Thursday, December 2, 2021

Este jueves, un relato: "Esclavitud", Piu avanti

 


 En el día internacional para la abolición de la esclavitud, celebrado desde 1949,  Convocatoria de Campirela sobre  "Esclavitud" desde su blog
en dónde encontrarán más relatos. 
 

 


Acabo de llegar de viaje y estoy muy cansada pero  no puedo resistirme a escribir sobre  el tema  que este jueves nos propone Campirela y más cuando cita a una persona,  maestro y poeta, cuya obra cayó en mis manos cuando era niña y que -bien dicen que la literatura libera- me ayudó,  entre otros factores, a poner en funcionamiento todos mis recursos internos,  juntando  fuerzas e inteligencia para escapar de casa de mi madre a los 13 años, pasar a manos de mis tutores legales y luego, a los 16 años conseguir mi emancipación jurídica y lograr, por fin, la libertad con toda la responsabilidad que esta conlleva. 



¡Piú avanti!

No te des por vencido, ni aun vencido,
no te sientas esclavo, ni aun esclavo;
trémulo de pavor, piénsate bravo,
y arremete feroz, ya mal herido.
Ten el tesón del clavo enmohecido
que ya viejo y ruin, vuelve a ser clavo;
no la cobarde intrepidez del pavo
que amaina su plumaje al primer ruido.
Procede como Dios que nunca llora;
o como Lucifer, que nunca reza;
o como el robledal, cuya grandeza
necesita del agua y no la implora...
¡Que muerda y vocifere vengadora,
ya rodando en el polvo, tu cabeza!

Almafuerte (Pedro Bonifacio Palacios) Argentina, 1854-1917


La esclavitud ha existido como fenómeno global desde la más remota antigüedad, en Sumeria, en Egipto, en  Grecia y Roma, en China, en el Imperio Otomano, en el Chibcha,  en el Inca, por ejemplo.      
 
Recordemos el horror de Séneca cuando  en Roma presenció una lucha  de los esclavos gladiadores: "Llego a casa más lleno de avaricia, más cruel e inhumano por que he estado entre seres humanos. Por casualidad a medio día asistí a una exhibición, esperando un poco de chistes, relajarme. Pero salió todo lo contrario. Estos peleadores de mediodía salen sin ningún tipo de armadura, se exponen sin defensa a los golpes, y ninguno golpea en vano. Por la mañana echan los hombres a los leones; al medio día los gladiadores a los espectadores. La multitud exige que el victorioso que ha matado a sus contrincantes encare al hombre que, a su vez, lo matará. Y al último victorioso lo reservan para otra masacre. Al hombre, sagrado para el hombre, lo matan por diversión y risas" (1).  

El Pater familias podía vender a su hijo como esclavo  (pero sólo hasta tres veces, según la ley romana). Los hijos recién nacidos no deseados no eran levantados en brazos  de su padre del podio en el que se los apoyaba frente al pueblo y  eran  -haciendo uso del Ius exponendi- abandonados ahí a la intemperie, al frio, a  ser devorados por animales salvajes,  a ser vendidos como esclavos o,  en la mejor de las suertes, a que alguien los adoptara. Muchos héroes mitológicos fueron adoptados por dioses así (2)
 
¿Nos horrorizamos?  No deberíamos.  La esclavitud sigue presente hoy -a pesar de haber sido abolida- bajo formas disfrazadas como la prostitución, trata de blancas -o simplemente- trata, el feminicidio,  el trabajo infantil, en los niños capturados e indoctrinados para la guerra etc.


 
 
 Notas:
 (1)  Séneca, citado por Momsen en "The history of Rome" T 3, Pag 233-238.
 (2) Por ejemplo:

Las imágenes han sido tomadas de la red 




24 comments:

Emilio Manuel said...

Hoy hay mucha esclavitud, que digo mucha, muchíiiiiisima, solo que es mas sutil, no se nota tanto, o sí, esclavitud son aquellos hombres y mujeres, que trabajan de sol a sol y no les llega para mantener a una familia, esclavitud es tener que irte de tu país y llegar a otro y que te miren malamente, esclavitud es dormir en la calle por no poder tener una vivienda digna. El capitalismo ha sido una de las causas de esta esclavitud, para que existan ricos no hay más remedio de que haya pobres, cuanto más pobres, los ricos son más ricos.

En fin, tema delicado.

Saludos

Campirela_ said...

Que bien lo has reflejado, el poema es divino deja bien claro que la esclavitud nunca hay que rendirse y plantarle cara.
Y tu resumen esta super bien logrado, me ha quedado mal cuerpo pensar esos bebés a la intemperie a la suerte de que alguien los adaptara o fueran devorados por anímales, eso es crueldad redoblada.Y¿les parece poco tres veces vender a un hijo?
Bueno Myriam gracias cielo por toda la información y por sumarte a la convocatoria. Un fuerte abrazo.

Tracy said...

El poema me ha encantado, con tu permiso me quedo con él.
Agradezco que también hayas mencionado a mi paisano que siempre en sus citas da razón de ser a aquello de que se está hablando.
Una entrada muy elaborada que que valoro como todas las tuyas.

Carlos Augusto Pereyra Martínez said...

Con un una estupenda introducción, los versos de Almafuerte, y luego tu texto, para demostrar que la esclavitud no es historia, sigue manifestándose bajo otras formas repugnantes como la prostitución. Un abrazo. Carlos

manouche said...

Il y aura toujours des hommes pour opprimer leurs "semblables"...

Cayetano said...

Siempre existió. Va cambiando sutilmente con los tiempos pero acecha en cada recodo de la historia. Un tema que hace reflexionar.
Un abrazo.

Ester said...

Parece que nunca acabaremos con la esclavitud, pero tampoco hay que rendirse, mientras se lucha te sientes menos atado. Los datos que nos das siempre ayudan a comprender mejor la situación, Un abrazuco

Noelia Cano said...

Qué texto tan bien fundamentado e hilado, toda la razón a ese final.
Un abrazo.

Neogeminis Mónica Frau said...

Me han estremecido cada una de tus palabras. Las de Almafuerte vienen sonando en mi memoria desde muy niña. Un fuerte abrazo. P.d la historia de tu temprana emancipación me llega muy hondo

Flor. said...

Hola Myriam , un buen relato
con poema incluido , un tema que hay que reflexionar
y si se pude entre todos erradicar este gran problema m saludos de flor.

Alfred said...

Una lacra de la humanidad que no está erradcada del todo.

Un abrazo.

José Luis Asensi said...

Un texto muy bien documentado e hilado, con una poesía que anima a no rendirse.
Tremendas aquellas costumbres o acciones de "personas" contra personas.
La esclavitud existe bajo muchas y diversas facetas, lamentablemente. Las guerras donde obligan a la gente a combatir por no se sabe qué causa es otra manera de esclavizar.
Un abrazo.

María said...

Que buena entrada sobre la esclavitud, mi querida Myr ni tu cansancio del viaje ha impedido hacerte una entrada tan buena.

Besos enormes.

Gustab said...

La esclavitud nace y muere con el hombre. Triste desenlace ...

Myriam said...

AMIGOS QUERIDOS: mil gracias por vuestra presencia y comentarios. Abrazos a todos y a cada uno.

Esther said...

Hola Myriam, tu testimonio me llena de admiración y me inspira. Muchas gracias. Magnífico el poema como lo es también tu texto, que nos muestra de una manera muy clara lo arraigado que está el problema. Claro que hay esclavitud hoy en día, me duelen todas, pero la de los niños, especialmente.

Un abrazo grande.

rodolfo said...

Buen trabajo de recopilación e imparcialidad. El tema es propenso a la polémica. Hoy en día se leen ventas de niñas para poder comer el resto de la familia. Es horroroso Un abrazo

Dafne Sinedie said...

Hola, Myriam
Simplemente con tu introducción, cuando hablas de tu situación personal, me dejas de piedra. Es verdad que la esclavitud siempre ha existido, pero creo que es importante horrorizarnos para luchar y no perpetuarla.
Un besazo

Berta Martín de la Parte said...

Así es la vida, así somos, unos desconocidos para los demás. Cada uno con su historia .

Me gusta como presentas el tema. Una mezcla de frases , una mezcla de tiempos, una mezcla de situaciones.

Te mando un abrazo con la seguridad de que eres una mujer libre...

Feliz fin de semana.

Bertha said...

Y, la más triste como comentas en ese apartado que seres de tu propia sangre te coaccionen la libertad.Supo con inteligencia aprovechar su momento par poder ser libre.

Pues bienvenida estimada Myr : tienes razón es un tema que aunque es otro tipo de esclavitud aun por desgracia por la avaricia y codicia de unos esclavizan muchos pueblos.

Besos

Myriam said...

Nuevamente, muchísimas gracias a todos y a cada uno.

Besos y abrazos a repartir.

Myriam said...

¡Buena semana!

Gabiliante said...

Magnífico el poema, sobre todo el final. Me resulta curioso, en este caso lo de Seneca. La normalidad romana que nos describes —sin duda apoyada por la ley— así como los espectáculos, eran aceptados y jaleados por todos. La mentalidad de la época (que va variando a través del tiempo) consideraba aquello normal , y entiendo que no había mala conciencia ni remordimientos. ¿ era séneca un adelantado? Había más gente que consideraba aquello malo? Me sorprende más el punto de vista de séneca que todo es espectáculo circundante, aplicando la lógica y valores de la época.
Como siempre Míriam nos ilustras y aluumbras.
Y más que el punto de vista de Séneca, tu peripecia infantil, no sé si relacionada con la esclavitud, pero din duda sí con la rebelión
Abrazoo y besosss myr

Mari Carmen Polo Soler said...

Así es, Myriam, la esclavitud diríase que ha existido siempre y que nunca terminará, simplemente se actualiza.
Gracias por tu testimonio, por el poema y toda la información que nos aportas. Eres un lujo :)
Un abrazo grande.