Saturday, September 18, 2010

Y ahi estaba comodamente sentado...


...en las piernas del abuelo.




Foto mía  digitalizada (es antigua, el niño ya debe ser padre)... Tempus fugit (para algunos, otros permanecen ahi estáticamente sentados o.... en dos patas, como una estatua)

Nota: pinchando en la foto ésta se amplía.

21 comments:

Voy de anónimo. Tengo cita en psiquiatría... said...

Anoche, bajo una gran tormenta, estuve contemplando una vieja fotografía de un niño de once años.

Sé que me porté mal conmigo.

Un abrazo.

Mª Teresa Alejandra Francesca said...

Va pasando el tiempo y todo cambia.

La fotográfía linda...

un abrazo

Maite

Txema said...

Buena metéfora.

Besos

BIPOLAR said...

MYR tienes que cambiar el chip aunque seas abuela que eso no es una maldición sino un sarpullido jejeje

-Doctor, a veces, sólo veo abuelos con nietos.

Ábrete a todo y fotografía torsos de Adonis y farolas, muchas farolas.

Ceci said...

Qué foto tan tierna!!!

Me en-can-ta....

Se sentiria como con el abu, quizá lo perdió recientemente y esa estatura le recordaba a él o la mascota, porque hay como un perro sobre la pierna del abuelo, que es parte de la estatua,no?

Precioso.

Ricardo Miñana said...

Bonita imagen llena de reflexion
un placer pasar a leerte.

Que tengas un feliz fin de semaana.
un abrazo.

Graciela said...

Qué dulzura! mira al tesoro leyendo en brazos del abuelo de piedra, es un hallazgo Abu :)

Calan hondo en nuestras vidas, nos brindan lo que a veces los padres no, por otro lado debemos respetarlos y amarlos.

Besitos!

Al said...

Hermosa fotografía, con mucho contenido.
La figura del adulto, con un libro en las manos, grande, sólido, y el jóven leyendo en su regazo, protegido, acompañado por el perro, mascota que es símbolo de fidelidad, nobleza y juegos infantiles.

Un beso Myr, con afecto

Ricardo Marin said...

Si el tiempo pasa, todo es impermanente a veces ni yo mismo me reconozco ante el espejo.

Así es la vida.

un saludo

Aldabra said...

Si te interesa la serie En terapia puedes encontrarla aquí: http://www.seriesyonkis.com/

la foto es buenísima y muy divertida; desde luego que el niño parece encantado de la vida.

biquiños,

Abejita de la Vega said...

Abuelo, niño y perro. Ternura por triplicado. Bonita foto.

Paco Cuesta said...

Cuando nuestros hijos toman la misma decisión que tomamos nosotros hace algun tiempo solemos decir que somos abuelos. ¡Sólo es eso!

María said...

Cuando miro las fotografías de mi niñez, no puedo evitarlo, siento nostalgia, no porque el tiempo haya pasado y ahora tenga muchos más años, no, sino por las personas que faltan que ya no estan a mi lado.

Un beso, Myriam.

Minhas Palavras said...

Myriam,

Que bella foto, amo fotos de estátuas antigas.

abrços.

FAYNA said...

Enternecedora imagen Myr...

Kety said...

Una imagen muy tierna.

Besos

Asun said...

Si no fuera por la vestimenta, parecería que es DQ (el de bronce, no el niño)

Muy curiosa la imagen.

Qué verdad es que los niños son grandes imitadores. Porque lo que tiene entre las manos el hombre de la escultura es un libro, ¿no?

Besos

Pedro Ojeda Escudero. said...

Qué buen instinto al percibir que había una foto en ese instante.
No sé si será padre, pero ha quedado fijado para siempre ahí y el resultado es cálido, a pesar del frío bronce.
Besos.

Asun said...

jejejejejeje. Viendo la foto con más detalle me he dado cuenta de que lo que tiene el niño no es un libro, así que rectifico mi comentario anterior.

Por lo menos me he percatado de que tengo que revisarme la vista.

Gracias por avisarme, MYRIAM.

Besos

jg riobò said...

¿Segirá leyendo?

Belkis said...

Pues si, a veces nos quedamos estáticos más tiempo del que debemos. Tatatannnnnnnn, reacción, acción.
Besitos mi niña hermosa!!!!