir siendo niños. Hay un publicidad aquí en la TV sobre la merienda, pero que justamente habla de volver a ser niños.

Yo tendré un flashback dentro de poco también...casualmente del mismo año.

Besote guapa

Myriam said...

CAYETANO: Así es, por eso debemos tratar siempre de recuperarlo, para no perdernos, para volver a nuestra esencia. Un abrazo

CLARA: Ojalá fuéramos conscientes de cuanta salud recuperamos al conectarnos con nuestro niño interior. Un abrazo, amiga.

ESTER: gracias, me alegra que te haya encantado y que te sea de utilidad, porque la idea es ponerlo en práctica, no importa si ya, como en mi caso, somos abuelas. Un abrazo

PILAR CáRDENES: Así, es todos la tenemos, aunque algunos muy escondida. Se trata de recuperarla y sacarla a flote. Un abrazo y muy buen fin de semana.

Myriam said...

ABEJITA: Gracias por tus palabras. Un beso

MARIA PILAR: Me alegro de que te resulte interesante. Es cierto, nos ponemos capas sobre capas de seriedad, tantas que hasta caemos por su peso. Empecemos, entonces, a removerlas. Besotes

BERTHA; MARIA Y JAVIER: gracias uds por sentarse en primera fila, allí mismos
les respondo. como se merecen por ser tan aplicados. Besos y abrazos a los tres.

Myriam said...

SOÑABA PIANOS BLANCOS: Bienvenida a esta casa, que es la tuya, visitaré la tuya, por supuesto. Así es, recuperando a nuestro niño interior, con todo lo lúdico, ganamos en salud y bienestar y disparamos la creatividad. Todo esto, nos ayuda a resolver de forma eficaz las situaciones complicadas que nos presenta la vida a diario. Un abrazo

Myriam said...

MANUEL: Eso, mismo. Mimemos a nuestro niño interior. jajaja tú y yo estamos llenos de coincidencias, Tú y tu familia cambiaron de país, con unos meses de diferencia con respecto a mi, pero la misma cantidad de años. Tú y yo abrimos nuestros blogs, más o menos al mismo tiempo y ahora recuperamos entradas del mismo año jajaja y los dos somos sanitarios, tú del cuerpo, yo de la mente. Y los dos nos divertimos con nuestros blogs. Vaya sincronía. Un gran abrazo

Jose said...

La vida desde que nacemos somos como una pavesa que nos lleva según el aire que se estrella contra nosotros. Cuando vamos aprendiendo algo de la vida vemos con cierta nostalgia que se olvido esa inocencia que nos hacia disfrutar,ahora vemos que la vida es una batallita continua que no puedes abandonar.

Saludos

Myriam said...

Gracias JOSE por tu visita, hace tiempo que no venías por aquí. Te dejé comentario en la entrada de la conferencia. Un abrazo

Jose said...

Mi nunca olvidada Myriam.

Llevo bastante tiempo tratando de sacar sonrisas y disfrutando en el intento.Y como mejor, poniéndome a la altura de un niño o niña, cuando van con sus papás a unos les pido un trocito de bocadillo donde veo la generosidad de cada niño o niña pues algunos con sus diminutas manecillas le tiran un pellicquito y me lo dan los padres no caben en si de gozo con una sonrisa que les llena toda la boca.

A otros les pido que me dejen el monopatín, unos dicen es mio y otros me los dejan ,en todos los casos levanto sonrisas y alegres comentarios de los padres.

Al mismo tiempo veo el gen de la propiedad y el de la generosidad que está desarrollando cada niña o niño.

Saludos tengo una avería y me han desaparecido todos los seguidores y sus comentarios cuando los cuelgan .El caso es que no sé arreglarla.

Myriam said...

JOSE: suerte con la avería, que te la pueda solucionar alguien
que sepa como hacerlo. Me gusta mucho leer que mantienes esa actitud
frente a la vida, es la que ayuda a que te mantengas joven y sano, porque
sabes afrontar las cuitas de la vida. Ese no-me-olvidas, me gusta y te lo agradezco. Un gran abrazo x2

Pedro Luso said...

Olá Mriam.
Passo apenas para desejar a você um bom domingo
e para deixar o meu abraço.
Pedro.

Pedro Ojeda Escudero said...

...intentando ser niño siempre...
Besos.