Friday, March 8, 2013

Sevilla (3) Plaza de América, Museo de las Artes y Costumbres Populares



Viene de aquí

Frente al Museo Arqueológico  se encuentra el Museo de las Artes y Costumbres Populares, antiguo Pabellón Mudéjar de la Exposición de Sevilla de 1929, edificio que fue construido en 1914 sobre un proyecto de 1913 por el Arquitecto Aníbal González, e inaugurado al público como museo el 4 de marzo de 1974. A continuación los invito a un brevísimo recorrido por este museo que tiene siete salas enormes y muchísimo material.

                                                  Foto tomada desde el Museo Arqueológico                                                                 



                                                                       Patio interno


                                   Esta es una arqueta mudéjar, contador de viaje (1450-1500)
 Este mueble contenedor compartimentado servía para guardar documentos y objetos pequeños como joyas y monedas. Era usado en viajes por comerciantes, banqueros y recaudadores de impuestos (Me pregunto: ¿Habría usado  uno similar Cervantes en su trabajo?) También podía ser usado como maletín farmacéutico por boticarios. Está realizado en madera nogal y decorado mediante la técnica de taracea, consistente en la incrustación en el mueble de maderas ricas y de colores variados (madera de limoncillos, cedro real, palo santo).

Prensa de viga
Esta es una prensa  para prensar uva, más pequeña de las similares más grandes que se utilizaban para prensar aceite en las haciendas de olivares. La prensa consta de un mecanismo basado en dos principios fundamentales: el de palanca y el del tornillo.  Gracias a ellos se transmite la fuerza y se ejerce presión de forma progresiva sobre la uva/aceituna colocada entre capachos de esparto o sobre el pie formado por un montón de uva/aceituna sujeto alrededor del cilindro.


Malacate
El pan, el aceite y el vino se han conformado en los pilares básicos de la alimentación y de la economía de la cultura mediterránea desde la Antigüedad y  han sido numerosos los ingenios  que creó y de los  que se sirvió el hombre a lo largo de la Historia para utilizar las materias primas. Este es un malacate de panadería, artilugio para refinar la masa del pan, movido por la fuerza de un animal. También se puede observar en la foto otros elementos como la artesa para amasar, la balanza para pesar la masa, las palas para meter  los panes en el horno.


Instrumentos para oliva y aceite


Plato de bronce con San Jorge matando al dragón

                                                          Metalistería (S: XVI a XIX)
En esta foto se pueden observar instrumentos como espátulas, cuchillas, agujetes; plantillas de bronce fundidor, crisol de barro refractario, almirez de maja de bronce; velones de juguete de bronce, etc, etc..Como sabemos, los metales se transforman  en virtud de dos procesos: la fundición y la forja.  la primera consiste en calentar los metales hasta hacerlos líquidos para poder verterlos luego en moldes y la segunda, en calentarlos hasta hacerlos maleables y poderles dar forma golpeando con un martillo o yunque.


                                                Cerámica de Triana (S. XVIII, XIX y XX)


                                                        Loza de la Cartuja, Sevilla, (S XIX y XX)




                                                    Loza de la Caruja, Sevilla (S. XIX y XX)

En 1841, el inglés Carlos Pickman (1808-1883) llega Sevilla  en dónde se establece definitivamente  siendo muy joven  y funda la fábrica de cerámica Pickman La Cartuja de Sevilla al arrendar el Convento de la Cartuja que se había  expropiado a  la Iglesia, como efecto de las desamortizaciones, convirtiéndola en un negocio  floreciente y notorio que llegó a ser incluso proveedora de la Casa Real en 1871. La cerámica mezcla estilo inglés con local sevillano. En la actualidad la Fábrica ha tenido muchas dificultades como se detallan en estos artículos enlazados aquí, aquí y aquí.









Una sala muy grande del Museo está dedicada a la magnífica colección de encajes y bordados Díaz Velázquez (1868-1942), cuyo origen nos lleva a Dña Isabel Velazquez quien inició el negocio familiar en Jerez de la Frontera y luego al ampliarse éste,  fue trasladado a Sevilla: en sus orígenes estaba destinado a la confección de ajuares de boda para familias de la alta burguesía jerezana. La colección fue donada al Museo en 1979 y ha sido investigada por el Dr. Álvarez Moro.


                                                                       Vestido Aurora
                                                       (por Taller María Ramos González Serna)
Tejido y pedrería cosido a mano y a máquina. La pieza consta de 3 partes: el traje, el mantón de pico y el tocado. El traje es de estilo años 20 en crep satine, arriba lleva  tejido de gasa de seda natural profusamente bordado en pedrería con motivos florales. El mantón es de pico de jacquard de seda natural y el tocado consta de una tira de pedrería.


Finalizamos aquí este mini-recorrido, espero que les haya gustado tanto como a mi. Abrazos a todos.


Nota:  Las explicaciones provienen de la información suministrada por el Museo, de la cual tomé nota. Las fotos fueron tomadas por mí sin flash con autorización del personal del Museo.


18 comments:

Gala said...

A mi me ha encantado, y no sólo todos los instrumentos que contiene el museo, toda esa colección de artesanía que habla tanto de nuestras raices y nuestro buen hacer, sobre todo me ha gustado el museo.
Es bellísimo por dentro y por fuera.
Porque no nos olvidemos la construcción de ese patio no tiene desperdicio.
Finalmente el vestido, uf, una auténtica obra de arte.
Imagino que de cerca que se ven más los detalles de los bordados y la pedrería debe impresionar si cabe más.

La verdad es que si, a mi me ha encantado este museo.

Besitos mediterráneos.

manouche said...

Gracias por visitar ese museo que no conocia visitando Granada y Sevilla con nieve, increible!

pancho said...

Nos enseñas sitios desconocidos -para mí- de Sevilla. Se merecen una visita propia, gracias a tu excelente propuesta.
Un abrazo.

Verso a beso said...

Nos estás llevando de viaje por Sevilla como una auténtica guía profesional, bueno... ¡mejor!



Bss

Aldabra said...

parece un museo muy completo y diverso, ¿no?, utensilios, máquinas, vestidos...

muy interesante, sin duda.

biquiños,

Kety said...

Myriam. Gracias por compartir tu viaje, y mostrarnos una ciudad que merece la pena visitar.

Un fuerte abrazo

m.p.moreno said...

Precioso recorrido al que nos has llevado hoy de la mano de tus fotos y como complemento los comentarios que me han venido muy bien para recordar. Cuando has estado en un sitio y lo ves con los ojos de otra persona caes en la cuenta de detalles en los que no te habías fijado.
Cariñoso abrazo.

Javier Rodríguez Albuquerque said...

Perfecto el recorrido... para darnos envidia y generarnos ganas de ir y comprobarlo por nosotros mismos ;)
Un beso.

Montserrat Sala said...

Ya lo creo que me ha gustado tu reportaje Míriam.
admás muy completo. Sevilla es Sevilla, y desde siempre: una maravilla!!!
Gracias por compartir. Un beso.

Katy Sánchez said...

Que buena elección de fotos.
La loza de la Cartuja es una maravilla.
Me queda pendiente esta visita. Cualquier día me lío la manta a la cabeza y me doy una vuelta por Sevilla. En primavera es una buena época.
Bss y buen finde

Aristos Veyrud said...

Muy completo tu reportaje sobre este minirecorrido, invita a ir y disfrutar de esta hermosa ciudad.
Gracias Myr por compartirlo.
Abrazos Poeta!!!

Abejita de la Vega said...

Un museo interesantísimo.

Besos

CHARLES BLAKE said...

Interesantísima visita. Gracias por traernosla a casa. Las fotos son geniales y los comentarios aún mejor.
Besos.

Pamisola said...

Sigues con tu maravilloso e instructivo viaje, esto anima a viajar. Preciosa Sevilla, hay que ir, no lo conozco.
Buen reportaje del museo, Myriam, gracias por mostrarlo.
Besos.

virgi said...

Cuando años ha estuve en Sevilla no recuerdo ahber ido al museo, sí a los lugares que relatas en la entrada anterior. La verdad es que hace más de treinta años y ahora está muy cambiada.
Me gusta el recorrido que nos haces, así cuando vuelva, ya llevaré un par de cosas in mente.
Se ve que disfrutaste.
Un abrazo, apreciada Myriam

virgi said...

(bueno, volví hace poco, pero sólo estuve un día y pico)

Pedro Ojeda Escudero said...

Es curioso cómo en España hay tan pocos museos dedicados a los vestidos, que tanto explican de una época.
Besos.

Paco Cuesta said...

Sevilla encierra tantos tesoros como rincones inolvidables. Con estas entradas se potencian los deseos de volver.
Un abrazo.