Monday, May 28, 2018

Casi una paradoja








Esta es la entrada de mi blog Nro 1331, curiosa  cifra.



Nota: La paradoja me gustó tanto que se la robé a Marí Carmen García Franconetti (gracias)





21 comments:

Emilio Manuel said...

Son las ocho y poco de la mañana, aún no estoy despierto para resolver o pensar sobre este tipo de dilemas, pero juntar amor y muerte, no cazan.

Un abrazo.

manouche said...

Saliendo del mar....

Ester said...

A ella le comenté, el amor amaría hasta la muerte, pero ha merecido la pena leer el principio para elegir el final. Un abrazo grande

Campirela_ said...

Imagino que cuando se abrazan esos dos sentimientos y creemos que hay una vida espiritual después de esta terrenal seguirán unidos y sino crees en ello , amarás hasta que la otra parte se vaya con la muerte.
Un buen pensamiento para ver y sentir ese sentimiento.
Un abrazo en este último lunes del mes de Mayo.

Cayetano Gea said...

Quién sabe. Mejor no llegar a probarlo. Por si acaso.
Un abrazo, Myriam.

Sylvia said...

Un trabalenguas me parece a mí jajaja pero no me gusta mezclar la palabra muerte con nada... no se por si acaso no se saca buena conclusión a la paradoja
Bss:)

Genín said...

Pues yo pensé en Romeo y Julieta... :)
Besos y salud

Ambar said...

Me encanta la escultura, tiene unas lineas simples y muy bellas. ¿Quién es el autor?.
Besos

Rafa Hernández said...

Le dejé en su día el comentario a la amiga Mari Carmen, y le dije que como frase o cita me parece muy buena, pero con la muerte se acabó todo; hasta el amor más grande e intenso que se haya vivido. Cuando la muerte toma cartas en el asunto; todo lo demás se va al carajo. La escultura la veo muy rara, pero vamos no entiendo de arte, y no llego a calibrar o a entender su significado.

Besos Myriam.

Manuel López Paz said...

Una dicotomía interesante, que quizás la practicamos sin darnos cuenta.

Besote guapa

Chelo said...

Tenía leía la paradoja y nunca supe qué pensar. Supongo que la muerte es más poderosa que el amor...
Besos, Myriam.

emejota said...

Opino como Manuel, pero a título personal me consta que dichos términos implican cuestiones diferentes para cada cual y dicho cada cual está mediatizado por una combinatoria cultural/genetica/circunstancial.
Al margen de mi rollo la imagen es muy linda!

Tracy said...

¡Un número capicúa!
Una escultura preciosa tengo una muy parecida, se me rompió, pero ahí sigue. Es muy importante para mí.
Besos

doctorvitamorte said...

Viene la vida

Javier Rodríguez Albuquerque said...

Me recuerdas la canción de Sabina: CONTIGO. Una de las estrofas dice:

Y morirme contigo si te matas
y matarme contigo si te mueres
porque el amor cuando no muere mata
porque amores que matan nunca mueren.

No es lo mismo, pero me lo ha recordado.
Musu hando bat.

Mari-Pi-R said...

Pues es para meditar, cuando esté en el otro mundo ya te contaré.
Un abrazo.

Pedro Ojeda Escudero said...

De esas paradojas sale uno siempre cortando el nudo...
Besos.

Kasioles said...

Si la muerte fuese capaz de enamorarse, estoy convencida de que desistiría en su empeño, respetaría al amor.
Si el amor es tan profundo que se apodera del alma, entonces logrará la eternidad.
De todas formas, me tienes aquí, filosofando y pisando un terreno de arenas movedizas. ¡Muy difícil me lo has puesto!
Cariños y buena semana.
kasioles

Rita Turza said...

La muerte forma parte de la vida, como el amor. Una paradoja tan bella como real.

Un fuerte abrazo querida Myriam.

Jose said...

Esas paradojas son un poco difíciles de asimilar.

Un saludo

Prunus said...

La vida, Myr, la vida....eso pasa.