Friday, January 20, 2012

Ecos del Ayer (2): mi relato





_ Mientras más me lo pienso, más me conmuevo..... Enserio ¿Quieres que te diga lo que pasó? Pero Elena..... ¡ni yo lo comprendo todavía!....
_ No seas egoísta, ¡no  me dejes con la intriga!...
_ ¡Es que de sólo recordarlo, se me ponen los pelos de punta!.....
_ ¿Por qué no respiras profundo y  rebobinas? ¡Dale desde el principio!
_  Es que vas a pensar que estoy loca.....
_ ¡Ceciiiiiiiii, te conozco lo suficiente para saber que no lo estás!, aunque a veces eres un poco excéntrica, pero eso no es novedad ¿no?  ¡Quizás te sientas mejor si hablas conmigo de lo que  te está atormentando!.  De verdad te lo digo.  Para eso estamos las amigas ¿No? Para escuchar. ¡Dale, mujer, no te hagas rogar!...

Lluvia, tormenta, truenos;   es otoño y es de noche. El viento agita las hojas de los árboles.  El aroma del café recién hecho y la insistencia de Elena, hicieron que Cecilia comenzara a hablar. Su débil voz temblaba a medida de que sus palabras iban surgiendo temerosas......

_ Verás, Elena, no es la primera vez que tengo la sensación de que "alguien" me visita. He sentido  a veces, como si no estuviera sola en la casa.....¿Cómo decírtelo?  Algo así como si hubiera una presencia que no veo, pero que está.
_  No entiendo, ¿A qué te refieres específicamente?
_ Bueno, hace ya un tiempo..... ¿Te acuerdas, cuando te conté lo de Rafael?
_ ¡¡No me digas que tuviste otra visita del Arcángel!!........
_ No, no exactamente......_Titubeó Ceci.
_ ¿¿Entonces??  ¡¡Chica, que me estás asustando!! _ Preguntó Elena impaciente y medio burlona continuó_ ¿Ahora que fue? ¿La Virgen María, acaso?
_ No exactamente...Me dijo su nombre, habló conmigo, me abrazó..... Sí...... me habló en un inglés un poco antiguo. Dijo que había venido a pedirme perdón por haberme abandonado, por no haber sido lo suficientemente fuerte como para desafiar las convenciones de la época por mi.
_ ¿¿Un fantasma??_ Preguntó Elena estupefacta...._ ¡Sabes que no creo en esas cosas!.....
_ Si......algo así, verás... me dijo que me había dado su corazón en  1860 y que jamás había dejado de amarme......
_ No te sigo..... ¿quizás lo soñaste? 
_ ¡Qué noooo, te digo!. Noooo....¿es que no me estás escuchando? ¡sucedió de verdad!.... comenzó a comunicarse haciendo caer un libro de la Biblioteca, uno en que había escrita una poesía  que me encanta de William Worthword,  esa que  habla del amor... 
_ ¡No te  me  vas a poner ahora a recitar una poesía, Ceci,  porque te mato!
_ Está, no te enojes, porfa... que sigo: verás,  después,  al prender el televisor apareció justo  un programa en el que dos cometas se cruzaban en el cielo.
_ Si, si ya veo que los signos te persiguen_ se rió burlonamente Elena_ Pero........ ¿como te hablaba?_ agregó, con los ojos abiertos y redondos  como dos platos.
_ Escucho sus mensajes en forma telepática.
_ ¿Lo has visto?
_ Al principio no.....pero después percibí su figura esbelta, cabello gris, barba candado, su bigote acicalado.  Elena, en el universo pasan cosas incomprensibles para nosotras, no tenemos que entenderlo todo ¿Vemos los quantums? y sin embargo, ¡existen!. La materia no es sólida así como la vemos, no, no lo creas, está llena de micropartículas de energía.  Hay cosas  que suceden aunque no tengan explicación lógica ...... y ésto me sucedió...... Yo no creía hasta este momento en la reencarnación.... en vidas pasadas.... y esas cosas... pero él me dio detalles muy concretos y se interesó por saber como era mi vida ahora....
_ ¡Ver para creer.....!¡Ver para creer, Ceci!. Discúlpame que te lo diga, pero me parece una "ferrucuchada". Un cuento digno de Alain Poe. Si, eso: ¡Un cuento!.


De pronto se sintieron unos pasos y la potencia de la luz disminuyó. El viento rugía azotando con fuerza los cristales y las gotas de lluvia chocaban contra ellos, como dando violentos latigazos. Fue en ese instante en que Elena,  sintió algo que le tironeaba del brazo. Pensó primero que era un calambre, pero  luego percibió una figura que se iba delineando. Se estremeció aterrorizada.  No entendía  lo que estaba  sucediendo.

 La figura le dijo en voz muy clara y fuerte: _ Mujer incrédula  ¿no ves que estoy aquí?
_ Aaay... ¡Dios mío! ¿Quién... e...res? _ balbuceó asustada, temblorosa, con la piel erizada.
_ Soy Leonard Silverstein.
_  Un  producto de mi imaginación, no existes. ¡No existes! ¡ No existes!
_  Sin embargo, estoy aquí. Es un hecho, así que no perdamos tiempo, mira ahora por el espejo que está aquí al frente,  y escucha lo que tengo que decirte.
 
 Elena se enteró entonces de que ella había sido la madre de su amiga en esa vida.  Vio a Ceci y Leonard muy enamorados, vio como ella condenó ese amor, obligando a su hija a casarse con un caballero de alto rango, pero que ni siquiera conocía. Vió como causó la desdicha en su hija, que años más tarde, presa de una terrible congoja, se arrojara de la torre de la casa. Vio también como Leonard, había intentado tantas veces recuperarla..... Como después de la muerte de su amada, Leonard se había sumergido en el dolor y se había ido unos meses más tarde,  muy lejos a descubrir otros mundos  tratando de olvidar, como si eso fuera posible.

Por su lado, Cecilia que estaba ahí también _no lo olvidemos_ recordó como Elena, le había hecho pelearse con su novio  Luis.   ¿Cuál había sido la causa? Ah si, ¡ahora recordaba!. Le había hecho creer que él había estado saliendo con Irene, su ex-compañera de la facultad, cuando Ceci viajó a Boston a ver a sus padres y él se quedó sólo en Londres, el verano pasado.

_ He venido para arreglar las cosas. Para ver que no vuelva a suceder_ Dijo el fantasma_ y quizás,  ahora,  pueda que mi alma atormentada, encuentre por fin la paz.  

De pronto sonó el timbre  _ ¿Quién puede ser? No esperamos a nadie_ dijo Cecilia mientras se dirigía hacia la puerta. Casi se desmaya cuando Luis todo empapado, le preguntó _ ¿Puedo pasar?


23 comments:

Aldabra said...

vaya, vaya, uno de misterio... ¡a mí la cosa esta de las apariciones y reencarnaciones me da mucho yuy1

ni creo ni dejo de creer... prefiero no pensarlo (ni leerlo)demasiado.

genial.

biquiños,

Jan Puerta said...

Estos relatos ya con como el complemento del café.
Un abrazo

elisa...lichazul said...

excelente trabajo Myriam, envuelves y atrapas al lector y lo mejor le sorprendes, eso hace que uno se adentre y no suelte la lectura
Felicitaciones, los diálogos le dan ese vértigo absolutamente necesario para que la narración se haga viva.

besitos y luz

Pedro Ojeda Escudero said...

Leonard Silverstein: algunos escritores hubieran matado por hallar un nombre así para un personaje.
Besos.

Catalina Zentner said...

Excelente narrativa, hay tensión en el relato y exacta definición.
Un beso, amiga

Graciela said...

Excelente! casi me lo creo jajaja

Muy bien narrado, sucede que a veces tengo sueños tan fuertes, me levanto y digo ¿es cierto? ¿lo soñé o es real?

Besos :)

Leni said...

Y es que hay ecos que perduran en el tiempo.
Chica, las vidas se cruzan en cualquier vida y nos hacen estremecer...

Un besazo enorme¡¡¡¡
Feliz finde¡¡

Txema said...

Un ambiente de Poe, un relato misterioso...

Besos

Spaghetti said...

Un extraño relato en un ambiente sobrecogedor muy bien definido por tu imaginación.
bssoos.

Abejita de la Vega said...

Me gustan los relatos de fantasmas, aunque no me creo que anden por ahí apareciéndose. Ese Leonard me gusta...

Besos, Myriam.

Paco Cuesta said...

La inquietud está creada, narración con suspense.

Montserrat Sala said...

UYY, UUUyyy;; que miedo!!! me gusta el suspense, pero me da telele y miedo. Tu relato muy es bueno.
Un abrazo, Myriam.

Ricardo Miñana said...

Ha sido un placer, ¡buen trabajo!,
que tengas un buen fin de semana.
un abrazo.

Alicia said...

Buen relato. Atrapante... quedo esperando la próxima entrega..

Javier Rodríguez Albuquerque said...

Buen fantasma.
Ahora ya podrá descansar tranquilo :)
Un beso.

Ele Bergón said...

Hay muchos misterios aún por resolver
¡Quién sabe! Quizá muchos de los que se han ido nos estén observando o quizá todo sea una paranoya.

Un abrazo

Luz

DIÁDOCO said...

Acudimos a la cita de Demófila,cónyuge de existencia, ya que nos invita a hacer nuestro Acto cívico y humano de cada día.
El acto es lo importante y hacer feliz al próximo y a nosotros mismos; pues la felicidad es como el eco y debe respuesta.
Hay que poner imaginación en todo lo que hacemos...Pues no cabe duda que la felicidad es amor, como reflexionaba en una de mis entradas y que me lo captó perfectamente FUS:
" He aprendido que lo más importante de la vida
Es ir aprendiendo a dar amor y a dejarlo entrar" Ver:
Aprovecho para saludaros a todos ya que estamos de vuelta queriendo participar en la felicidad de todos los bitacóricos que nos leemos y comentamos, deseando un año 2.012 plemo de actividad, ejercicio, trabajo y amistad.Que todos los blogueros sean felices porque su alma está llena de alegría y confianza en el vivir; que sobrepongan y sean superiores a los acontecimientos que nos puedan sobrevenir.
Busquemos una buena conciencia;
Busquemos la honradez en los proyectos;
Busquemos la rectitud a nuestras acciones...
Todo ello expandámolos en nuestros escritos!!
La sociedad está huérfana de todo esto.
A todos un fuerte abrazo, mucha dicha y mucha vida.
EVARISTO

Alas.Rotas said...

Sabes eres viajera incansable, estudiante y sincera, amiga de tus amigos y luchadora de la injustica y de las cosas bellas. Con los “Ecos de Ayer 1º y 2º” me haces entrar en algo que quizás me hubiera pasado inadvertido. Para ti todo tiene su interés y te parecerá mentira pero tienes el don de arrastrar a los demás, para descubar la belleza de las cosas y de las causas perdidas. Un beso

MariluzGH said...

¡¡Me encantan estos relatos!!

Ah, qué bueno sonaría frente a una hoguera y con un buen tazón de chocolate en las manos (o café, o te, da igual) pero abrigaditas al calor de la lumbre :)

dos besos

Merche Pallarés said...

Voy volviendo a la vida poc a poc. Este relato se merece una lectura pausada y minuciosa, por lo tanto volveré con calma :) Muchos besotes, M.

Anna Jorba Ricart said...

la imaginacion en alza...¡si señora!...haces mantener el interés hasta el final.

Un saludo.

Asun said...

Yo creo que no hay que menospreciar esas presencias. Las energías perduran en el tiempo, sobre todo si quedaron cosas pendientes.

Me ha recordado a un libro del psiquiatra Brian Weiss: Lazos de amor. Basado en hechos reales, el autor relata la historia de dos pacientes en principio desconocidos entre sí. A través de sesiones de hipnosis y regresión con ambos se percató de que sus almas habían coincido en vidas anteriores. El destino les lleva de nuevo en esta vida a encontrarse.

Un beso.

MIMOSA said...

Buen relato! Manejando el misterio y el suspense hasta revelar finalmente como se repiten las historias en la vida, tienden las almas a encontrarse las unas a las otras, eso oí en algún sitio, y suelen repetirse situaciones, hasta enderezar el entuerto. Espero que con las indicaciones de Leonard y la aparición de Luis, todo vuelva a su cause y pueda descansar su alma al fin.

Besos !