Friday, August 12, 2016

Moussaka, receta griega







La receta tradicional de moussaka se hace con carne picada de cordero, pero si lo preferís lo podéis hacer con carne picada de ternera o de cerdo, aunque en este caso vuestra receta tendrá menos sabor. Es muy parecida a la lasagna, pero  en lugar de pasta lleva tajadas de berenjena.

Ingredientes para 6 personas

  • 1 berenjena grande, 400 g de carne picada de cordero o de ternera, 
  • 1 cebolla, 
  • 1 zanahoria, 
  • 3 tomates de freír, 
  • 1/2 vaso de vino, 
  • 1/2 vaso de caldo de carne o de pollo, 
  • tomillo, sal, pimienta,
  •  queso rallado 
  • y salsa bechamel

Cómo hacer una moussaka

Comenzamos cortando las berenjenas en láminas y las ponemos con un poco de sal sobre un papel absorbente para que recoja el agua que suelten y así las berenjenas no tendrán ningún regusto amargo.

Después las freímos ligeramente y las reservamos.

Por otra parte, picamos la cebolla y la zanahoria en brunoise y las pochamos en una sartén. Cuando estén blanditas, añadimos los tomates muy picados y dejamos que se cocinen en la sartén hasta tener un buen sofrito o salsa para la carne.

 Freímos ligeramente la carne picada en una sartén, la añadimos a la salsa de tomate y hortalizas y agregamos el tomillo, el vino y el caldo, dejando que cueza durante unos diez minutos hasta que no quede rastro de líquido.

Finalmente, hacemos una salsa bechamel con 25 g de harina, 25 g de mantequilla y medio litro de leche, removiendo hasta que esté bien espeso. Con todos estos preparativos, podemos comenzar a montar el plato para después hornearlo, según os cuento a continuación.

En la receta habitual de moussaka que vemos en España no necesitamos nada más, pero en la mayoría de recetas tradicionales de moussaka en Grecia, se pone una primera capa de patatas cortadas en rodajas y fritas ligeramente. Esta capa hace de base para la moussaka. Sobre las patatas se pone una primera capa de berenjenas que después se cubren con una capa de carne.

Sobre la capa de carne ponemos otra capa de láminas de berenjena y volvemos a cubrir con la carne de cordero con la salsa, aplastando un poco con el dorso de la cuchara para que quede bien compacta. Finalmente cubrimos con bechamel, espolvoreamos con queso rallado y metemos la fuente en el horno donde horneamos durante 20 minutos a 160º y gratinamos 3 minutos a 220º.



Tomada de aquí     


Y ahora un poco de música y danza griegas. Canta Yannis Katevas


   









6 comments:

Manuel López Paz said...

Me voy de guardia...Y se me abre el apetito con está receta :D

Feliz fin de semana. Besote guapa

manouche said...

Lo bailé en Corinthe !!

Pilar V said...

Estupenda combinación ;)

Cayetano Gea said...

Muy buena pinta esa receta.
Saludos, Myriam.

Mari-Pi-R said...

Hace tiempo que no he hecho así que la lasagna, con lo cual a ver si esta semana me animo a ponerme en la cocina.
Tiene muy buen aspecto la tuya.
Un feliz fin de semana.

Pedro Ojeda Escudero said...

Creo que me ha entrado hambre...
Besos.