Tuesday, June 21, 2011

Aprisionado,



como el amor, cuando no puede expandirse.


23 comments:

jg riobò said...

¿Quién no esta prisionero?

andré de ártabro said...

Aun así me resulta algo triste, ese no debiera ser su destino, nacer ya con cadenas.
Un beso

Doña Bostezos said...

Que preciosidad de imagen....!!
De verdad me hizo pensar en esas personas que tienen el corazón tan protegido para que no los hagan sufrir que no lo dejan expandir...
De que sirve un corazón que no sabe lo que es sufrir? Como puede saber que ama realmente?
Prefiero dejar abierto mi corazón al que desee entrar..lo otro, ya se verá..
Besos miles en este día supermaravilloso para mi..

Javier said...

Mira que curioso, un árbol saliendo de un huevo.
Se podría hacer el chiste fácil, no lo haré.

Saludos.

Paco Cuesta said...

Ningun sentimiento puede estar encadenado.

Asun said...

¡¡¡Aaaiiiinssss!!!

Aristos Veyrud said...

Composición e interpretación surrealista.
Me provoca desespero y ahogo. Me llega a la imaginación un mazo de 10kg. un campo fértil de un horizonte abierto bajo un cielo despejado.
Una guitarra, una canción a pleno pulmón y una amante que ríe con alegría.
Un abrazo Myr!!!

María said...

El amor, como cualquier clase de sentimiento, debe ser libre, sin cadenas ni ataduras.

Un beso.

Isabel said...

Nunca he visto hojas verdes en el amor que no se expande, más bien raices enroscadas sobre sí mismo.
La imagen impacta y da qué pensar.

Un abrazo.

Jan Puerta said...

El hombre, por lo que veo es capaz de todo.
En el amor, dicen que también.
Un abrazo

Josep Julián said...

Pues yo le he visto un punto de liberación porque en lugar de enterrar sus raíces en la tierra, al menos las mantiene suspendidas en el aire. Lo malo son las cadenas.
Un abrazo.

ANTIQVA said...

El Amor tiene una gran fuerza, y suele rebrotar una y otra vez...

Un abrazo, amiga

nocheinfinita said...

¡Qué lástima que lo tengan prisionero¡

Besos

Micaela said...

¡Muy buena imagen Myr! Con la fotografía estamos expresando muchas emociones. Un fuerte abrazo.

Anna Jorba Ricart said...

A mi me parece precioso que un arbol crezca en un espacio pequeño de tierra...como el amor a poquito que se le mime, responde siempre bien.

Janeth said...

Que elemento mas propicio encontraste para tal comparacion,....me gusto,...tu sabes...mi imaginacion....

Pedro Ojeda Escudero said...

Qué mal hemos montado esta sociedad. Hasta apresamos la naturaleza en todos los sentidos.
Besos.

Aldabra said...

como el amor,
cuando no puede expandirse,
que se agota
hasta morir,
desesperado.

biquiños,

pancho said...

Un amor así tiene la vida corta.

Un abrazo.

Gelu said...

Buenos días, Myriam:

El verdor tierno de las hojas indica juventud, y en ese lugar recibe la luz y la caricia del sol.

El ficus oscuro, en la sombra, apoyado contra el muro, parece contemplarlo desde su madurez, vigilante, como si estuviera jugando en un columpio.

Un abrazo.

virgi said...

Muy buena reflexión.
Más besos.

Carmela said...

Desconsuela la imagen.
Imagino el desasosiego de las raíces que no pueden expandirse.
La imagen de las cadenas también intranquiliza. A pesar de todo conserva su verdor y y busca abrigo en el cielo y en el sol.
Me hizo recordar una fábula : un inca , jefe de la tribu comentó asombrado:" Los hombres civilizados aprisionan a las plantas en reductos diminutos que llaman : "macetas".No saben que les quitan la libertad".
Un abrazo.

nadasepierde said...

Que empecinada la semilla en brotar y el árbol en crecer! para que despues no diga que hay cosas imposibles!

beso