Sunday, March 10, 2013

Sevilla (y4) Santiponce y su legado romano

Viene de aquí

Ultima etapa: Estando tan cerca no podía dejar de realizar una visita  a Santiponce, situado a 7 km la ciudad de Sevilla y que -tal como dice el folleto explicativo- hace gala de uno de los patrimonios culturales más ricos de Andalucía, destacando la ciudad romana  Itálica y el Monasterio de San Isidro del campo. Por cuestiones de horarios, mi recorrido comenzó por éste último.






  

Este monasterio  fue fundado en 1301 por Alfonso Pérez de Guzmán, apodado El Bueno y su esposa Doña María Alonso Coronel. Está construido en estilo mudéjar-gótico sobre una eremita mozárabe en la cual, según la tradición, fue enterrado San Isidoro de Sevilla hasta que fuera traslado a la Basílica de San Isidoro de León en  1063.    El Monasterio fue cedido a los monjes cistercienses, que estuvieron en él hasta 1431. Los cistercienses fueron sustituidos por los ermitaños de los Jerónimos y en 1568 fue ocupado por la Orden de San Jerónimo. Su historia está impregnada de importantes acontecimientos religiosos y artísticos. En el siglo XVI se desarrolló en él uno de los primeros focos de Reforma en España ya que en su interior se leyeron y tradujeron libros prohibidos por la Inquisición. Algunos de los monjes propagandistas fueron ejecutados en autos de fe; otros con más suerte pudieron escapar a Europa como el célebre Casiodoro de Reina, traductor de la primera Biblia castellana completa, en 1569.  

En 1835 con la desamortización de Mendizábal el convento perdió su condición. Tras varios destinos alternativos, desde 1956 hasta 1978 volvió a tener uso religioso siendo ocupado de nuevo por los Jerónimos. En la actualidad se encuentra en fase de reconstrucción para su uso como seminario evangélico, por el Seminario Teológico Al-Ándalus y la Fundación ABRE, www.seminarioalandalus.com en Santiponce.

No me permitieron sacar fotos en su interior de las dos Iglesias góticas simétricas que conforman el Monasterio, en una  de las cuales está un magnífico retablo de Martínez Montañés, en el que destaca la escultura de San Jerónimo penitente y menos pude fotografiar los frescos del Claustro de los Evangelistas.

                                                    El taxista sevillano Antonio me llevó y trajo
                                                              amenizando mi recorrido


Itálica, cuna de Trajano (53-117), primer Emperador romano nacido en una provincia,  fue fundada por  Publio Cornelio Escipión "El africano" en el 206 aC, tras vencer al cartaginense Anibal en la Segunda Guerra Púnica. En Itálica destacan dos zonas: La ciudad primitiva, bajo la actual Santiponce, donde se conservan los restos del Teatro romano del Siglo I y las Termas menores, y la ampliación del Siglo II auspiciada por el Emperador Adriano (76-138), sucesor de Trajano, en la que destaca su gran anfiteatro, con capacidad para 25.000 espectadores, la mitad de los que cabían en el Coliseo de Roma (El anfiteatro Flavio), sin embargo uno de los mayores de todo el Imperio. Adriano hereda  en 117 por virtud de Trajano el Imperio en su máxima extensión de todos los tiempos; visitó Itálica solo una vez  cuando tenía 14 años  y aunque nunca regresara,  además de embellecerla con edificaciones, la convirtió más tarde  en colonia, a pedido de sus habitantes.





                                                       Vestíbulo que circunda el anfiteatro


Fosa en el anfiteatro que se llenaba de agua para representaciones de combates navales llamados Naumaquia. Sabemos que los Anfiteatros podían llenarse de agua para estas batallas  navales o  ser usados como piscinas y luego, vaciados para luchas de gladiadores, cacerías y otros espectáculos terrestres pero como funcionaba el mecanismo exacto para ello -hasta donde yo sé- es un gran enigma que ni la historiografía ni la arqueología han logrado develar aún.





Y ahora, vamos a hacer un pequeño recorrido por  los jardines y olivares que hoy podemos observar, que nos dan una idea de los que  circundaban  la  Itálica de la  Bética romana.




Finaliza así mi viaje por Andalucía de Noviembre de 2012 realizado en este orden: Cádiz, Sevilla, Córdoba y Málaga.
  
En estos momentos en que mi querida España  está sumida en esta Crisis, -que pasará como pasan todas las crisis-,  con una desocupación que raya en los 6.000.000 de personas y todo lo demás que se  informa a través de los Medios de Comunicación,  hoy más que nunca viene bien recordar y valorar las cosas buenas y bellas que si tenemos, porque refugiarnos en la belleza, en el patrimonio cultural, en la solidaridad, en la necesidad de rectificación y justicia, en los afectos,   hace que nos nutramos con la energía  que emana de la Luz y que así fortificados, podamos encontrar la fuerza necesaria para lograr implementar los cambios necesarios.  En todo ésto pensaba cuando iba recorriendo estas maravillas.                                                                            
                                                                                     

                               (Dedico estas entradas  de mi viaje completo a todos mis amigos españoles,
                                                 en especial a los de Andalucía  y en particular 
                                                  a mis amigas sevillanas Isabel y Yeste Lima)



Notas:  Como es habitual, las fotos son mías a menos que  indique otro autor. La información vertida en la entrada proviene de los catálogos explicativos y de numerosas páginas de Wikipedia, algunas de las cuales están también enlazadas en el texto.

18 comments:

Verso a beso said...

Me rindo :¡Tengo que ir a Sevilla! :)


Bss

María said...

Jo MYR, tienes que perdonarme, me he perdido SEVILLA 1, 2, 3 y he llegado a la 4 por los pelos, lo hemos hablado mil veces y sé que lo harás... una de las ventajas de la gente viajera como tú es que su corazón se hace graande y comprensivo, como me consta es el tuyo:-)

Esta Sevilla romana que nos muestras en esta entrada es la base de lo que luego fue un crisol de culturas que se imbricaron para hacer nacer la preciosa Sevilla que hoy existe, no me extraña que le dediques tantas entradas...te eencanta profundizar, hacer las cosas tan primorosa y minuciosamente que es una de tus mayores características y virtudes, nadie como tú hace unos estudios tan exhaustivos de todos los temas que tratas... ni aun yendo a Sevilla podríamos prender tanto de ella como contigo.


Mil graaaacias cosa bonita... a ver si me aflojan un poco por otros lados y la siguiente ciudad me la paseo de cabo a rabo contigo...si lo consigo, será como siempre un placer.


Mil besos inmeeeeeeeensos y feliz tarde de domingo.

Javier Rodríguez Albuquerque said...

Precioso relato. Maravillosas vacaciones. Envidiable, de verdad.
Un beso.

Nómada planetario said...

Un rico y ameno paseo por estos lugares de la provincia de Sevilla. He pasado muchas veces cerca de este pueblo, pero nunca me detuve. Lo tendré en cuenta para la próxima ocasión.
Besos entre frente y frente nuboso.

Pedro Ojeda Escudero said...

¡Un sitio que no conozco y siempre ha estado en mi lista de lugares pendientes! Te envidio.
Besos.

Katy Sánchez said...

Menudo viajecito más completo te has hecho. Y a juzgar por las fotos y el contenido has visto lo mejor de esa bella tierra, claro que para mi lo mejor es todo:-)
Bss y me alegro que hayas disfrutado tanto.
Bss

pancho said...

Muy buenas explicaciones y fotos, pero sobre todo las referentes a la Reforma y el convento, no sabía nada de ello. Nunca he estado en Itálica, la próxima vez que vaya a Sevilla habrá que acercarse.
Un abrazo.

manouche said...

Tantas lecciones nos dan los romanos!

Paco Cuesta said...

Me quedo con tu dedicatoria que conservaré hasta que vuelva a Sevilla.
Besos

Aldabra said...

¡que gracia me hace que hayas fotografíado al taxista!... sólo a ti se te ocurre... je je

eres lo máximo... todavía nos recuerdo en Coruña fotografiando a aquel señor intentando que él no se diera cuenta.

biquiños y me alegro de que fuera un viaje estupendo, como todos los tuyos, por otra parte.

p.d.: te puse un correíto, ya lo verás.

ANTIQVA said...

Un magnifico reportaje el que has realizado sobre Sevilla, amiga

Italica, la Italica de Adriano, la Nova Urbs, es uno de los platos fuertes de la arqueologia romana española

Un abrazo

Aristos Veyrud said...

La belleza, la esperanza, la solidaridad, y el deseo de saber son las herramientas indispensables para superar las crisis.
Gracias Myr por tu minucioso trabajo que nos enseña tanta historia y cultura!!!
Besos!!!

yeste lima said...


Perdona mi retraso en contestar, pronto me pondré al día.

Me alegro de que disfrutaras de mi tierra y te doy las gracias de corazón por dedicarme tu paseo por Andalucía.
Como siempre, me has enseñado otra forma de apreciar las cosas, de conocer, desde mi casa, lo que ven tus ojos...
Gracias de nuevo.
Besos muchos.

LA ZARZAMORA said...

Me encantó toda esta serie y tributo que le dedicaste a Sevilla.
A mí me pierde esa ciudad y sus "trianeros"...
;-)

Muy buenos los post Myr.

Un beso, linda.

virgi said...

He ido dos veces a Itálica y es impresionante.
Y tú me das ganas de volver.
Besos, gracias por tu entusiasmo.

Namelexer said...

Yo tambien soy sevillana...ehhhhhhhhhh????

BESAZOSSSSSSSS ;)

LOLI said...

SOY LOLIIIIIII...MI NIÑO NO SÉ Q HA HECHO ;)

LOLI said...

Conoces mas de mi Sevilla que yo misma tendras qu bvenir y llevarme a conocer todos esos sitios...si ya lo digo yo pues anda que no hay cosas preciosas de España que no conocemos ...

Mas besazos ;)