Monday, September 24, 2012

La lección de la vaca

Queridos amigos: aquí les dejo a la vaca con lección y todo. Por suerte la encontré retozando en la pradera esta mañana y me la traje para aquí, es que la muy traviesa se me había disparado y asomado inoportunamente a la ventana de mi casa. Vale la pena que se tomen unos minutos para escuchar la lección completa.  ¡Aleh no sean chicos malos y se retiren de clase antes de que toque el timbre de salida,  que mi vaca es muy sensible!. Abrazos a todos y que tengan una buena semana. 




19 comments:

andré de ártabro said...

Alguna vez en mi vida , también yo tuve una vaca.
¡ Hermosa enseñanza!.
Besos.

Tracy said...

Interesante charla, de la que desde el principio se intuía el final, como en la vida, desde fuera se ve todo tan claro... pero desde dentro ¡qué difícil! ¿no crees?
Feliz semana.

Natàlia Tàrraco said...

El cuento de la lechera pero cambiando vaca lechera por vegetariana vida. Me parece que maté a mi vaca y por lo menos como tomates y acelgas.
Muy buena moraleja, feliz semana Myriam.

Spaghetti said...

SHHHHHhhhh que no se enteren los políticos españoles, no sea que para hacer el último favor a los pobres, les quiten lo poco que les queda....
Vaya historieta!!!
bssoss

TORO SALVAJE said...

Claro....
Todos los pobres del mundo deberían quemar o matar lo poco que tienen y así serán prósperos...
En fin, lo siento Myriam pero este tipo de historias me ponen de los nervios.
Este rollo de autoayuda que no resiste un análisis serio y que se basa en fabulaciones mentales me parece hasta insultante para la gente que lo pasa mal.

Besos.

mj said...

La muerte de la vaca fue la causa que les saco de su miserable condición de conformismo.
Debemos aprender más en el caos, en la incertudumbre.
Un beso Myriam

Javier Rodríguez Albuquerque said...

Pues sí. Hay momentos en los que es mejor matar la vaca.
Yo creo que también maté la mía hace tiempo.
Precioso cuento.
Un beso.

Fernando Lopez Fernandez said...

Buena historia Myriam. Eso sí, no todo el mundo sabría sacar partido a la desgracia, entre otras razones porque no tendrían más oportunidades.

Un abrazo

Jabo said...

Gracias Myriam por enseñarme el cuento y la reflexión que conlleva.
Todo cambio es una oportunidad para mejorar.
Abrazo. Jabo

MAR said...

A mi me gusto y lo interpreto más que como pobreza material un tipo de pobreza espiritual, de conformismo y misería...pero también de comodidad y mediocridad, porque no tener cosas materiales pero si tener la capacidad de GOZAR LA VIDA...ellos no lo hacían.
MUY BUEN VIDEO, ME DEJA PENSANTE ...
Gracias por compartirlo.
Un abrazo grande, grande y muchos frutos en tu corazón y en tu jardín!!!
mar

José María Souza Costa said...

Invitación

Yo soy brasileño, y tengo un blog, muy simple.
Estoy lhe invitando a visitar-me, y se posible, seguimos juntos por ellos.
Fuerza, Alegría y Amizad.
Ven para acá.

http://www.josemariacosta.com

Asun said...

Creo que voy a comprar una vaca para después deshacerme de ella y ver si así consigo hacerme rica de una vez, que la enseñanza no me da para una mansión como esa :))

Besos

Janeth said...

Bonito video amiga, muy revelador,... Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía, el inconveniente de las personas y los países es la pereza para encontrar las salidas y soluciones.

Aristos Veyrud said...

Aprendí que si tengo una vaca y viene un viejo con un muchacho maestro y discípulo los hago correr mínimo diez kilómetros a la redonda, luego siembro vegetales en mi patio y contrato al evangelista del video como administrador ja ja ja y me vuelvo rico. Pero a mi vaca nadie la mata.
Un abrazo Myr!!!

Aldabra said...

buena semana para ti también, Myr.

biquiños,

LA ZARZAMORA said...

En la India se cargan a estos dos profesionales... maestro y discípulo, seguro.

Pero es cierto que a veces cuando perdemos todo lo alcanzado y caemos, encontramos fuerzas donde las haya para seguir dándole un nuevo sentido a la existencia.

Besos, Myr.

Rayén said...

La vida tiene muchas vueltas y nunca hay que dejar de perseverar, de ser optimista, ni de perder la esperanza.Todo puede ser.
Aferrarnos a "esa vaca" puede no ser la mejor opción.

Te dejo muchos abrazos, amiga.

Paco Cuesta said...

Adquirir conciencia clara de la propia situación es buena base para buenas decisiones.

Mariluz G H said...

La historia de la vaca es un arma de doble filo. Seguro que cuando trabajaban más y tenían más y gastaban más y vivían con lujos, dejaron de apreciar las cosas pequeñas del día a día; y también dejaron de conversar y participar de la única comida, compartiéndola con cariño... la vaca sí que les frenaba en su enriquecimiento pero les mantenía atados a sus raíces y a los principios de solidaridad, que sólo viven con siceridad la gente más pobre.

Una gran lección. Gracias :)

abrazos