Friday, April 24, 2009

Errar humanum est



Y esta frase la continuamos "y perdonar es divino!"

Tiene coherencia si nos detenemos a pensar lo dificil que es pedir perdón reconociendo que nos equivocamos en algo, ya que al hacerlo, estamos reconociendo nuestra humanidad en ello, admitiendo que no somos perfectos, que nos equivocamos y que herimos a otros. Lo bueno es tomar conciencia de ésto y rectificar.

Ahora, que pasa cuándo nos hieren a nosotros?
Ya nos es de por sí dificil cuando personas en nuestra cercanía lo hacen. Un acto dañino hacia nosotros, nos hace sentir injustamente atacados, vapuleados, indefensos y sorprendidos. Nos duele profundamente. Nos llena de sentimientos de rabia, impotencia, rencor, deseos de justicia y en el pe
or de los casos, cuando nos dejamos dominar por el rencor, de deseos de venganza.

Algunos de nosotros aprendemos a poner distancia, a no tomar el ataque como propio, sino por lo que es.... una cuestión del otro. Una cuestión, que pertenece al mundo interno insatisfecho del atacante y que por envidia o por celos lo despacha, hacia nosotros, que nos convertimos en receptáculo no solicitado del ataque. Algunos, podemos poner a ese ataque límites sanos. Frenarlo y al hacerlo, le estamos devolviendo al atacante su propia imagen reflejada en el espejo. Otros de nosotros, tendremos que preparar una estrategia de afrontamiento para estos casos. Podría ser algo tan sencillo, como tener un listado de respuestas ya pensadas para ello.

Y cuando el ataque viene de un ser muy cercano a nosotros?
Tan cercano como que es o fué integrante de nuestro núcleo familiar?
Eso duele mucho, mucho más. Porque no esperamos que las personas que más nos aman , también sean las que más daño nos hagan.... Estas son las heridas que más cuesta sanar. Heridas muy porfundas que cargamos toda nuestra vida.

En el proceso de autoconocimiento _y no voy a decir en el proceso terapéutico que requiere de la guia experta de un psicólogo, porque tanto nos pueden ayudar buenos libros, como maestros, como amigos o como guias espirituales.... no importa quien, cada uno eligirá su propio camino_ en ese proceso de autoconocimiento, perdonar y perdonar genuinamente, viene al final, como broche que corona la obra, después de un largo trabajo en el que fuimos asimilando nuestro dolor, en el que fuimos curando las heridas, liberando las emociones atascadas. Comprendiendo la situación, el porqué de las cosas, entendiendo que no fué nuestra culpa en algunas y en otras asumiendo la responsabilidad que eventualmente nos tocara. Aprendiendo a perdonarnos, también a nosotros mismos. Tiempo éste en el que nos vamos rearmando para poder superar la o las expreciencias traumáticas.

Sólo perdonando genuinamente, podemos conquistar la libertad interior.

Perdonar, no es olvidar. Lo que pasó, pasó. Perdonar sin embargo, nos liberará de la carga de sentimientos como el rencor, la ira, el dolor, que nos hacen daño y nos impiden conquistar la serenidad interior y la posibilidad de manifestar nuestra personalidad con toda su potencia.

21 comments:

Leni said...

Que cierto hay en tus palabras Myr.
Perdonar es una liberación .Imposible el olvido.
Pero si un pasar página.Y aprender de los errores.
Pedir perdón debería de ser algo fácil.
No es mas que reconocer que somos humanos.
Y es es bello.

Un beso grande ..
(Ya puedo comentar en este blog XD¡¡)

Cornelivs said...

Totalmente de acuerdo.

Además, perdonar es hasta una buena terapia, que impide que los malos humores del resentimiento se cuezan dentro durante años: pueden hacerte mas daño del que imaginas.

Un abrazo.

E-migrad@ said...

Completamente de acuerdo. Hay que aprender a perdonar, no por el otro, sino por nosotros mismos.

El no perdonar, el rencor, el deseo de venganza se transforman en lastres, agujeros negros que drenan nuestra energía vital, nuestra energía psíquica y pueden llegar a enfermarnos con el paso del tiempo.

Perdonar genuinamente hace que tengamos más ligera el alma.

Un beso, buen finde,

E-migrad@

Alodia said...

Muy ciertas tus palabras. Nos cuesta mucho perdonar y resulta tan liberador cuando lo hacemos. Muy buena tu entrada. Un abrazo grande y feliz fin de semana.

Angeles said...

Perdonar es la única vía de sanación, suele llevar mucho tiempo, algunas heridas, esas que vienen de personas tan cercanas y queridas son las que más cuestan y cuando al fin lo hacemos viene la segunda parte, perdonarnos a nosotros mismos. Todo un camino que es mejor recorrer de la mano de algún guía, tal cual como lo decís vos.
Besotes:))

Belkis said...

Muy de acuerdo Myr, perdonar no es olvidar, es recordar sin dolor, sin amargura, sin la herida abierta; perdonar es recordar sin andar cargando eso, sin respirar por la herida.
Perdonar es la poderosa afirmación de que las cosas malas no arruinarán nuestro presente.
El no perdonar significa que el agravio que han cometido contra nosotros es más importante que nosotros mismos y nos constituimos en esclavos de la ofensa. Ella y el dolor nos controlan.
Gracias por tan bellas reflexiones. Un besazo hermana gemela.

Graciela said...

esto me lo enseñó mi terapeuta, cuando sola fui a los 19 años...parece fácil decirlo, lleva un tiempo asimilarlo.
El me decía en aquellos años, que perdonando a mis padres, me perdonaría a mi misma...tengo anorexia y bulimia MYR desde los 12 años, según mis recuerdos.
luego de ese largo caminito, pude empezar a perdonarme...vinieron otros sinsabores por así llamarlos con otras personas cercanas como dices, he perdonado pero no olvidado...besitos!!

guillermo elt said...

Cierto. Perdonando de corazón, podemos experimentar la paz.

Pero tan importante es perdonar, como sentirse perdonado.

La transmitir el sentimiento de perdón es algo grande.

Besicos.

loose said...

Perdonar nos aleja del rencor, del resentimiento, nos acerca a la plenitud y nos hace crecer un poquito más.

Errar es de sabios, reconocerlo es humildad y perdonar, alejar el sufrimiento y acercarnos al encuentro con los demás.

Un besito.

ISABEL MIRALLES said...

Myr, me gusta lo que dices, pero no siempre da resultados. Me he pasado la vida perdonando hasta a los que no me lo han pedido. También he pedido perdón.


Pero no por eso he conseguido la paz interior; con el perdón debería ir implícito el olvido, pero amiga amiga, olvidar cuando te han hecho daño es imposible; es un poso no deseado que por mucho que lo intentes no lo puedes arrancar de ti. Ojalá fuera como una mancha que se va al lavarla.

Besos!

Roberto said...

Cuando una persona perdona, además de ayudar, en cierta manera, a quien la ofendió, se está ayudando a sí misma, porque se está deshaciendo de los sentimientos negativos y está recuperando el equilibrio y la paz interior.

Jorge Martin said...

perdonar és de sabios, caer varias veces en el mismo error es de necios y olvidar me seria imposible...nos leemos

≈ Estrellita ≈ said...

________$_$_$_$_$_$_
______$$____________$
______$_____________$$
____$________________§§
___$________$_______§§§§
__$_________$_____§§§§§§§§
_$_________$$____§§§§§§§§§§§
_$________$$;$__§§§§§§§§§§§§
_$_______$$;;$__§§§§§§§§§§§§§
_$______$$;;$$__§§§§§§♥§§§§§§
__$____$;;$$____§§§§§§♥§§§§§§
___$__$;$_______§§§§§§♥§§§§§§
____$$$________§§§§♥§§§§♥§§§§
_____$$_______§§§____§§____§§§
______$$_____§_______§________§
___$___$$ _ ______
___$$____$$ _____________
___$;$$___$$_________$
___$$;;;$$__$$_______$$
____$$;;;;;;;;$$$______$$$
_$___$$;;;;;;;;;$$____$$$$
_$$___$$;;;;;;;;$$___$$;;$$
_$$$____$$;;;;;$$_$$;;;;$$
_$$$$$____$$;$$$;;;;;;;$$
__$$$;;;;$$$_$$;$$;;;;;;$$
___$$$$;;;;;;;;;;$$$;;;;$$
______$$$;;;;;;;$$$;;$$
_______$$$;;;;;;;$$;;$
__________$$$$$$$
______________$$


Buenas noches reina cuanta verdad en esta entrada, espero estes muy bien amiga, yo de regreso a mi blog personal Estrellita, Solo Mi Sentir, vengo a visitarte y a dejarte mi saludo y mi deseo de que te encuentres bien, espero disfrutes de este domingo, un abrasito y cuidate mucho nos vemos.

María del Carmen said...

EL PERDÓN ES LA LIBERACIÓN DELSER.

PERDOANR ES AMAR.

TE INVITO A PASAR POR MIS BLOGS Y RETIRAR LOS REGALOS DEJADOS EN ELLOS.

UNA ROSA
UN CARIÑO Y MI PAZ
TE DEJO
MARYCARMEN
WWW.CUERPSOANOALMACALMA.BLOGSPOT.COM

Pedro Ojeda Escudero. said...

Qué necesario y qué difícil es el aprendizaje del perdón. Y el más difícil de todos: perdonarse a sí mismo...

Belkis said...

Myr, quiero que pases por mi blog y recibas el premio:"ANONIMOS CON EL AUTISMO".
El requisito es crear un vínculo al blog de la persona que te los concede.Elegir 7 personas merecedoras,cuando tu quieras y comunicárselo.
Te mereces todo mi afecto hermana.
Besitos del alma.

Isabel Romana said...

Estoy muy de acuerdo contigo. Es preciso perdonar, porque de lo contrario vamos siempre arrastrando amargura. En cuanto a las heridas de las personas cercanas... sin duda son las que más duelen, porque es donde hemos puesto más amor. Besitos.

Jan Puerta said...

Un amigo solía decirme que si uno comprende las acciones que nos perjudican nunca perderíamos el tiempo perdonando u odiando.
Un abrazo

Myr said...

HOLA TODOS:

Enlazo todos vuestros aportes, que agradezco de corazón, en una respuesta común pensada entre todos.

Como dices, LENI, pedir perdón debería ser algo facil, pero la mayoría de las veces requiere de esfuerzo y autoconciencia. No todos podemos registrar cuando hacemos daño a otra persona. A veces lo causamos en forma inintencional (no intencional) y en este caso, necesitamos que el receptor nos lo señale, para poder rectificar.

Perdonar el agravio como BELKIS dice, es importante para evitar que cueza el resentimiento y otras emociones que nos hacen daño, en palabras de CORNELIVS o nos hagan arrastrar amargura, como señala ISABEL ROMANA y ésto nos acerca como manifiesta LOOSE, a la humildad. Perdonar nos hace, en definitiva, más sabios como lo recalca JORGE MARTIN.

Cuando lo logramos obtenemos la paz y la liberación de la que ALODIA, ROBERTO, GUILLERMO, EMIGRAD@ y MARIA DEL CARMEN hablais y como dices ANGELES, el acto en sí mismo es una vía de sanación, para la que a veces mejor es recorrrerlo con un guia.

Perdonarnos a nosotros mismos, como lo señalais PEDRO OJEDA Y GRACIELA, es un aprendizaje necesario y muy dificil. Quizás el mas dificil de todos, porque para hacerlo debemos primero amarnos a nosotros mismos y ser compasivos con nuestra imperfecta humanidad. Ayuda saber que al reconocer nuestras debilidades, tambien podemos superlas, creciendo como personas, aprendiendo cada día de nuestros errores. Algo asi como aprender las causas, los porques de los que habla JAN PUERTA.

GUILLERMO nos dices que es importante también sentirnos perdonados, en este punto debo decir que, asi como no podemos esperar peras del olmo, tampoco podemos esperar del otro, que nos perdone (sólo desearlo). No, si este otro esta lleno de rencor, amargura, despecho, etc..... Para que él lo pueda hacer, debe su vez pasar por su propio proceso de toma de conciencia que lo llevará a a su propio autoconocimiento.

ISABEL MIRALLES: No, no es simple,no. Pero no imposible. A veces ayuda ir mas profundo con un especialista, a veces mejorar la comunicación. A veces quedan dejos de rencor en ese "no olvidar" que hay que poder soltar. Ojalá lo puedas lograr. Te lo deseo. Sabrás que lo has logrado cuando encuentres la paz interior que aún te está faltando. Besos.

ESTRELLITA: Gracias por tus lindas palabras. Besos

MARIA DEL CARMEN: Bienvenida a mi blog. Besos

JAN PUERTA: Bienvenido de regreso! Me alegro de volver a verte por aqui. Un abrazo


GRACIAS A TODOS POR VUESTROS COMENTARIOS Y GRACIAS POR ESTAR. ABRAZOS.

Graciela said...

gracias MYR!!!...sí que es difícil, de otra manera quizás estaría en otro mundo...mi compañero de ruta, así le llamo a mi Cristóbal (el nombre me causa gracia y cómo es él), trabajó mucho sobre el perdón y no tirar mi bronca sobre ellos...aunque de algo deberían enterarse, porque hasta el día de hoy no lo saben.
Agradezco haber trabajado en la salud, creo que eso me ayudo muchísimo...imagina en aquellos años hablar de anorexia y bulimia, si aún hoy se cree que es una enfermedad de niños y niñas tontas...besitos tesoro!!!

Myr said...

GRACIELA: Gracias!, besos y saludos a tu Cristobal!