Friday, February 16, 2018

Síndrome de nido vacío y fin de las celebraciones


¡Se han ido mis amores de regreso a Argentina y a Suecia!, poniendo de esta manera fin a las celebraciones por mi cumpleaños, paso a la secentena-más-2,  e ingreso al mundo -o categoría- "Senior" porque viejos, decía mi abuelito materno, son los trapos, y como aquí entramos  a la "Guil zahav" que significa a la "edad de oro" y oro tengo en "la montaña dorada" de mi apellido -porque eso es lo que significa "Goldenberg"- y como mi segundo nombre es "Estrella" (un nombre presente tanto en la rama paterna como en la materna de mi familia)  dejemos que  nombre y apellido brillen diciendo desde el fondo de mi corazón: “mil gracias" a todos los familiares y amigos que estuvieron presencial, espiritual o virtualmente conmigo.

Ha sido extraordinario y la pasamos genial.   Además   de las reuniones familiares, paseamos por el Parque HaYarkón, el puerto de Tel Aviv, Jafa, Jerusalén, el Kibbutz Magaan Mijaél, Caesarea, (la que fuera capital del Imperio Romano en la Pcia de  Judea) con su anfiteatro y acueducto;  el Instituto líder en investigación y  tecnología agropecuaria Vulcani en Rishon Le Tsion, la ciudad en que nació mi abuelo paterno  cuando Israel era parte del Imperio Otomano.  El nido queda vacío y a la espera de que vuelva a llenarse.

 
Abrazos a todos




21 comments:

Javier Rodríguez Albuquerque said...

Me da la sensación de que tú nunca tienes el nido vacío. :-)
Musu handi bat.

Cayetano Gea said...

Y el año que viene, más.
Un abrazo, Myriam.

Marisa Abad said...

Creo que no eres persona de tener el nido vacio 😀😀😀
Un fuerte abrazo.

manouche said...

Eres una muy sympatica ...Estrella !

Ester said...

Cuando se van y nos queda el vacío de sus voces, sus ¡buenos días! y la satisfacción de haberlos disfrutado, tenemos que sopesar que tenemos que aceptar la despedida a cambio del tiempo compartido. Una entrada preciosa. Abrazo

Ambar said...

Una estrella en la montaña dorada. Que bonito Myriam.
Lo único bueno que tiene ver que el nido se vacía es que empieza la ilusión de volver a llenarlo.
Besos

Genín said...

Si te descuidas y sigues celebrando, empalmas con el cumpleaños siguiente... jjaja
Besos y salud

Abejita de la Vega said...

Doblemente dorada, hermoso.
Un poco de tranquilidad también viene bien...de vez en cuando.
Un abrazo, Myriam.

Neogéminis Mónica Frau said...

Me alegra saber que lo has pasado tan bien!
Beso grande
(el sindrome de nido vacío...pronto lo tendré que afrontar! ayyyyyy)

Tracy said...

Sé perfectamente cómo te sientes, ese Síndrome me acompaña muy a menudo.
Un beso muy fuerte y mi comprensión.
Todo pasa en esta vida.

Rita Turza said...

He disfrutado mucho viajando contigo, querida Myriam.

Buen viaje de regreso.

Myriam said...

¡¡Gracias, mis amigos queridos!!

Kasioles said...

Lo del nido vacío es relativo, vacío puede estar el mío, aquellos que lo ocupaban se han ido, pero para no volver, yo sólo vivo enamorada de recuerdos.
Pero tú, amiga mía, sabes que los tienes y que no tardando volverán a regresar para llenarte de abrazos y cariños.
Hoy quisiera enviarte un ramillete de flores para que adornen tu casa y te sientas como una primavera en flor,es una forma de felicitarte por tu cumpleaños.Te deseo que sigas cumpliendo muchos más.
Cariños.
kasioles

Mari-Pi-R said...

El nido sigue lleno con los buenos recuerdos de estos días.
Me alegro que lo hayas disfrutado con los tuyos y hayáis podido salir a estos lugares tan bonitos.
Un abrazo.

Manuel López Paz said...

El nido está para eso guapa, para que vengan a llenarlo con su cariño y luego dejarlo, para tener ganas de más.

Seguro que sabrás como llenarlo.

Besote guapa

Neuriwoman. said...

El nido vacío y el corazón pletórico de haberles tenido contigo sabiendo cuanto te quieren. Muchas felicidades por tu cumpleaños 🎂 Con tu permiso me quedo por tu casa virtual y decirte también que leyendo otras entradas más antiguas me ha resultado muy grato encontrar en caminantes2 una foto del Palmeral de la Sorpresa en Malaga, mi ciudad 😘😘

Bertha said...

Pués que no se apage esta estrella y que siga brillando muchos años como el noble material"oro".

Besos y ya estoy esperando el siguiente:)

Rafa Hernández said...

Bueno lo principal es que lo habéis disfrutado y pasado bien; y vaya viaje. El nido queda vacío, pero sabes que siempre sigue ahí, para cuando regresen.

Besos Myriam.

Chelo said...

La vida sigue, aunque quede el nido vacío.
Preciosa la explicación de tu apellido y tienes un nombre precioso al completo.
Besos, Myriam Estrella ;-)

Ele Bergón said...

No creo que tú tengas el síndrome del nido vacío porque de una forma o de otras siempre el nido lo tienes lleno.Un poco de nostalgia, sí, eso no te lo niego.

He visto algún caso de este síndrome y nada que ver contigo.

Sigue disfrutando de todo y de todos

Besos

Pedro Ojeda Escudero said...

Lo bueno de leer esto ahora es que las próximas vacaciones están muy cerca...
Besos.