Monday, December 23, 2013

Tránsitos: Turkish Icecream


Un helado y más si es turco, puede hacer la diferencia.  O uno chino o tailandés. Lo que cuenta es que por unos días o semanas,  salgamos de nuestro encasillamiento.  Algo así como salir del cuadrado, para encontrar el triángulo. _ ¿Y qué es eso?  me dirás... _ Pues, es cambiar  el ángulo de perspectiva a la hora de resolver un problema cuya solución no encontrabas. 


13 comments:

Rafa Hernández said...

Hay que salir del cuadro, aunque sea, para sacar a pasear las moscas.

Besos Myriam.

Genín said...

Me quedo con ganas de probar el helado turco, no lo he comido nunca.
Lo otro lo he practicado siempre con muy buenos resultados, tienes mucha razón :))
Besos y salud

Tracy said...

No me gustan los helados, jejejejeje

Manuel López Paz said...

Siempre he pensado que hay que probar todos los helados...

Besote guapa

Sergio DS said...

Cuando fuimos a Estambul no comí helado, pero sí me reí con los juegos malabares para servirlos, eso sí que era cambiar la perspectiva.

y... ¡Feliz Navidad!

Montserrat Sala said...

Hola No tenia notícia de que los helados turcos fueran. nadie me informó de ello. Tendré que volver.

Un abrazo

Emilio Manuel said...

Encontremos mejor la circunferencia, no tiene aristas.

Un abrazo y felicidades en estas fechas que hay que divertirse por obligación y a lo largo del duro año que nos espera.

TORO SALVAJE said...

Vale.
Voy a mirarme desde fuera.
Como me caiga te denuncio.

Besos.

Javier Rodríguez Albuquerque said...

Dentro de unas horas, a los postres de la cena de Nochebuena, tengo tarta, pero no me importaría comer un helado de esos. :)
Un beso y Feliz Navidad.

LA ZARZAMORA said...

Me gusta todo, y si toca cambiar los cuadrados, por rombos o triángulos, pues se cambian, y si es con un helado turco, chino o japonés pues también...
Besos, antes de salir.
Alzaré mi copa por ti.
;-)

Aristos Veyrud said...

Creo que esa combinación de triángulo y helado puede ser explosiva para estas fechas donde el jolgorio y las copas desarman todos los cuadrados ja ja ja.
Besos querida Myr!!!

Pedro Ojeda Escudero said...

En efecto, siempre conviene salir de nuestra geometría. Me gusta esta serie, Myriam. Un beso.

Paco Cuesta said...

Razón tienes, visto desde el lado opuesto el problema puede dejar de serlo.
Besos