Tuesday, June 19, 2012

Astrid Lindgren, Los hermanos Corazón de León, Aldabra y mis recuerdos



Estaba yo regresando lentamente y de a poco de mi remoje playero poniéndome al día con los blogs amigos, cuando caigo en el de Aldabra que  al mirar pasar la vida, pone una foto de su biblioteca con libros de Astrid Lindgren, la gran cuentista-novelista sueca, nacida en 1907  en el sur de Suecia y fallecida en 2002 en Estocolmo que desata en mi una ola de recuerdos. 

El primero de ellos, que fue justamente uno de sus libros -para mí el mejor de toda su producción- el primer libro que leí en sueco, buscando cada segunda o tercera palabra en el diccionario: "Bröderna Lejonhjärta" (Los hermanos Corazón-de-León) escrito en un lenguaje elevado, clásico, bello y con una prosa soberbia, con ilustraciones realizadas por Ilon Wikland. Un libro de esos que quedan dentro de uno con toda su fuerza y su ternura.

Astrid Lindgren tuvo una niñez feliz en la granja donde nació en la que jugó muchísimo  hasta los trece años cuando se percató de que ya no podía jugar más, porque la niñez  estaba quedandosele atrás. Sus padres Samuel y Hanna se habían amado desde siempre: Con sólo 13 años, Samuel August Ericsson se enamoró perdidamente de Hanna de Hult, de nueve y,  diecisiete años más tarde, en 1905, se casaron. Tuvieron un  primogénito varón, luego a Astrid y  posteriormente,  dos niñas más. 

En 1911  al  mismo tiempo que nacía su siguiente hermana, Astrid recibió su primer libro de cuentos de regalo "Blancanieves, calendario navideño para niños" con ilustraciones de Jenny Nyström que leyó con avidez varias veces hasta sabérselo casi de memoria. Tenia 13 años cuando una de sus redacciones fue publicada en el periódico local - Vimmerbytidning-, en el cual comenzó a trabajar al terminar la escuela secundaria como correctora de pruebas.   Dos años más tarde, se mudó a Estocolmo en donde estudió mecanografía y taquigrafía. Fue madre soltera a los 18 años, no quiso casarse con el padre del niño y su hijo Lars vivió durante un tiempo con una familia adoptiva hasta que lo recuperó al  casarse en 1931 con su -desde hacía dos años- jefe Sture Lindgren con el que tuvo más tarde a su hija Karin para quien inventó inicialmente, el personaje de Pippi Långstrump (Pepita calzas largas)

Recuerdo haber estado con mi hija de tres años  y su padre, en la Isla de Gottland donde en Visby, su capital,   inicialmente estaba ubicada  la casa de Pippi creada a propósito del rodaje de la serie televisiva que lleva su nombre,  que quedó como referente (reubicada tres km más al sur) y es tan visitada por los niños de Suecia. Recuerdo también, como mi hija se zambullía en los trigales de la isla y se  metamorfoseaba en una espiga más.

Astrid Lindgren fue una gran defensora de niños, mujeres, animales y de otros temas de interés social y ganó  varios premios. Sus libros fueron traducidos a unos 95 idiomas y en 2010,  se  contabilizaron haberse vendido 145 millones de ejemplares.  De muchas de sus obras  se han hecho también películas  y  representaciones teatrales.

Nota 1: Foto y datos de WP (Wikipedia)
Nota 2: Hecho este paréntisis memorístico continúo visitando los blogs amigos, ténganme paciencia...  es que las neuronas se me acuaron un poco... jejeje
    

30 comments:

Bertha said...

Hola Myriam, voy a ser la primera en darte la bienvenida que alegría saberte por aquí!

La Pepita calzas largas: ha sido el programa preferido de muchos niños.A mí me encanta!.

No tengo el gusto! de conocer Suecia.Conozco un poquito Noruega porque una de mís hermanas estubo de Erasmus(pero poquito).

-Que sosiego da la historia de esta familia...Tienes razón que hay libros que te pueden marcar, en este caso por su ternura.

Muchas gracias por este momentito tan entrañable.

Un abrazo Myriam.

lichazul said...

interesante reseña biográfica de la autora sueca has hecho, y tu recuerdo de haber ido leyendo el libro con el diccionario, sin duda con muchos matices esa traducción debió de ser, pues las interpretaciones cuesta amoldarlas
pero el recuerdo tuyo mejor es ese compartir con tu hija y verla zambullirse en los trigales.,lejos es lo mejor es entrañable

un abrazo y buena semana

LUGAR DE PAZ - said...

QUE BUENO RECUERDOS QEU SEGURO ESTOY ES LA AÑORANZA DE MUCHOS

SALUDOS MIRIAM

mj said...

Buen paréntesis, no parece que tengas las neuronas aguadas después de leer este maravilloso post que me suscita tantos recuerdos.
Gracias por contarnos la vida de esta mujer tan interesante.

P.D. Ya te echaba de menos...
Un beso

yeste lima said...

¿Se puede? Con permiso.
Me alegro de haber entrado, he vuelto por unos momentos a los recuerdos de mi niñez con "Pippi "y a la vez me has informado de la vida de su creadora de la que solo conocía el nombre.

Gracias.

Saludos.

Tracy said...

Interesante tu entrada de hoy.

Javier Rodríguez Albuquerque said...

Cuando un escritor te engancha, cuando te identificas con su vida y con su obra, la chispa que surge es enorme.
Un abrazo.

ANTIQVA said...

La verdad es que nunca habia oido hablar de esta mujer, de la que has hecho una sentida reseña

Un abrazo

TORO SALVAJE said...

Te tengo toda la paciencia que precises.
Y mucha más.

Besos.

Merche Pallarés said...

¡Qué interesante la historia de Astrid Lindgren! Su "Pippi (no Pepita) calzas largas" fue un gran éxito televisivo en la España de finales de los '60 o principios de los '70 no lo recuerdo bien. Mis hijos estaban pegados a la tele cuando aparecía la serie. ¡Bienvenida de tu aventura playera! Besotes, M.

virgi said...

En mí siempre estará Rasmus y el vagabundo, maravillosa historia que leí siendo niña y que aún me emociona.
Si tienes ganas, te dejo este enlace

http://phoeticblog.blogspot.com.es/2009/10/leer-leer-leer-6.html

Un abrazo bien grande, se te nota muy refrescada.

Janeth said...

Myrian amiga querida un lindo escrito, y es que si,.... es verdad... tenemos recuerdos magicos de las cosas que leemos, y de los que mas nos llega, un bonito homenaje a la creadora de Pippi Longstocking uno de los personajes igualmente mas queridos de mi niñez, recuerdo que leia las historietas con avides, me fascinaba la pequeña pelirroja de trensas paradas....

Remei said...

Que recuerdos me traes amiga...pasé mi infancia entre las películas de Pipi Calzaslargas...28 años más tarde llegó mi hija a este mundo...
Lo primero que hice fue comprar la serie completa en vídeo...una excusa para mi deleite...la seguimos viendo juntas y eso que ella ya tiene 14 años y yo 40...
Besos, besos...

Aristos Veyrud said...

Myr!!!!!!!!!!!!!!ja ja ja Este libro "Los Hermanos Corazón de León" es uno de esos libros que engañan, aparentemente es para niños pero ocurre que al igual que "El principito" es una indirecta más que directa para los adultos.
Aparte de intemporal es un libro para las delicias de nosotros los místicos y meditadores. La escritora valiéndose de esa llave de la imaginación que revela los vínculos de la vida y la muerte desarrolla una trama en una dimensión donde todos luchan contra la maldad y los instrumentos que desde esta se usan como el abuso de la fuerza, la discriminación, el terror, la mentira, la hipocresía, la ambición...y donde las fuerzas del bien se lideran desde una mujer llamada Sofía. Las cualidades de esta obra son para no parar en muchas páginas.

Luego de tu chapuzón, tus neuronas no pudieron apuntar a un mejor sitio. Gratulera!!! och "a stor kram Min Lilla Skorpa" ja ja ja

Pedro Ojeda Escudero said...

Reconozco no haber leído nada de esta autora a la que, sin embargo, conocía por su creación de Pipi Calzaslargas gracias a la adaptación televisiva de sus novelas. Me ha picado la curiosidad con tu entrada.
Besos.

Aldabra said...

¡Como me alegra que se desataran tus recuerdos e hicieras así esta entrada de Astrid Lingren!

Siempre fui una enamorada de Pippi y también contagié mi vicio a Inés y por eso le regalé el libro con la historia.

El libro "Mi mundo perdido", el que está al lado de Pippi, la autora escirbió su autobigorafía.

Pippi es uno de esos pesonajes que vivirá siempre.

biquiños,

m.p.moreno said...

¡Qué buena reseña biográfica nos has traído! me he dado cuenta que conozco cuentos varios y sobre todo la historia de Pipí Calzaslargas, pero nunca le había puesto rostro a su autora.

Besos Myriam :

Catalina Zentner said...

Aprender y disfrutar, eso sucede cuando te visito, querida amiga.

pancho said...

Sólo conozco alguna película de Pipi, no he leído ninguna novela. Recuerdo que alguna profesora sueca te miraba raro cuando le decías que no habías leído nada de ella.

Bienvenida del mar que se flota aunque no quieras.

Un abrazo.

Taty Cascada said...

¿Acuarse tus neuronas? ja ja para nada mujer...Desconozco a la autora; pero tu descripción de su vida y de sus libros me ha abierto el apetito. Investigaré, y si logro encontrar el libro, se lo compraré a mi hijo menor.
Besitos querida Myriam.

Abejita de la Vega said...

Pipi fue una novedad para los niños españoles de finales de los setenta, hartos de heroínas obedientes. Aire fresco.
Merecería la pena leerla a golpe de
diccionario.

Besos, feliz vuelta del remoje.

Asun said...

Pippi Calzaslargas la conocía bien conocida, no así a su autora.
En aquellos años los niños nos fijábamos en las aventuras de aquella niña a la que creo que todos admirábamos por su atrevimiento, pero no en quién era la pluma que le había dado vida.

Besos

Sor.Cecilia Codina Masachs said...

Mi querida Myriam, gracias por la reseña de esta autora que desconozco, pero que lo has hecho de maravilla.
Bueno...verás, mis neuronas andan locas, voy de un encuentro literario a otro, llevando mis poemas y cuentos, junto con Alma.
Ahora, la tengo manca, como el Manco de Lepanto jaja!!pero no dejamos de escribir, es una pasión grande, que se apodera de una, como un gran amor.
Mi libro Historias de Sesy Bo, por fin sale en julio, intentaré que la Editorial tenga distribución en otros países, para que llega a todos mis amigos , como tú.
Con ternura te dejo mil besos.
Sor.Cecilia
rr

Beatriz Salas said...

Me ha gustado volver por tu rincón precisamente cuando has publicado esta entrada tan entrañable para mí. Y sí, esa escritora, a través de Pipi, defendía otra manera de ver la vida que tanto me gustaba en esa niña con tantos principios limpios.
Un placer haberte visitado y muchas gracias por haberme hecho feliz mientras recordaba.
Un abrazo cariñoso.

lichazul said...

gracias MYR por tus huellas, abrazo y feliz verano por allá!!

ojalá fuera tan fácil cuando la página del diario es arrancada escribir otra, hay quienes ni siquiera dan cuenta de su propia tinta y mucho menos de su conciencia

y verdaderamente , duelen

Nómada planetario said...

Ignoraba que esta señora fuera la autora de Pipi calzas largas, que por cierto creo que ha sido censurada por alguna cadena actual. La mojigatería de no presentar un modelo de niña rebelde.
Besos con mucho hielo que el terral hoy es pura flama.

PENELOPE-GELU said...

Buenas noches, Myriam:

Veo que no soy la única que da el zoom y mira las bibliotecas que le ponen al alcance de la vista.
A mi hermana pequeña le encantaban las aventuras de Pipi. Cuando llegaron los capítulos televisados a España, ya se me había pasado la edad y no llegué a ver ninguno completo, aunque creo que hay algún librito en casa de mis padres.
Lo curioso es, que a mi nieta, le había enseñado hace unos días un trocito de la canción.

Abrazos.

Paco Cuesta said...

La asociación de ideas da resultados insospechados (A pesar del remojo neuronal)

LA ZARZAMORA said...

Regresaste con las neuronas a fondo.
De ella sólo conocía a Pippi y la serie. No leí nada tampoco.

Un beso sueco.

chusa said...

Muy interesante Myriam todo lo que nos dices de la escritora Astrid Lindgren y de tus gratos recuerdos leyendo en sueco! ese libro del que guardas tan grata impresiòn "Los hermanos Corazòn de Leòn".
Me has hecho ganas de leer algo de ella.
Un beso Myriam
Chusa