Thursday, July 15, 2021

Este jueves, un relato: "Lo inexplicable", extrañas coincidencias

 

Convocatoria  e imagen de Dorotea desde su blog Lazos y Raíces
con el tema de "lo inexplicable" (Más relatos en su casa)
 
Siempre dije que la vida está llena de extrañas coincidencias que no se pueden explicar. Sólo hay que estar atento para observarlas. Pequeñas cosas que para ojos apurados pasarían desapercibidas, pero que  sí suceden  en nuestro mundo. ¿Qué posibilidades hay de que   cada tantos años tu madre se pierda tu cumpleaños porque ese día está de parto con un hermano tuyo y eso repetido cinco veces? Pues sí, una posibilidad  en casi 17.8 mil millones, pero  eso le  ocurrió a la familia Cummings de Clintwood,  Virginia,  EEUU. Para ellos, según consta en el Libro de Records de Guiness de 1977 la fecha mágica es el 20 de febrero pero de distintos años: Catherine  nac. en  1952, Carol en 1953, Charles en 1956, Claudia en  1961 y Cecilia en 1966. Aquí los ven en la foto:

 Foto publicada aquí

 5 Hijos de Ralph y Carolyn Cummings
nacidos el 20 de febrero pero de distinto año.


¿O  cómo puede explicarse que en la primavera de 1975 en Detroit, EEUU,  un bebé cayera desde la altura de 14 pisos  sobre el señor Joseph Figlock, transeúnte ocasional, y un año después en el mismo lugar le cayera al mismo señor otro bebé encima? (Todos los implicados sobrevivieron)  Según consta en"El libro  de los hechos insólitos" de 367 pág. escrito por Gregorio Doval.

Y aquí una de barcos (También recogida en el libro  antes nombrado): El 5 de Diciembre de 1664 se hundió un barco en el estrecho de Menay, en la costa Norte de Gales, GB, muriendo 82 pasajeros embarcados  menos uno llamado Hugh Williams. El 5 de Diciembre  de 1785  otro barco se hundió allí pereciendo los 60 pasajeros menos uno, llamado también  Hugh Williams. El 5 de Agosto  1860, el hundimiento de un tercer barco provocaba  la muerte de 25 pasajeros  y un único sobreviviente. ¿Adivinan su nombre? Pues, sí ¡Hugh Williams!

Cuando  recorría mundo  utilizando distintos medios de transporte a los 17 años, específicamente Colombia, (el bello  país en el que nací pero en dónde desde los 3 años en adelante no crecí y decididamente quería conocer a fondo), me quedaba un último tramo de 10 horas en autobús por carretera de montaña desde Bogotá a Cali, donde residía mi padre argentino. Cuando debía  salir hacia la Estación porque se acercaba la hora de partida, una enorme angustia me apretó, literalmente,  el pecho,  y llorando a moco tendido le dije a la madre de la amiga en cuya casa me hospedaba "¡no me subo a ese autobús!" "¡no, no!" "¡no puedo, no quiero!".  Su madre me respondió, lo recuerdo con mucha nitidez, "si te sientes así no viajes. Pídele a tu padre que te envíe un pasaje de avión". Y eso hice.  Por eso sobreviví, porque todos los pasajeros que utilizaron sus boletos ese fatídico viernes fallecieron  cuando el autobús derrapó y cayó al vacío dando tumbos (y curiosamente, mismo día de la semana en el que yo nací). 

Coincidencias,  premoniciones, hechos insólitos. La incertidumbre nos agobia,  queremos controlarlo todo pero no somos conscientes de las infinitas posibilidades que se abren en el Universo y que sin que entendamos el porqué ni el cómo, nos pueden tocar con un milagro o una tragedia.  Salir de  lo mundano y burdo a un plano más sutil, puede que ayude. 



 
 

24 comments:

manouche said...

Hasards et coïncidences ?????

Emilio Manuel said...

Pues, no se que decir. tanta coincidencia me pone los pelos de punta.

Un abrazo.

Albada Dos said...

Jolines, el azar es caprichoso, pero tanta coincidencia es realmente extraño.

Un abrazo

Roxana B. Rodriguez said...

Cuando tiene que ser, no hay fuerza que lo detenga. Mira que cosas, especialmente lo último, mi madre tenía un sexto sentido para eso y cuando se le metía algo en la cabeza ¡Anda! Pero siempre pasaba. Me encantan este tipo de cosas que parecen imposibles, pero suceden.

¡Un abrazo!

Campirela_ said...

Es increíble el testimonio de los cinco hijos me ha dejado loca, y tu experiencia es asombrosa. Siempre se dice que las cosas pasan por algún motivo y de hecho así es. El destino a veces es caprichoso. Me gusto leerte. Un fuerte abrazo.

Alfred said...

Parece una cosa de película.

Abrazos.

Mari Carmen Polo said...

Creo que todos hemos pasado por esas 'coincidencias' en algún momento de la vida. A mí me ha ocurrido pensar en una persona, a la que hacía siglos que no veía, y al salir a la calle, encontrártela. ¿Cómo era posible? No sé, pero lo fue. Y aún no salgo de mi asombro.

Buen jueves :)
Un abrazo

Charly said...

Sin lugar a dudas hechos inexplicables y asombrosos, alguna fuerza tendrá nuestra mente en ellos.
Un placer leerte
Besos

Dorotea said...

Records de todo tipo, espontáneos y sin forzar aunque se hayan recogido en libros como el Guinness. Coincidencias inexplicables y de eso se trataba. Gracias por tu aportación y un abrazo

Franconetti said...

Hay coincidencias en la vida que se repiten. Curiosidades del destino.
Buena entrada.

Un abrazo.

Neogeminis Mónica Frau said...

Guau! He quedado pasmada ante tantas extraordinarias coincidencias, Myriam. Siempre aprendo y me asombro en tu blog. Muchas gracias 😃🤗🤗

José Luis Asensi said...

Un buen relato que nos ha ilustrado sobre casos extraños, construido sobre "coincidencias" reales.
Creemos ser eternos y tenemos una fecha de caducidad. Y lo peor, nos anguctiamos continuamente por querer que todo sea como queremos y no controlamos nada. Coincidencias? Avisos desde no se sabe dónde?...
Muy bueno, me ha gustado.
Para reflexionar.
Abrazos.

Siby said...



Asi dicen que son las
coincidencias, cuando algo
tiene que suceder pasa
de cualquier forma, esta escrito,
muy interesante.

Besitos dulces

Siby

Gabiliante said...

Tu anécdota es fuerte, y mas porque nos afectaría a todos los que leemos esto, ñpero lo del tío que le cayeron dos bebés en el mismo sitio, es de traca. Hay quien dice que las coincidencias no existen (en las series policiacas sale mucho). Jaja
Besoss, Myriam
.

Esther said...

Myriam, qué experiencia tan extraordinaria, siempre he pensado que la vida es y está llena de misterios, y de coincidencias, por ejemplo yo siempre digo que en mi en mi primer cumpleaños mi mamá me regaló un hermanito. Emocionante tu relato. Besos y feliz fin de semana.

Myriam said...

HOLA a TODOS: Mil gracias por vuestros generosos comentarios. Me gustaría responderlos individualmente, pero ando a contra reloj y con 32 grados centígrados de calor.

Abrazos a todos a cada uno.

El Demiurgo de Hurlingham said...

Que datos tan asombrosos en cuanto a a coincidencia.
Y lo que contás es comparable a algún episodio de La dimensión desconocida.
Que asombroso.

Besos.

Carlos Augusto Pereyra Martínez said...

Hay eventos en la vida que se salen del control, y por otra parte resultan inexplicables racionalmente. Hay una especie de realismo mágico, en el mismo tenor de la literatura del maestro, Gabriel García Márquez. Especulo que hay resorte que se desarticula dentro del mismo campo del engranaje de realidad. Ah¡, impactante el caso premonitorio tuyo. Un abrazo. Carlos

Beauséant said...

Somos mucha gente haciendo muchas cosas, las posibilidades son infinitas

Eso o que los guionistas de vez en cuando nos hacen guiños para ver si estamos atentos ;)

Pensando en Haiku, Karin Rosenkranz said...

Coincidencias? Todas me parecen increíbles, hay que escuchar y seguir la intuición. Y como bien decís estar presente en cada momento porque todo puede suceder y por algo pasa.
Me encanto conocer estas historias.
La familia que cumple años el mismo día es muy práctico a la hora de celebrar fiestas.
Saludos

Rita Turza said...

Maravillosas coincidencias... siempre he creído que no existen, que todo sucede por alguna razón.

Siempre es un placer leerte mi querida Myriam.

Un abrazo enorme lleno de cariño.

Katy said...

La vida está llena de casualidades. Un abrazo y feliz verano😘

Gustavo Figueroa Velásquez said...

Mi querida Myriam, estas coincidencias que se pueden sumar a tantas otras que a diario se suceden en este mundo que habitamos nos hacen pensar en que el mundo nos ofrece su hermosura y sus misterios, su "realismo mágico" y a nosotros nos queda la posibilidad del asombro o del estupor.
Estupenda entrada admirada amiga mía y espero que tus vacaciones estén ya muy cerca; yo ya empecé las mías y me voy para Alemania.
Te dejo un beso y un abrazo.

Colotordoc said...

Excelente Myriam.
Cosas que pasan. También a nosotros, solo que quedan en el anonimato

Besote guapa