Sunday, May 24, 2015

La joven de Egtved, Dinamarca, prueba irrefutable de una Edad de Bronce internacional

La Joven de Egtved, un adolescente con espectacular ropaje que se encuentra en una tumba en Jutland, Dinamarca, se crió lejos de allí  e hizo unos  800 kilometros de viajes largos durante sus últimos años.

Los análisis químicos de los dientes, las uñas y el pelo,  confirman una  teoría, hasta ahora controversial,   de una Edad de Bronce internacional.








_ La joven de Egtved tiene estatus de icono en Dinamarca. Ella es como una Tutankamon para el norte de Europa_ dice Karin Frei en el Centro de Investigación Textil del Museo Nacional de Dinamarca.

Desde que la niña fue encontrada en un ataúd de roble en un túmulo en el pueblo Egtved en Jutland, en 1921, la gente ha especulado sobre quién podría haber sido. Por encima de todo, fue su ropa que estaba muy bien conservada la  que incitó a la imaginación en un principio: un jersey de lana con mangas de hasta la mitad del brazo,  una falda corta  con cuerdas que había  dado dos  vueltas alrededor de la cintura y un cinturón con una placa redonda grande de bronce,  decorado con símbolos solares.

_Ella  fue  una persona misteriosa vestida como una sacerdotisa solar_  dice Karin Frei.

Los dientes de la joven  muestran que ella  tenía  entre 16 y 18 años de edad cuando murió. Ella yacía  sobre una piel de buey y tenía una manta de lana sobre sí misma. En el ataúd también se encontraron los restos de un niño incinerado, de cinco o seis años de edad. El ataud estaba hecho en madera de roble ahuecada. El estudio dendocronológico (de los anillos del roble) lo datan a 1.370 a EC.   

La joven de Egtved ha sido durante mucho tiempo un símbolo  para Dinamarca. Pero ahora, Karin Frei y sus colegas muestran que ella no era danesa. Sus primeros años de vida los pasó a unos 800 km. lejos de Egtved. 

_Fue realmente sorprendente. No esperábamos que viniera de otro lugar, dice Karin Frei.

No hay ADN conservado, pero los dientes de la joven de Egtve, cabello y uñas revelan  mucho de cómo ella vivió. El esmalte dental se acumula desde que  somos pequeños, y el sedimento rocoso se ve ahí porque  las formas atómicas, isotopos de estroncio,  hablan de cómo una persona vivió desde que era niña, como que tomó agua o comió pan de niña.  Las variaciones  de estroncio en un molar muestran que la niña pudo haber nacido en Suecia, Inglaterra o el sur de Alemania, pero no en Dinamarca.

El pelo y las uñas de la chica le dice de su vida posterior.

_El pelo crece todo el tiempo, y actúa como un GPS que nos  indica  dónde has estado y lo que ha comido y bebido. Ella tenía 23 centímetros de pelo largo en el cuello, que funciona como un calendario de sus últimos 23 meses, dice Karin Frei.

  Las científicas Karin Frei e Irene Skals toman hilos de lana para analizar bien conservado ropa Edad de Bronce de la chica de Egtved. Foto: Museo Nacional de Dinamarca.

Los investigadores  descubrieron una historia asombrosa, que  presentan en un artículo en la edición de esta semana de la revista Scientific Reports. Dos años antes de su muerte, el pelo de la chica tiene la misma firma de estroncio que se encontró en el esmalte de sus dientes, lo que sugiere que ella estaba, entonces,  en su tierra natal, luego   estuvo en Dinamarca unos nueve meses, regresó a su casa y, finalmente, volvió  a Egtved, en donde falleció al mes de haber llegado. Sorprende las grandes distancias por las que se movía,  remarca Karin Frei, quien  también ha investigado las fibras de la ropa y  la piel de buey  en el ataúd. A pesar de que se originaron en áreas fuera de Dinamarca.

- El traje  es típico del sur escandinavo, por lo que puede haber sido tejido en Egtved. Pero la lana viene de otro lugar, dice Karin Frei.

 Incineraron los restos del niño,  el ataúd no contiene ADN, y los científicos no pueden decir si el niño y la jóven están relacionados entre sí, pero sí  que son originarios de un solo lugar.

- Hay varios lugares de Europa  de los que podría provenir de acuerdo a la distancia, pero cuando combinamos todos los resultados de los dientes, pelo, huesos y tejidos, hay un área que es la que mejor se ajusta: el Bosque Negro en el sur de Alemania, dice Karin Frei. Sur de Escandinavia era una zona muy rica durante la Edad de Bronce, y el ámbar danés se encontró hasta en Micenas en Grecia.



 Kristian Kristiansen, profesor  en la Facultad de estudios Históricos,   Universidad de Gotemburgo, Suecia,  quien participó en las Investigaciones de la joven de Egtved.

El Profesor Kristian Kristiansen, ha sostenido durante mucho tiempo que la sociedad de la Edad de Bronce fue muy internacional y que las personas tenían contacto entre sí en toda Europa.  Durante mucho tiempo  su teoría ha generado disputas entre los académicos, pero los resultados científicos  de ahora le dan la razón.

_Esto demuestra que hubo un contacto estrecho, y viajando regularmente entre el sur de Alemania y Dinamarca en el  1400 antes de  la Era Común. Hemos subestimado  lo bien organizada que estaba la Edad de Bronce _ dice. 

 La joven de Egtved debe  haber pertenecido a la élite,  no solo por su ropa,  su pelo demuestra que ella  estuvo muy bien alimentada. Además, recibió un túmulo funerario, que era inusual. Kristian Kristiansen cree que llegó a Dinamarca para casarse. El niño puede haber sido un pequeño hermano o un pariente más joven que se convertiría en hijo de crianza en su nueva familia.

- Sabemos que era común en la época de los vikingos. Un matrimonio no era sólo un matrimonio, sino una alianza entre dos familias, y el niño seguramente actuaba como una especie de rehén, dice.

El cabello de la niña muestra de que estaba expuesto a estrés durante los últimos días. Tal vez se convirtió en tanto ella como el bebé enfermo en el camino a Egtved. Si el niño murió antes de llegar a que puede haber sido incinerado porque el cuerpo empezaba a oler mal durante el viaje.

Cristian Mühlenbock, Director  del Museo del Mediterráneo en Estocolmo, está impresionado por la envergadura del estudio.

- Esta es la primera vez que veo que se puede llegar  hasta aquí en el plano individual. Es fantástico que tengamos a la ciencia que nos puede dar estas oportunidades, dice.


Notas:

Artículo escrito por: María Gunther para Dagens Nyheter. 
Traducción del sueco al español por : Myriam Goldenberg
Texto Foto: Thomas Melin / Universidad de Gotemburgo
Artículo original publicado en  el diario DN aquí.  Original artikeln här
Artículo científico en Inglés en Scientific Reports, here. 

11 comments:

Bertha said...

Felicitarte por la traducción, ya que sabemos que una buena traducción es muy importante para que un texto y en este caso de tipo científico e histórico llegue con toda garantía.

-Y como se que estas vinculada a Suecia.-Felicidades por ganar Eurovisión:)

Que importante eran los matrimonios o uniones de hecho.Como un aporte a seguir creciendo y uniéndose los pueblos.Nunca mejor dicho que la unión hace la fuerza.Y las guerras no sirven para nada...

Un fuerte abrazo Myr.

chusa said...

Hola Myriam, qué interesante y fascinante es la investigaciòn arqueològica que permite descifrar tantas cosas y comprender un poco màs el misterio de la existencia.
Gracias por compartir tu traducciòn del sueco de ese artìculo,
Te dejo un abrazo bien grande y te digo: buena vida, amiga!

Cornelivs said...

Interesante y fascinante...!

Otro enorme abrazo para ti, querida Myr.

Manuel López Paz said...

Los humanos siempre hemos buscado nuevos horizontes...Está prueba es irrefutable.

Pásate mañana por el blog. Seguro te gustará la entrada.

Besos guapa

Abejita de la Vega said...

Tal vez tengas algún gen en común con la trotamundos de la Edad de Bronce, dada tu condición viajera.
La arqueología es una ciencia apasionante y nos dice mucho de la condición humana. En este caso alumbra la condición femenina: anda niña, ven al quinto pino, que tenemos un marido estupendo para ti. Y te llevas al hermanito, pobre crío.

La ropa es de última moda. Un poco corta para la Selva Negra o para Dinamarca.

Besos, Myriam.

manouche said...

Apasionante !

Gustavo Figueroa Velásquez said...


Querida Myriam:

He leído con suma atención el artículo original en sueco y que has traducido y publicado en tu blog; debo decirte que has hecho una muy buena traducción que permite a tus lectores informarse de esta sensacional historia de la joven de Egtved. Interesante saber que, al parecer, la Edad de bronce no fue exclusividad de una zona geográfica sin que tuvo un carácter más internacional.
Excelente artículo.
Un beso.

María Pilar said...
This comment has been removed by the author.
María Pilar said...

Apasionante tema Myriam. Te felicito.
Un beso :)

Marcos said...

Curiosísima la historia que nos cuentas y que desconocía totalmente. Cuanto se puede investigar con los métodos actuales, impresionante.

Pedro Ojeda Escudero said...

He aprendido a tomar con cierta precaución los resultados que nos hablan en un sentido o en otro de lo que hubo o no hubo hace tanto tiempo. Suele esconder un interés publicitario del grupo o de una nación. El ser humano caminó por toda la tierra cuando aún no había fronteras. Aún así, la investigación de este tipo es más que necesaria, cuando se desprende de estos intereses.
Besos.