Friday, April 15, 2016

Afganistan 35 años de guerra: (muertes, desplazanmientos, exilios, sequia, hambre, droga, ignorancia) y personas que crean la diferencia, algunos ejemplos:



Porque existen personas que crean la diferencia, nuestro mundo tiene esperanza. Personas que no se instalan en la desesperanza, la negatividad y la queja. Existen miles y miles de ejemplos que no se difunden suficientemente.  En las noticias que leemos a diario  en la prensa o vemos en la TV,  siempre vende más el conflicto, el crimen, la porquería, lo que nos brinda una visión distorsionada de la realidad, distorsionada porque es parcial, lo que no significa la negación de lo que ocurre de malo en el mundo,   por eso quiero traer hoy  cuatro historias diferentes  pero similares en solidaridad,  generosidad y determinación :



1- Suraya Sadeed:  nacida en Afganistán en 1952, refugiada en EEUU  a partir de la invasión soviética de Afghanistán,  doble ciudadana afgano-estadounidense. Relata su  historia de la mano de Damien Lewis,  en el libro de la foto que encabeza esta  entrada.  Al  llegar a EEUU e instalarse en Virginia con su marido e hija, al principio  se dedicó a afianzarse a su nuevo país, en ese entonces se dedicó al dominio de las nuevas costumbres, de la lengua, de  salir adelante en  la carrera en Bienes Raíces,  en fin,  de lo que  un inmigrante que quiere asimilarse a un nuevo país usualmente hace.  Fue a partir de perder a su marido repentinamente   de un infarto masivo de miocardio siendo aún muy joven  y el dolor por la pérdida  de ese que era el  amor de su vida, que para poder seguir adelante con  la suya (y superar la crisis)  la re-definió: liquidó su exitosa empresa de Bienes Raíces y fundó en 1993  la  ONG: Help the Afghan Children, que tuvo en funcionamiento durante 22 años, hasta que, finalmente,  la  disolvió. Durante ese tiempo en que la ONG estuvo activa,  Suraya Sadeed no sólo reunía fondos para ayuda humanitaria en Afghanistán, sino que en las situaciones más peligrosas como  en la época Talibán, o  durante la guerra civil, o después de los atentados en EEUU del 11 de Septiembre de 2001, se introducía  en Afghanistán  a repartir la ayuda de forma personal. Con un equipo de colaboradores  leales como el Dr Abdullah, director del Comité Afgano en Peshawar (Paquistán), Nawabi, Sekander, la  estadounidense Mary Mac Maken (que vivía en Kabul y dirigía una  ONG de ayuda a las mujeres afganas)   o la maestra Rahela (que impartía clases)   fundó clínicas,  escuelas clandestinas   para mujeres  (porque los Talibanes prohibían la educación a las mujeres),  visitó los peores campos de refugiados,  etc, etc, etc, etc. En pocas palabras: Una mujer que a partir de una gran crisis re-difinió su vida dándole nuevos valores y dirección.


 2- Dr. Sarah Fane: británica,   funda  Afghan Connection en 2002 después de trabajar como médico durante la guerra en Afganistán. Como ella lo escribe en su página de la ONG:  "Al principio  proporcionamos  equipos médicos, formación y apoyo a los programas de vacunación, la inmunización de más de 72.000 mujeres y niños al año. Hoy en día nos estamos centrando en proyectos de educación en Worsaj, en el noreste de Afganistán, para lograr un impacto fuerte y sostenible a través de un área.   En la remota región montañosa la  mayoría de los adultos son  analfabetos, pero  están determinados a que sus hijos  tengan  una educación. La gente aquí se ha resistido a las fuerzas soviéticas y los talibanes y ahora mira  hacia  nosotros en busca de ayuda. La comunidad está dispuesta a colaborar con nosotros y ha proporcionado la tierra y la mano de obra para nuestro trabajo. Estamos orgullosos de las 39 escuelas que hemos construido que proporcionan educación para más de 50.000 niños. En 2011 pusimos en marcha el Proyecto de Educación  en la provincia de Takhar en el noreste de Afganistán. Nuestro objetivo es financiar al menos 2 construcciones escolares cada año, mientras que el apoyo a las escuelas de la comunidad, la formación de docentes y autoridades educativas del distrito".  Tiene  este blog.




3-  Mandana Hendessi:   una  profesional de desarrollo internacional con más de 25 años de experiencia en gestión, consultoría, diseño y desarrollo de programas de organizaciones de la sociedad civil, los gobiernos, las ONG internacionales y las Naciones Unidas, que abarcan una diversidad de temas socio-económicos y de derechos humanos. Casi la totalidad de su experiencia internacional ha sido en contextos afectados por conflictos, la interfaz con los líderes políticos y de la sociedad civil, los donantes y las instituciones internacionales para el desarrollo de estrategias sobre la participación de las mujeres en el gobierno y el fomento de la paz y en la eliminación de la violencia contra las mujeres y los niños .   Específicamente en Afganistán, se desempeñó como jefe de la misión Medica Mundiale, una ONG internacional, con oficinas en Kabul, Herat y Mazar-e-Sharif,  especializada en el desarrollo de la orientación psico-social y  en la asistencia jurídica a las mujeres afganas que han experimentado  violencia de género.  Además, como jefe especialista técnica de la ONU para la mujer   en Afganistán, logró implementar dos programas  importantes: uno  sobre  Mujeres, paz y seguridad y otro sobre los Derechos económicos de las mujeres y seguridad. 

 Antes de unirse a Women for Women International (ONG que trabaja en muchos países como su nombre lo indica)  en febrero de 2015, Mandana Hendessi  dirigió el Programa de Afganistán en Global Rights, en la que participan jóvenes afganos para apoyar y promover los valores democráticos, el Estado de Derecho y los derechos de la mujer.




 y 4-  Connie Duckworth, EEUU, nac. 1954,  funda ARZU, Inc   en 2004 y sirve pro bono como Presidente y Consejero Delegado. Ella fue socia y directora de Goldman, Sachs & Co. por 20 años, es actualmente  administradora  de Northwestern Mutual Life Insurance Co.  y una   de los directores de  Russell Investment Group y Steelcase.  En su trabajo filantrópico, entre otras muchas cosas,   es miembro del Consejo de Mujeres de Estados Unidos y Afganistán, una asociación pública / privada alineada con el Departamento de Estado.  Recibió numerosos premios por su liderazgo, apoyo,  impacto social,  innovación y presencia global.  

ARZU, que  significa  "Esperanza" en dari, una de las dos lenguas oficiales de  Afganistán, es un modelo innovador que ayuda a las Mujeres afganas tejedoras  y a sus  familias, rompiendo el  ciclo de pobreza, proporcionándoles ingreso estable y acceso a la Educación, a la Salud y al  Desarrollo Sostenible de la Comunidad.  Las tejedoras de ARZU gana 68% más que la media en Afganistán, el 55%  son dueñas de sus casas, el 100% sabe leer y escribir,  en 20 % de las mujeres tejedoras de ARZU tiene por lo menos un hijo en la Universidad. 
   



Lo dicho, personas que crean la diferencia en pro de un mundo mejor.  Historias distintas, pero que  comparten visión, determinación y acción solidaria. Personas que no temen comprometerse.


"He aprendido que coraje no es la ausencia de miedo, sino el triunfo sobre él. El hombre bravo  no es quien no siente miedo, sino aquel que lo conquista"  Nelson Mandela (citado al inicio de  "Lecciones prohibidas en una Hosteria de Kabul").



10 comments:

Ambar said...

Impresionante el trabajo de estas mujeres que con determinación, solidaridad y coraje ( en el sentido más estricto de la frase de Mandela) ayudan a que el mundo sea más justo. Gracias por traerlas a tu espacio.
Besos Myriam

Rita Turza said...

Muy interesante Myriam. Sigo creyendo que un mundo mejor es posible y después de leerte mucho más.

Un beso muy fuerte.

Genín said...

Mucha gente así se necesita en todo el mundo... :)
Besos y salud

Cayetano Gea said...

Siempre hay gente por la que merece la pena no perder la fe en la especie humana.
Un saludo.

Mari-Pi-R said...

Muy interesante la vida de estas mujeres que han tenido el valor de luchar y ayudar con su apoyo y labor.
Que pases un feliz fin de semana.

Manuel López Paz said...

Son muchas las que como estas mujeres, están trabajando por un mundo mejor...
Muy buen artículo.

Besote guapa

manouche said...

Beaux visages de femmes de courage.

Abejita de la Vega said...

Hay esperanza para Afganistán.
Hay esperanza para el ser humano.
Gracias por traérnosla aquī.
Besos Myriam

Kety said...

Gracias por compartir estas historias de mujeres que desarrollan una labor extraordinaria.

Un abrazo

Pedro Ojeda Escudero said...

Te lo he dicho siempre y lo repito: me gustan mucho estas entradas que haces de vez en cuando proponiendo modelos, casi siempre de mujeres. Las disfruto.
Besos.