Monday, May 9, 2011

De tanto esperar...







se convirtió en pared.

24 comments:

Estrella Altair said...

Bueno.. siempre ..

estoy segura de que es reversible..

igual con un besitos vuelve a ser de carne y hueso..

a que si..

pues eso..

besitos

Manolo said...

Nos aplanamos cuando sabemos que la espera es inútil.
Besos.

Gelu said...

Buenos días, Myriam:

Pero mereció la pena porque están juntos.

Saludos.

Montserrat Sala said...

Como en la ficción, las pinturas superan a veces la realidad.
Saludos entrañables

Javier said...

Bueno, convertirse en pared no es lo peor.
Es más grave esperar y convertirse en gilipollas.


Saludos.

Josep Julián said...

Hola Myriam:
Mientras la espera valiera la pena...

Asun said...

Uno se convirtió en pared y el otro en paloma petrificada.

Al menos ambos estaban en la misma dimensión.

Besos despetrificantes.

Txema said...

Terrible espera.

Abejita de la Vega said...

Una nueva versión de la mujer de Lot, bueno...ésa fue por curiosa, éste por paciente, pobre.

R.A.F.A.E.L. said...

Saludos desde Andalucía, Myriam. Puesto que la considero a usted una persona humanista, me gustaría recomendarle el siguiente link. Estoy seguro de que el mismo no la dejará impávida:

http://bloguerosrevolucion.nig.com/profiles/blogs/sin-palabras-no-hace-falta

Reciba un afectuoso saludo.

Paco Cuesta said...

Debía ser muy valioso el objeto de la espera.

Aristos Veyrud said...

Las esperas pueden petrificarse y tornarse en símbolos, símbolos que volverán a la vida en nuevos y entusiastas corazones.
Un abrazo!!!

Aldabra said...

¡que grafitti tan fantástico! me encanta, ¿no será de ese grafitero inglés tan famoso al que nadie conoce?

biquiños,

Julia said...

Buf me sienta muy mal esperar, me da la impresión de que me han dado plantón.

un beso

virgi said...

¡Qué buena combinación has hecho!
La oportunidad no se encuentra siempre.
Muaksssssssssss con aplausos

María said...

¡Qué bueno este post! jajajaja pero... ¡qué mal sienta esperar!


Un beso.

Recomenzar said...

Me fascina tu blog

Janeth said...

Y es asi, aveces de tanto esperar a uno parece que le crecieran raices,...este se convirtio en pared, jejjeje

pancho said...

Que le echen la culpa al que hace esperar.

También me encanta este muro engalanado de paz.

Un abrazo.

Pedro Ojeda Escudero said...

Es que hay que saber esperar.
Un beso.

nocheinfinita said...

¿Tan larga fue la espera?

Besos

Ele Bergón said...

La paciencia y la espera es una virtud.

Besos

Luz

Prunus Avium said...

Sal, o pared, poco mas da. Esperar por esperar es desesperante.

Otra cosa es aprovechar el tiempo para aprender algo... pero eso ya es otra cosa!

Besitos, presiosa foto.

Belkis said...

A veces por la espera del mañana se pierde el día de hoy. Y bien que lo sé.
Besitos princesa