Saturday, February 24, 2018

Caminantes 3

¿Puede un hueco llenarse?



16 comments:

Cayetano Gea said...

De hecho una estupenda profesión para el futuro será la de fabricante de agujeros para regaderas.
Un abrazo, Myriam.

Emilio Manuel said...

Los huecos se hacen precisamente para llenarlos.

Un abrazo.

manouche said...

Es la Puerta de las Estrellas ?

Ester said...

Un profesor, delante de su clase de Filosofía y sin decir palabra, tomó un frasco grande y vacío de mayonesa y procedió a llenarlo con pelotas de golf.
Luego le preguntó a sus estudiantes si el frasco estaba lleno. Los estudiantes estuvieron de acuerdo en decir que sí.
Así que el profesor tomo una caja llena de canicas y la vació dentro del frasco de mayonesa. Las canicas llenaron los espacios vacíos entre las pelotas de golf. El profesor volvió a preguntar a los estudiantes si el frasco estaba lleno, ellos volvieron a decir que sí.
Luego el profesor tomó una caja con arena y la vació dentro del frasco. Por supuesto, la arena lleno todos los espacios vacíos, así que el profesor pregunto nuevamente si el frasco estaba lleno. En esta ocasión los estudiantes respondieron con un ‘sí’ unánime.
El profesor enseguida agrego dos tazas de café al contenido del frasco y efectivamente llenó todos los espacios vacíos entre la arena. Los estudiantes reían en esta ocasión. Cuando la risa se apagaba, el profesor dijo:
QUIERO QUE SE DEN CUENTA QUE ESTE FRASCO REPRESENTA LA VIDA. Las pelotas de golf son las cosas importantes, como la familia, los hijos, la salud, los amigos, todo lo que te apasiona. Son cosas, que aún si todo lo demás lo perdiéramos y solo éstas quedaran, nuestras vidas aún estarían llenas.
Las canicas son las otras cosas que importan, como el trabajo, la casa, el auto, etc.
La arena es todo lo demás, las pequeñas cosas.
Si llenamos de arena todo el frasco, no habría espacio para las canicas ni para las pelotas de golf. Lo mismo ocurre con la vida. Si gastamos todo nuestro tiempo y energía en las cosas pequeñas, nunca tendremos lugar para las cosas realmente importantes.
Presta atención a las cosas que son cruciales para tu felicidad: juega con tus hijos, tomate tiempo para ir al médico, ve con tu pareja a cenar, practica tu deporte o afición favorita, …
Siempre habrá tiempo para limpiar la casa y reparar la llave del agua. Ocúpate de las pelotas de golf primero, de las cosas que realmente importan y establece tus prioridades, el resto es solo arena.
Uno de los estudiantes levantó la mano y pregunto que representaba el café.
El profesor sonrió y dijo: ‘Que bueno que lo preguntas… Sólo es para demostrarles, que no importa cuan ocupada tu vida pueda parecer, siempre hay lugar para un par de tazas de café con un amigo”

Disculpa el abuso de espacio ¿Un café?

Gustavo Figueroa Velásquez said...

Jajajaja, buena pregunta mi querida Myriam. En principio todos los huecos, sin importar qué hueco, se puede llenar, me refiero a los huecos físicos...pero, quizá, otra cosa nos podría decir, por ejemplo, Einstein, por aquello de la relatividad.
Te dejo un gran abrazo.
Trevlig helg!

Manuel López Paz said...

Lo que hace el hueco, luego se rellena con lo que viene...

Besote guapa

Rafa Hernández said...

Conviene llenar los huecos, pero otros hay que dejarlos tal cual para que corra el aire.

Besos Myriam.

Javier Rodríguez Albuquerque said...

Mayormente depende de las personas :-)
Musu handi bat.

Ambar said...

No siempre Myriam, no siempre.
Besos

Genín said...

Totalmente... :)
Besos y salud

Tracy said...

Depende del hueco que se trate, hay huecos imposibles de llenar.

Belkis said...

Los huecos siempre se pueden llenar, si se quiere. Los del alma a veces cuestan algo mas, pero cuan gratificante es cuando se encuentra la medida justa para colmarlos. Un abrazo muy grande mi querida Myr.

Maripaz said...

Depende de los huecos. Hay alguno que no se llena jamás...
Me hice la misma foto en el mismo lugar estas Navidades.
Besos

Paco Cuesta said...

Están a la espera de que la esencia adecuada los complete.
Besos

Ele Bergón said...

La mayoría si pueden llenarse, pero hay otros... cuesta hacerlo, como la muerte de mi padre cuando yo tenía 15 años, eso es un hueco que nunca llenaré.

Besos

Pedro Ojeda Escudero said...

¿Y si lo que diera significado a la vida fuera ese hueco?
Besos.