Thursday, March 11, 2010

Hoy, como ayer, España recuerda su dolor.



Estas fotos las tomé yo y llevan el color del dolor y la ignominia. Estuve ahi presente en ese Santuario dos semanas después de producida esa muestra de barbarie. En realidad, no hay palabras que puedan expresar lo que se siente ante un hecho así de injustificable, intolerable, imperdonable.

Habían pasado ya dos semanas pero la gente seguía llegando a raudales para manifestar su dolor y su estupor. Estuve ahi presente y recogí su dolor y su estupor en mi corazón y en mi alma.

Hoy es un día que, como diría un amigo mio... los ríos de la memoria se ponen muy turbios.

23 comments:

moderato_Dos_josef said...

que tristeza Myr. Hoy es un día que siempre recordaré con la marca del dolor y la tristeza...
Un abrazo.

Pedro Ojeda Escudero. said...

Aquella tragedia quedará siempre en nuestros corazones.

Txema said...

la barbarie tiene nombre y apellidos, inductores y cómplices. Tiene actores y espectadores, víctimas y verdugos.

gracias por acordarte.

saludos

Natàlia Senmartí Tarragó said...

Myr, sentido homenaje, en el corazón nos quedó el estupor de ese día. Vi en Madrid el bello recuerdo levantado en Atocha, me quedé sin aliento. Hoy, mañana, siempre, hay que dnunciar la barbárie, los abusos, la manipulación política, el fanatismos, venga de donde venga.
De callar nada, nunca.
Besito doliente y cariñoso.

Merche Pallarés said...

Gracias por el recuerdo, querida Myr. Fue HORRIBLE. Aún hoy siento una pena por las víctimas, sus familiares y amigos... Besotes, M.

guillermo elt said...

Maldito el hombre que al hombre le procura algún mal.

Con el mismo sentimiento emotivo de tu post, te mando...
Besicos.

Manuel de la Rosa -tuccitano- said...

fue un suceso para no olvidar la crueldad del hombre. un abrazo

Fernando López Fernández said...

Buena entrada que nos recuerda uno de los días más duros y difícles de nuestra existencia.

un beso

FAYNA said...

Un atentado criminal que fulminó muchas vidas inocentes, como la mayoría de los actos terroristas, y que grabó a fuego en la mente y el corazón de todos un hecho injustificable y sin perdón de Dios.

Montserrat Sala said...

Este hecho siempre quedará en nuestro inconsciente. Su recuerdo golpeará la memoria colectiva de una época.
besos.

Asun said...

Todavía recuerdo el momento en que escuché la noticia a las 8:50 de la mañana de camino al trabajo y cómo se me quedó el cuerpo. Una sensación que fue en aumento según se iban dando más datos de la tragedia.
Fue algo terrible que nunca debería haber sucedido.

Un beso

la margarita mia said...

un dia que no se olvidará nunca, siempre estará presente, sobre todo a esas victimas y familiares de los fallecidos, es un recuerdo triste, pero que no debemos olvidar,saludos.

El Drac said...

Qué trsite reminiscencia, pero no debemos olvidar para que nunca vuelva a suceder. Un abrazo fuerte para todos

Angeles said...

Un día de dolor que viví en esta tierra, ojalá no se repita en ningún lugar.
Besos:)

ILUSION said...

Recuerdos que nunca se olvidaran!!!!!
Besitos y que tengas un lindo día!!!!

Cornelivs said...

Te leo en silencio y con respeto. Por las victimas.

Besos.

La Gata Coqueta said...

Gaviota quisiera ser
trazando siluetas
en el azul del cielo
tornasolado.

Para acercarte
las ilusiones cultivadas...
intentando que
este fin de semana
sea más brillante
que el anterior.

María del Carmen

Antonio said...

Mi homenaje a la victimas, mi desprecio más absoluto a los alienados verdugos que al amparo de no sé qué idea o religión se creen dueños de la vida ajena.
Besos

Belkis said...

El recuerdo y el dolor que nos produjo esa gran tragedia no se borrará nunca de nuestros corazones. Gracias por recordarlos Myr. Demuestras un gran corazón.
Besitos princesa

pancho said...

Ese día la muerte viajaba en un tren de cercanías. Como aquellos trenes de la muerte de la tragedia de tan triste recuerdo.

Paco Cuesta said...

Ha pasado el tiempo; hoy como ayer y como siempre me pregunto¡POR QUÉ!

Aldabra said...

NO AL TERRORISMO, A LA BARBARIE.
BIQUIÑOS.,

BIPOLAR said...

menos mal que el 11M no fui consciente del día en el que vivía. :(