Tuesday, February 15, 2011

Soy una Collie, muy collie, me llamo Chaser y entiendo más palabras que cualquier otro animal.



El Border Collie fue desarrollado en las Tierras Altas de Escocia  con el fin de pastorear durante días en los terrenos más duros. La precursora de esta raza llegó a las islas británicas entre los siglos  Siglos V - I aC  ya que algunas de las  comunidades celtas  que cruzaban Europa  se instalaron en  Irlanda  con su ganado y sus perros. De ahí proviene el nombre "collie",  que quiere decir "útil" en galés, idioma de estos pueblos.

"Chaser" es una perra muy especial, además,   porque puede diferenciar 1.022 juguetes distintos, entiende la diferencia entre verbo y sustantivo y los puede sortear en categorías distintas. ¿Qué cómo puede ser? He aquí la historia:

Hace 7 años el Profesor de Psicología John Pilley de Carolina del Sur, EEUU se jubiló y como necesitaba entretenerse con algo hizo lo que muchos jubilados hacen: comprarse un cachorrito, mejor dicho una cachorrita, a la que bautizó "Chaser". Como no podía darle una manada de ovejas para mantenerla ocupada, se le ocurrió entretenerla de otra forma, que como decimos " a falta de pan, buenas son las tortas".

Este profesor había leido en la Revista Science que el border collien "Rico" en Alemania , había aprendido 300 palabras. Una marca que Chaser sobrepasó rapidamente.  John PIlley  entrenó  sistemáticamente a Chaser 4 hs por día durante tres años, hasta que se cansó él, no ella. La cosa iba asi: John le mostraba a Chaser un juguete del que repetía su nombre varias veces. Después lo escondía y Chaser lo tenía que buscar al tiempo que el repetía el nombre de 20 a 40 veces. Cada día repetía John los objetos aprendidos anteriormente. Una vez por mes le hacía una prueba diagnóstica.

Para saber si Chaser distinguía entre la palabra "conejo" por ejemplo del comando para  buscar el conejo, John le pedía también a la perra  que "señalara al conejo con la nariz" , o con la pata o que lo trajera. Ella entendía muy bien la diferencia entre los verbos "señalar" o "traer" de sustantivos como " conejo".  También distingue categorías de palabras.  Distingue también  juguetes de lo que no lo son y dentro de la categoría "juguete", distingue entre pelota y freesbbee, por ejemplo.

John Pilley  escribió junto con  su collega, el Prof.  Aliston Raid  del W. C. de Spartanburg un artículo científico que publicaron  en la revista Procesos del Comportamiento (Behavioral Processes) y estos datos los traduje y sinteticé yo del artículo que Karin Bojd escribió para Dagens Nyheter, publicado Enero 23 de 2011.

 
Foto : de Chris Bot publicada en el diario sueco  Dagens Nyheter

16 comments:

Manolo said...

También he tenido perros, boxer concretamente, y son mucho más inteligentes de lo que supone quien no los tiene. Eso sí, son más listos cuanto más los exiges; a base de mucha paciencia y dedicación mutua.
Besos.

Asun said...

Vaya, ayer tocaba gatos y hoy perros. :-)

¡Qué monos que son los perrines! Qué te voy a decir yo. Además son inteligentísimos si se trabaja con constancia con ellos.

Hace no demasiado vi un documental sobre un caso similar al que comentas. No sé si era tan amplio el vocabulario que dominaba el perro en cuestión pero era asombroso verlo en acción.

A Xana, aparte de las cosas típicas como sentarse y dar la pata, le enseñé a tumbarse en plan esfinge y a hacerse la muerta panza arriba. Era muy gracioso verla, pero como dejé de practicarlo lo ha dejado de hacer. :-(

Besos

Javier said...

Vaya con la perrita.
Y yo me pregunto, ¿qué utilidad tiene todo eso?
Yo le enseñaría a guiar a un ciego, por ejemplo.
Pero tomarse tanto empeño para que la perra diferencie 1022 juguetes....
Bueno, yo de niño me aprendí la lista de los reyes godos, también es cierto.


Saludos.

Sor Austringiliana said...

Mi perro sabía tanto sin molestarme en enseñarle que no me extraña nada lo de esa perrita, a la que han entrenado.

Lo que sí me extraña y me indigna es lo que acabo de ver y oír en la tele. Un salvaje que ha colgado vídeos con la tortura y muerte de unos cachorros. En Badajoz...

Un abrazo, Myr.

Abejita de la Vega said...

Myriam, ya sabes que Sor Austringiliana es el alma gemela de la Abejita de la Vega. Sale uno u otro, según el correo que esté usando.

Besos

Graciela said...

Mi Lola, que es de raza criolla es una perra muy inteligente, llegó en un momento de mi vida en que estaba muy mal de salud -la dejaron recién nacida tirada en el jardín-, para mi es otra hija, también adopté a Celeste -una rubiecita que trajeron del Brasil mis vecinos y la abandonaron-.

Amo a los perros, amo a los animales en general. Por la observación que vengo haciendo, tienen comportamientos más humanos que los homos sapiens :)

Besitos Abupordos!

María said...

Conocía esta historia MYRIAM,

y aun cuando no deja de ser sorprendente, pienso como JAVIER ¿qué utilidad tienes pedirle tantísimo esfuerzo a un perro para eso?

Verás he buscado el video en el que se veía como este perro efectivamente reconocía los juguetes que su dueño le pedía y lo siento pero no lo he encontrado.

Sinceramente, será que adoro a los perros, bueno a los animales en general, yo tengo tres perras dos mastines y un español bretón y se cuan inteligentes son, así que medir eso, con este experimento estaba demás, lo perros te hablan a su manera no es necesario para nada enseñarle nuestro confuso idioma, sabiendo como sé lo durísimos que son esos tediosos entrenamientos.

No sé si te he comentado que mi marido es veterinario, imagina lo cerca que me queda el tema.

En fin, a veces queremos convertir a los animales en personas y somos nosotros los que deberíamos aprender de su nobleza, lealtad y devoción por quienes les quieren. A mi me gusta que los perros como cualquier otro animal viva lo más parecido posible a su naturaleza, sin forzarles a ser lo que no son.

En fin, espero que mi pequeña crítica no te moleste, sabes que siempre es con todo el cariño que te tengo y además se de sobra que tú la comprendes así... quizá ya te digo, me ha podido el pensar que todo ese esfuerzo para un perro, es demasiado improductivo en realidad.. pero en fin, espero que sirva para algo.


Muchos, muchos besos MYRIAN

Paco Cuesta said...

Perro y mujer/hombre deben ser los mejores amigos

Janeth said...

Hermosa historia, como me gustan los perros, tengo una; que es muy lista,.... su raza? es una criollita peluda mescla entre cooker y caniche, es super lista, y solo le falta hablar jejjej, me encanto la entrada, un placer visitarte

Aristos Veyrud said...

Y pensar que al ser humano le costó cientos de miles de años aprender lo que la perra aprendió en unos meses ja ja ja.
Tengo dos perros y otros cuadrúpedos, basta observarlos y comunicarse con ellos y entonces corroboro que entre más conozco al ser humano...
Que lindas están creciendo las nietas.
Un abrazo Myr!!!

Merche Pallarés said...

¡Qué interesante! Creo que cuando me desjubilice me haré con un Border Collie y me entretendré enseñándole cosas... Muy buena idea. Besotes, M.

Merche Pallarés said...

Perdón quise decir "jubilice" de nuevo... Besotes de nuevo, M.

jg riobò said...

Los animales nos dan lecciones sobre la inteligencia.

virgi said...

También leí esta noticia y se la he comentado a varias personas por lo que me impactó.
Un abrazo.

MIMOSA said...

Son los amigos más fieles, sumamente inteligentes, humildes y cariñosos. Es realmente precioso este Collie, tiene unos ojos son muy expresivos. Interesante entrada.
Un gran abrazo

Pedro Ojeda Escudero said...

Me temo que sigo prefiriendo el pastor alemán.