Wednesday, July 8, 2015

Concepción Faya (1905-1979): Una mujer excepcional en quien valentía, sencillez, solidaridad y amistad se conjugaron





                                                           Concepción Blasquez Faya  (1905 - 1979)
                                                             
Originaria de España, Concepción Faya (nacida Blasquez)  se trasladó a vivir en Pamiers (Ariège) en la frontera franco-española en 1926, donde se casó y tuvo cuatro hijos. Ella trabajaba en una fábrica de ropa en la ciudad. Cuando estalló la guerra civil en España, toda la familia regresó al país de nacimiento de Concepción. Su marido se unió al ejército republicano, y murió en la guerra, después de lo cual Concepción  llevó a sus hijos de regreso  a Pamiers.

Cuando estalló  la Segunda Guerra Mundial  en Francia, Concepción fue encarcelada  en el campo de Rivesaltes, junto con otros ciudadanos españoles. Se quedó allí hasta noviembre de 1942,  año en que  fue transferida al campo de detención de Gurs.  Estando en  Gurs, Concepción conoció a una familia judía también internada allí: Elise Mizrahi y sus dos hijos, Gisèle y Jacques. El marido de Elise había sido detenido por la policía francesa en julio de 1942 en su casa de París, más tarde fue enviado al este, para no volver jamás. Después de la detención, Elise había decidido huir con sus hijos, pero fueron capturados y enviados a Gurs. Ella y Concepción pronto se hicieron buenas amigas.

Concepción fue liberada de Gurs mayo 1943, y, gracias a una tía, Elise y sus hijos fueron puestos en libertad poco después. Sin embargo, rápidamente entendieron que tenían que esconderse, ya que los alemanes habían invadido el sur de Francia. Elise decidió escribir a su amiga y pedir su ayuda y Concepción la recibió en su casa, un modesto apartamento de dos dormitorios. Elise más tarde le  pidió a Concepción también  que recibiera a sus dos sobrinos de París, Maurice y Régine Moreno. Concepción accedió de inmediato, viajó  a París a sí misma para trasladar  a los niños a un lugar seguro.

En marzo de 1944, Elise dio a luz a su tercer hijo, Michel. Ahora había 11 personas que vivían en el pequeño apartamento de Concepción - seis de ellos con identidades falsas- Concepción presentó a los niños Mizrahi en el barrio como sobrinos de París. Todos ellos asistieron a la iglesia todos los domingos con el fin de evitar sospechas.

La familia Mizrahi se quedó con Concepción hasta la liberación. A lo largo de su estancia con ella, Concepción nunca dudó en ayudar a su amiga a pesar del gran peligro en que esto puso ella y sus cuatro hijos. Maurice y Régine testificaron: "Concepción era una mujer tranquila, maravillosa y valiente, a quien le debemos nuestras vidas."

El 25 de mayo de 2011, Yad Vashem,   reconoció Concepción Faya (Nacida  Blasquez) como Justa de  entre las Naciones. 
Texto y foto tomados de Yad Vashem, Museo del Holocausto, sito en Jerusalem.



13 comments:

karin rosenkranz said...

Concepción Faya fue una heroína!!!
un beso

Tracy said...

Te agradezco la entrada, porque no conocía a esta mujer con cara de buena persona.

Bertha said...

Una hermosa y desprendida forma de demostrar su amor al prójimo, aun a riesgo de ser descubierta.-Siempre he pensado que el ser humano es bueno de natural, siempre y cuando no le domine el afán de poder (...).

Un abrazo Myr.

chusa said...

Pues yo tampoco conocìa esta heroìna, me ha encantado tu entrada Myriam en la que destaca esa amistad incondicional de dos mujeres que sufrieron mucho y lucharon otro tanto en la vida
Un abrazo grande, amiga :)

Genín said...

Estas historias demuestran que hay buena gente por el mundo, afortunadamente.
Besos y salud

Catalina Zentner Levin said...

Interesantes aportes que enriquecen nuestros conocimientos. Gracias.

Pedro Luso said...

Myriam, li com atenção esse texto sobre a história dessa corajosa mulher. Nunca me canso com a leitura de fatos ocorridos na Segunda Guerra Mundial, mas sempre encontro histórias pungentes como essa, nas quais as vítimas de Hitler são mulheres e homens de valor moral que nos fazem acreditar que se pode vencer obstáculos que parecem insuperáveis.
Abraços.

Pedro Ojeda Escudero said...

Haces bien en honrar la memoria de estas personas. Verdaderos héroes.
Besos.

P MPilaR said...

Lástima, que estas trayectorias personales no se prodiguen, ¡ni conozcan demasiado!, para ser modelos a seguir.


abrazo Myriam

Abejita de la Vega said...

Bendita sea su memoria.

amelche said...

Me encantan las mujeres valientes que luchan por sus hijos, por sus amigas, por los hijos y sobrinos de las amigas... por la gente que quieren.

Montserrat Sala said...

Heroinas como Concepción,las hubo en cantidad. Mujeres de gran corage, que ayudaron a recomponer familias, educaron hijos ajenos y nunca recibieron compensación alguna, ni reconocimento posterior.
Has hecho muy bién en homenajear a ésta mujer con nombre y apellidos.

Saludos.

monica0465 said...


¿Se puede encontrar en alguna parte un libro sobre Concepción Faya Blásquez? No conocía su historia.
Muchas gracias.