Thursday, January 19, 2012

Ecos del Ayer (1): Encontrada una carta de 1862 a la intemperie en pleno invierno



Este pasado 5 de enero Susan, una joven sueca de la pequeña  localidad de Morup (de apenas unos 300 hab.) en la Pcia sureña de Halland, en Suecia,    se iba a encontrar con  su "marido con cama afuera" (una modalidad de pareja muy práctica hoy en día, especialmente para las de mediana edad) para ello Susan hizo una caminata por unos prados  y llegó hasta el dique  al borde del camino en que se encontraría con Roger.  Roger  estaba abriendo una canaleta con una pala que llevaba consigo   para que el agua mezclada con nieve,  acumulada en el campo, fluyera hacia la zanja. Mientras lo esperaba, Susan  vio un papel doblado sobre el pasto con nieve y movida por la curiosidad, lo recogió del suelo. Al abrirlo, grande fue su sorpresa cuando detectó su escritura antigua y que se trataba de una carta de amor fechada el 24 de Diciembre de 1862, que una tal Lina le había escrito a su amado Otto. Esta noticia -que traduje y resumí- la relata el periodista Anders Lindström del diario Hallands Nyheter, original que enlazo aquí

Lo insólito es que  en pleno invierno, con nieve, humedad y la mar en coche, la carta estuviera seca y congelada y no se hubiera deteriorado. Nadie sabe hasta el momento como apareció la carta  en ese lugar,  que sin una Susan que la recogiera, hubiera volado seguramente al dique,  perdiéndose   para siempre. Una de las hipótesis que se barajan es que la carta voló de alguna casa  de la zona en la que se reparó algún muro,  en la que podría haber estado escondida. En todo caso, lo cierto es que si Susan se hubiera demorado algo en levantarla, la tinta de la carta se hubiera diluido y  estos ecos del ayer  no hubieran llegado hasta nosotros hoy. La vida -indudablemente- está llena de sorpresas y ésta lo fue casualmente, en vísperas de Reyes.

Esta historia verídica me recuerda un  relato mío: "Ecos del Ayer"

Mañana mi relato

23 comments:

Abejita de la Vega said...

El servicio de Correos sueco era un poco descuidado, pensaba que esos descuidos sólo se daban en chapuceros países mediterráneos; algo así diría la Merkel, nuestra presidenta.

Leeré la carta.

Besos

Cornelivs said...

Curiosa noticia, querida Myr...

Es indudable que el frio es un buen conservante.

Besos...!

Asun said...

Jolín, pues sí que debía ser un papel resistente, porque si no con poco rato que estuviera en esas condiciones se habría desintegrado.

Esperemos que sea lo que dices, que voló de alguna casa de las inmediaciones, pero en su día llegó a manos de quien tenía que llegar, y no que anda por ahí dando vueltas sin llegar a destino desde entonces.

Esperaremos mañana a ver qué nos cuentas.

Un besito, Myriam.

Jan Puerta said...

Que no daría yo para una carta mía de amor se pudiese leer de aquí a 150 años.
Quizás deber de irme a vivir a Suecia.
Un abrazo

TORO SALVAJE said...

Que funde una iglesia donde apareció la carta.
Y que cobre 100 coronas a cada visitante.

Besos.

Javier Rodríguez Albuquerque said...

La vida está llena de pequeñas-grandes casualidades como esa.
Me encanta disfrutarlas cuando me pasan a mi.
Un beso.

pancho said...

Eso de "marido con cama fuera", nos lo tendrías que explicar, puede tener bastantes interpretaciones.

Misteriosa carta.

Un abrazo.

Jabo said...

En ocasiones pasan cosas inimaginables. Es increíble!
Abrazo. Jabo

elisa...lichazul said...

me hiciste recordar una película ...el cartero llama siempre dos veces... un thriller que ví en la tele hace muuuuuuchos años

y quien sabe, las cartas una vez enviadas , son del destino

besitos y luz

Anna Jorba Ricart said...

Una carta de gran valor por el tipo de papel y el tipo de tinta(en cualquier tiempo pasado los materiales eran de más calidad)....Otto pues, a lo peor, nunca la recibió o la recibió y la extravió...en cualquier caso es precioso recuperar una "carta de amor"...
Recibe mi saludo.

Pedro Ojeda Escudero said...

¿Qué sucederá del mundo cuando ya no se escriban cartas que alguien pueda encontrar siglos después?
Besos.

nadasepierde said...

Que lindo! no sé que diría la carta pero seguramente serían las mismas cosas que decimos hoy, ciento cincuenta años después...
no entiendo nada lo que dice la nota del link! Que dirá???

un beso

virgi said...

Parece que el amor siempre sobrevive a las inclemencias.
Besos, Myriam

Aldabra said...

¡¡que nervios!!

¡¡que nervios!!

estas historias tan increíbles son las que me hacen creer ciegamente en el destino ¿qué no?

todas las papeletas para que la carta se perdiera o se destrozara y...

voilá.

biquiños,

Angeles said...

Qué bonito, pena que el amado no la recibió o tal vez la tiró...da para mucha imaginación...y que decía era muy osada???a ver si traduces....!!
Ahora con los mails y el face se perderá el romanticismo??
Besitos.

Campanilla said...

Cuánto daría yo porque al menos, el diario que escribo para mis hijos, lo leyeran ellos y mis nietos¡ sólo para que entendieran por qué no soy una madre al uso... Más bien, una hija de ellos, jajajaja. Te quiero mucho Myriam. Como quiero a otras muchas personas y cosas sin conocerlas.

Aristos Veyrud said...

Oh! el amor, el amor!!! siempre tan vigente y sorprendente. Un escritor debiera investigar sobre la vida de estos enamorados y narrarnos algo de esto que ha salido a flote siglos después.
Un abrazo querida Myr!!!

Myriam said...

PANCHO: es una modalidad para personas de mediana edad que forman una pareja (con todo el compromiso que hayan pactado y de la forma que lo hayan hecho) y que comparten mucho: encuentros, viajes, etc pero que cuando quieren estar solos, cada uno tiene su apartamento, es decir : su espacio propio. Generalmente, ya han estado casados antes, se han divorciado, etc

No seas mal pensado, que es un arreglo que por lo que se, suele funcionar muy bien. No tienen que "soportarse" cuando no lo desean.

Besos

Myriam said...

ABEJITA: la carta estaba sin sobre, por lo que se deduce que había sido leída, esperemos, que por el destinatario.

Besos

Myriam said...

A pedido del público, El diario Halland publicó la carta de 4 folios.

No la reescriben completa y yo no alcanzo a ver las letras de la carta original. Lo siento.


Fotos de la carta original

Paco Cuesta said...

Verdaderamente curioso y sorprendente, en el futuro los correos de hoy de sorprenderán a los internautas de mañana.

MariluzGH said...

Creo que Internet acabará con esas maravillosas cartas manuscritas. A mi me encanta la correspondencia "tradicional" :)

un abrazo

MIMOSA said...

¡Qué bonita sorpresa! Todo pasa por algo, dicen, todo tiene un porqué.
Guardo como un tesoro las cartas que recibí cuando estudiaba fuera, creo que es una costumbre que tristemente se ha perdido.

Besos Myriam.